Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar al señor Gobernador del Estado de Sinaloa, a quien le agradezco su mensaje de bienvenida.

Sobre todo, lo que él ha comprometido también de manera reiterada, esta voluntad para hacer equipo, para hacer frente común a distintos temas y necesidades que tiene la sociedad sinaloense.

Gracias, además, por haberse delatado aquí, señor Gobernador, porque el que hambre tiene, en pan piensa. Y seguramente eso fue lo le ganó este dislate. Ahí se lo van a colgar, señor Gobernador.

Pero es de humanos errar y equivocarse, señor Gobernador. Hay que entenderlo así, si no, no seríamos humanos, y así nos pasa a todos alguna vez. Pero no por ello hay que pensar en el pan, me refiero al de la comida, señor.

Me da mucho gusto saludar a todas las autoridades que están aquí, presentes.

A integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

A autoridades del gobierno del Estado de Sinaloa.

Al señor Presidente Municipal de Mazatlán.

A empresarios. Particularmente, al ingeniero Carlos Slim, quien es Presidente del grupo empresarial que ha construido la obra que hoy estamos aquí, hoy entregando.

A los mandos militares y navales, a quienes saludo con respeto.

A los empresarios de Sinaloa que se dan cita en este evento.

Me da mucho gusto saludarles, porque son ustedes, como aquí ya se señaló, hombres, mujeres, decididos a seguir invirtiendo en México, a seguir confiando en México y a poner su mayor apuesta en México. Y son ustedes, a final de cuentas, el motor del desarrollo de nuestro país.

Aquí, por Sinaloa, y en todas partes del territorio nacional, son nuestros emprendedores, nuestras mujeres y hombres de empresa, quienes están moviendo a México y quienes están abriendo espacios de oportunidad para más mexicanos.

Gracias por su presencia en este evento

Saludo a nuestras y nuestros delegados Federales, quienes representan al Gobierno de la República en distintas tareas, y gracias por ser parte de este equipo que trabaja y se la juega por México.

Muchas gracias, también, a la representación de la sociedad civil de Sinaloa y muy particularmente de Mazatlán.

Les saludo con respeto y con afecto.

Quiero decirles que me da mucho gusto estar aquí, en Sinaloa, nuevamente y particularmente en ésta, la Perla del Pacífico, aquí, en Mazatlán, e inaugurar esta importante obra de infraestructura vial.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes ya ha referido los datos técnicos de esta obra, la relevancia que tiene la obra que hoy estamos inaugurando.

Este nuevo Libramiento de Mazatlán es uno de los 56 libramientos que el Gobierno de la República está construyendo en 28 entidades del país.

Son 56 libramientos que van a permitir elevar la conectividad, la competitividad y algo más importante: elevar la calidad de vida de los habitantes que viven en esas regiones, hoy con mayor crecimiento poblacional, con crecimiento urbano y que necesariamente demandan tener mejores vialidades.

Éste es un libramiento que forma parte de esta gran red carretera que corre desde la Ciudad de México hasta el Norte del país, hasta Nogales.

Este libramiento, como pudimos apreciar en la imagen que hace un momento se proyectara, es un libramiento que proyecta a Mazatlán y a Sinaloa en este rostro de modernidad y de estar teniendo mejor conectividad.

Tanto ayer, como el día de hoy, he entregado obras de infraestructura carretera.

Ayer, en Jalisco, en una obra o ampliación de un tramo carretero que conecta dos estados, tanto Guanajuato como Jalisco, y hoy aquí este libramiento de Mazatlán.

Ayer y aquí, hoy nuevamente comento, estas obras de infraestructura carretera, de infraestructura portuaria, de infraestructura ferroviaria están elevando la competitividad de nuestro país y eso permite que más inversión llegue a México.

Ayer compartía que de acuerdo a una consultora internacional, México se ubica ya entre los 10 países más atractivos para la inversión.

En donde las empresas globales, las empresas que tienen presencia en distintas partes del mundo, de acuerdo a la encuesta que realiza esta Consultora desde hace ya varias décadas, ve a México como un país que se ubica entre los principales a dónde llevar inversión o a dónde creen estarán invirtiendo.

Y esto no es obra de la casualidad.

Ayer, y hoy nuevamente, frente a ustedes, frente los sinaloenses vuelvo a reiterar: hay dos poderosas razones que nos permiten hoy ver a México con o más bien convirtiéndose en un destino mucho más confiable para atraer inversiones.

Por un lado, la obra de infraestructura que el Gobierno de la República y los gobiernos estatales estamos desarrollando, bajo una óptica y bajo una premisa que tiene mi Gobierno, que es trabajar en equipo.

