Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto estar aquí, en Hidalgo. Saludar a sus autoridades, al señor Gobernador del Estado, a quien le agradezco su hospitalidad, su mensaje de bienvenida y la disposición que invariablemente ha tenido para que trabajemos en equipo, en favor de los hidalguenses.

Muchas gracias, señor Gobernador, por su anfitrionía.

Quiero saludar a las autoridades aquí presentes del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Hidalgo, a titulares de los distintos poderes de esta entidad, al Comandante de esta Zona Militar; a Legisladores Federales, Senadores de la República, Diputadas y Diputados Federales, diputados locales; presidentes municipales; particularmente al señor Presidente Municipal de Huichapan, que hoy nos da y que es anfitrión de este evento.

Muchas gracias.

Y especialmente, no puedo dejar de mencionar la presencia de dirigentes de importantes organizaciones campesinas del país: al dirigente de la CNC y de otras organizaciones campesinas que están entre nosotros, a quienes saludo con gran respeto y, sobre todo, agradeciendo su presencia.

Saludo a los beneficiarios de los tractores que el día de hoy se entregan; pero, de manera muy especial, saludo con agradecimiento por su presencia, por su cálido recibimiento a todas las mujeres, jóvenes y hombres del campo de Hidalgo que están hoy, aquí presentes.

Muchísimas gracias.

Vuelvo a compartirles que me da mucho gusto estar aquí, en Hidalgo, y más porque hoy es el cumpleaños de esta entidad.

Hace 146 años que se erigió el Estado de Hidalgo y, por ello, desde aquí mando y envío un saludo cordial, afectuoso y felicitación a todo el pueblo de Hidalgo.

Felicidades a los hidalguenses.

Y por ello, es motivo de gran satisfacción encontrarme en este aniversario de la erección del Estado de Hidalgo, el estar aquí con la gente del campo; con la gente que todos los días, desde muy temprano, empieza sus faenas para hacer producir sus tierras y para generar productos alimenticios que van a las mesas de los hogares de las familias mexicanas.

Hoy estamos aquí para anunciar un programa que permitirá, a lo largo de este año, la entrega o, más bien, el apoyo para que gente del campo se haga de un tractor y esto apoye la mecanización del campo y eleve la productividad de nuestro campo mexicano.

Éste es uno de los tantos programas que el Gobierno de la República tiene definidos para apoyar con toda claridad y contundencia al campo de nuestro país.

La entrega de los tractores significa una inversión de mil 750 millones de pesos y que implica un apoyo del orden de 150 mil pesos a cada uno de los beneficiarios.

Para muchos significará prácticamente el 50 por ciento del costo de un tractor o eventualmente una menor proporción, pero lo que es, sin duda, y un apoyo fundamental, es que contarán con este apoyo económico, con el respaldo del Gobierno de la República para hacerse de un tractor que ayude a elevar la producción en sus tierras que ustedes cultiven.

Serán 11 mil 600 tractores que estarán entregándose en todo el país.

Y la verdad, cuando vemos estos tractores, son sin duda emblema o símbolo de modernidad, son apoyo a la productividad del campo.

Y esto es compromiso claro y evidente que hoy aquí testimoniamos, que tiene el Gobierno de la República con las mujeres y los hombres del campo.

En este año que inicia se evidencian ya también importantes beneficios de las reformas estructurales.

Todas y todos ustedes han escuchado, aquí y allá, las reformas estructurales. Las que por muchos años se pospusieron y que hemos señalado, el año pasado se materializaron en toda la legislación, tanto en el orden constitucional como en la legislación secundaria, en las distintas leyes que derivan de la Constitución.

Y aquí están para el campo mexicano importantes beneficios que vienen de las reformas que se han hecho.

Déjenme señalar algunas de ellas.

Por ejemplo, la Reforma Hacendaria tiene importante impacto en la economía de las familias mexicanas y, sin duda, para aquellas que están en el campo nacional.

A partir de este año, aquí ya lo dijo el Gobernador y lo vengo señalando, un importante beneficio de la reforma es: se pone fin a los gasolinazos. Ya no más incrementos mensuales a la gasolina, que tanto impactaban la economía de las familias mexicanas.

Consecuencia de esta reforma, también, sin duda, es el poder disminuir las tarifas, por primera vez en la historia de nuestro país, de la tarifa de luz eléctrica. La que sin duda impacta al campo nacional, porque los hogares, los negocios, la industria de nuestro país, tendrá o tiene ya una reducción en las tarifas de luz eléctrica.

De igual manera, como ya ocurre en las gasolinas, también se acaban los incrementos mensuales al Gas LP y al diésel, que fundamentalmente es un insumo indispensable del campo nacional.

La Reforma Financiera, cuál era el objetivo o es el objetivo de la Reforma Financiera.

Acercar el crédito a la población; el que la población, que la sociedad mexicana pueda tener un mayor acceso al crédito y que éste sea más barato.

Y es a través de la Financiera Nacional de Desarrollo que se han diseñado distintos productos crediticios, distintos instrumentos de crédito para apoyar al campo de nuestro país, y se han, además, definido productos crediticios, particularmente para las mujeres del campo con tasas más bajas que el resto de lo que cobran en otros créditos y para los hombres del campo.

Esto es un beneficio claro de la Reforma Financiera.

La propia Reforma Hacendaria nos permitirá destinar más recursos al campo nacional, particularmente al Programa de Comercialización y Desarrollo de Mercados, que es la manera de apoyar a los productores del campo a que puedan asegurar precios, precios justos y, sobre todo, una mejor comercialización de sus productos.

Para este programa, este año se destinan 12 mil millones de pesos.

Y de igual manera estamos apoyando a más productores del campo con el Seguro Agropecuario.

