Muy distinguidas y distinguidos empresarios, que conforman el Consejo Mexicano de Negocios:

Me da mucho gusto saludarles en esta tradición que hemos ya establecido desde el inicio de esta Administración, de reunirme de forma periódica con ustedes.

Poder compartir los avances que esta Administración está teniendo en distintos ámbitos. Poder responder a diversas inquietudes, que eventualmente ustedes, como mujeres y hombres de empresa, tienen en lo que hace al devenir de nuestro país.

Y tener, sobre todo, claridad y certidumbre de hacia dónde estamos moviendo a México, en un propósito que creo que coincidimos, que es el de lograr que México sea un país de leyes; un país con plena vigencia del Estado de Derecho; un país que crezca económicamente y que propicie, a partir de ello, condiciones de mayor bienestar para su sociedad.

Un país que realmente se ocupe de velar por el futuro de las próximas generaciones y asegurar que estén en capacidad y aptitud de incorporarse a la actividad productiva y a un México próspero y de mayor desarrollo.

Me encuentro con ustedes para dar curso a esta reunión de inicio de año, poder compartirles lo que a tres años de esta Administración se ha logrado.

Y quiero agradecerle a Alejandro Ramírez, Presidente de esta agrupación de mujeres y hombres empresarios, primero, su mensaje de bienvenida a este encuentro y, sobre todo, la amabilidad y generosidad de sus comentarios en los que ha enmarcado, en buena medida, varios de los avances y logros que hemos tenido en esta Administración, que hemos tenido para México en un entorno, como aquí se ha señalado, internacional, complejo, volátil, incierto y difícil.

Sin embargo, es claro que México está mejor preparado a partir, fundamentalmente, de las reformas estructurales; de las que una y otra vez seguiré señalando son pilares fundamentales para que México realmente, ante este escenario incierto que el mundo nos está presentando, México tenga mayor solidez y pueda seguir construyéndose un mejor futuro.

Lo estamos haciendo también a partir del desarrollo de más infraestructura, que mejore nuestras condiciones de competitividad; haga que México sea  un país más atractivo para la inversión.

Y creo que esto se viene acreditando, precisamente, a través de las inversiones que nuestros empresarios nacionales están realizando en nuestro país para ampliar su planta productiva, para modernizar la misma.

Y también la que estamos recibiendo de empresarios extranjeros, la Inversión Extranjera Directa, que como el propio Alejandro lo señalaba, hemos, en tres años, tenido una inversión extranjera de más de 91 mil millones de dólares, que significa un avance importante con respecto a las inversiones que de fuera de México tuvimos en el pasado.

Y también lo estamos haciendo a través de innovar políticas públicas, de focalizar esfuerzos dentro de las diversas políticas públicas, que nos permitan lograr mejores resultados en distintas asignaturas, en distintos ámbitos.

El reto que tenemos como Gobierno, no sólo ha sido impulsar cambios transformadores y cambios estructurales, dentro del marco legal, que potencien el desarrollo y oportunidad que México tenga ante el mundo, sino también, como Gobierno, de innovar en distintos ámbitos para que nuestro actuar realmente asegure que diversas políticas que estamos siguiendo, deparen beneficios para quienes están dirigidas, beneficios mayores.

Y me refiero a todos los ámbitos de la Administración Pública, lo mismo en materia educativa, en materia de salud, en política social, en materia hacendaria, en materia de seguridad pública.

Las refiero por señalar todos los ámbitos del quehacer gubernamental han tenido por esfuerzo también y por consigna, y mandato de un servidos, la revisión de sus políticas para asegurar que rindan los frutos deseados.

Yo quiero, en esta ocasión, dejar aquí constancia ante ustedes, mujeres y hombres de empresa, amplio reconocimiento. Reconocimiento por la confianza que ustedes tienen en México.

Efectivamente con ustedes, repito, de forma periódica me he reunido para conocer de sus planes de inversión, pero quiero destacar, que si bien, como Alejandro también lo ha referido, todavía estaremos por conocer su plan de inversión a realizar en este año 2016, lo que sí es un hecho es que entre 2013 y 2015, ustedes anunciaron inversiones para sus empresas y proyectos de negocio que tienen en México, por más de 87 mil millones de dólares. Prácticamente las empresas que ustedes representan dentro de este Consejo Mexicano de Negocios han hecho inversiones por un monto casi igual a la Inversión Extranjera Directa que hemos recibido en estos tres años.

Con ustedes hemos propiciado un espacio de diálogo, de acercamiento y de tener, repito, coincidencia en el México que juntos queremos construir.

