-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: Leonel Fernández, expresidente de la República Dominicana.

Y tengo el honor y el inmenso placer de poder platicar en el día de hoy, con el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, don Enrique Peña Nieto, con quien tuve el honor, Presidente, de compartir con usted recientemente en Chile, y ahí recordábamos nuestro primer encuentro cuando era usted Gobernador del Estado de México.

Hoy, le tenemos acá. Yo diría, en un momento memorable para poder conversar acerca ya de los logros que usted ha obtenido en su primer año de Administración, con todo el proyecto de reformas que está tratando de llevar a cabo.

Y es interesante porque hace cuatro años atrás, en el 2010, México estaba celebrando el Bicentenario de su Independencia, y que marcó la creación del Estado-Nación en México, pero coincidió, también, con el Centenario de la Revolución Mexicana, que le vino a añadir el componente social que hacía falta en México, con la Constitución de Querétaro que por vez primera en América Latina, introdujo el componente social para la gobernabilidad.

Ya luego se hablaba de que su partido, el Partido Revolucionario Institucional, PRI, había gobernado 71 años, que hacía falta una especie de alternancia política democrática en el país.

Eso se produjo. Pasaron 12 años. Y ahora el PRI ha vuelto al poder con usted y con una agenda de reformas muy importantes para la transformación del país.

Usted ha logrado el Pacto por México, un pacto que implica cinco puntos fundamentales, dividido en 95 compromisos.

Quisiera empezar, Presidente, porque usted nos ilustre, qué impacto va a tener este Pacto por México para la transformación económica, política, social y cultural de su país.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, señor Presidente Leonel Fernández.

Me da mucho gusto participar en el Foro Económico para América Latina.

Gran honor que sea con usted con quien comparta este panel, y pueda compartir lo que está ocurriendo en México.

Aquí, tengo oportunidad de saludar y de ver muchos rostros de toda la región de América Latina, de México y el resto de esta región, países hermanos todos, a quienes he tenido ocasión de saludar en distintos espacios.

Quiero ofrecer una disculpa porque sé que vamos con un pequeño retraso.

Ha sido una mañana muy acelerada ésta, toda vez que hace un momento, junto con el Presidente Martinelli, de Panamá, firmamos el Acuerdo de Libre Comercio con este país y otros instrumentos, para una mayor integración de ambas naciones, especialmente en materia económica.

Apelo a la comprensión de todos, y espero ser muy puntual, señor Presidente Fernández, en mi participación.

México, debo decir, es un país que sin duda ha venido consolidando su democracia en las últimas décadas.

Pocos países de la región latinoamericana y del resto del mundo, pueden decirse de ellos que hayan tenido durante casi 100 años, desde 1934, gran estabilidad económica, política y social.

En México, en este clima democrático cada vez más consolidado, un país más plural y diverso, y en donde todas las voces tienen reconocimiento, tienen representación en los distintos espacios que en el ámbito político tiene nuestro país, ha permitido, precisamente, esta movilidad política y democrática.

Como usted lo ha señalado, en el año 2000 después de que durante 70 años un mismo partido gobernara México, el partido en el que yo milito, vino la alternancia política. Hubo dos gestiones de Gobierno a partir del año 2000.

Y en 2012, el partido que yo represento, nuevamente obtiene el triunfo en las elecciones.

Pero, sin duda, la realidad política del país es una muy distinta de aquella en la que, en este clima de estabilidad política, había hegemonía en el Gobierno de un solo partido.

Hoy hay plena democracia, participación plural de distintas fuerzas políticas.

Y en ese contexto era fundamental establecer condiciones que permitieran que el país pudiera llevar a cabo cambios estructurales, que posibiliten que México tenga un mayor crecimiento y desarrollo en los próximos años. Y eso fue lo que dio lugar, precisamente, al Pacto por México, al que usted ha hecho referencia.

El Pacto por México no es más que el acuerdo de voluntades del Gobierno de la República, de las principales fuerzas políticas del país, que acordamos de forma conjunta una agenda de cambios estructurales, que el país había pospuesto por varios años y que era fundamental llevar a cabo.

Y en el marco, precisamente, del propio Pacto por México, era eventual que se suscitaran naturales diferencias.