Todo esto es derivado de la Reforma Hacendaria.

La Reforma en Telecomunicaciones, sin duda, también apoya a la gente del campo, a partir de este año se deja de pagar la larga distancia y todas las llamadas que hagan de cualquier parte de la República y hacia cualquier destino dentro del territorio nacional, son llamadas locales.

Esto, sin duda, impacta la economía de las familias mexicanas.

Y la Reforma Energética nos va a permitir ser mucho más, fortalecernos en nuestra capacidad energética; tener acceso a insumos indispensables para el campo y para la industria nacional a precios más accesibles.

Uno de los beneficios directos de la Reforma Energética para el campo es que ahora habremos de producir fertilizantes en nuestro país.

Dejaremos de importarlos y esto significará importantes ahorros y un costo menor, a partir de la producción que se haga en México de fertilizantes, esto, sin duda, impactará los costos que hoy tiene el campo de nuestro país.

Estos beneficios que vienen de las reformas, que vienen de las políticas que estamos dirigiendo al campo de nuestro país, están mostrando ya resultados.

El señor Secretario de Agricultura señaló el incremento como el sector primario, que es la actividad del campo, está creciendo, es de los sectores de nuestra economía que está teniendo un crecimiento.

Con cifras de INEGI, el año pasado, a septiembre de 2014, al tercer trimestre, se registró un crecimiento anual de casi cuatro por ciento, 3.9 por ciento respecto al mismo periodo del año 2013.

Y algo muy importante, las exportaciones del campo crecieron. Más productos que se producen aquí, en el campo nacional, van a mercados internacionales. Las exportaciones de nuestro campo crecieron 9.9 por ciento.

Esto, sin duda, son cifras muy alentadoras y que evidencian que la actividad agropecuaria está en un gran dinamismo, y que está creciendo. Esto es importante para las familias del campo de nuestro país.

Y un dato, además, importante que el día de hoy dio a conocer INEGI y que me es importante compartir con ustedes, que evidencia que nuestra economía está en un mayor dinamismo.

El mes de diciembre del año pasado registró la tasa de desocupación más baja que se hubiese observado en los últimos siete años. Esto significa que la tasa fue de 3.76 por ciento de desocupación, una tasa baja que significa que está habiendo más empleo en nuestro país.

Y esto es consistente con las cifras que dio a conocer el Seguro Social, que acreditan que el 2014 fue uno de los años de mayor crecimiento del empleo: 714 mil empleos formales se generaron en el año 2014; también, son cifras alentadoras que demuestran y evidencian que la economía de nuestro país está creciendo y está en un mayor dinamismo, y esto impacta la economía de las familias mexicanas.

Amigas y amigos del campo:

Reitero que me da muchísimo gusto estar hoy aquí, en Hidalgo, haciendo entrega de tractores a gente del campo, a quienes son productores del campo, y con lo cual van a beneficiarse y van a permitirles producir más en sus tierras.

Insisto, esto forma parte de este programa que hoy anunciamos, para que 11 mil 600 tractores beneficien a igual número de familias que viven en el campo de nuestro país y, sobre todo, acreditan en este programa y en otros más que aquí he compartido, que éste es un Gobierno comprometido con las familias del campo de México.

Somos un Gobierno que queremos que el campo siga siendo una fuente de ingresos y de vida digna para las familias del campo; que sea una actividad económica que arraigue a las familias al campo, pero, sobre todo, que la actividad del campo les depare vida digna e ingresos mayores.

Para eso estamos trabajando, y esto es lo que hoy estamos comprometiendo en este programa que anunciamos desde Hidalgo para todos los mexicanos.

Finalmente, quiero desearles a todas y a todos los aquí reunidos, agradecerles su presencia, sobre todo en esta muy fresca mañana, porque así está en buena parte y en varios estados del país, en este mes de enero, con los frentes fríos que estamos teniendo.

En un momento más, señor Gobernador, estaremos en Pachuca para que de manera simultánea, en distintas partes del país, en 18 entidades de nuestro país, estemos entregando apoyos a las familias de escasos recursos para que tengan cobijas, colchonetas y puedan hacer mejor frente al frío que estamos teniendo en esta temporada invernal.

Pero lo más importante, lo más importante es que a México le vaya muy bien, y eso, como Eugenio lo mencionó en su intervención, depende del empeño y la dedicación de cada mexicano, de su compromiso por trabajar, por dedicar sus esfuerzos para que a sus familias les vaya mejor y esto es lo que desea el Presidente de la República y que aquí vengo a compartirles a los hidalguenses.

Deseo que a las familias mexicanas les vaya muy bien, que tengan mayores oportunidades, más trabajo; trabajo mejor remunerado, mejor pagado; que la economía en esta dinámica les permita tener mayores ingresos e ingresos que les alcance para más.

Y esto estará ocurriendo, precisamente, con los efectos de las reformas que aquí he enunciado, sólo por citar algunos ejemplos de los impactos positivos que tendrá a la economía de las familias mexicanas.

Tengan, todas y todos ustedes, mis mejores deseos para este año que está iniciando y que 2015 sea un gran año para el Estado de Hidalgo y lo sea para todo México.

Muchísimas felicidades.

Y finalmente, ya había concluido mi intervención, pero quiero invitar, no se podrá a todos, pero una buena parte de ustedes, los que están más cercanos, a tomarnos una fotografía, allá en los tractores que están en la parte donde han aterrizado los helicópteros.

Espero que el Estado Mayor nos ayude a organizar ahí un despliegue de la representación de la gente del campo hidalguense que hoy está con nosotros y me permitan llevarme una foto del recuerdo con los hidalguenses en éste, su aniversario.

Nuevamente, felicidades.