Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este acto al señor Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

A sus compañeras y compañeros de la Cámara de Senadores.

A los señores Legisladores.

Mujeres y hombres de la Cámara de Diputados.

Al señor Coordinador Parlamentario que nos acompaña en este acto público.

A los integrantes del Gabinete Legal, Ampliado del Gobierno de la República que participan en este esfuerzo, precisamente que hoy nos convoca para hacer de la investigación, del desarrollo tecnológico en nuestro país, sin duda, una plataforma para lograr mayor desarrollo económico y, en consecuencia, mayores condiciones de bienestar para todos los mexicanos.

Quiero, también, saludar a los dirigentes de distintos organismos empresariales que nos acompañan y que también participan de este esfuerzo.

Saludar a los integrantes de la comunidad académica, científica y tecnológica de nuestro país.

A los distinguidos invitados que nos acompañan en este acto.

Les saludo con respeto.

Gracias por acompañarnos.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

En el Siglo XXI, la prosperidad de las naciones estará sustentada, que ya lo está para muchos países de mayor desarrollo, cada vez más en el conocimiento.

Por ello, como Presidente de la República reitero mi firme convicción de sumar esfuerzos para insertar a México en la sociedad de la información y el conocimiento.

Para lograr este gran objetivo es importante generar conocimiento científico, pero también ponerlo al alcance de la población, aprovechando las tecnologías de la era digital.

Con la Promulgación de las Reformas a la Ley de Ciencia y Tecnología, a la Ley General de Educación y a la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, México da un paso importante hacia el paradigma del acceso abierto.

Esta novedosa legislación democratizará aún más el uso de la información, al permitir a los mexicanos el libre acceso a la producción científica y académica que haya sido financiada, parcial o totalmente, con fondos públicos.

Es decir, se pondrá una gran cantidad de conocimiento, de investigaciones y datos en línea para que cualquier usuario pueda acceder a él de manera abierta, sin barreras legales, técnicas o financieras.

El principio es sencillo: El conocimiento que se haya generado con recursos públicos será, también, de acceso público.

Para ello, como aquí ya se ha explicado, habrá de crearse un repositorio nacional de acceso abierto a recursos de información científica, tecnológica y de innovación de calidad e interés social y cultural, que estará disponible para toda la sociedad. En pocas palabras, se trata de una gran bodega de información abierta a todos los que quieran consultarla.

Este mecanismo también será un espacio donde los investigadores tendrán la oportunidad de publicar y difundir sus aportaciones en beneficio de los mexicanos y de toda la humanidad.

Con este nuevo paradigma de acceso abierto, México, sin duda, se coloca a la vanguardia.

Además de estas buenas noticias y a fin de seguir avanzando en la ruta del conocimiento, como aquí ya se expresó, hace un momento sesionó el Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación.

En esta sesión se aprobó el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación 2014-2018, que se trata de una hoja de ruta para que este sector pueda alinear los esfuerzos con las dependencias y entidades del Gobierno de la República, con los gobiernos estatales, así como el de las empresas que realizan o apoyan la investigación científica o la innovación.

A través de este programa, fomentaremos la vinculación con el sector productivo, el desarrollo regional y la formación de mayor capital humano de alto nivel.

De esta manera, el Gobierno de la República reafirma su compromiso con el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Queremos generar más conocimiento, a fin de detonar todo el potencial de nuestro país.

Somos conscientes de que la sociedad de la información y del conocimiento a la que aspiramos, conlleva la ampliación de los derechos de los mexicanos.

Con la nueva legislación en ciencia y tecnología, los mexicanos contarán con libre acceso a información plural y oportuna, como lo mandata la Carta Magna. Pero, además, tendrán a su alcance información de gran calidad.

Es importante destacar que en la reciente Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones, el Constituyente Permanente estableció, en el Artículo 6, un párrafo que será tan trascendente en el Siglo XXI, como lo fueron, quizá en el Siglo XIX, otros derechos humanos.

Y quiero citarlo textualmente: El Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de Banda Ancha e Internet.

El espíritu de esta reforma es contundente: ampliar los derechos humanos, en concordancia con el desarrollo tecnológico.

Por ello, el Gobierno de la República garantizará el derecho de todos a estar informados, a través de los nuevos medios de comunicación, destacadamente Internet y, de igual manera, el Gobierno de la República respeta y garantiza el derecho de todos a publicar e interactuar en los nuevos medios de comunicación, incluidos los medios digitales y las redes sociales.

Señoras y señores:

El pasado sábado 17 de mayo se celebró el día Mundial del Internet y de acuerdo a cifras del INEGI en México sólo 46 millones de personas, de 6 años o más, son usuarias de esta plataforma digital, lo que representa aproximadamente el 43.5 de la población total.

A su vez, tan sólo 30.7 por ciento de los hogares mexicanos tienen conexión a Internet, cuando el promedio de los países miembros de la OCDE, que son los más desarrollados en el mundo, es superior al 71 por ciento.

Este rezago en el acceso tecnológico es una limitante para el goce de los nuevos derechos humanos que establece nuestra constitución, lo mismo que para el desarrollo de la creatividad de los mexicanos y el ingreso pleno de México a la sociedad de la información y el conocimiento.

Al mismo tiempo, es ésta una oportunidad y un llamado para redoblar nuestros esfuerzos en materia de inclusión digital.

Por ello, junto con las fuerzas políticas y el Congreso de la Unión estamos impulsando la concreción, a través de leyes secundarias, de la Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones.

Y, precisamente, uno de sus objetivos es llevar Internet a todo el territorio nacional, a través de una mayor infraestructura y más sitios públicos, donde los mexicanos puedan conectarse de manera gratuita.

Con la reforma en telecomunicaciones y la estrategia digital nacional, se desplegará una red troncal nacional de banda ancha con fibra óptica y una red compartida de acceso inalámbrico para superar la falta de infraestructura a nivel nacional.

Igualmente, se ampliará la conectividad en sitios públicos, de los 38 mil puntos que hoy en día estimamos están operando, principalmente en escuelas, hospitales y bibliotecas, queremos llegar a 250 mil sitios públicos para el año 2018.

La finalidad es incluir a todos los mexicanos en el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información.

Tener acceso a internet es un paso fundamental para transitar hacia la sociedad de la información y el conocimiento, hacia un porvenir incluyente y próspero para todos los mexicanos.

Con mayor cobertura de Internet y Banda Ancha, y acceso abierto a contenidos de calidad, como lo ordena la legislación que hoy se promulga, México avanza hacia un futuro de mayor igualdad, donde la información esté al alcance de todos.

Nuevamente me felicito de estar en este acto, en el que se promulgan estas adiciones y reformas a la Ley en Ciencia y Tecnología.

Felicitar nuevamente a quienes han hecho posible, precisamente, el paso que hoy estamos dando.

A quienes promovieron esta iniciativa:

A la Senadora Ana Lilia Herrera, a sus compañeras y compañeros Senadores que hoy están varios aquí, presentes, acompañándole en este acto; a las señoras y señores Diputados.

Y ocasión, como ya lo he señalado, de reafirmar el compromiso que tiene el Gobierno de la República para que en este clima de gran armonía entre Poderes, realmente estemos impulsando aún más el desarrollo y el progreso de nuestro país.

Felicidades, y muchas gracias.