Sin embargo, hay que decir que el Pacto ha dado a México importantes cambios estructurales a los que habré de hacer referencia, si me lo permiten, de manera enunciativa, y podemos ahondar en la explicación de cualquiera de ellos.

Empezando con una Reforma Laboral, todavía en el periodo de transición, a la conclusión del anterior Gobierno, y casi inicio del que ahora encabezo. Una reforma que, sin duda, flexibiliza el mercado laboral, amplía oportunidades de contratación, especialmente para mujeres, para jóvenes que con poca experiencia puedan tener ahora una mayor facilidad para incorporarse al mercado laboral.

A partir de ahí, impulsamos reformas en las que encontramos amplio consenso: una Reforma Educativa para impulsar la calidad de la educación, a partir de reconocer que los esfuerzos de política pública en materia educativa, llevados hasta entonces, habían alcanzado un elemento, sin duda, fundamental, que es la cobertura educativa en los niveles básicos: preescolar, primaria y secundaria, en un menor nivel de cobertura el de preparatoria y de educación superior.

Pero ahora creo que el reto es asegurar una educación de calidad y ese ha sido el objetivo de la Reforma Educativa que se ha logrado en México, no sólo en el orden constitucional, sino también a la legislación secundaria.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: Presidente, en la parte económica el tema ha sido cómo lograr el crecimiento económico, la generación de empleo y competitividad.

Sobre ese aspecto, porque hemos sabido que México, efectivamente goza de estabilidad macroeconómica, hay una tasa de inflación baja, tasa de intereses bajos, pero han tenido problemas de crecimiento económico.

¿Cómo, en el marco del Pacto por México, su Gobierno aspira a relanzar el crecimiento económico y la competitividad en su país?

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo creo que han sido varias las reformas hechas, en éstas que venía enunciando, que tienen por objetivo fundamental el que México tenga mayor crecimiento económico, porque como bien lo ha señalado, señor Presidente, la verdad es que México si bien había tenido tasas de crecimiento positivas en promedio en los últimos años, muy por debajo del potencial que México tiene; un promedio de prácticamente 2.4 por ciento al año, bajo y más en contraste con otras economías de la región latinoamericana que han tenido crecimientos muy superiores a éste que he señalado.

Ante este potencial que México tiene, hay reformas que, sin duda, van a incidir en el desarrollo económico de México, y déjenme enunciar algunas de ellas.

Primero. Una Reforma en Materia de Telecomunicaciones para abrir este sector a una mayor competencia, para lograr la inclusión digital que es, sin duda, reto el día de hoy asegurar que toda la población pueda disfrutar de estos servicios en cualquier parte de nuestro país.

Una Reforma en Materia de Competencia Económica, que busca fundamentalmente combatir las prácticas monopólicas, establecer condiciones óptimas en un marco jurídico que propicie mayor competencia económica.

Una Reforma Financiera que fundamentalmente está orientada a lograr que haya mayor crédito para el impulso de las pequeñas y medianas empresas.

Debo decir que, efectivamente, como usted lo señala, las condiciones macroeconómicas de México son muy favorables.

El sistema financiero mexicano es robusto, es sólido, es solvente; quizá con ajustes que había tenido a partir de la crisis que de manera muy aguda vivió nuestro país en 1995, mucho antes de la crisis económica que, por razones de las instituciones financieras, el mundo vivió años después.

Pero esta Reforma Financiera está orientada, insisto, a asegurar mayor crédito para los mexicanos y para las pequeñas y medianas empresas.

Una Reforma Fiscal que está orientada a fortalecer la capacidad financiera del Estado, de sus gobiernos y, sobre todo, a tener una menor dependencia de los ingresos petroleros.

Y una Reforma Energética. Quizá el tema o la reforma más importante lograda en un ámbito en el que no había habido modificación legal desde hacía 50 años. Y que habrá de convertirse en el asidero más importante que México tenga para impulsar crecimiento económico, generación de empleos y, sobre todo, un desarrollo regional a lo largo del territorio nacional.

