Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar a las autoridades hoy aquí presentes, principalmente al señor Gobernador del Estado de Chihuahua, a quien le agradezco no sólo su hospitalidad, sino sobre todo su mensaje de bienvenida y, especialmente, la adhesión que su gobierno ha tenido para que, junto con el Gobierno de la República, impulsemos acciones, obras, proyectos; que redundarán en beneficio de todos los habitantes de Chihuahua.

Gracias por esta disposición constructiva y positiva en favor de los habitantes de este gran estado.

Saludo, de igual manera, a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al señor Presidente Municipal de Ojinaga, a quien le agradecemos, también, su hospitalidad.

Al señor Comandante de la Región Militar, aquí, en Chihuahua.

Y, de igual manera, quiero saludar a Legisladores Federales, Legisladores locales, Presidentes Municipales.

A toda esta gran representación de la sociedad de Chihuahua que se da cita aquí, en Ojinaga.

A liderazgos de distintas regiones.

A liderazgos sindicales.

A líderes de distintas organizaciones sociales.

Y a empresarios que hoy, aquí, nos acompañan de distintas partes de esta gran entidad.

Y de manera muy señalada, quiero saludar y agradecer la presencia de toda la juventud entusiasta de distintas instituciones educativas de Ojinaga.

Muchísimas gracias por estar aquí presentes.

Señoras y señores:

Estamos aquí, hoy, quienes formamos parte del Gobierno de la República, distintos funcionarios que me acompañan, que particularmente tienen responsabilidad directa en varios de los anuncios que vengo a compartirles.
Hoy, me da mucho gusto estar aquí, en Ojinaga, en esta frontera, en este primer punto de frontera que estoy visitando como Presidente de México.

Y efectivamente, el señor Gobernador del estado ha dicho con acierto, estamos a unas horas, que se hacen pocos días, señor Gobernador, de cumplir un año al frente del Gobierno de la República.

El 1 de diciembre cumpliremos un año al frente de esta responsabilidad que me fue confiada por la gran mayoría de los mexicanos.

Y desde entonces, como lo anuncié el primer día de mi gestión, éste es un Gobierno que se ha decidido a impulsar cambios y transformaciones que aseguren que desde ahora y futuras generaciones, tengan mejores condiciones.

Trabajamos por realmente lograr condiciones de mayor bienestar, de mayor desarrollo, de mayores oportunidades para todos los mexicanos. Y eso implica hacer ajustes de fondo, cambios estructurales.

Muchas y muchos de ustedes han escuchado o han oído de las famosas reformas estructurales, a veces sin entender, quizá porque no lo hemos explicado suficientemente cuál es el alcance de esas reformas.

Pero lo que sí es cierto, lo que es seguro, y que evidentemente estará acompañado de toda una comunicación que precise los beneficios. Pero más allá de ello, lo importante es que cada mexicano pueda sentir de manera directa cuáles son los beneficios de esas reformas.

Desde una Reforma Laboral, que flexibiliza el mercado y que posibilita que más mexicanos puedan incorporarse a la actividad formal y productiva. Desde una Reforma Educativa, que busca asegurar calidad en la educación de los niños y jóvenes del país para poder incorporarse a un mercado laboral cada vez más exigente.

Desde una Reforma en Telecomunicaciones, en Competencia Económica, que busca, fundamentalmente, abrir competencia, y que posibilite que los mexicanos tengan acceso a distintos productos y servicios en telecomunicaciones y en otros ámbitos de la economía, que sean más accesibles, que compitan en calidad, en precio, y que sea cada mexicano que decida por cuál deba, cuál será el de su elección; y que evitemos prácticas monopólicas que son dañinas, porque, al final de cuentas, queda en quienes tienen el monopolio la decisión de la calidad y el precio a cuáles ofertar los servicios y productos.

Ese es el alcance de las reformas.

Una Reforma Hacendaria que pocos deciden llevarla a cabo. Y en todas estas reformas, como en ésta, la Reforma Hacendaria, que tiene un propósito de carácter progresivo, es decir, asegurar que quienes más ganen paguen más impuestos y que esa sea razón o que eso permita, a todos los órdenes de Gobierno, tener mayores capacidades para generar beneficios, especialmente para quienes menos tienen.

Ese es el propósito y alcance de estas reformas, que de manera enunciativa comparto con ustedes. Y que para lograrlas no sólo bastó tener la firme decisión y voluntad política para llevarlas a cabo, sino también encontrar en este clima de civilidad y acuerdo político, la participación de las distintas fuerzas políticas del país.

