Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del Estado de Sinaloa.

Le agradezco sus palabras de bienvenida, su mensaje, la calidez con la que invariablemente nos ha recibido en esta tierra amable y generosa de Sinaloa.

Le agradezco, además, la invariable disposición que su Gobierno ha tenido para que sumemos esfuerzos, para que tengamos una mayor coordinación el Gobierno de la República y el gobierno estatal.

Y podamos atender los diferentes temas, desafíos, necesidades que los sinaloenses tienen.

Me da mucho gusto saludarle, insisto, agradezco esta anfitrionía.

Y al saludarle, también, quiero reconocer la presencia de los Poderes del Estado de Sinaloa.

De las autoridades militares.

Y también de distinguidos invitados que hoy nos acompañan.

A mí me da mucho gusto que aquí está David López, quien es sinaloense, pocas veces ocupa el presídium. Él es el Coordinador de Prensa, pocas veces tiene lugar en el presídium, pero me hace favor de apoyar.

Y creo que cada vez que viene, señor Gobernador, aquí, los políticos sinaloenses se inquietan mucho, pero no hay razón para ello.

No debe haber razón, porque David está en lo suyo, trabajando en la Comunicación Social y apoyando al Presidente de la República.

Pero nunca mates esperanza alguna, mi queridísimo Gobernador.

Aquí están Secretarios del Gobierno de la República.

El Director de la CONAGUA.

Nuestros Delegados Federales.

El señor Presidente Municipal de Mazatlán. Le agradezco, señor Presidente, también, su hospitalidad.

Autoridades del orden estatal, del orden municipal o de los órdenes municipales.

Legisladores Federales.

Locales.

Y esta representación de la sociedad sinaloense, particularmente, de Mazatlán, de Culiacán, que hoy nos acompañan en este espacio reducido, pero cálido y que yo agradezco de verdad estas muestras de afecto que tienen para con su servidor.

Y señor Gobernador, no es una visita de paso. Es una oportunidad solamente de reafirmar el compromiso que tiene el Gobierno de la República para trabajar al lado de los sinaloenses, de trabajar con su gobierno constituido.

Y de seguir impulsando el desarrollo, el progreso y condiciones de bienestar para los habitantes de Sinaloa.

Venimos, efectivamente, el día de ayer de hacer una gira de trabajo intensa por el Estado de Sonora, estado vecino de Sinaloa, en donde inauguramos varias obras de infraestructura carretera y que, como bien lo ha señalado el señor Gobernador, están en Sonora, son para los sonorenses pero, sin duda, son vías de comunicación que vienen a promover una mejor conectividad y competitividad de toda la zona Noroeste de nuestro país, y eso incluye a Sinaloa.

Los productos, las personas que transiten hacia el Norte de nuestro país, a la frontera Norte, al comercio hacia Norteamérica, van a transitar por estas vías de comunicación.

Ayer anuncié la modernización de una carretera, que si bien impacta al estado de Sonora, impacta de manera muy significativa el desarrollo y la conectividad del estado de Sinaloa, que es la carretera que irá, o que va ya, pero que ahora habrá de modernizarse, ampliarse, de Don a Nogales, y que tiene una longitud de más de 670 kilómetros.

Fue el compromiso que el día de ayer hice, y que deberá tomarnos dos a tres años la conclusión de esta obra, que es parte del compromiso del Gobierno de la República y que, sin duda, beneficia al Estado de Sinaloa.

Pero, al mismo tiempo y en congruencia con lo que el día de ayer celebramos, que fue el Día de la Madre Tierra, señor Secretario de Medio Ambiente, es un evento que no puede quedar aislado, y que debe acompañarse de varias acciones y esfuerzos, precisamente, para impulsar la sustentabilidad de nuestro país, que significa lograr la convivencia armónica, el crecimiento y desarrollo económico pero, también, hacerlo con respeto al medio ambiente.

El día de ayer recorrimos, allá, en aquél estado de Sonora, una belleza natural que es patrimonio de México, Patrimonio de la Humanidad, y hoy aquí estamos entregando obras muy importantes para Sinaloa, que acreditan el respeto que Sinaloa tiene para con el medio ambiente.

Y que estamos entregando dos obras de relevancia, que son estas plantas de tratamiento que, estoy seguro, a veces se quisieran inaugurar a distancia, como la que inauguramos en Culiacán, y ustedes suponen por qué. Por lo que por sí mismo habla.

Pero estas obras permiten, precisamente, tratar el agua, ya no doy mayor explicación sobre el tema, creo que el Director de CONAGUA nos ha dado una amplia lección de por qué es importante tener plantas de tratamiento; sea para descargas limpias al agua, al mar o a otros vasos de agua; sea para reúso, sea para uso industrial, sea para riego, cualquiera que sea el destino del agua tratada, es actuar con responsabilidad en el tratamiento de aguas residuales.

Pero aquí hay algo muy importante, señor Director de CONAGUA, y ésta es la instrucción que hoy le quiero encargar; precisamente, en la revisión que estamos haciendo del marco normativo para la administración del recurso hídrico del país, debemos considerar los mecanismos que aseguren que las plantas de tratamiento de agua que hay aquí, en Sinaloa, y en todo el país, tengan viabilidad para su buen uso, su buena operación y que realmente cumplan con el objetivo para el que son construidas.

Porque ocurre que muchas veces inauguramos este tipo de plantas, no es el caso ni de Mazatlán, ni de Culiacán, ni de Sinaloa, pero sí pasa en otras entidades y en algunos municipios especialmente, que muchas de estas obras dejan de operar porque el costo de operación es inviable o simplemente porque no hay una adecuada administración.

