Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar a los funcionarios del Gobierno de la República que encabezan este esfuerzo para lograr una adecuada gestión del recurso hídrico de nuestro país.

Agradezco el testimonio que el Director de la CONAGUA ha rendido, precisamente, de lo que ha sido la experiencia de nuestro país en esta materia.

Al mismo tiempo, quiero saludar a funcionarios del Gobierno de la República.

A los Presidentes de las Comisiones de Recursos Hidráulicos y de Agua, tanto del Senado de la República como de la Cámara de Diputados.

A funcionarios de la Comisión Nacional del Agua, y de manera muy señalada, a quienes han entregado y consagrado gran parte de su vida al servicio de esta institución.

Quiero saludar a los señores exdirectores de la Comisión Nacional del Agua, que hoy nos acompañan.

A la Embajadora de Israel, que está presente entre nosotros.

A distinguidos invitados a este encuentro.

De igual forma, quiero saludar a los directores de los distintos organismos operadores de agua del país, que se dan cita en este evento conmemorativo de estos 25 años de la Comisión Nacional del Agua.

De igual forma, a los presidentes de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México, y de la Asociación Nacional de Usuarios de Riego de nuestro país.

Muy distinguidos invitados.

Señores representantes de los medios de comunicación.

El desarrollo de la humanidad ha estado estrechamente vinculado al agua como fuente de vida y de desarrollo social.

El agua ha acompañado a las sociedades en su pasado y en su presente, y es elemento indispensable para su futuro.

Se trata de un recurso estratégico que requiere el mayor de nuestros esfuerzos para su aprovechamiento sustentable, en beneficio de nuestra población. De allí, la importancia de la labor que diariamente realizan más de 13 mil servidores públicos de la Comisión Nacional del Agua, que hoy cumple 25 años.

Para todos los servidores públicos, los presentes y los miles de ausentes que colaboran en esta gran institución, vaya desde aquí mi reconocimiento y mi felicitación por su importante contribución y esfuerzo diario en favor de la gestión del recurso hídrico de nuestro país.

Muchas felicidades.

Todos ustedes son herederos de una historia iniciada en 1917, con la Dirección de Aguas, Tierras y Colonización y que, tras una larga evolución institucional que don Macario hace un momento nos compartía, en 1989 se transformó en esta Comisión Nacional del Agua.

Por su capacidad técnica en la administración y preservación de nuestras aguas nacionales, por la magnitud de sus obras y los servicios que presta a nuestra población, la CONAGUA cuenta con amplio reconocimiento social.

Sus logros en materia de construcción y operación de presas, así como de sistemas de riego y obras de abasto de agua potable, enorgullecen a todos los mexicanos.

Para estar a la altura de este legado, desde el inicio de esta Administración, la CONAGUA trabaja coordinadamente con estados y municipios a fin de encontrar soluciones integrales y mejorar la calidad de vida de la población.

Esta Comisión Nacional también ha promovido la participación de la ciudadanía, de la iniciativa privada, representada en la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México, así como de los productores del campo, agrupados en la Asociación Nacional de Usuarios de Riego.

Esta suma de voluntades demuestra que el agua es un tema importante para todos.

Por su extensión y variedad de climas, México tiene retos hídricos contrastantes.

Por un lado, inundaciones, asentamientos humanos en zonas lacustres o costeras y, por otro, sequía en regiones sin acceso a agua potable.

La experiencia compartida hace un momento por el Director de la Comisión Nacional del Agua de lo que fue, experiencias que han marcado su vida y, sobre todo, en la anécdota de quien fuera Presidente Adolfo López Mateos, sin duda, está vigente. Sigue siendo para nuestro país la gestión y Administración del recurso hídrico un gran reto para la Nación.

Además, el país siempre tiene que estar alerta, porque en cuanto termina la temporada de huracanes y ciclones, inician los frentes fríos.

Afortunadamente, México cuenta con una institución sólida y profesional, como es la CONAGUA, para su atención oportuna.

Déjenme compartirles que en la primera Reunión de Gabinete Legal y Ampliado que tuve a inicios de este año, precisamente, reconociendo la necesidad de lograr un mayor fortalecimiento institucional ante eventuales contingencias que tengamos que enfrentar y preguntando sobre cuándo empezaba la temporada de lluvias, el Director de la Comisión Nacional del Agua se limitó a decir: La temporada de lluvias en México dura todo el año. Sea por razón de huracanes y ciclones, sea por la razón que ya expuse de los frentes fríos.

Ahora, a cinco lustros de su creación, de esta Comisión Nacional del Agua, es tiempo de fortalecer y ampliar sus capacidades.

La mejor muestra de esta decisión es su presupuesto.

