Muchísimas gracias.

Muy buenos días a todas y a todos los empresarios hoy aquí reunidos de Qatar y de México.

Quiero agradecer al señor Ministro de Energía e Industria de Qatar su presencia en este encuentro.

De manera muy particular, al Jeque Khalifa Bin Jassem Bin Mohammed Al Thani, quien es Presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Qatar.

Y al señor Jeque Faisal Bin Qassim Al Thani, Presidente de la Asociación de Negocios de Qatar.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Quiero, en primer lugar, decirles que es para mí, como Presidente de México, motivo de gran honor y de una gran distinción el poder estar en esta Visita Oficial a Qatar, la primera que realiza un Presidente de México a esta Nación.

Esta visita se inscribe en la relación diplomática que hemos establecido y construido desde hace 40 años. Y que hoy estamos dándole un impulso renovado, precisamente, a esta relación.

Estamos buscando que, a partir de las coincidencias y, sobre todo, en esta visión estratégica que México y Qatar tienen para realmente acoplarse a los cambios mundiales, acoplarse a esta dinámica mundial que hoy el mundo está experimentando; y, sobre todo, impulsar tecnologías nuevas, innovación, desarrollo, crecimiento económico, a partir, justamente, de aprovechar las oportunidades que un mundo global nos está ofreciendo.

Si bien hay que decir que en el ámbito financiero hoy el mundo nos está presentando, a todas las naciones, un escenario complejo, volátil, incierto; también es cierto que estos escenarios y este acercamiento nos dan la gran oportunidad para encontrar oportunidades entre nuestros empresarios, que permitan acercar a nuestras naciones, tomar ventaja y aprovechar las oportunidades que los dos países ofrecen a nuestros emprendedores; y ello sea una plataforma, sea un medio para seguir impulsando el desarrollo, prosperidad y bienestar de nuestras sociedades.

En esta visita se da el espacio para que empresarios de Qatar y empresarios de México se conozcan; vean con sus ojos y puedan sentir de forma directa el ambiente y el desarrollo que esta región de la Península Arábiga está teniendo y está proyectando en los últimos años.

Y México quiere, precisamente, en el marco de la relación de amistad que ha construido desde hace ya varias décadas, aprovechar y poder realmente encontrar un espacio de mayor acercamiento.

La delegación empresarial que hoy forma parte de esta visita oficial a la Península Arábiga y, particularmente, hoy a Qatar, está encabezada por los presidentes o dirigentes de las Cámaras empresariales más importantes de México, por los organismos cúpula de nuestro país.

Y el propósito es que las oportunidades que se puedan visualizar en esta visita, permitan que pequeñas, medianas y grandes empresas puedan tener una mayor relación y aprovechar las oportunidades que hoy Qatar está proyectando al mundo.

Qatar es un país, si bien territorialmente pequeño, sin duda, que ha aprovechado condiciones muy particulares para crecer y para desarrollar mecanismos de inversión que está teniendo y haciendo en diferentes partes del mundo.

Y hoy lo que queremos buscar, lo que estamos queriendo proyectar en esta visita, es llamar su atención sobre México.

México es un país que está en un proceso de transformación. Que durante estas últimas décadas ha observado cambios, que le están permitiendo crecer, transformarse positivamente, y lograr proyectar al mundo oportunidades y ventajas competitivas para atraer inversión.

México es hoy un destino confiable; se distingue en el mundo por sus fortalezas, las cuales, de forma breve, me gustaría compartir algunas de ellas.

Somos, en primer lugar, un país con una ubicación privilegiada.

Somos un país que estamos en el puente entre América del Norte, con una vecindad geográfica con Estados Unidos y con un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y con Canadá; y al mismo tiempo, somos puente y somos parte de la región Latinoamericana.