Esta Reforma Energética posibilitará que haya mayor competencia, la explotación de nuevas fuentes generadoras de energía, especialmente de energía limpia, y que aseguren, que ese es el objetivo de la Reforma, el que México tenga para su población, para las pequeñas y medianas empresas del país, que son las que generan el mayor empleo en México, que tengan acceso a insumos energéticos más baratos, a mejores precios. Y eso, sin duda, genere condiciones de mayor competitividad para nuestro país.

Creo que ésta es, sin duda, la reforma más importante, más trascendente que México ha alcanzado dentro de esta agenda de reformas que he venido enunciando.

Y en este momento nos encontramos, el Congreso se encuentra en el debate de varios de estos temas, ya hechas las reformas en el marco constitucional, y que ahora habrá de ocuparse, el Congreso, de la legislación secundaria para lograr la debida materialización y ejecución de estas reformas a las que ya he hecho referencia.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: Presidente:

Como usted ha indicado que el Estado mexicano continuará siendo dueño de los hidrocarburos y que, por tanto, esta reforma no es propiamente una privatización.

¿Exactamente cómo podrá participar el sector privado en la reforma que se está haciendo tanto en el área de energía como del área de telecomunicaciones?

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: En el área de telecomunicaciones la reforma alcanzada, primero, establece que habrá, se crea un órgano regulador que es el IFETEL encargado, precisamente, primero, de abrir mayor competencia dentro del sector, habrá mayor número de cadenas de televisión, hoy prácticamente hay dos, habrá más, dos más, una adicional que será del Estado mexicano.

Y con eso amplía la competencia, además.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: ¿Y podrá haber ahí inversión extranjera directa?

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Podrá haber inversión extranjera directa en términos porcentuales, que corresponda a la reciprocidad que haya en los países donde sea el capital de origen del país inversionista.

Y en materia energética.

Primero. Se deja muy en claro en la reforma lograda el año pasado en materia constitucional en el ámbito energético, que la propiedad de los hidrocarburos es y seguirá siendo del Estado mexicano.

Sin embargo, para la explotación de los mismos, ahora se abre la posibilidad de que el sector privado pueda participar, precisamente, en la explotación de éstos.

Da a PEMEX una condición o establece condiciones para que tenga mayor capacidad y fortaleza para la competencia; abrirá el espacio a la competencia en la explotación de los hidrocarburos y fuentes generadoras de energía.

Para tal propósito se crea un órgano regulador con este objetivo de establecer, primero, una ronda cero en la que PEMEX establezca cuáles serán los campos que habrá de desarrollar.

Y seguramente el próximo año, inicio del próximo año se estarán estableciendo otras rondas en las que se posibilite la participación del sector privado.

Este mecanismo, en el que insisto, prevalece la propiedad del Estado mexicano sobre los hidrocarburos, pero que genera mecanismos para que el sector privado participe, es a partir de la experiencia de éxito que otros países han llevado a cabo, particularmente en la región latinoamericana podría yo citar el de Brasil y el de Colombia, que hicieron cambios estructurales en este ámbito, precisamente para lograr una mayor producción en el sector energético,

Y por qué es tan relevante la Reforma en esta materia.

Porque hoy observamos que el mundo, el mapa mundial en materia de producción energética ha cambiado.

Hoy, observamos que la región de Norteamérica, particularmente Estados Unidos, ha logrado una mayor autosuficiencia en materia energética, que hoy tiene nuevas fuentes de explotación, particularmente el gas de lutitas o conocido como el shale gas, en esta franja con la que colinda nuestro país, lo cual ha hecho de esta región de Norteamérica, de Estados Unidos, en particular, una zona más competitiva.

Y esto obligaba a que México hiciera cambios estructurales para estar en condiciones de mayor competitividad, o de lo contrario estaríamos perdiendo inversiones que pudieran llegar a nuestro país, y que por tener un insumo energético más caro, no lo hiciera.

Y el propósito de esta reforma, insisto, es asegurar que los insumos energéticos sean más baratos, México sea más competitivo, y eso posibilite la generación de más empleos, de mayor crecimiento económico para nuestro país.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: Presidente, en el área de la Reforma Energética estaríamos hablando de petróleo, de gas natural, y la reforma del sector eléctrico nacional, y como usted acaba de añadir, también, el hecho de que en México hay el llamado shale gas o gas de esquisto, que tal vez requiere algún tipo de nueva regulación, o que se trate de algo novedoso dentro del Sistema Energético Nacional.

