Muchísimas gracias.

Pasaré a hablar mi lengua materna, el Español, pero no antes de agradecerles a todos ustedes por haberme ofrecido la oportunidad de dirigirme a ustedes, y por haber acogido a los representantes del mundo de los negocios de México, que participen en este foro.

Y para que ellos les informen sobre lo que sucede en el mundo empresarial, en el mundo de los negocios en México, en la actualidad. Para que ustedes conozcan un poco más a fondo la situación empresarial en México.

Muy distinguido señor Ministro de Educación, a quien agradezco sea él el representante de Su Majestad y del Vicepresidente de Dubái, quien amablemente ha estado acompañándome a lo largo de esta Visita de Estado, que hago a los Emiratos Árabes.

Muy distinguido señor Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de los Emiratos Árabes, señor Majid Saif Al Ghurair.

Quiero agradecer a la delegación empresarial que amablemente ha estado presente a lo largo de esta histórica visita que hacemos, de Estado, a esta región de la Península Arábiga, particularmente a los Emiratos Árabes, en el propósito de estrechar aún más la relación y buscar nuevas oportunidades de beneficio mutuo para nuestras naciones.

Agradezco la presencia de empresarios de Emiratos Árabes, que participan en este Foro de Negocios México-Emiratos Árabes, con el propósito de conocer a sus pares, de conocer a empresarios mexicanos; pero también conocer de lo que hoy está aconteciendo en nuestro país.

El propósito de esta Visita de Estado, y de este Foro de Negocios, se inscribe en reconocer que somos un país, México, abierto al mundo, que no pretende quedarse aislado de esta ruta y de este entorno global, que hoy marca nuestra era, nuestro tiempo.

Y en donde, sin duda, la interconexión y aparentemente las distancias geográficas se disminuyen hoy, a partir de la mayor conectividad que hay entre el mundo, el avance tecnológico, y este comercio global que es, a final de cuentas, lo que depara oportunidades de desarrollo, de bienestar para las sociedades del mundo.

México es un país que ha venido impulsando cambios estructurales, precisamente, en el propósito, por un lado, de abrir y de generar derechos para la sociedad mexicana y, por otro lado, impulsar actividades dentro del orden económico.

Quiero yo hoy compartirles un poco de las fortalezas que México ofrece al mundo, como oportunidades, para hacer de nuestro país un destino de inversión, un destino confiable y un destino donde ustedes, esta región de Medio Oriente y, particularmente los Emiratos Árabes, encuentren oportunidades en donde poder expandir sus inversiones, los fondos de inversiones que tiene esta Nación, para que vean en México una oportunidad en donde llevar a cabo negocios, prosperidad y desarrollo.

En primer lugar, México tiene una ubicación geográfica privilegiada. Somos un puente de enlace entre la región de Norteamérica y la región latinoamericana, con Centro y Sudamérica.

Tenemos celebrados distintos acuerdos de libre comercio con 11 países, que nos dan acceso a 46 naciones de forma preferencial, y a un mercado consumidor de más de mil 150 millones de personas.

Nuestro país ha logrado alcanzar condiciones de estabilidad económica en los últimos años.

Tenemos, durante más de 20 años, una gran estabilidad económica, finanzas públicas sanas; una deuda que está muy por debajo del promedio de los países que integran el Grupo de las 20 economías más desarrolladas del mundo; y eso, sin duda, nos da una gran fortaleza económica.

Tenemos una política monetaria autónoma. Y el año pasado la tasa de inflación registrada en nuestro país alcanzó un mínimo histórico, desde que se mide la inflación, sólo poco más del dos por ciento; un tipo de cambio flexible y un sistema bancario robusto.

México es un país que tiene una población predominantemente joven: 50 por ciento de nuestra población tiene en promedio 27 años, lo que nos da una gran fortaleza a través, precisamente, de este bono demográfico.

En nuestro país se gradúan, para dar dimensión a esta condición demográfica y a esta fortaleza de tener una población, insisto, predominantemente joven, se gradúan 100 mil ingenieros y tecnólogos.

Recientemente, hemos impulsado una reforma educativa, que está orientada a la formación de capital humano, a elevar la calidad de la educación.

Al tiempo que aquí, Emiratos Árabes, viene impulsando, también, una visión de futuro, que más allá de sus propias fortalezas, advierte que la mayor fortaleza, el mayor activo que como Nación tenemos, está y depende, fundamentalmente, de la educación que reciban éstas y las futuras generaciones.

