Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del Estado de Puebla, muchas gracias por su hospitalidad.

Ocasión ésta para felicitarle con motivo de haber rendido su 4º Informe de Gobierno la semana pasada y de agradecerle, también, los testimonios varios que de manera pública hiciera, de reconocimiento al esfuerzo conjunto que el Gobierno de la República y el gobierno del estado estamos haciendo para servir a la sociedad de Puebla, para servir a todos los poblanos.

En pocas palabras, señor Gobernador, estamos trabajando en equipo.

Eso fue lo que usted señaló, y reconozco y aprecio realmente esta expresión y esta posición, porque sin duda es lo que ha facilitado que realmente sumemos esfuerzos, sumemos recursos para concretar distintos proyectos que sirvan a la sociedad de Puebla.

Nuevamente mi felicitación, señor Gobernador. Y augurarle y desearle que en esta recta ya del tercer tercio de su administración, le permita consolidar los proyectos y que sepa que contará invariablemente con todo el respaldo del Gobierno de la República para que, en la suma de esfuerzos, sirvamos a todos los poblanos.

Saludo a las distintas autoridades.

Muchas gracias.

Agradezco mucho estas muestras de bienvenida y de calidez que tienen para con su servidor.

Decía que saludo a las demás autoridades aquí presentes, del Gobierno de la República, del gobierno del estado.

A los titulares de sus Poderes.

Al Comandante de la Zona Militar en esta entidad.

A servidores públicos de todos los órdenes de Gobierno.

A las y los Legisladores Federales. Senadoras y Senadores de la República. Diputadas y Diputados Federales, Locales.

Presidentes Municipales aquí reunidos.

A nuestros Delegados, que son parte de este equipo que está sumado al esfuerzo y que representan la tarea del Gobierno de la República en el Estado de Puebla.

De manera muy particular, quiero saludar a todo el personal médico que está entre nosotros.

A enfermeras y enfermeros, a médicos, que son los actores protagónicos de dar salud a los mexicanos.

Me da mucho gusto saludarles.

Aprecio mucho su presencia.

Muchísimas felicidades.

Y a toda la representación de la sociedad de Puebla que está aquí reunida, entre mujeres y hombres, representantes del sector social, del sector privado, del sector empresarial, que concurren en este acto.

Sin duda, es un evento importante, porque permite entregar una obra más en beneficio de los poblanos; en beneficio, particularmente, de niñas, niños y adolescentes de Puebla, que ahora tendrán una atención especializada a través de este Hospital para el Niño Poblano, como habrá de denominarse.

Me da mucho gusto, señor Gobernador, que usted y el Secretario de Gobernación se hubiesen encontrado en el pasado, trabajando en el Congreso, que hubiesen cumplido ambos a satisfacción, el sueño que tuvieron entonces de gobernar sus estados, y de complementar sus esfuerzos a partir de los buenos referentes de obras y proyectos, que han sido y son de éxito para beneficio de la población.

Éste es un hospital que, sin duda, nos permite ampliar la infraestructura de servicios médicos para la población.

Y éste es, señor Gobernador, aquí, en Puebla, la segunda visita que con motivo de entrega de un hospital, me permite físicamente estar en la inauguración ya de tres hospitales, de los cinco que su gobierno, de alta especialidad, ha inaugurado durante su administración.

Felicidades por este importante logro porque, al final de cuentas, los esfuerzos que se hacen para ampliar la infraestructura de servicios médicos, desde clínicas de salud, hospitales de primer nivel, de segundo nivel y de alta especialidad, porque esos son los escalones; porque a veces cuando hablamos de un hospital de tercer nivel pareciera que fuera de tercera, cuando realmente un hospital de tercer nivel es el que concentra mayores capacidades de alta especialización, de investigación, y es en esa ruta, primero, segundo y tercer nivel los de más alta especialidad.

Toda esta infraestructura, al final de cuentas, nos está permitiendo brindar a la población, de Puebla y de todo México, mejores servicios de salud; ocuparnos para que la sociedad mexicana pueda contar con servicios más cercanos, con mejores servicios; y, sobre todo, con una atención mucho más profesional.

Desde aquí quiero expresar amplio reconocimiento al profesionalismo, a la entrega cotidiana que las enfermeras, los enfermeros y el personal médico tiene para velar por la salud de los mexicanos.

Porque la sola infraestructura no haría posible que los mexicanos contaran con mejor salud, sino, más bien, es la atención médica.

A veces una sonrisa, el trato amable y cálido es la mejor medicina para cualquier paciente que se atiende en alguno de los centros de salud que tienen las distintas entidades del país.

A mí me da mucho gusto que Puebla esté avanzando de manera muy significativa en su infraestructura de atención médica.

Y que la inversión, de por sí importante, también resulta relevante señalar que las inversiones que se hacen para edificar cualquier instalación de servicios médicos, se convierte de manera casi permanente en un gasto ya regular.

La inversión que se hace de más de 480 millones de pesos, como compartió el gobernador para esta obra, le significará, también, una inversión casi del mismo monto para los gastos de operación y del personal que preste servicios en este hospital.