Cómo se podría participar en la reforma al sector eléctrico. Y qué se ha pensado en términos regulatorios sobre el acceso al shale gas o al gas de esquisto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Eso es justamente lo que ahora se debate en el Congreso, o estará por debatirse próximamente en el Congreso, a partir de presentarse la iniciativa de Legislación Secundaria en esta materia, de manteniendo el espíritu de la reforma constitucional que se ha hecho en el ámbito energético, cómo se traduce esto a una legislación ya de carácter secundario que asegure, primero, que el Estado mexicano mantenga la propiedad de los hidrocarburos.

Y, segundo, como está previsto en la propia Constitución ya, y segundo, cuáles serán los mecanismos que agilicen la explotación de otras fuentes generadoras de energía, como lo puede ser el propio shale gas.

Y en materia de energía eléctrica, igual como ocurre en materia petrolera, se crea un órgano regulador para alentar la participación del sector privado en la generación de energía eléctrica.

De aprovechar las redes de distribución que tiene Comisión Federal de Electricidad para que pueda llevar energía a más regiones y, sobre todo, a más regiones del país. Pero, más importante aún, asegurar que la energía eléctrica sea más barata.

Al final de cuentas Comisión Federal de Electricidad, que es la empresa del Estado generadora de energía eléctrica, seguirá siendo la principal empresa generadora de energía, pero con la posibilidad de que el sector privado también pueda cogenerar energía.

Debo decir que en México hoy ya hay cogeneración de energía eléctrica, pero este beneficio alcanza fundamentalmente a quienes tienen la capacidad económica de realmente generar energía eléctrica.

Sin embargo, especialmente pequeñas y medianas empresas, y los grandes usuarios, no se ven beneficiados de lograr una mayor generación de energía con mecanismos mucho más económicos, a un costo menor, y lograr, en consecuencia, pagar menos por la energía eléctrica.

Aquí es donde México tiene que lograr mayor competitividad.

Y la reforma que se ha hecho en materia energética está orientada a este objetivo: a que la energía en México sea más barata, a que la explotación de nuestros hidrocarburos pueda ampliarse, se pueda generar competencia, se pueda desarrollar en nuestro país una industria con mayor tecnología, con capacidad innovadora para competir en México y generar energía.

Y al mismo tiempo, podamos generar más energía eléctrica con participación del sector privado y que esto beneficie a todos los mexicanos, y especialmente a pequeñas y medianas empresas, que son las generadoras del empleo en el país.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: Presidente. Se ve muy claramente en este proyecto de reformas, una Reforma Fiscal, donde México actualmente sólo recibe el 12 por ciento de la presión tributaria. Quizá es uno de los países más bajos en América Latina en este aspecto, por la dependencia que ha tenido de los ingresos petroleros.

Reforma Fiscal, Reforma al Sector Energético, Reforma de las Telecomunicaciones. Pero viendo, quizás en forma complementaria el modelo de desarrollo de México, cuando se analiza la situación de América Latina en los últimos 10 años, se habla de la bonanza que hemos tenido, porque ha habido una dependencia fundamentalmente de exportación de productos básicos hacia China fundamentalmente, pero no es el caso de México.

México, en lugar de exportar productos básicos, está en la manufactura, está más bien en alta tecnología, industria de software, industria aeroespacial, industria automotriz, y muy integrada a la economía de los Estados Unidos.

Cómo ve usted la sostenibilidad del modelo de desarrollo mexicano, que se basa justamente en un modelo de capital intensivo fundamentado en el conocimiento.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo creo que esa es la ruta correcta que México ha seguido y debe mantener de ser, primero, un gran promotor del libre comercio.

Somos, sin duda, en América Latina el país más abierto al mundo, con mecanismos y Acuerdos de Libre Comercio que tenemos con distintas regiones y países.

Y en consecuencia, eso ha motivado, entre otras, estos cambios estructurales para elevar la competitividad del país y tener una capacidad mayor, precisamente, para la propia producción que hacemos en México y podamos competir en otros mercados.

