Señoras y señores:

 

            Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

 

            Me da mucho gusto saludar, en este evento, en primer lugar, a todas las mujeres y hombres, jóvenes emprendedores, que están en este acto, de los miles que hay en nuestro país.

 

         Y el propósito de este evento, de esta Semana del Emprendedor, y lo que venimos haciendo, es promover, precisamente, la cultura para los emprendedores, una cultura de emprendimiento.

 

Una cultura que nos permita realmente, como país, mostrar nuestras fortalezas, nuestro potencial; las capacidades y habilidades que hay detrás de cada mujer y de cada hombre mexicano.

 

            Quiero saludar, en este acto, a todas las autoridades del Gobierno de la República.

 

Al Gobernador del Estado de México, que está aquí, presente, y Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, representando a Gobernadora y Gobernadores de todo el país.

 

A quienes son Legisladores Federales; Presidentes de las Comisiones de Fomento Económico del Senado y de la Cámara de Diputados.

 

            Y, de igual manera, a los dirigentes de todos los organismos empresariales que seguramente, no sé si todos, pero yo creo que muchos de ellos han participado en las exposiciones, en las pláticas y conferencias que se han dado a lo largo de esta semana.

 

           Quiero saludar a distintas autoridades, pero, repito, particularmente quiero dirigirme a los jóvenes emprendedores; a quienes hoy nos dan una muestra y testimonio fiel, realmente, de su entusiasmo, de su pasión y de su confianza, realmente, en sí mismos, para crecer y convertirse en grandes hombres; mujeres y hombres de empresa.

 

            Esta es la Semana del Emprendedor, y desde que arribé hace un momento a este espacio, si tomó algo de tiempo, primero, fue porque me encontré con jóvenes en la parte exterior de donde nos encontramos, en donde está el espacio para comida de quienes asisten a este encuentro, que vale la pena darle dimensión.

 

Hoy, me reportan que hay más de 26 mil, o hasta hace un momento, más de 26 mil visitantes a la exposición, a los pabellones que se han instalado para exponer, precisamente, los trabajos y las empresas que tienen nuestros emprendedores.

 

            Y en el área de comida tuve oportunidad de saludar a muchos jóvenes, fue algo que me dio mucho gusto.

 

Primero, ver tantos jóvenes, entusiasmados, porque todo lo que se está proyectando en este espacio, en la Semana del Emprendedor, es precisamente lo que hacen los jóvenes de México.

 

Desde quienes prestan servicios alimenticios, como están ahí varias empresas, camionetas, camiones, que ofrecen desde hot dogs, hamburguesas y otro tipo de alimentos, que son parte de esta actividad de emprendimiento que están realizando los jóvenes de México.

 

            Tuve la oportunidad de estar con ellos, después de tomarme muchas fotos con varios de ustedes.

 

Para muchos, dirán: Me voy a llevar la foto del recuerdo con el Presidente de México. Pero yo quiero decirles: es el privilegio que tiene el Presidente de México de llevarse una foto de cada uno de ustedes, porque en cada uno de ustedes están proyectos de hoy y del mañana de México.         

 

            Yo celebro y me congratulo de que realmente, como Gobierno, estemos sentando bases, haciendo rediseño de políticas públicas, acompañando el esfuerzo de los emprendedores para que alcancen realmente la materialización de cada proyecto que se tracen. 

 

            Me da gusto saber que este Gobierno es un aliado de los emprendedores. Es un aliado permanente, firme y decidido, que está sentando bases para que podamos sembrar semillas de éxito y de futuro exitoso para los jóvenes que hoy están realizando distintas actividades.

 

            Hoy, hemos recogido, de verdad, de forma muy emotiva, creo que así lo ha sido, el testimonio de Andrea y de Patricia, quienes nos han compartido su experiencia personal.

 

Cómo se decidieron a iniciar un negocio, llevarlo a cabo, y cómo encontraron el apoyo del Gobierno, a través del INADEM, un instituto creado al inicio de esta Administración, hace tres años, precisamente para apoyar de mejor manera a los emprendedores de México, haciendo un rediseño de las políticas que había en el Gobierno para apoyar de mejor manera.  