Es en este punto donde tenemos una gran coincidencia con los Emiratos Árabes, esta región de Medio Oriente que, con gran visión, se está preparando para enfrentar los grandes retos del futuro, como México lo está haciendo.

Y lo hace, precisamente, a partir de reconocer que está en su capital humano, en la formación del mismo, la mayor fortaleza y el desarrollo futuro que puedan tener nuestras naciones.

México es un país en ascenso, es una economía abierta y competitiva.

Déjenme referirles que hace apenas 30 años éramos un país que dependía de forma predominante de exportaciones que hacíamos de materias primas. Prácticamente el 80 por ciento de nuestras exportaciones eran petróleo y minerales.

Y hoy esta condición, a 30 años de distancia en México, se ha invertido. Hoy somos un país que exporta más del 85 por ciento en sus manufacturas, y manufacturas que cada vez tienen un mayor valor agregado.

Somos, por ilustrar esta condición, el primer exportador de televisiones de pantallas planas. Somos el séptimo productor de vehículos en el mundo y el cuarto exportador de vehículos, también, en el mundo.

La industria aeroespacial de nuestro país está teniendo cada día un mayor crecimiento; es una de las industrias que en México está creciendo de forma notable.

En los últimos tres años ha venido observando crecimientos superiores al 15 por ciento al año. De hecho, somos, hoy en día ya, el sexto proveedor de la industria aeroespacial de los Estados Unidos.

De acuerdo a consultoras globales, México hoy es uno de los 10 países con más atractivo y confiables del mundo.

Y como lo venía compartiendo con ustedes, a partir, precisamente, de un gran acuerdo político que en México, permítanme decirles, lo denominamos: el Pacto por México, a partir de ser un país democrático, plural, en el que participan diferentes fuerzas políticas, de distinta ideología política; no obstante esta condición, logramos hacer un gran acuerdo político, que nos permitió establecer una agenda transformadora y alcanzar reformas estructurales.

La OCDE ha reconocido que México ha sido el país que en los últimos tres años ha logrado alcanzar mayor número de reformas estructurales, en diferentes ámbitos.

Y aquí quiero apuntar algunos que, sin duda, deparan oportunidad para invertir en nuestro país.

Nos hemos abierto en el sector de las telecomunicaciones, para hacer de este sector uno mucho más abierto, de mayor competencia y en donde los servicios de telefonía móvil, de telefonía fija, de Internet, sean de mayor acceso a la población en nuestro país; pero también hay una mayor competencia que permita que estos servicios se ofrezcan de manera más barata, como ya, de hecho, hoy está ocurriendo.

Impulsamos una Reforma Energética, y quizá ésta sea, en el orden económico, una de las que tenga especial relevancia, porque éste era un sector que estaba cerrado, en donde había la participación del monopolio del Estado, a una actividad que sólo estaba reservada para el gobierno.

Hoy este sector lo hemos abierto, tanto el de la explotación de los hidrocarburos, como el del sector eléctrico, a efecto de tener dos empresas productivas del Estado, que siguen siendo de los mexicanos, pero que ahora se abren para permitir la participación del sector privado, propiciar una mayor competencia, eficientar la operación de las propias empresas del Estado, la explotación de nuestros recursos energéticos.

Y eso, al final de cuentas, también vaya en beneficio de nuestra sociedad, porque estos insumos tan relevantes, evidentemente estarán en un contexto de competencia entre las empresas proveedoras de los mismos, y eso habrá de redundar en precios más baratos y económicos para nuestra población.

Estos son sectores en donde particularmente esta región de Medio Oriente tiene una gran experiencia, es un referente de éxito mundial, y es aquí donde encontramos espacios de oportunidad para que conozcan hoy las oportunidades que se abren en nuestro país, a partir de estas reformas estructurales.

Estamos, también, impulsando la prestación de servicios financieros con el propósito de lograr que el nivel de crédito en México crezca, pero también sea más barato.

El sector financiero también representa una gran oportunidad. Se han generado mecanismos que han permitido hoy reducir las tasas de interés, ampliar el nivel de crédito y, sobre todo, asegurar que este crédito sea más barato. Ahí hay una gran oportunidad.

