Señores titulares del Poder Legislativo y Judicial de la Federación.

Muy respetados señores Secretarios de la Defensa Nacional y de la Armada de México.

Distinguidos señores Gobernadores.

Jefe de Gobierno electo del Distrito Federal.

Distinguidas autoridades que gentilmente están presentes en esta Salutación de las Fuerzas Armadas de México a su Comandante Supremo.

Señores Generales y Almirantes, jefes, capitanes y oficiales, cadetes, tropa y marinería.

En pleno uso de las facultades que me confiere la Constitución, y en mi calidad de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de México, acudo a esta Ceremonia de Salutación.

A todos, les expreso mi reconocimiento por su disciplina y lealtad. Por su espíritu de unidad y patriotismo. Por su entrega y compromiso permanentes con México.

Al haber rendido Protesta como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, este día he asumido, de igual manera, el Mando Supremo del Ejército Mexicano, Armada de México y Fuerza Aérea Mexicana.

Como su Comandante, les instruyo a fortalecer la unidad nacional, salvaguardar el territorio y garantizar la seguridad interior del país. Instruyo, también, a que en el desempeño de sus funciones y servicios, actúen invariablemente con integridad, orden y estricto respeto a los derechos humanos.

Las Fuerzas Armadas de México han sido, son y serán pilares para la estabilidad de nuestra Nación.

Cada uno de ustedes, cada mujer y hombre de estas Instituciones, encarna los valores de libertad, independencia y soberanía. Su vocación de servicio y su lealtad a la Patria, las colocan entre las instituciones de mayor respeto y estima entre los mexicanos.

La población les reconoce la protección y auxilio que les brinda, en especial, en los lugares y momentos que más lo necesitan.

Integrantes de las Fuerzas Armadas de México:

Nuestra Nación demanda que todos juntos vayamos hacia adelante, que iniciemos la gran transformación de México en el Siglo XXI.

Este día, el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea nacionales, ratifican su compromiso con la construcción de un México en paz, incluyente, próspero y en crecimiento.

Los mexicanos están seguros que cada uno de ustedes contribuirá con patriotismo, lealtad, orgullo y honor, a la gran misión histórica de transformar a México.

En el nuevo tiempo de la Nación, México confía en sus Fuerzas Armadas.

Muchas gracias.