Y este Gobierno, actuando en convicción democrática, ha escuchado todos sus planteamientos, siempre ha mostrado disposición a recoger sus inquietudes, siendo algunas, a veces, críticas; otras, de beneplácito, pero siempre en esta coincidencia, repito, que tenemos de que a México le vaya muy bien.

Alejando en su intervención hizo ya un recuento de avances, que frente a un mundo, como ya lo he señalado, México, no obstante, se destaca y se significa por ser un país confiable y un destino confiable para seguir recibiendo inversiones.

Déjenme sólo referir que el día de ayer haber colocado un bono de deuda, como los medios de comunicación dieron a conocer, la demanda del bono colocado por México de deuda fue superior, eventualmente, a la que se colocó, al bono colocado.

Esto deja ver que México sigue proyectando ante el mundo, confianza. Y ese es, quizá, el valor hoy más ausente o que menos estamos viendo en el mundo entero, ante esta volatilidad y ante la desaceleración económica de diferentes países.

Déjenme compartir, en adición a lo que Alejandro ya ha referido en su intervención sobre los avances que tenemos, algunos datos que dan cuenta de nuestras fortalezas, de cómo hemos avanzado; si bien, en materia de crecimiento económico, no a los niveles que México tiene potencial para alcanzar, sin duda, destaca el nivel de crecimiento que hemos tenido ante lo que otros países están teniendo como realidad.

Y, además, también de contrastar con los niveles de crecimiento que en el pasado reciente tuvieron otras administraciones.

El crecimiento económico acumulado en estos tres años, prácticamente ha sido de seis por ciento.

Si lo contrastamos con la Administración anterior, a estas alturas, el crecimiento mostrado por nuestro país era de -0.4 por ciento.

Y si nos fuéramos seis años anteriores, en los primeros tres años de la anterior Administración, de la del año 2000, el crecimiento entonces apenas, a estas alturas, era de 0.9 por ciento.

Este crecimiento también se muestra y se acredita en los niveles de empleo que en estos primeros tres años hemos tenido.

Y es gracias a ustedes, a las pequeñas y medianas empresas que creen en México; a nuestros emprendedores que creen en México y se la juegan con México, y que ponen toda su capacidad creativa, su iniciativa empresarial y emprendedora para crecer junto con México.

El nivel de empleo registrado en los primeros tres años de Administración alcanzó niveles de un millón 892 mil empleos, es la cifra de empleo más alta, más elevada, que se haya dado en los primeros tres años de cualquier otra administración.

Congruente con ello, la tasa de desocupación nacional al mes de noviembre, que son las cifras más actualizadas que INEGI ha dado a conocer, fue de cuatro por ciento, la más baja para un mes de noviembre, después del año 2007.

Las tasas mensuales desde su ocupación durante todo 2015, fueron inferiores cada mes a las que hubo en el año 2012.

Y algo que, sin duda, ha contribuido de forma destacada a lograr esta estabilidad económica y capacidad de crecer aún más, y de que el dinamismo interno sea lo que esté propiciando nuestro crecimiento económico, ha sido la baja tasa de inflación.

La inflación durante 2015 fue de 2.13 por ciento, y ustedes saben que ésta es la cifra de inflación, el dato de inflación más bajo que se haya registrado desde que se mide la misma, desde 1970.

En los primeros 10 meses de 2015, hoy INEGI da a conocer dos datos relevantes. El consumo privado en el mercado interno fue de 3.3 por ciento, éste es superior, el apreciado, el observado en los 10 primeros meses de 2015, que es el dato que hoy da a conocer INEGI, es superior, es de 3.3 por ciento, y es superior 1.9 por ciento al registrado en el mismo periodo del año 2014.

Otro dato que, sin duda, es relevante porque muestra cómo está creciendo nuestro mercado interno, es la venta de vehículos, que alcanzó también cifras históricas, cifras récord, rompió récord en la venta, en el mercado nacional de vehículos, que fue de un millón 351 mil unidades, 37 por ciento más que las vendidas en el año 2012.

De hecho, las ventas de vehículos en el mercado nacional han crecido de forma significativa y con acento particular en los tres años de esta Ad ministración.

La inversión fija bruta, que es el otro dato que INEGI da a conocer del año 2015, los primeros 10 meses del año 2015, fue de 4.6 por ciento; esto es una tasa superior en 2.2 por ciento a la registrada en el mismo periodo, en los primeros 10 meses del año 2014.

Como ustedes aprecian, hay confianza en México, hay interés de nuestros empresarios y emprendedores de seguir invirtiendo, de ampliar sus proyectos productivos y de hacer este tipo de inversiones.

Es así como estamos moviendo a México y lo estamos haciendo a la luz de las cinco grandes metas nacionales que desde el inicio de esta Administración se trazó mi Gobierno: el asegurar un México o lograr un México de mayor de seguridad y de mayor tranquilidad.