Hoy, puedo decir de México, que somos un país que sin duda ha venido incorporando, ha tenido un mayor desarrollo en áreas de manufactura especializada. Somos ya en el mundo el cuarto exportador de vehículos a otras partes del mundo, somos el octavo productor y el cuarto exportador de vehículos.

Somos, también, un país que ha venido avanzando en el desarrollo de la industria aeroespacial. Ya nos hemos convertido en el sexto proveedor en esta materia para los Estados Unidos.

Sin duda, nuestro comercio hacia América del Norte se ha venido intensificando aún más. Lo mismo puedo decir de otras industrias especializadas en las que ocupamos un lugar prominente. Somos el primer productor y exportador de televisiones planas, de refrigeradores, de electrodomésticos.

Con ello, quiero decir: México, efectivamente, ha venido construyendo y creando una plataforma para su crecimiento económico, a partir, precisamente; primero, de convertirse en un centro logístico, dada nuestra ubicación geográfica, que nos permita participar en los distintos mercados, y hacer de México una plataforma de participación a inversiones de otros países para participar en esos mercados.

México, hoy, tiene celebrados Acuerdos de Libre Comercio que le da oportunidad de participar en un mercado consumidor de más de mil millones de personas; mil 200 millones de personas.

Y por otro lado, ha venido incorporando, mayor la industria de especialización, como en estos ejemplos con los que he querido ilustrar esto que estoy comentando.

Adicionalmente, debo decir que en México, por ejemplo, egresan de nuestras universidades, como no ocurre en otros países, incluso, de mayor desarrollo, 100 mil ingenieros por año.

Lo cual, pone acento hacia dónde estamos orientando el desarrollo industrial para el crecimiento económico de nuestro país, precisamente, en esta línea que usted ha señalado señor Presidente Fernández, de lo que México ha venido teniendo en los últimos años.

Es en esta ruta la que seguimos impulsando, la que seguimos promoviendo.

Hoy trabajamos, precisamente, para asegurar, consecuencia de la Reforma Educativa, el que tengamos habilidades y capacidades de nuestros estudiantes, que puedan incorporarse, precisamente, a este mercado laboral que se está construyendo en México de especialización, y obviamente de asegurar, romper con lo que pudiera ser una tradición sólo de maquila, y que son empleos no debidamente o debidamente remunerados.

Hoy, estamos trabajando para generar empleos mejor remunerados; empleos de mayor calidad, y eso demanda una mayor especialización evidentemente de nuestros egresados.

En esta ruta, precisamente, para participar en estos mercados de alta competencia y en los que México está preparado, se sigue preparando y sigue promoviendo para tener una mayor presencia.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: En ese aspecto, digamos, el papel de México en la Alianza del Pacífico, abrirá nuevas perspectivas.

Y cómo sería la participación de México en el Acuerdo Transatlántico que se está llevando a cabo. Si es América del Norte, si es sólo Estados Unidos con Europa.

Cuál sería ahí el impacto que podría tener para el futuro de México.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Estos acuerdos, sin duda, son en total congruencia con la visión que ya he señalado México tiene, de ser un ferviente promotor del libre comercio. Por eso, la apertura que México tiene para con el mundo.

Los acuerdos que ya tiene suscritos, que he señalado.

Y creo que la Alianza del Pacífico es uno de los acuerdos más recientes, innovadores, que se tiene con otros tres países de la región latinoamericana, con Chile, Perú y Colombia.

Lo cual nos permite tener un mercado integrado no sólo para un flujo mayor de productos dentro del comercio, sino también, para el libre tránsito de personas, para compartir un mercado de capitales.

Y, sin duda, hacer de esta mayor integración una plataforma mucho más competitiva para incursionar en el mercado de la región Asia-Pacífico.

Un mercado que, sin duda, en los últimos años ha venido, también, creciendo, ha tenido un mayor desarrollo. Y los países que creemos en el libre comercio, queremos participar de él.

Por eso esta Alianza del Pacífico creo que potencia, no sólo la integración de los países miembros, los que eventualmente se puedan adherir por ser consistentes en los principios que inspiran a este Acuerdo de la Alianza del Pacífico que ya se ha signado, que está hoy en proceso de ser ratificado por los Congresos de los países miembros. Y después incursionar ya, a partir de esta consolidación, en el mercado de la región Asia-Pacífico.