 

            Advertimos que no se trataba de que los jóvenes se adaptaran a los programas del Gobierno, sino que el Gobierno se adaptara, en sus programas, a las necesidades de los jóvenes emprendedores, a lo que ustedes están demandando, a lo que necesitan para poder llevar a cabo su negocio, su proyecto. Y éste se convierta en uno de éxito.

 

            Que no parezca que hubo mano negra. Yo no sabía  hace un momento que Patricia era del Estado de México. No estaba previsto que efectivamente participara.

 

Pero se estaba quedando con muchas ganas, porque originalmente le habían dicho que lo iba a hacer. Por eso abrimos un espacio y qué bueno que así fue.

 

            Aquí ya todos saben que haces tamales,  que estás teniendo éxito en la producción de tamales. Y más vale que todos probemos tus tamales, mi querida Paty.

 

            Y, de igual manera, creo que Andrea nos expuso de forma muy emotiva cómo se inició en la producción de estos aparatos para apoyar, particularmente, a personas de la tercera edad, adultos mayores, en el diseño que hicieron de algún aparato de orden médico.

 

            Yo los felicito a ellas y a todos los que se han decidido llevar a cabo un proyecto.

 

Y lo que el Gobierno de la República, a través del INADEM, está haciendo es, precisamente, acompañar el esfuerzo de cada emprendedor.

 

            Junto a ello, está todo lo que el Gobierno ha puesto en cimientos, precisamente, para que nuestros emprendedores puedan alcanzar sus metas.

 

            A mí me da mucho gusto que en este espacio estén los dirigentes de los órganos empresariales de todo el país, los más importantes, porque ustedes pueden, yo creo que se llevan hoy en el corazón y en su mente lo que seguramente fue alguna vez el inicio de varios de los empresarios que están adheridos a los organismos que ustedes encabezan.

 

            Empezaron, alguna vez, quizá hace poco tiempo, hace décadas, en otras generaciones, poniendo la semilla, como lo están haciendo muchos de los emprendedores de hoy; alcanzando verdaderamente grandes alturas, a escalar en la dimensión de sus empresas, pero habiéndose atrevido llevar a cabo un proyecto.

 

            A veces, a lo mejor tropezándose; a veces, frustrándose en alguno de esos empeños.

 

Pero, al final de cuentas, jamás cejando en el empeño, siendo constantes y perseverantes en la idea trazada de origen de alcanzar el éxito y, al final de cuentas, así lo hicieron y así lo han logrado.

 

            Ustedes, estoy seguro, habrán podido dar testimonio de cómo hoy, quizá, grandes empresas que tiene nuestro país, que tiene presencia, además, a nivel internacional y de orden global, iniciaron, quizá, en un pequeño negocio, y cómo se transformaron siendo perseverantes, incorporando innovación, tecnología, pero siempre entusiasmo y emoción y pasión para llevar a cabo cada proyecto.

 

            Lo que el Gobierno de la República quiere es que cada mexicano, y lo he dicho en más de una ocasión, y hoy lo repito: alcance y escriba su propia historia de éxito.

 

            Y hemos emprendido una ruta, primero, de cambios estructurales que hagan posible, precisamente, esta realidad.

 

            Qué hicimos.

 

            Primero. Hemos hecho una, quizá, de las reformas más importantes de la agenda de reformas estructurales, que es la Reforma Educativa, porque es, precisamente, en la educación donde se cifra el futuro y la esperanza de cada niño y de cada joven para el día de mañana.

 

            Es ahí donde adquieren las herramientas, los conocimientos, la formación y la preparación necesaria que les permita, realmente, tener posibilidades de mayor éxito en el futuro.

 

            Por eso, esa es la trascendencia que tiene la Reforma Educativa.

 

Y el Gobierno de la República está plenamente comprometido en llevarla a cabo, en instrumentarla, y asegurarse que la Reforma Educativa tenga plena vigencia en toda la geografía nacional.

 

            Que esta reforma, sus beneficios, que están orientados a elevar la calidad de la educación, alcance y llegue a todos los niños y jóvenes del país.

 

Ese es el reto, ese es el objetivo y, en alcanzarlo, estamos plenamente comprometidos.

 

            Otra reforma, la Reforma Financiera. La Reforma Financiera que a veces se confunde con la Reforma Fiscal, que tiene sus propios beneficios, pero la Reforma Financiera fue, para ponerla en contexto, modificar más de 30 ordenamientos legales.