Ese es el impacto en el orden presupuestal que tiene, pero, la verdad, es poco si consideramos que nos estamos ocupando de lo más importante; que si queremos que la sociedad mexicana alcance: sueños, aspiraciones, metas de realización personal que cada uno tenga, lo más importante y eso es lo que garantiza esta infraestructura médica, es contar con salud.

De eso estamos ocupándonos, en eso estamos comprometidos y en la suma de esfuerzos, como aquí lo estamos acreditando, le estamos cumpliendo a los poblanos y a toda la sociedad mexicana.

Déjenme referirles en dónde está el alcance de estos esfuerzos.

En lo que va de esta Administración, el Gobierno de la República ha dedicado más de 12 mil millones de pesos para construir o modernizar 394 unidades hospitalarias, 394 hospitales, tanto nuevos, como algunos otros que han ampliado sus instalaciones, que se han modernizado y que han crecido en su capacidad de atención.

Y de igual manera, para este año 2015 estamos proyectando prestar también recursos para modernizar y ampliar 300 unidades médicas, más bien, 130 habrán de concluirse este año de las 300 que estamos proyectando ampliar, modernizar y eventualmente construir en distintas entidades del país.

Qué logramos con todo esto.

Hoy que inauguramos este hospital para los niños y adolescentes de Puebla, déjenme referirles que el Gobierno de la República, con los gobiernos estatales, porque hoy en materia de salud lo hacemos trabajando en equipo, es un sector que ha desconcentrado sus servicios y, en consecuencia, trabajamos de manera normativa y con recursos públicos en apoyo a los trabajos que realizan las distintas entidades del país.

Y lo importante es que esta inversión pública creciente que realizan los gobiernos, se sienta en los servicios que recibe la población en materia de salud; que realmente estos recursos se dediquen a estos propósitos y realmente aseguremos que toda la inversión pública, tanto Federal como estatal, que está dedicada a la salud, rinda los frutos deseados; es decir, que asegure la prestación de servicios de calidad y cuide de la salud de los mexicanos.

Qué hemos alcanzado con todos estos esfuerzos a los que ya he hecho referencia, con los que se siguen haciendo y continuarán haciendo para el sector salud de nuestro país.

Hemos logrado, en atención a los niños, reducir la tasa de mortalidad. Es una de las Metas del Milenio que el Gobierno se había trazado desde los años 90, de bajar el número de muertes de niños cuando son recién nacidos o en sus primeros años, por cada mil niños nacidos. Y esto se acredita en las estadísticas que hoy tenemos.

De 41 defunciones que había en 1990 por cada mil niños nacidos, hoy la tasa es de 15.7. Ha habido una reducción significativa. Y en niños menores o hasta de cinco años, también ha habido una reducción sensible, donde en los años 90 era de 32.5, y en el año 2013 fue de 13.7.

Esto nos lleva en la ruta y en el camino justamente a cumplir en el año 2015, de tener una mejora significativa y una reducción en el número de niños que lamentablemente llegan a fallecer, cuando son recién nacidos por cada mil habitantes.

Y esto no es una estadística más. En la estadística se acredita que los servicios médicos han crecido, se han ampliado y están dando los frutos y los objetivos trazados.

Pero lo que debemos tener presente es que desearíamos que todo niño que nazca en el país, y para eso estamos trabajando, tenga garantizada su atención médica y, sobre todo, tenga garantizado un mejor porvenir. Eso depende de que reciba atención médica adecuada y oportuna desde que nace, incluso antes de nacer, durante y después de su nacimiento.

Los resultados que aquí he compartido así lo acreditan y así seguiremos trabajando con el gobierno del Estado de Puebla y con todos los gobiernos, en beneficio de la salud de todos los mexicanos.

Aunado a todo esto, sin duda el Gobierno de la República está comprometido a que los compromisos que hice en Puebla se materialicen y se cumplan. El Gobernador del estado ya refirió las distintas obras de infraestructura que se han venido procesando, edificando, construyendo para alcanzar la meta trazada.

Son varias obras de infraestructura carretera que, sin duda, serán de alto impacto, que mejorarán la competitividad en el Estado de Puebla; que permitirán a la gente que transite entre distintos puntos del Estado de Puebla, hacerlo de manera más rápida y más segura.

Así están comprometidos distintos proyectos que estamos en ruta de materializar. Varios de ellos, de hecho, ya concluidos.

Varios de ellos que el día de mañana el Secretario de Comunicaciones acompañará al señor Gobernador del estado a entregar algún distribuidor, que se sumará a otros que están construidos en la ciudad de Puebla, en la Zona Metropolitana de Puebla, en distintas carreteras que se han venido ampliando.

Y una obra que sin duda será emblemática del compromiso que he hecho para mejorar la infraestructura carretera con el Estado de Puebla, que es el Viaducto de Puebla, que es, precisamente, la carretera que va de México a Veracruz, en el tramo por Puebla, y que habrá de construirse un segundo piso para beneficio de los habitantes, especialmente de la Zona Metropolitana de Puebla y de quienes transiten entre México y Veracruz.