Iniciamos, precisamente, en la construcción de un gran acuerdo denominado Pacto por México, que definió o definimos de forma conjunta una agenda de trabajo y de temas a transformar, a reformar, convencidos de que son necesarios para el país.

Y seguiremos trabajando bajo esta ruta, porque somos un país democrático.

Somos un país con distintas visiones, un país diverso y plural, y en el que todas las voces merecen ser escuchadas.

Pero, como en democracia, o como debe ser en democracia, sin duda debe privilegiarse la voz o aquella representación que tenga mayoría. Aquella en la que haya un mayor consenso.

Hemos sido claros invariablemente con quienes participamos en este acuerdo político de que no necesariamente debiéramos encontrar siempre unanimidad, pero sí el consenso suficiente, el respaldo mayoritario a aquello que debemos cambiar y en lo que coincidimos y que sea para beneficio del país.

Esa es la agenda, esa es la ruta de trabajo que hemos seguido en este primer año de gestión.

Y aquí he compartido varias de las reformas que se han logrado ya realizar, gracias al respaldo y al apoyo de distintas fuerzas políticas, de unas y de otras, que en algunos momentos han estado más en favor del proyecto que hemos impulsado y que han enriquecido con su participación.

Así seguiremos trabajando. Porque tenemos claro que para asegurar que México tenga mejores condiciones, sea un país abierto a más oportunidades, especialmente para los jóvenes, tenemos que transformarlo de raíz. Tenemos que hacer ajustes estructurales.

Por una razón muy simple. Hoy somos actores de un nuevo siglo, del Siglo XXI. Y si reconocemos que el Siglo XX trajo aparejado grandes cambios, grandes reformas, importantes transformaciones en la calidad de vida de los habitantes del país y del mundo entero; una expectativa de vida mayor, con medicamentos de avanzada, con el uso de tecnologías, con mejores comunicaciones.

Si eso ocurrió en el Siglo XX, qué debemos esperar del Siglo XXI.

Sin duda, cambios más acelerados, que aseguren que en el presente y en el futuro haya mayores oportunidades para todos los mexicanos.

Y por eso no podemos seguir o no podíamos seguir con las reglas, con el andamiaje, con las condiciones trazadas en el pasado, para una condición muy distinta de la que hoy tenemos.

Y por eso hemos venido, insisto, apoyando de forma decidida esta agenda de transformación y de cambio para el país. Y así continuaremos haciéndolo.

Están por delante importantes reformas: la política, la energética, que dándole al Estado o garantizando que el Estado mexicano y todos los mexicanos mantengan la propiedad de los hidrocarburos, podamos encontrar mecanismos que posibiliten el desarrollo de las fuentes generadoras de energía de nuestro país, para abaratar los costos, para volver a México más competitivo, para atraer más inversiones y generar más empleo y, eso, sin duda, genere desarrollo y bienestar para todos los mexicanos.

Esa es la visión y esa la óptica en la que estamos trabajando.

Quiero apelar a su comprensión, porque al compartir con ustedes, precisamente contagiado del ánimo de aquí, de Ojinaga, de sus habitantes, que me han recibido de manera cálida, y que cuando me advertían que iba a hacer mucho frío, que iba a estar aquí un frente frío y que se iba a resentir; vean a todos los compañeros del Gabinete que vienen bien abrigados, incluido, el que les habla, su servidor, que viene con una chamarra.

Pero si algún frío había, que además no se siente, menos se siente con la calidez y el entusiasmo con la que los habitantes de Ojinaga me han recibido.

Muchísimas gracias.

Muchas gracias.

Y quiero apelar a su comprensión, porque a lo mejor me he extendido ya en el uso de la palabra, dejando quizá de lado el tema que hoy nos convoca, y al que quiero ya referirme de manera puntual, que es un programa de apoyo a toda la zona fronteriza, no sólo de Chihuahua, sino de todo el país, en el Norte y el Sur de México.

Vengo aquí, a compartirles varias acciones que el Gobierno de la República ha iniciado y emprenderá a partir del día de hoy, precisamente, para impulsar el desarrollo de la región fronteriza del país.

Y para apoyar, también, zonas que requieren de mayor infraestructura, y apoyar, también, a sectores de la sociedad, como lo ha compartido aquí la titular de SEDESOL, que viven en condición de rezago social, y que el Gobierno está en la obligación y en la responsabilidad de apoyar estos sectores de mayor rezago.