 

            Aquí está el Presidente de la Asociación Mexicana de Bancos, que acompañó este esfuerzo, y tiene un propósito, es el que haya más crédito en México. Y, sobre todo, que ese crédito sea más barato.

 

            Que haya una mayor competencia en las instituciones financieras para colocar crédito, lo cual favorece a quienes recibirán un crédito porque hay una mayor competencia para ofrecer mejores condiciones, para que ese crédito sea más barato.

 

            De hecho, en los últimos años, a partir de la entrada en vigencia de esta reforma, las tasas de interés han bajado en más de 10 puntos porcentuales; es decir, el crédito se ha abaratado.

 

            Y hoy estamos logrando, y queremos que sea aún más, el que el crédito se extienda y, sobre todo, llegue a aquellos que eventualmente no tienen un antecedente crediticio, no tienen historial crediticio.

 

            El Gobierno de la República ha puesto en marcha un programa particularmente dirigido a los jóvenes entre 18 y 30 años, que no tienen historia crediticia, porque a lo mejor nunca habían adquirido un crédito, para que, siendo la primera vez que lo hacen, puedan, realmente, participar de este beneficio de tener acceso a un crédito.

 

            Pero, además, les estamos acompañando en la evaluación de sus proyectos para darles el mayor soporte y puedan, eventualmente, tener éxito.

 

O estén teniendo una mayor posibilidad de éxito, a partir del programa que ellos definen y que tienen en mente, y que el Gobierno de la República les acompaña en la valoración y el apoyo que pueda dar y deba recibir para tener un buen acceso al crédito.

 

            Otra de las reformas que he compartido, es la Reforma Hacendaria.

 

La Reforma Hacendaria o Fiscal, al final de cuentas sí está hecha para fortalecer los ingresos del Estado y tenga capacidad mayor de hacerle frente a las demandas que hay de la sociedad, pero dentro de la Reforma Hacendaria hay un elemento muy importante, es un mecanismo para incentivar la formalidad.

 

            Y estamos avanzando, hoy tenemos a más mujeres y hombres trabajando en la formalidad. Necesitamos crecer y avanzar más rápidamente en esta ruta.

 

            Pero ahí hay un programa que está inscrito en la Reforma Hacendaria, que se denomina: Crezcamos Juntos, y es un incentivo para que las personas que están en la informalidad se incorporen a la formalidad, es decir, puedan ser o tengan mejores condiciones para competir con otras empresas, con otros emprendedores, teniendo acceso al crédito, a la capacitación, que puedan estar sujetos también o tener los beneficios de la seguridad social; es decir, a un ahorro para el retiro, a los servicios de salud, que no se tiene cuando se está en la informalidad.

 

            La Reforma en Telecomunicaciones.

 

La Reforma en Telecomunicaciones, si bien, por un lado, incentiva, motiva, la competencia dentro de este sector para el mismo propósito, para que los servicios que se ofrecen a los usuarios tengan o compitan en precio y en calidad.

 

            Pero, al mismo tiempo, permite que las empresas y los emprendedores puedan tener acceso a las tecnologías de la información de manera mucho más económica, más barata y eso haga que sus proyectos tengan posibilidades de mayor éxito.

 

            Y así ha venido ocurriendo, de hecho. Hoy la telefonía es más barata, hoy el acceso a Internet ha crecido, se ha extendido y también es más barato. Es, precisamente, uno los objetivos de la Reforma en Telecomunicaciones.

 

            La Reforma Energética tiene por propósito también generar competencia, participación del sector privado; asegurar que el país tenga una mayor seguridad en la producción de sus energéticos, un insumo básico y elemental para el desarrollo de nuestras industrias, pero también eso posibilitará que haya una reducción en las tarifas de energía eléctrica.

 

            Para ser más competitivos, tenemos que reducir los costos a través, o que genera o se generan en la producción de cualquier bien y servicio. Y eso ha venido ocurriendo.

 

            De hecho, en los últimos siete meses las tarifas eléctricas han sido más bajas de las que se tenían hace apenas un año, las que están dirigidas al consumo doméstico, a los comercios y a la industria.