Por otro lado, venimos, también, participando en las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico, el TPP, con los países o participan algunos países que ya lo hacen en la Alianza del Pacífico, lo cual es otro mecanismo de integración de países de América con la región Asia-Pacífico, que tiene, sin duda, un gran potencial.

México hoy, dentro de esta mesa de negociaciones en la que se ha venido trabajando, participa con gran entusiasmo, con plena convicción de que deseamos que este mecanismo se materialice lo más pronto posible; y México ha estado en esa gran disposición y en toda la voluntad que se ha comprometido para apoyar y para respaldar este acuerdo.

Lo cual, sin duda, viene a reafirmar la posición de apertura que México tiene, con la que se muestra al mundo, y en la que quiere seguir participando.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: Presidente. Tradicionalmente México siempre jugó un rol muy activo, muy relevante en el escenario internacional, pero, además, México es la segunda economía más importante de América Latina, con una capacidad de generación de riqueza de 1.3 trillones de dólares al año.

Es la cuarta economía más importante del hemisferio y la décimo cuarta en el mundo; es miembro del G-20, lo que es un motivo de gran orgullo para todos los latinoamericanos.

Cómo visualiza usted el nuevo rol como actor global que México puede desempeñar. Sus vínculos con América Central, con el Caribe, con toda América Latina en general. Exactamente, qué podemos esperar de su mandato; México convertido nuevamente como actor global.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, Presidente.

La verdad es que México tiene y, sobre todo, para el Gobierno que tengo el alto honor de encabezar, dentro de la definición de grandes prioridades, cinco en concreto, una de ellas es el que México asuma plenamente su responsabilidad global. Y hemos venido trabajando en este sentido.

En primer lugar. Buscando un mayor acercamiento y ensanchando los mecanismos de cooperación y colaboración con los países hermanos, especialmente de la región latinoamericana, muy particularmente de la región centroamericana y del Caribe, que son las regiones con quienes tenemos vecindad geográfica, y con todo el resto de América Latina.

Y creo que esto se acredita, precisamente, en la relación diplomática que hemos venido trabajando de manera muy intensa. Eso está acreditado en los varios encuentros que he tenido con Presidentes de esta región latinoamericana, del Caribe, en la definición de mecanismos, insisto, para mayor cooperación.

Segundo. México es un país claramente comprometido con el respeto al derecho internacional. México es un país comprometido con la sustentabilidad y el respeto al medio ambiente.

Debo decir que México es un país megadiverso. México es un país privilegiado al tener en su territorio prácticamente el 10 por ciento de la biodiversidad que hay en el mundo. Es un país en donde está la presencia de muchas especies que en otras partes no las hay, es parte de la riqueza natural de nuestro país.

México es un país comprometido con los mecanismos para combatir el sobrecalentamiento global, no obstante que nuestra contribución al sobrecalentamiento global puede ser menor; es apenas del uno por ciento. No por ello México ha asumido en legislación propia y en varias de sus políticas públicas, compromiso con la sustentabilidad y el respeto al medio ambiente.

Quiere ser referente, quiere ser país que lidere este esfuerzo en lo que al final de cuentas científicos del mundo han reconocido está ocurriendo, precisamente, porque los seres humanos, en el desarrollo que hemos promovido, estamos, finalmente, también afectando lamentablemente al medio ambiente.

Y México, con gran consistencia y congruencia, ha asumido su responsabilidad frente a este fenómeno global.

México es un país solidario con las grandes causas de la humanidad. Se ha solidarizado en favor de la lucha por el desarme nuclear, por buscar soluciones a los conflictos en cualquier parte, de manera pacífica.

Y México, a partir de esta convicción de respeto a estos principios que están inscritos en nuestra propia Constitución, seguirá trabajando de manera consistente y, sobre todo, asumiendo la parte que le corresponde dentro del orden y la paz que deseamos prevalezca en el mundo entero.

-SR. LEONEL FERNÁNDEZ: Presidente Peña Nieto:

Con usted podríamos continuar conversando toda la tarde. Sobre todo, no hemos tocado, esa riqueza arqueológica de México, lo que podríamos llamar el soft power de México, que es su cultura, el cine mexicano, la música mexicana, la literatura mexicana.