Este año, gracias al respaldo de la Cámara de Diputados, y a los ingresos adicionales que permitirá la Reforma Hacendaria, la CONAGUA tendrá un presupuesto cercano a los 50 mil millones de pesos; es decir, prácticamente ocho mil 480 millones más que en 2013. Esto es un crecimiento real de 16.2 por ciento.

Dentro de este presupuesto se duplicaron los recursos para infraestructura de riego, con una inversión de casi cuatro mil millones de pesos.

Por su parte, el Programa de Inversión en Infraestructura Social y de Protección Ambiental contará con mil 300 millones de pesos; un incremento real de 127 por ciento respecto al año anterior.

Además, conscientes de la vulnerabilidad de distintos centros urbanos y la importancia de prevenir y mitigar desastres, en 2014 los proyectos de infraestructura para la protección de centros de población y áreas productivas, tendrán más de seis mil 650 millones de pesos; es decir, 173 por ciento más con respecto al año 2013.

Tan sólo durante el presente año, se prevé inaugurar 21 obras de elevado beneficio social, incluyendo presas, acueductos, canales, plantas potabilizadoras, sistemas de agua potable, drenajes y plantas de tratamiento de agua residuales.

Con una inversión total cercana a los 13 mil millones de pesos, estas obras beneficiarán a los Estados de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco y Zacatecas.

Con esta infraestructura estaremos en mejores condiciones de atender fenómenos meteorológicos extremos, como los que afectaron al país el año pasado.

Hacia adelante, durante 2014 y 2015, la Comisión Nacional del Agua prevé arrancar obras de gran calado, como el Proyecto Monterrey 6, para incrementar la oferta de agua en esa Zona Metropolitana.

Nuevas fuentes de abastecimiento de agua potable para la Ciudad de México; la Presa Santa María, en Sinaloa, para ampliar el abasto de riego en ese estado. Y la modernización de los sistemas de agua potable y drenaje de la Ciudad de San Francisco, en Campeche.

Además de estas obras, la CONAGUA llevará a cabo diferentes acciones de política pública fundamentales para el sector, y en este rubro destacan las siguientes.

Primera. Se creará la Agencia Nacional de Huracanes y Clima Severo y se modernizará integralmente el Servicio Meteorológico Nacional, para este último se contempla una inversión de prácticamente 170 millones de dólares, de los cuales 105 provendrán de financiamiento del Banco Mundial.

Segundo. Se habrá de acelerar la construcción de 10 centros regionales para monitorear el clima, para así contar con información más precisa y oportuna.

Se prevé, en un tercer punto, que en breve se presenten las acciones del Programa Nacional Hídrico 2013-2018, que ya se han iniciado, y de las cuales algunas de ellas ha compartido ya en este escenario el Director de la Comisión Nacional del Agua.

Con él, se fortalecerá la gestión del agua, se aumentará la seguridad hídrica ante sequías e inundaciones y se incrementará el acceso a servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

Y finalmente, la Comisión Nacional del Agua, en estrecha coordinación con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, trabajará para delimitar las zonas federales que puedan representar riesgos para la población.

Y no puedo omitir que la comisión fortalecerá sus capacidades de equipamiento y despliegue regional para atender emergencias con mayor oportunidad en las distintas entidades federativas.

En su conjunto, estos avances darán mayor fortaleza a la Comisión Nacional del Agua, la harán más eficiente en su desempeño y, lo más importante, traerán beneficios reales a la vida cotidiana de las familias mexicanas en un tema que es de la mayor prioridad.

Señoras y señores:

Ante las cambiantes condiciones demográficas y climáticas que hoy vive México, es necesario redoblar esfuerzos en materia hídrica.

Una correcta gestión del agua no sólo asegurará el abasto para la población, nos pondrá también en el camino correcto para reducir el impacto de fenómenos naturales extremos.

En ese objetivo, el país cuenta con el trabajo, la experiencia y responsabilidad y compromiso de cada uno de los trabajadores de la Comisión Nacional del Agua. Siéntanse todos, quienes colaboran en esta gran institución, orgullosos de contribuir al bienestar social, al desarrollo económico y a la sustentabilidad ambiental de nuestro país.

Por eso, una vez más, quiero reiterar mi más amplia felicitación a los más de 13 mil trabajadores que todos los días trabajan en favor de la gestión del recurso vital, que es el agua, para todos los mexicanos.

Y también, nuevamente, felicito ampliamente a quienes han recibido el día de hoy un reconocimiento por los muchos años, una vida entera consagrada a trabajar en esta gran institución en beneficio de todos los mexicanos.

Para ustedes y los más de 13 mil trabajadores de esta gran institución, mi mayor felicitación y todo mi reconocimiento.

Muchísimas gracias.