 

            En el comercio han tenido una disminución del orden del 19 por ciento, y  más del 30 por ciento, poco más de 30 por ciento en el servicio que se presta a las industrias del país.

 

            Al final de cuentas, todas estas reformas no son un fin en sí mismo. Son medios, son herramientas y son puentes para que nuestros emprendedores puedan hacer realidad y tener éxito en los proyectos que lleven a cabo.

           

            Son los emprendedores, como lo pudimos apreciar en el video que hace un momento se proyectó, por cierto, un video también hecho por una empresa de emprendedores que están aquí presentes, ya levantan allá la mano. También, que fueron ellos quienes lo hicieron.

 

            En ese video, pudimos apreciar que efectivamente son los emprendedores quienes, con su creatividad, hacen posible la generación particularmente de empleos.

 

            Déjenme compartirles un dato relevante:

 

            En lo que va de esta Administración, hemos logrado, a partir de darle curso y cauce y apoyo a nuestros emprendedores, a través de establecer condiciones o mejores condiciones para el desarrollo de los emprendedores y de las empresas que hay en nuestro país, éstas contribuyan a seguir generando más empleo.

 

            Y vale la pena desatacar que en lo que va de esta Administración. Hoy, les voy a compartir el dato que el Seguro social nos ha ya referido, que es verdaderamente relevante, porque eso nos permite realmente lograr un número elevado e importante de empleos, y queremos seguir generando más empleo en México.

 

            De acuerdo a datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, en septiembre se crearon más de 117 mil puestos de trabajo en todo el país. Con ello, en estos primeros 34 meses de esta Administración, se han generado ya un millón 614 mil empleos formales.

 

            Para poner en contexto qué significa esto.

 

            Si midiéramos el empleo que se ha generado en estos primeros 34 meses, de un millón 614 mil empleos, comparado con los empleos generados en las cuatro Administraciones anteriores, en el mismo periodo evaluado, en los primeros 34 meses, ésta es la cifra de empleo más alta que se haya registrado, comparada en las últimas cinco Administraciones.

           

Esto significa que nuestros emprendedores están contribuyendo de forma muy decidida a la creación de empleo.

 

            Omití señalar entre las reformas que están haciendo posible también parte de este logro, es la Reforma Laboral, que flexibiliza la contratación para quienes se incorporan al empelo por primera vez, quienes sobre todo los emprendedores con el nuevo régimen laboral, tienen mayores facilidades y una mayor flexibilización para la contratación de personas que se incorporen a sus proyectos empresariales

 

            Sí es cierto, se trata de la mayor creación de empleo para un periodo similar que, hoy he dicho, en las últimas cinco Administraciones Federales.

 

            Detrás de esta cifra, hay cientos de miles de familias que hoy viven más tranquilas, porque uno más de sus integrantes tiene trabajo en la economía formal.

 

            Detrás de esta cifra, que es lo que yo quiero poner en relevancia, detrás de esta cifra, también hay miles de empresarios y emprendedores como ustedes que al creer en México y en sus proyectos de negocio, diariamente están generando empleos y oportunidades para más mexicanos.

 

            Mi reconocimiento y gratitud por su confianza plena en México.

 

            Finalmente y perdón si me he extendido, pero los testimonios que escuchamos hace un momento me motivaron realmente a poder compartirles, lo que el Gobierno quiere o ha puesto en cimientos para acompañar su esfuerzo emprendedor, su iniciativa emprendedora.

 

            Yo los felicito, porque son ejemplo de que vale la pena arriesgarse, de que vale la pena atreverse a creer y a trabajar por un proyecto.

 

            No tengan miedo al fracaso. Ningún tropiezo es permanente. En cada caída hay una lección qué aprender.

 

            El camino del emprendedor, ustedes lo saben mejor que nadie, es un camino difícil y desafiante, pero que bien vale la pena recorrer.

 

            Sepan que tienen el respaldo del Gobierno de la República para realizar esa travesía.

 

            Como Presidente de la República tengo plena confianza en los emprendedores de México.

 

            Confío en su esfuerzo, en su tenacidad, en su enorme pasión, que les permitirá seguir escribiendo una historia de éxito como mexicanas, como mexicanos, y contribuir al desarrollo de nuestra Nación.

 

            Muchas felicidades y muchas gracias.