No estamos haciendo esfuerzos aislados, tampoco estamos dejando de hacer aquellas obras que iniciadas en el pasado, merecían concluirse a cabalidad. Es el caso de la Autopista Durango-Mazatlán, una autopista iniciada hace ya varios años, y que correspondió a este Gobierno hacer prácticamente una buena parte de esta obra, el 30 por ciento de la obra.

Pero que de no haber sido así, de no haber tenido esta voluntad, sólo hubiésemos dejado obras inconclusas que hubieran sido una enorme frustración y, además, inversiones perdidas, que no hubiesen hecho ningún sentido.

El Gobierno de la República actúa con responsabilidad, da puntual seguimiento y conclusión a aquellas obras que se hubiesen iniciado en el pasado, pero, también, ahora nos está correspondiendo iniciar y poner en marcha, y concluir importantes obras de infraestructura que van a ampliar la conectividad, nos van a volver como país mucho más productivos y, sobre todo, más atractivos para la inversión, y con ello, generar más empleos para los mexicanos de nuestra Nación.

Ese es el propósito del esfuerzo que estamos desplegando.

Y, sin duda, es muy ambicioso el proyecto de infraestructura que nos hemos trazado.

Hemos comprometido en el Plan Nacional de Infraestructura hacer inversión para al menos modernizar o ampliar 80 carreteras Federales, que significa modernizar, ampliar, modernizar prácticamente más o casi cuatro mil kilómetros de las carreteras que hay en nuestro país.

Y, por otro lado, hemos venido avanzando en el proyecto de construir 46 nuevas autopistas en todo el territorio nacional, que significa construir tres mil nuevos kilómetros de autopista en nuestro territorio.

Esto, sin duda, va a dar otro rostro a nuestra Nación, nos va a permitir ver los rostros que vimos en este video, de modernidad, de calidad, y con ello, hará posible que opciones de desarrollo, de progreso para distintas regiones del país, sean posibles.

Y, por otro lado, quiero referirme a algo que el Gobernador del estado aquí nos compartiera y reflexionaba, el alcance de la política.

Nuestro país, sin duda, en los últimos años, en las últimas cuatro décadas, ha emprendido cambios muy significativos.

Uno de ellos, hacia los años 70 fue, sin duda, el inicio de una apertura política, democrática, de ir reconociendo la pluralidad de nuestro país, de ir reconociendo la diversidad de pensamiento, de proyecto e ideológica que había en nuestro país y eso dio espacio, precisamente, para que fuéramos encontrando una mayor presencia y consolidación de nuestra democracia, y en donde los proyectos diversos compiten entre sí, ante la opinión y ante la decisión que la sociedad de manera mayoritaria tiene frente a esos proyectos.

Ese fue un gran primer paso que México dio en años recientes.

En el aspecto económico nuestro país decidió abrirse al mundo, decidimos competir con el mundo, nos probamos como mexicanos, a veces con algunos temores.

Cuando se dieron pasos hacia la apertura comercial, hacia la celebración de acuerdos comerciales de libre comercio, que nos iban a permitir incursionar en nuevos mercados, de tener presencia de productos hechos en México, compitiendo con otros de otros países y en otros mercados, como una gran oportunidad, pero al mismo tiempo como un gran desafío, puso a prueba nuestra capacidad para competir y nos demostramos como mexicanos que sí somos posibles de competir y ser mejores que muchas otras partes del mundo.

Y ahí están los productos de México, hoy México se viene consolidando como un país de manufactura, como un país de manufactura especializada.

Hoy vemos cómo México se consolida en su industria automotriz, compleja; lo mismo que la industria electrónica, lo mismo que la industria aeroespacial, en donde cada día cobra mayor espacio y mayor presencia en nuestro país.

No será de sorprendernos que la industria aeroespacial venga a ocupar en algunos años la misma posición y el mismo lugar que hoy ocupa la industria automotriz, de ser México uno de los países de mayor presencia de estas industrias muy consolidadas y que, sin duda, demuestra y acredita la habilidad y la capacidad tecnológica y de mano de obra que hay entre los mexicanos. Esto es motivo de gran orgullo.

Pero ahora nos faltaba encontrar nuevos asideros, nuevas plataformas para que México repuntara y creciera. No podíamos seguir en una inercia que, de no cambiar, difícilmente nos iba a deparar nuevas condiciones y nuevos horizontes.

Y eso dio lugar a las reformas estructurales, varias para la parte económica, varias para la parte política de fortalecimiento de las instituciones democráticas y políticas del Estado mexicano.

Pero especialmente las zonas económicas, hoy abren un nuevo horizonte, un horizonte que se va a ir consolidando, que las hicimos en democracia, con la participación de las distintas expresiones políticas, que las propuestas y las reformas hechas se enriquecieron con la visión de todas las expresiones, pero que hoy como país nos dan una nueva plataforma, un nuevo lugar, un nuevo asidero, en donde México tendrá mayores espacios de crecimiento y desarrollo.