Los índices que hay en materia de seguridad en la comisión prácticamente de todos los delitos, hay una disminución sensible, en unos más que en otros, pero al final de cuentas en todos ellos se acredita un avance significativo en materia de seguridad.

Y hoy lo que estamos haciendo, y en ello podré abundar en el encuentro privado que sostendré o la comida que amablemente ustedes me han ofrecido en un momento más, les compartiré que estamos ahora focalizando, lo hemos hecho desde el inicio, pero ahora a partir de tener condiciones de mayor seguridad en términos generales y en las regiones donde había mayor inseguridad.

Hoy focalizaremos esfuerzos a comunidades, a municipios que observan lamentablemente índices de criminalidad mayores o fuera del contexto que nacionalmente estamos teniendo.

El otro gran objetivo: el lograr una educación de calidad. Y si algo estamos plenamente convencidos es asegurar la debida instrumentación de la Reforma Educativa, una reforma que, sin duda, está pensada para que realmente las próximas generaciones tengan mejores herramientas, capacidades y oportunidades de crecer junto con México.

Y ustedes aquí lo han reconocido, esta reforma se ha venido instrumentando en tiempo y forma.

Recuerdo que en la última conversación que tuvimos, a mediados del año pasado, fue uno de los temas sensibles que entonces abordamos y ahí lo dije: este Gobierno está plenamente comprometido en alcanzar la debida instrumentación de la Reforma Educativa.

Tenemos que seguir avanzando en uno de los retos que tenemos claramente identificados para este año, es establecer esfuerzos compartidos desde distintas dependencias, para redoblar nuestro trabajo en el combate a la pobreza y la desigualdad.

Estamos claros que este año esteremos nuevamente siendo evaluados en los términos de la pobreza que hay en México, y tenemos claramente identificadas las políticas públicas que debemos de impulsar para realmente asegurar una mayor eficacia en la concreción de este objetivo, que es disminuir la pobreza y la desigualdad.

Seguimos creyendo a pie juntillas, en el México próspero, en el potencial que México tiene y ahí será fundamental lo que ustedes aquí también ya han advertido, en voz de Alejandro, que es avanzar en la implementación de las Reformas.

Las Reformas, sin duda, y así lo aprecia el mundo, son el gran asidero, la gran plataforma que México ha tenido para distinguirse y diferenciarse de otros países en el mundo, que ante este escenario volátil y complejo, nos permitan asegurar desarrollo y crecimiento.

Y finalmente, México seguirá promoviendo o siendo actor muy activo en política exterior, en términos de establecer una mayor alianza estratégica con las diferentes regiones del mundo.

Creemos en el modelo de economía abierta, de competir con el mundo. Hemos acreditado en ustedes y en todos nuestros emprendedores y empresarios, que en México han capacidad, que hay fortaleza y que hay la suficiente habilidad realmente en nuestros trabajadores y en nuestros empresarios para competir con cualquier latitud.

Por eso, hemos reforzado nuestros mecanismos económicos, de acuerdo económico para los Tratados de Libre Comercio, modernizar algunos de ellos, hacer otros y que esto nos dé una mejor plataforma para comerciar con el mundo entero.

Y además, dentro de esta actuación global, México seguirá actuando con gran responsabilidad global para estar en favor de las grandes causas de la humanidad, que nos permitan abonar a la construcción de un mundo de paz, de un mundo de armonía y de un mundo más limpio, de un mundo que respete plenamente al medio ambiente, y que logre armonizar muy bien lo que es el crecimiento económico, el desarrollo de nuestras economías; pero, también, con pleno respeto al medio ambiente.

Finalmente, quiero decirles, y creo que podría ampliar mi participación con ustedes en un momento más, quiero reiterarles mi reconocimiento por ser ustedes representantes, mujeres y hombres, empresarios de las grandes empresas nacionales que están contribuyendo de forma muy decidida al desarrollo económico de México.

Que con su confianza en México contribuyen a la generación de más empleos, a que podamos romper estas cifras de empleo récord que hoy tenemos en nuestro país, y que queremos mantener esta constante, de seguir abriendo espacios de oportunidad para más mexicanos, y que sea en los espacios que ustedes generan con sus inversiones, que sea una oportunidad que tengan los mexicanos para poder alcanzar su plena realización.

Gracias.

Éste es testimonio del Gobierno de la República, del Presidente de la República por su confianza en México, por jugársela con México, por creer en México.

Y que este año 2016 depare a los proyectos y planes que ustedes tienen, de crecer junto con México, les depare éxito, les depare, realmente, realización y concreción plena de esos proyectos, y todo ello contribuya a seguir construyendo el México que todos queremos.

Muchísimas gracias.

Y muchas felicidades.