Hoy, lanzamos el Programa de Apoyo a la Zona Fronteriza, que beneficiará a los estados de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Tabasco y Tamaulipas, con acciones coordinadas entre distintas dependencias del Gobierno Federal.

Este programa contempla seis acciones estratégicas con una inversión del orden de 30 mil millones de pesos.

Déjenme compartirles cuáles son estas acciones, y quienes me han antecedido en el uso de la palabra seguramente ya les anticiparon algo. Fueron muy aplaudidas algunas de estas acciones, que aquí quiero nuevamente refrendar, no sólo para Chihuahua, sino para otras entidades de las fronteras de nuestro país.

Primera acción. Vamos a empezar de manera gradual, pero ya desde hoy, tomando acción para eliminar varias garitas de la franja fronteriza.

Desde hoy quedan clausuradas 12 garitas en cuatro entidades del país, que ya no tienen sentido de permanecer abiertas.

Y permítanme mencionar una a una. La gente que está manejando el video, dejaré para el final las de Chihuahua, que ya vi que estaban mostrando ahí el video.

Me refiero, en primer lugar, a Sonora. Hoy, queda clausurada la de Mututicachi, que ya no tiene razón de ser.

En Chiapas, quedan clausuradas desde hoy Viva México, Tzimol y Quija.

En Tamaulipas: Ciudad Mier, Parás, Arcabuz y Batalla de Santa Tamaulipa.

Y aquí, en Chihuahua: Samalayuca, Puerto de Janos, La Mula y El Pegüis.

Gradualmente iremos cerrando otras garitas que, bueno, ya las mostraron ahí, la cortina de cierre. Cerradas las garitas.

Aquí, expuso hace un momento el Secretario de Hacienda varias razones de por qué la existencia de estas garitas.

Pero a partir de la Reforma Hacendaria, aprobada por el Congreso de la Unión, varias de ellas pierden total sentido, y gradualmente lo estarán perdiendo otras más, que estaremos cerrando y clausurando y que estaremos informando a la opinión pública del tiempo y momento para hacerlo.

Sólo adelanto otra muy importante en Coahuila, que en los próximos meses también habremos de clausurar, la de Allende, que tampoco tiene ya razón de ser.

Sin embargo, todavía hay que hacer ajustes ahí, por los equipos y elementos que se tienen en esta garita, que habrán de trasladarse a la frontera y que será entonces cuando estemos cerrando esta garita.

Segunda acción, que yo comparto con ustedes de este Programa de Apoyo a la Zona Fronteriza.

Vamos a apoyar a las familias de bajos recursos que viven en la frontera.

Los señores Diputados federales aprobaron en el presupuesto un fondo fronterizo y de este habremos destinar dos mil 500 millones de pesos en coordinación con los gobiernos estatales para apoyar a aproximadamente 240 mil familias que puedan incrementar su ingreso y sean parte del programa de apoyo alimentario, Sin Hambre, que ha instrumentado el Gobierno de la República.

Tercera acción. El fondo fronterizo apoyado por la Cámara Diputados en la aprobación del presupuesto para el próximo año fue de tres mil millones: dos mil 500 que serán destinados, precisamente, a apoyar a las familias de menos recursos; y los otros 500 millones de pesos vamos a llevarlos a un fondo que nos permita capitalizarlo a través de la Banca de Desarrollo para detonar créditos hasta por cinco mil millones de pesos en beneficio de las pequeñas y medianas empresas de la zona fronteriza.

Cuarta acción. Vamos a impulsar el turismo en la zona fronteriza. Déjenme compartirles unos datos verdaderamente reveladores del potencial que tiene la frontera para atraer turismo a esta región de nuestro país.

Las cifras que tenemos es que son casi 10 millones de turistas fronterizos y más de 48 millones de excursionistas que cruzan la frontera cada año.

Esta cifra lamentablemente en los últimos tres años se ha visto disminuida.

Por eso, he instruido a la titular de Turismo, que está hoy aquí con nosotros, la Secretaria Claudia Ruiz Massieu, para que en coordinación con los gobiernos estatales, emprendamos de inmediato acciones para promover el turismo, precisamente, en la zona fronteriza. Revirtamos el cruce y podamos tener mayor número de visitantes, de excursionistas en las fronteras de nuestro país.