Lo que tenemos que asegurar, a través de mecanismos legales que nos permitan ahora impulsar en la revisión que hagamos de la Ley de Aguas de nuestro país, es precisamente la debida operación, entre otros aspectos, de las plantas de tratamiento que hay en el país y que realmente nos convirtamos en un país referente y modelo del respeto que hacemos a nuestro medio ambiente.

Yo quiero felicitar a Sinaloa, señor Gobernador, porque con estas plantas, las que hoy estamos inaugurando, a distancia en Culiacán y esta de El Crestón aquí, en Mazatlán, estas dos ciudades, como lo apreciamos en el video, se convierten en dos ciudades que tratan al 100 por ciento sus aguas residuales.

Felicidades a los sinaloenses por su compromiso con el respeto al medio ambiente.

Y déjenme, para que no sea de paso, señor Gobernador, para que realmente acreditemos que aquí está el Gobierno trabajando.

Hay obras que seguimos en proceso de construcción. Está el Libramiento de Mazatlán, que es una obra muy importante, con una inversión de más de mil millones de pesos, que está en proceso.

Vamos a modernizar la carretera, precisamente, interregional entre Sinaloa y Chihuahua, más bien lo que es Culiacán a Parral, que es un compromiso y que también está en proceso esta obra de más de mil 400 millones de pesos, que es modernizar la infraestructura carretera de impacto para Sinaloa y de impacto para la región.

Pero adicionalmente, precisamente porque Sinaloa es el granero del país. Es un estado productor de alimentos, no sólo para los sinaloenses, para todos los mexicanos, y que desde aquí muchos alimentos son consumidos en otras partes del mundo.

Tenemos que garantizar, precisamente, que ésta siga siendo una entidad que apuntale el desarrollo agroalimentario del país y para eso tenemos dos compromisos muy importantes.

La Presa Santa María, que es parte de un compromiso y que demandará una inversión superior a los seis mil millones de pesos y que hoy reafirmo el compromiso para llevar a cabo esta obra que estamos próximos a iniciar: La Presa Santa María.

Y la otra es el levantamiento de bordos. Levantamiento de bordos de uno de los canales de riesgo más importantes, que es el Canal Humaya, y que vamos a levantar los bordos con una inversión cercana a los mil millones de pesos.

Esas son las inversiones que tiene comprometidas el Gobierno de la República, que vengo aquí a refirmar, estamos en proceso de realizarlas para beneficio de todos los sinaloenses.

Y, señor Gobernador, porque no quiero extenderme después de que ya hemos inaugurado estas obras.

Pero me da mucho gusto recoger aquí el testimonio de Carlos, un empresario hotelero, prestador de servicios turísticos, conocido de todos ustedes.

Recoger de él un testimonio del impacto que ha tenido la infraestructura carretera que se ha construido, especialmente esta carretera de Durango a Mazatlán, que demandó una inversión de más de 28 mil millones de pesos, que fue una obra que fue construida prácticamente durante tres administraciones, que nos tocó precisamente, llevar a cabo la última etapa en la construcción de esta importante obra carretera, pero que finalmente el haberla construido y concluir la construcción de la misma, le ha dado a Sinaloa y, especialmente, a Mazatlán una relevancia como destino turístico muy importante.

Es realmente grato saber que en este periodo vacacional de la Semana Santa, Mazatlán tuvo una gran ocupación, que fue uno de los destinos turísticos que estuvo a su máxima capacidad y que eso, sin duda, proyecta que Mazatlán se venga a consolidar como un destino turístico de clase mundial.

Yo retomo la propuesta que ha hecho Carlos y aquí dejo hecho el compromiso para revisar de manera conjunta con el gobierno estatal, la forma y las acciones que podamos emprender para modernizar, dignificar, el desarrollo urbano de esta ciudad de Mazatlán, que potencie a esta ciudad como destino turístico, insisto, de clase mundial.

Que promovamos el desarrollo de infraestructura hotelera, que rescatemos la imagen urbana de Mazatlán y que Mazatlán siga siendo la Perla del Pacífico y orgullo de todos los sinaloenses y de todos los mexicanos.

Finalmente, señor Gobernador, yo le tomo la palabra. Habré de regresar. Usted me las lleva contadas todas las visitas que he hecho aquí, a Sinaloa, yo ya perdí la cuenta.

Pero seguiré recorriendo, como lo vengo haciendo en todo el país, en el ánimo de encontrarme con la representación de la sociedad mexicana, de dar a conocer lo que el Gobierno de la República viene haciendo en todas las regiones del país, en un propósito: Impulsar el crecimiento y desarrollo en todo el territorio nacional.

Que no sea privilegio de unos cuantos, ni de unas cuantas regiones del país, sino que realmente el desarrollo sea armónico y nos permita realmente que las partes más rezagadas, hoy ubicadas en el Sureste de nuestro país y otras con mayor desarrollo, podamos potenciar un crecimiento armónico, homogéneo y que realmente esto depare condiciones de un mejor porvenir a todos los mexicanos.

Es cierto que las reformas que fueron impulsadas el año pasado, que hoy el Congreso está trabajando en lo que es su Legislación secundaria, son detonantes de crecimiento económico, de mayor desarrollo y progreso para toda la Nación.

Y esto es algo que estaremos testimoniando en el tiempo, pero ya desde ahora estamos apreciando avances, obras y acciones que son para beneficio de todos los mexicanos y muy particularmente, en esta visita, para beneficio de todos los sinaloenses.

Dejo aquí un testimonio de gratitud y reconocimiento por la hospitalidad y anfitrionía de todas y todos ustedes.

Y a través de ustedes, saludo y reconozco a todo el pueblo sinaloense por su respaldo, por su apoyo y por acompañar el esfuerzo del Gobierno de la República para generar condiciones de mayor bienestar para todos los mexicanos.

Muchísimas gracias.