Esta ubicación no sólo nos permite tener este enlace con estas dos partes del hemisferio en América, sino, también, poder o ser puente de enlace con países de Europa, con quienes tenemos celebrados acuerdos de libre comercio y, de igual forma, con la Región Asia-Pacífico.

A partir de esta condición, México ha venido promoviendo mayores fortalezas.

Tenemos estabilidad económica; tenemos un sistema financiero robusto, sólido.

Hemos venido alcanzando niveles de crecimiento económico, en los últimos cinco años, un promedio de crecimiento de 3.3 por ciento, y si bien, lejos del potencial que tenemos para crecer, sin duda, yo tengo la confianza de que el escenario global nos permitirá alcanzar mayores niveles de crecimiento.

Pero estos niveles de crecimiento contrastan con los escenarios que otros países, en similares condiciones de la región, están teniendo, en los que se aprecia desaceleración económica y crecimientos negativos; en tanto que México está observando crecimientos positivos.

México es un país, déjenme compartirles, con una población predominantemente joven, lo cual, sin duda, representa en sí mismo una gran fortaleza.

La mitad de nuestra población tiene en promedio 27 años, esto nos da un bono demográfico, una ventaja competitiva, y también, déjenme decirles que en México se gradúan cada año 100 mil ingenieros y tecnólogos.

México, adicionalmente, tiene celebrados, como ya lo dije, diferentes acuerdos de libre comercio que nos dan acceso preferencial a un mercado consumidor de más de mil 150 millones de personas.

Somos un país que ha evolucionado en el desarrollo de su industria, que hoy genera productos cada día de mayor valor agregado.

En el pasado, fuimos un país predominantemente productor de petróleo y exportador de materias primas y de petróleo. En los años 80, hace apenas 30 años, éstas representaban el 80 por ciento de nuestras exportaciones.

Y esto hoy se ha invertido, ha cambiado. Hoy 89 por ciento de nuestras exportaciones son productos manufactureros, de alto valor agregado.

Lo mismo en productos eléctricos, televisiones, pantallas planas, refrigeradores, electrodomésticos, en donde nos ubicamos como entre los países que estamos en los primeros lugares de producción.

Somos el séptimo productor de automóviles en el mundo; el cuarto país exportador de automóviles en el mundo.

Es así como hemos evolucionado, es así como hemos alcanzado una menor dependencia de nuestras materias primas, y particularmente del petróleo, para realmente generar una industria que hoy compite con el mundo, y que hoy nos permite exportar nuestros productos a diferentes países del mundo.

Queremos, a partir de estas fortalezas, encontrar oportunidades de intensificar y de ampliar el nivel de comercio que hacemos con Qatar y que hacemos con toda la península arábiga.

Estamos seguros de que en esta aparente distancia geográfica que hay entre México y esta región del mundo, puede superarse si logramos conocernos más y de mejor manera; si logramos realmente poner nuestros ojos de México en esta región, que está observando crecimiento y desarrollo, como lo hemos podido apreciar, y además felicitamos ampliamente los esfuerzos que Qatar ha llevado a cabo para proyectarse en este nivel de desarrollo.

Pero, de igual manera, buscamos que esta región del mundo aprecie lo que pasa en el Continente Americano, y particularmente en México.

Un país que se logra conectar hoy entre los países más confiables, como un destino confiable, y no sólo porque lo digamos nosotros, porque consultoras internacionales, que evalúan el desempeño de las distintas economías, nos dan precisamente esta confianza, señalan que México es de los países en el mundo que tiene potencial de desarrollo, de crecimiento y de alta confiabilidad.

Otra de las industrias que quiero compartirles que está teniendo un gran desarrollo, es la industria aeroespacial, que en los últimos cuatro años ha venido teniendo un crecimiento de más del 15 por ciento.

Qatar es un país, sin duda, un gran referente de éxito mundial.

Para quienes están aquí, de México, es sorprendente que Qatar sea hoy uno de los países que tiene el ingreso per cápita más alto del mundo: 143 mil dólares por habitante. Esto, sin duda, es resultado de este desarrollo que ha alcanzado Qatar.