Y aprovecho para felicitarle, con motivo del Centenario del Natalicio de ese poeta universal, que es Octavio Paz. Lo estamos celebrando en toda la región.

Pero creo que nos ha persuadido usted de que efectivamente hay un plan coherente, consistente, de cómo convertir a México en una presencia internacional activa y dinámica. Y de las transformaciones internas para que México pueda realmente alcanzar el nivel de crecimiento al que ha aspirado.

Me han hecho señas aquí, de que era muy riguroso la media hora que teníamos de diálogo con usted. Así que le felicitamos, le auguramos grandes éxitos en este periodo de Gobierno.

Y le pedimos ahora, entonces, un fuerte aplauso para el Presidente Peña Nieto.

Y pedirle a Marisol Argueta, que es la Directora Ejecutiva del Foro para América Latina, que nos va a ilustrar con un anuncio de gran importancia.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Adelante Marisol.

-MARISOL ARGUETA: Señor Presidente:

Reconocemos su liderazgo, su compromiso para lograr ese gran consenso que está permitiendo estas transformaciones estructurales que son fundamentales para México, para los mexicanos.

México vive un gran momento, lo que también es favorable para América Latina.

Por tanto, el Foro Económico Mundial desea agradecer y aceptar con un especial agrado su gentil invitación para realizar el Décimo Foro Económico Mundial sobre América Latina en 2015, en México.

Muchísimas gracias, señor Presidente.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, Marisol

-MARISOL ARGUETA: Lo invito, Presidente, a hacer la invitación.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias, Marisol, quien es Directora Senior para América Latina del Foro Económico Mundial.

Muchas gracias a todas y a todos ustedes.

Señor Presidente Leonel Fernández:

Nuevamente, quiero agradecerle la oportunidad de haber podido compartir de manera muy breve varios de los cambios, sobre todo, de orden estructural que México ha llevado a cabo en el último año.

Lo cual, sin duda, están orientados, como ya lo señalé, a potenciar su crecimiento económico de manera sostenida y que ello, a final de cuentas, se traduzca en condiciones de bienestar y de mayor desarrollo social para los mexicanos.

Y me resulta muy grato que en el marco de esta participación, hoy se esté reconociendo y, sobre todo, aceptando la invitación que México ha propuesto para que el Décimo Foro Económico para América Latina tenga por sede nuestro país.

El que sea el Décimo, lo cual impone, también, un gran reto para nuestro país. Espero que coincida con el avance que sea de diez, que la Décima realización de este Foro coincida con diez en cuanto a la concreción y avance que se vaya teniendo de estas reformas estructurales que México está llevando a cabo.

Todas orientadas, insisto, a lograr desarrollo social y bienestar para los mexicanos.

Y reconocemos que el Foro Económico Mundial, en la modalidad o en esta versión para América Latina, sin duda, resulta de especial relevancia.

Lo es, porque une más a los países que tenemos mayor identidad lingüística, cultural, histórica, con países que somos hermanos y que compartimos ideales y principios.

Y creo que el tener un espacio propio para quienes formamos parte de esta gran comunidad latinoamericana, es un espacio para compartir experiencias, para escuchar voces autorizadas y de referente importante para alimentar y enriquecer acciones desde el Gobierno. Políticas públicas que den a América Latina un mayor desarrollo y un mayor crecimiento social y económico.

Ese es el propósito, así lo entendemos del Foro Económico Mundial. Ese el propósito de tener varios eventos en distintas regiones del mundo, y muy especialmente reconocemos el que se lleva a cabo aquí, en América Latina.

Por eso, será motivo de gran honor que México sea sede del Décimo Encuentro del Foro Económico para América Latina, que nos permita recoger los éxitos de países hermanos de la región latinoamericana, y que también América Latina y el Caribe puedan escuchar lo que México esté logrando, para entonces, en su desarrollo económico y social.

Muchas gracias por este reconocimiento que se hace a México.

Y gracias. Allá habremos de vernos, en México.

Allá los esperamos.

Y muchas gracias por esta oportunidad de estar entre ustedes.