Compromiso que habremos de cumplir y que está en proceso de construcción.

Finalmente, quiero decirles lo siguiente. Está iniciando un año en el que tenemos claramente fijados nuestros objetivos, que es lograr, porque ustedes lo han escuchado una y otra vez, y no me cansaré de repetirlo, porque hay quienes señalan y yo creo que con razón, que las buenas cosas, las cosas positivas, se olvidan a veces fácilmente.

Y en los dos primeros años de esta Administración, hemos procurado hacer cambios estructurales, ajustes de fondo que le permitan al país lograr mayores beneficios para toda su población.

Entendíamos muy bien, desde el inicio de esta gestión, que de continuar en la ruta que íbamos, difícilmente íbamos a logar un resultado distinto al alcanzado en los últimos años.

Eso lo sabíamos, el país estaba sobrediagnosticado.

Todos apuntaban, y me refiero a distintos actores de distintas expresiones políticas, apuntaban cuáles eran los cambios más inmediatos que había que hacer.

Y eso justamente ocurrió, con la concurrencia y participación de todas las expresiones políticas, de manera muy señalada de quienes integran el Congreso de la Unión: la Cámara de Diputados, la Cámara de Senadores y las Legislaturas de los estados, que juntos constituyen o hacen al Constituyente Permanente para hacer modificaciones a la Constitución.

Eso se hizo ya. Ahí tenemos un nuevo marco legal. Quizá no en todos los temas y habrá temas que estén aún pendientes de hacer ajustes y cambios, pero se han hecho importantes cambios ya. Once reformas estructurales.

Y antes de ir a mayores ajustes, hoy lo importante es concretar y asegurarnos que esos ajustes alcanzados, esas reformas que están en proceso de implementarse, deriven en los beneficios que propusimos y que, todos compartimos y coincidimos, serán para todos los mexicanos.

Y ya este año se empiezan a ver algunos de estos beneficios.

Gracias, por ejemplo, a la Reforma Hacendaria, fue posible que hoy el Estado mexicano tenga mayor capacidad financiera para atender con mayores recursos a la población menos favorecida, la que tiene menos ingresos.

Solamente señalar que ha crecido el padrón de beneficiarios de distintos programas del orden social en 12.5 millones de personas beneficiadas, sea porque están en PROSPERA, sea porque están en el Programa de Oportunidades, sea porque están en la Pensión para Adultos Mayores, sea porque tengan el Seguro para Jefas de Familia, por sólo citar algún ejemplo.

Pero hoy, 12.5 millones de personas en todo el país se han incorporado a distintos programas de la política social, que lleva a cabo el Gobierno de la República.

Otro efecto de las reformas. En telecomunicaciones.

Aquí están Senadores que participan de manera muy decidida e involucrada dentro de su trabajo legislativo en el tema de las telecomunicaciones. Entre los varios beneficios, uno muy inmediato, es que las anteriormente llamadas de larga distancia que se cobraban, a partir de este año ya no tienen costo, ya no se cobran, porque toda llamada realizada dentro del territorio nacional se considera una llamada local.

Pero, además, no sólo eso, se abre la competencia dentro de este sector. Habrá más compañías que estén prestando los servicios de telefonía, que además estarán convergiendo en otros servicios como el del Internet, entre ellos, que esto será fundamental para el desarrollo de las personas y de sus actividades de negocio o empresariales que tengan.

Otro beneficio de la Reforma Hacendaria, también es, por primera vez, eliminar los gasolinazos, se quitan los gasolinazos y este año ya no habrá los incrementos mensuales, que a lo mejor no se sentían en los bolsillos de los mexicanos porque era gradual, pero si hacía uno el balance al final de año, eran incrementos que sí impactaban en la economía de las familias mexicanas.

El año pasado el incremento de la gasolina fue de más del 12 por ciento, este año a partir del anuncio, el incremento que tuvo a inicios de año, no habrá más incrementos, se acaban los gasolinazos, y eso, sin duda, beneficia a la economía de las familias mexicanas.

Son estos algunos de los beneficios, no son todos, son varios más, pero estamos en ruta de concretarlos, y eso dependerá de que implementemos, en tiempo y en forma, cada una de estas reformas por las que hemos venido trabajando y que se han materializado.

Finalmente, quiero desearles todo lo mejor. Desde aquí, desde este espacio, desde esta inauguración, de este centro hospitalario para atender a niños y adolescentes de Puebla, quiero desearle a toda la sociedad poblana un gran año 2015.

Desearles que sea un año de prosperidad, de logros, de metas y de concreción de objetivos.

Y, sobre todo, señor Gobernador, que en el esfuerzo que estamos haciendo de manera conjunta, que en el buen entendimiento que hemos alcanzado el gobierno del estado y el Gobierno de la República, nos permita cumplir más y de mejor manera a la sociedad poblana.

Muchísimas felicidades.