Y algo de lo que dependerá todo este nivel de relación que podamos construir entre México y Emiratos Árabes está, primero, en que nos conozcamos mejor.

A partir, como ya lo he dicho, de que México no es un país aislado, sino por el contrario, es una de las economías más abiertas del mundo. Así se reconoce, y claramente hemos identificado y estamos convencidos que este modelo es el que nos va a permitir impulsar condiciones de desarrollo y bienestar para nuestra sociedad.

Es por eso que hoy nos estamos abriendo cada día más al mundo y estamos explorando oportunidades con regiones del mundo con quienes, si bien hoy tenemos relación de comercio, como es el caso de Emiratos Árabes, el potencial que hay para crecer es aún muy alto y muy grande. Hay grandes oportunidades.

A partir de estas condiciones, que aquí les he compartido, las que ustedes seguramente recogerán de quienes participen en este foro, de conocer a empresarios.

Y quiero aquí de forma subrayada reconocer y agradecer la presencia de dirigentes de las organizaciones empresariales más grandes de nuestro país, las más importantes, las que representan al empresariado nacional, están hoy aquí presentes.

Y lo están, precisamente, porque están con ese mismo espíritu de abrirse, de explorar oportunidades para que inversionistas y empresarios de esta región del mundo encuentren oportunidades de establecerse y de invertir en México y, al mismo tiempo, de que ellos puedan explorar y conocer las oportunidades que esta región del mundo ofrece para empresarios como ellos.

Yo estoy convencido de que a partir de esta premisa que he compartido con ustedes: somos países que tenemos y que compartimos la visión de futuro, de crecer hacia adelante, a partir de los nuevos retos y de adoptar este modelo de apertura con el mundo; de ser países con visión y mentalidad de abrirse al mundo y de trabajar en favor y, sobre todo, de reconocer cuáles son los grandes desafíos que el mundo habrá de enfrentar en los próximos años.

El día de ayer, en mi participación en el Foro de Energías Limpias, que Emiratos Árabes promueve e impulsa, y que ha hecho de este foro uno de los más importantes, platicaba con el Príncipe Heredero y con el Primer Ministro de Dubái, el que logremos trabajar en favor de una mayor conectividad.

Si bien hoy trabajamos para conocernos de mejor manera, de explorar oportunidades de inversión mutua, de inversiones recíprocas entre nuestros países; de conocer las fortalezas que México y esta región tienen y en dónde podemos generar condiciones de empatía y de oportunidad, también es cierto que buscaremos, y ya estamos trabajando desde ahora, en lograr una mayor conectividad. 

Nos llevamos aquí, y se ha quedado este país en el interés de buscar una conectividad directa, que nos acerque, porque cuando existe una mejor comunicación entre dos naciones, una mejor conectividad, sin duda, hay oportunidad para que nuestros empresarios se conozcan mejor y conozcan de forma recíproca las oportunidades que México y esta región pueden tener para quienes participan dentro de la actividad empresarial.

Yo deseo, y con ello quiero concluir, que este Foro de Negocios sea un primer encuentro, un primer espacio de oportunidad, de conocimiento mutuo entre empresarios de México y empresarios de Emiratos Árabes; que puedan romper, como decimos en México, el turrón, puedan conocerse mejor, platicar y conversar sobre lo que en México está ocurriendo y lo que pasa en esta región del mundo.

Emiratos Árabes es, dentro de Medio Oriente, una de las regiones, de esta parte del mundo, que está mostrando visión de futuro, que está trazándose oportunidades de crecimiento y de desarrollo, de apertura con el mundo.

Y México quiere realmente explorar estas oportunidades.

Deseo que este foro sea esta gran oportunidad de encuentro.

Primer gran oportunidad de encuentro para acercar más a nuestros países, para estrechar aún más esta relación. Si bien histórica, una relación diplomática construida ya hace varias décadas, sí resulta inédito y éste es el acento especial que queremos significar con esta Visita de Estado, es la primera que realiza un Presidente de México a esta región, la Península Arábiga, particularmente aquí, a los Emiratos Árabes Unidos.

Que sea pues, este encuentro, este encuentro de negocio y este encuentro empresarial, y esta Visita de Estado, la que depare a nuestras naciones, a partir de esta relación que estamos construyendo, desarrollo, prosperidad y crecimiento para nuestras sociedades.

Muchísimas gracias.