Y por eso insisto, en el marco, en el contexto de esta relación fraterna y de amistad que construimos y que establecimos hace 40 años, hoy, creo que hay una gran oportunidad para darle un impulso mayor, para acelerar y encontrar mayores oportunidades para invertir entre empresarios de ambos países.

Que esto contribuya a la generación de empleos y de oportunidades para nuestra población; de participar, como lo hacen ustedes en sus inversiones, en diferentes países; de participar en proyectos o en el desarrollo de proyectos de infraestructura que en México estamos impulsando, y aprovechar las ventajas competitivas que ofrecen cambios estructurales que México ha logrado impulsar y que hoy estamos en etapa de materialización.

Sectores que anteriormente en México estaban cerrados a la participación y a la inversión del sector privado, hoy se han abierto. Y refiero dos en particular: el sector de las telecomunicaciones y el sector energético.

En este último, en el sector energético, Qatar es un país que tiene una gran experiencia.

Precisamente, muchas de las inversiones son resultado de sus capacidades productivas que tienen dentro de este sector, y que hoy, además, están innovando para, además, transitar a la generación de energías limpias, como lo queremos hacer justamente en México.

Y ahí está este sector, hoy abierto y resuelto a recibir inversión nacional y extranjera, que potencie este ámbito de nuestra economía en nuestro país y  abra oportunidades para quienes quieren invertir en México.

En esta visita, estaremos firmando, quiero decirles, distintos acuerdos, para modernizar el marco regulatorio, el marco de acuerdo que tenemos celebrados ambos países, que potencie, que dinamice, que le imprima mayor vitalidad a la relación entre Qatar y México.

Y que este nuevo marco, que hoy estaremos actualizando con su Excelencia el Emir de Qatar, precisamente dará espacio para que ustedes puedan participar y puedan invertir.

Sé que Qatar estará teniendo los ojos del mundo en algunos años más; en el año 2022 al ser sede o cuando habrán de ser sede ustedes del Campeonato Mundial.

Primero, desde hoy, deseamos que nuestra Selección califique para estar aquí, en Qatar.

No tengan duda de que muchos mexicanos vendrán a visitar Qatar, vendrán a acompañar como deseo a  nuestro Selección Nacional.

Pero, ante esa futura visita, que espero se realice de muchos mexicanos, hoy les extendemos una muy atenta invitación a empresarios qataríes para que conozcan de mejor manera México.

Repito, sabemos que ustedes tienen inversiones en muchos países, en distintos proyectos y en diferentes empresas de orden global, de diferentes partes del mundo, pero advierto que no tantas como las que podrían tener o, más bien, no son tantas las que tienen hoy, en México, y en las que hay oportunidad de invertir.

Les invito para que conozcan nuestro país, para que pongan sus ojos, sus intereses en México.

México, país que, repito, está en un proceso de transformación, que está creciendo, que se ha convertido hoy en motor del desarrollo económico de América Latina, al ser la segunda economía más importante, después de Brasil, en la región latinoamericana, y que hoy México está creciendo, afianzándose, precisamente, en sus fortalezas; logrando la debida instrumentación de sus cambios estructurales; abriéndose al mundo y deseando que inversionistas vayan a nuestro país.

Yo agradezco, en nombre de mi país, la oportunidad que Qatar, sus empresarios, su Excelencia el Emir de Qatar, hoy nos dispensa en esta visita oficial. La primera, repito, que un Presidente de México hace a este país.

Y espero que esto no sólo motive un renovado impulso a la relación de amistad y de fraternidad que hay entre nuestras naciones, sino sobre todo, abra mayores espacios de acercamiento y de encuentro entre nuestros empresarios.

Hago votos porque así sea, y que sea por el bien de Qatar, por el bien de México.

Muchísimas gracias.