Acompañada de campañas de difusión que muestren las bellezas que tenemos en nuestro territorio en este lado de la frontera y tengamos cada día y cada año más visitantes a partir de estas acciones que llevemos a cabo.

Quinta acción. Y ésta es especialmente relevante. Aquí está el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, a quien le he dado indicaciones para establecer acciones especiales que protejan los derechos de los consumidores, especialmente en esta zona de la franja fronteriza de nuestro país.

Para que no sea excusa o pretexto, la aprobación de la Reforma Hacendaria que vino a homologar el IVA en la zona fronteriza para que se incrementen los precios.

Aquí hace un momento el señor Gobernador nos compartía, y es parte de la información que claramente tenemos, también, nosotros, ahí están las actas notariales que habrá de entregar el señor Gobernador. Si quiere usted entregárselas.

Lo que le está entregando el Gobernador del estado al Procurador Federal del Consumidor son actas notariales, que él ya refirió, de precios que hay en la zona fronteriza y en el resto del país. Y como hemos observado en varios productos, son exactamente los mismos precios.

Al final de cuentas quien ganaba en ello no era, precisamente, ni los habitantes por el impuesto que se recaudaba, sino algunas de las empresas que ese diferencial que había en el IVA, iba precisamente en beneficio de esas empresas o de algunos comerciantes.

Por eso, es que no hay excusa ni razón para tener incrementos y, sobre todo, afectaciones a los derechos de los consumidores de la zona fronteriza.

La instrucción que le he dado al señor Procurador Federal del Consumidor es emprender un programa de verificación, de supervisión y de sanción a aquellos que abusen, precisamente, bajo esta excusa e incrementen los precios de manera desmedida en perjuicio de los consumidores.

Habrán de supervisarse los precios de más de dos mil productos de alto consumo, incluyendo los de la Canasta Básica, en 21 ciudades fronterizas. También, habrá de instrumentarse un programa, como el que ya tiene PROFECO en el centro del país, el de Programa en 30, que con una ampliación a la logística de operación que tenga la PROFECO, le permita tener verificadores de precios en menos de 30 minutos, donde el consumidor denuncie hay abusos por incremento de precios.

Y sexta acción. Sexta acción es compartir con ustedes que, en lo aprobado por la Cámara de Diputados, hay una inversión de casi 22 mil millones de pesos para impulsar obras y proyectos de infraestructura en todos los estados fronterizos.

Para Chihuahua, particularmente, hay obras que algunas habrán de iniciar ya, y otras se estarán concluyendo.

Déjenme sólo citar algunas:

La primera etapa de rehabilitación del Centro Histórico de Ciudad Juárez; el inicio a la construcción del Hospital de Cancerología en Juárez; el Centro de Convenciones y Exposiciones de Ciudad Juárez; la modernización de la carretera Palomas-Parral; la carretera alimentadora Samachique-Batopilas; el Aeropuerto Regional Barrancas del Cobre, que sin duda vendrá a detonar el turismo a esta región.

Vamos a iniciar la construcción del Hospital de Especialidades en Juárez, y la carretera Chihuahua- Parral. Son algunas de las obras que están previstas en el presupuesto para el próximo año.

Amigas y amigos:

Quiero, una vez más, agradecer la hospitalidad de todas y de todos ustedes.

Si es como me lo ha compartido. Así es, no tengo duda, señor Gobernador, que es ésta la primera ocasión que un Presidente visita aquí, Ojinaga. Me siento, verdaderamente, muy honrado y, sobre todo, muy contagiado del ánimo de sus habitantes, de especialmente, los jóvenes, de muchos jóvenes que con gran calidez y muestras de afecto me recibieron a mi llegada.

Quiero agradecerles, de verdad, su recepción, pero sobre todo convocarles. Convocarles a todas y a todos para que, con un ánimo compartido de cambio, de transformación, de modernización, sigamos trabajando para mover a México; para mover a México hacia mejores condiciones, para mover a México a un mayor desarrollo.

Las zonas fronterizas del país son, sin duda, un motor muy importante, y lo que este Gobierno se ha propuesto de fondo es que el desarrollo, el desarrollo económico, el desarrollo social se extienda por igual a todas las regiones del país.

Gracias a las zonas fronterizas por la importante contribución que hacen al desarrollo nacional.

Trabajando juntos y con este ánimo, sigamos moviendo y transformando a todo México.

Muchas gracias.