Y ya estamos apreciando los resultados.

El que hoy ocupemos un lugar dentro de los 10 países en donde se espera venga mayor inversión, es precisamente por estas dos importantes razones: reformas y el proyecto de infraestructura que estamos impulsando.

El hecho de que mejore la posición que México tiene en el análisis que el Foro Económico Mundial realiza a distintos ámbitos y en donde estamos mejorando, vale la pena destacar en tecnologías de la información, en el uso de las mismas, en el aprovechamiento de estas tecnologías y en la democratización, quiere decir, el que estas tecnologías estén llegando a más mexicanos, hay un avance significativo.

Apenas ayer leía cómo habíamos pasado de un año a otro, de haber avanzado 10 lugares en la apreciación que el Foro Económico Mundial hace sobre esta materia, sobre el uso de las tecnologías de la información.

Estas reformas, sin duda, también abren espacios para la participación de los empresarios mexicanos, para explorar y entrar a participar en nuevas industrias, en nuevos ámbitos del desarrollo económico de México, particularmente en las telecomunicaciones, en el sector energético, en donde México habrá de ser más competitivo.

Esa es la razón de haber hecho estas reformas económicas. Estas reformas estructurales, porque eso darán, insisto, un nuevo motor, prácticamente fue cambiar, renovar el motor de nuestro país, para darle un empuje y un mayor impulso al progreso y al desarrollo de nuestra Nación.

Y quienes serán responsables de hacer todo esto será, por un lado, la tarea del Gobierno para asegurar la debida y eficaz instrumentación de esas reformas.

Y, por otro lado, la sociedad mexicana, que será parte, será protagonista en el armado y en la construcción y en la implementación de todas estas reformas, y en los beneficios que deriven de estas reformas.

Ese es el gran proyecto que hemos impulsado y en el que estamos trabajando. Y es, así como estamos viendo desarrollo de más infraestructura, con esta obra que hoy estamos entregando; es así como estamos viendo el cambio en el rostro que tiene nuestro país.

Y si bien, en algunas partes se enfrentan resistencias ante los cambios que estamos impulsando, vale la pena reconocer que en la gran mayoría del país las reformas van y se están concretando, se están materializando.

Aquí, vale la pena destacar, y algo que recojo del discurso del Gobernador, que a la política hay que darle ese valor.

El valor de la política y es la política, al final de cuentas, la que se hace presente invariablemente en cualquier episodio de la historia de la humanidad, con la capacidad para transformar, para resolver y para generar soluciones para una sociedad.

Hoy nos ocupamos, precisamente, de hacer de la política un instrumento de transformación y de cambio social, de cambio positivo para México.

Quiero, finalmente, compartirles que si el mundo aprecia hoy lo que México está logrando, lo que entre todos estamos construyendo, vale la pena que como sociedad tengamos esa misma fe y esta misma confianza en nuestra propia capacidad.

Ya en episodios del pasado, como lo he referido, algunas veces dudamos de nosotros mismos.

Tuvimos inquietudes ante lo incierto que hubiese sido entrar a competir con otras economías, pero hoy México forma parte de una economía global, no sólo de lo que ocurre aquí, en México, sino de lo que pasa en todo el mundo.

Y hemos probado que tenemos fortaleza y capacidad para insertarnos en ese mundo global, en ese mundo de alta competencia.

No tengamos temores.

Refrendemos la confianza en nosotros mismos. Estemos conscientes de nuestra capacidad y de lo que somos capaces de construir y de hacer, como ha ocurrido en el pasado, cuando tenemos fe y confianza en nosotros mismos; cuando sabemos de nuestras propias capacidades y cuando, al final de cuentas, tenemos una visión positiva y optimista de lo mucho que podemos lograr.

Aquí, Sinaloa, es ejemplo de ello, de lo que ustedes como sociedad han logrado hacer y han logrado proyectar, hacer de la Perla del Pacífico y de las distintas regiones de Sinaloa, lugares de progreso; estado que se posiciona en los primeros lugares, en varios, en su capacidad productiva en distintos aspectos.

Ejemplos como ello es lo que queremos se replique en todo el país.

Por ello, me felicito de estar hoy aquí con ustedes. Les felicito a todos ustedes por ser parte de este esfuerzo de sociedad y colectivo, que trabaja para mejorar su comunidad.

Y que tengan aquí claro que encontrarán en el Gobierno de la República y en el Presidente de la República a un invariable y siempre aliado del esfuerzo de todos ustedes.

Muchas gracias por su hospitalidad.