Muy buenas tardes a todos y a todas.

Señor Presidente, Excelentísimo señor Enrique Peña Nieto; estimado Secretario de Relaciones Exteriores y Secretario de Economía; amigos Subsecretarios; señores empresarios que hoy nos acompañan de México, de Chile, de Colombia, de Perú; Embajador de México en Chile; estimados Legisladores y Legisladoras.

Saludo con mucho afecto a don Herminio Blanco. Amigos y amigas:

Quiero decirles que, como nos recordaba Octavio Paz, se levanta entre dos mares una enorme pirámide, que fue escenario de las más altas culturas de América Prehispánica, con cuatro costados, con cuatro puntos cardinales, sus escaleras con los climas de todas las zonas, su alta meseta: la Casa del Sol.

Desde esos sagrados lugares venimos muchos de nosotros, Presidente. Y, por eso, hoy, hablar aquí de México, relanzando una estrategia de integración de estos cuatro puntos cardinales, es central.

Tenerlo aquí, señor Presidente, es un honor inconmensurable. Soy la primera mujer que encabeza la Comisión Económica para América Latina. No la primera mexicana. Tuvimos dos mexicanos antes. Pero sí quiero decirle con orgullo que el hecho de que esté el Presidente de mi país en esta organización tan querida, es un honor.

Hoy, además, quiero celebrar algo, porque estamos en presencia, además, de Legisladores y Legisladoras de México. Yo sí quiero reconocer que después, al día siguiente de que usted tomó su Gobierno, sorprendió al mundo con la firma del Pacto por México. Realmente un esfuerzo inédito de concertación de miradas y búsqueda de rumbos compartidos.

Y yo quiero felicitarlos, sinceramente, aquí, a los Legisladores de los distintos partidos, a todos aquellos que participaron en este primer paso que me parece es tan crucial para un futuro esperanzador.

Reflexionar sobre cómo México se integra a la economía global y regional nos hace repensar cómo traemos a México hacia nuestra región, hacia el Sur. Eso es lo que hoy queremos y, sobre todo, en este contexto donde hay tantos cambios en la innovación tecnológica, el predominio de cadenas de valor global, la emergencia de nuevos actores, cómo se transita a una mejor forma de integrarse más y mejor.

Y estamos convencidos de que México puede jugar un papel muy activo en esta integración. Y hoy, en este breve espacio, lo que queremos hacer, si les parece bien, si le parece bien, señor Presidente, es tener un diálogo para que ustedes nos digan, sobre todo, al señor Presidente y a su equipo, verdad, cómo los empresarios, no sólo los mexicanos, sino los peruanos, los colombianos, los chilenos, verdad, que, además, han hecho algo inédito, yo pienso, y pensamos desde CEPAL, algo inédito que es esta Alianza del Pacífico que tiene unas características impresionantes.

Y yo creo que, si pensamos juntos, es posible que ese Pacto por México pueda cumplir metas que se ha fijado en términos de empleo, productividad, crecimiento y exportaciones. Y creemos que más integración puede ayudar a eso. Y, por eso, estamos acá, para apoyar esa dinámica que México ha iniciado y creemos que hay que diversificar la estructura, creando, además, sectores de alta productividad, mayor sostenibilidad, dotar de mayores capacidades a los sectores existentes e incorporar a las Pymes y a las MicroPymes. Yo sé que eso fue un gran tema que ustedes tocaron ayer en el foro de empresarios y, desde luego, reforzar los sectores existentes.

México juega un papel muy importante, es la undécima economía del mundo, ocupa el número 16 entre los exportadores de bienes y es el quinceavo entre los exportadores de manufacturas. México es el mayor exportador de manufacturas, incluso, de que toda América Latina.

Y entonces, eso yo creo que es algo que tenemos que vitalizar. Y realmente sólo quiero referirme a estas cuatro economías que integran la Alianza del Pacífico. Fíjense que conforman ustedes un mercado de 1.9 mil millones de dólares, o sea; y 207 millones de habitantes, y la Alianza tiene esta idea de construir una integración profunda, avanzando progresivamente a la libre circulación de bienes, servicios, capitales.

Y un ejemplo concreto, señor Presidente, que yo creo que ya se le puede mostrar al mundo es este, el MILA, que es el Mercado Integrado Latinoamericano, que entró en operaciones en 2011 con Chile, Colombia y Perú, y que México, obviamente, está evaluando si se incorpora o no a esta enorme posibilidad.

Pero lo más novedoso de la Alianza, señoras, señores, yo creo, es que no se busca solamente fortalecer la integración entre sus miembros. Ese es un paso muy importante. Lo más importante, es cómo esto puede generar una plataforma que proyecte hacia otras regiones muy dinámicas de la economía mundial, como Asia-Pacífico.

China, mil 365 millones de habitantes. Pues si vamos cada país solito, nos va muy mal. Hay que ir juntos, hay que ir con alianzas y yo creo que esta Alianza, que es una iniciativa joven, pero con un tremendo potencial.

Pero yo sólo quiero cautelar, y con eso cerrar esta intervención, señor Presidente, que la alianza tampoco puede hacerse de espaldas al MERCOSUR y a Brasil, es muy importante que nuestra región, que esto no signifique un eje de división. Es muy importante que la región, en su conjunto, encuentre formas mucho más interesantes de poderse articular.

Y creo que eso es lo que estamos viviendo hoy. Estamos viviendo hoy algo inédito y es que la Reunión de CELAC nos muestra que esta región está lista para dialogar, para trabajar, para tratar de vencer todas esas materias que nos alejan.

Y el elemento que hay que cautelar, quizás, son las negociaciones del Trans-Pacific Partnership, en donde ya tres de los países de la Alianza: Chile, México y Perú, son parte de ello, pero, también, es muy importante que esa Alianza, perdón, que el Trans-Pacific Partnership, maximice la coordinación de la Alianza y no la entorpezca.

Yo creo que eso puede ir caminando y puede ir avanzado y creo, sobre todo, que estamos aquí, señor Presidente, sobre todo, para escucharlo a usted, para entender por dónde la está viendo México.

Para nosotros, es muy importante que ustedes sepan, que conozcan que la CEPAL, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, realiza análisis, estudios comparados, analizamos la inversión extranjera, la pequeña y mediana empresa.

Es una nueva CEPAL, una nueva CEPAL que yo pongo a su disposición para dialogar, para avanzar, para poner datos sobre la mesa que ustedes crean que son oportunos.

Antes que nada, quiero decirles que yo creo que México puede jugar un papel destacadísimo no solamente en materia económica, en materia social.

A México aquí, en América Latina, se le quiere mucho: Pregúntele ustedes a los chilenos, a los colombianos, a los peruanos. A donde uno va, se saben todas las canciones, y hasta se saben más que las que nosotros sabemos.

Así es de que yo lo único que quiero decir, es que aquí, en América Latina, nosotros en México, los mexicanos nos sentimos como en casa.

Por eso, señor Presidente, yo quiero que usted se sienta en su casa. Que todos se sientan en su casa y que sepan que para nosotros es un gran honor estar aquí, con usted, y que espero que esta visita valga la pena.

Muchas gracias.