El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que una de las conquistas más importantes de nuestra democracia es el derecho de los mexicanos a manifestarse libremente. “Hay quienes están interesados en atentar contra esa libertad fundamental, al provocar y realizar actos vandálicos, y eso no lo vamos a permitir, porque es obligación del Estado mexicano en su conjunto asegurar que las manifestaciones ciudadanas no sean secuestradas por quienes actúan con violencia y vandalismo”.

Al inaugurar el Encuentro Nacional de Procuración y Administración de Justicia, el Primer Mandatario aseguró que es responsabilidad de todas las autoridades, de quienes tienen capacidades y atribuciones para ello, comprometer el esfuerzo del Estado mexicano en su conjunto para hacer valer y respetar la ley en favor de todos los mexicanos.

“Los ciudadanos deben contar con las condiciones que les permitan reunirse y manifestar libremente sus ideas en un ambiente de seguridad y de tranquilidad, y justamente una de las principales demandas de la sociedad mexicana es contar con mejores resultados en la procuración e impartición de justicia”, dijo.

Indicó que “con razón y urgencia, los mexicanos exigen que la ley se cumpla. La sociedad, con razón, está harta de sentirse vulnerable, está cansada de la impunidad y de la delincuencia, y ante este sentir social los policías, ministerios públicos, procuradores, fiscales, jueces y magistrados deben poner su máximo empeño para que en todo el país rija el imperio de la ley”.

“Ese es el país que los mexicanos exigen y merecen, y estoy convencido de que lograr la auténtica vigencia del Estado de derecho requiere una plena corresponsabilidad entre Poderes e instituciones”, mencionó.

LA EVOLUCIÓN Y MEJORA EN NUESTRO SISTEMA DE JUSTICIA, GRAN OPORTUNIDAD PARA QUE LA SOCIEDAD RECUPERE LA CONFIANZA EN SUS INSTITUCIONES

El Presidente Peña Nieto resaltó también que la adecuada implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal es un tema prioritario de la agenda nacional, por lo que exhortó a las Procuradurías y Fiscalías estatales, así como a los Poderes Legislativos y Judiciales de las entidades del país, a acelerar la aplicación del nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales.

Dijo que la Constitución estableció un periodo de ocho años para que el nuevo Sistema de Justicia Penal Oral, Acusatorio y Adversarial sea implementado en todas las entidades del país y en el orden federal. El plazo culmina en el año 2016.

“El tiempo apremia; tenemos la obligación y el compromiso social de concretar los cambios legales e institucionales necesarios, en el plazo constitucional establecido”, subrayó.

Mencionó que el Código Nacional de Procedimientos Penales incluye “las mejores prácticas procedimentales; es una gran herramienta para agilizar la aplicación de los juicios orales, abrir el acceso a una justicia penal más rápida y eficiente, y promover la protección de las víctimas y la reparación del daño”.

Explicó que ese Código Nacional entrará en vigor el próximo lunes, para el nivel federal, en los estados de Durango y Puebla; y añadió que esta primera etapa “le será útil al Poder Judicial de la Federación y a la Procuraduría General de la República, para detectar áreas de mejora, documentar mejores prácticas, y a partir de ello, también acelerar su instrumentación en todo el territorio nacional, como lo mandata la propia Constitución”.

Expresó su confianza en que la sensibilidad social del Poder Legislativo “se verá reflejada en un mayor respaldo a esta transformación, y me refiero a la aprobación oportuna de distintos ordenamientos que aún están pendientes de aprobarse, entre ellos la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias, la Ley Nacional de Ejecución de Sanciones, la Reforma Constitucional en Materia de Justicia para Adolescentes, sólo por mencionar algunas”.

Apuntó que la evolución y mejora estructural de nuestro sistema de justicia es una gran oportunidad para que la sociedad recupere la confianza en sus instituciones. Resaltó que en cuanto a la vigencia de la ley, “el Estado mexicano tiene una deuda de décadas con los ciudadanos y es tiempo de saldarla. Es una deuda que sabemos no se logra de la noche a la mañana. Es un proceso, pero lo importante es acelerar ese paso”.

EL COMPROMISO ES HACER VALER EL ESTADO DE DERECHO

El Titular del Ejecutivo Federal subrayó que en el compromiso que todos tenemos, como parte del Estado Mexicano, para enfrentar los retos del país, “el Gobierno de la República asume la parte que le corresponde y seguiremos impulsando la implementación de las reformas ya aprobadas en materia de justicia”.

Uno de esos retos, continuó, es precisamente el de “hacer valer el Estado de Derecho. Un país de leyes, en el que se respete la ley y se respeten los derechos humanos, los derechos fundamentales de todos los mexicanos”.

Refirió que el Gobierno de la República está decidido a crear nuevos espacios de diálogo y alentar los acercamientos y acuerdos sociales y políticos que sean necesarios para definir la siguiente generación de políticas públicas y reformas en materia de seguridad y justicia que requiere nuestro país.

El Presidente Peña Nieto señaló que es fundamental asegurar la vigencia del Estado de Derecho, “porque la legalidad y la justicia son indispensables para el progreso de cualquier sociedad”.

HAY PROGRAMA, ESTRATEGIA Y VOLUNTAD DE LOGRAR  UN MÉXICO MODERNO Y EN PAZ: EDGAR ELÍAS AZAR

El Gobierno de la República atiende de manera firme y prioritaria las acciones de conducta desviadas y provocadoras que persisten en socavar el orden en el país, porque hay programa, estrategia y voluntad de lograr un México moderno y en paz, aseguró el Presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia, Magistrado Edgar Elías Azar.

El también Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y del Consejo de la Judicatura de la propia entidad, señaló que la estrategia del Ejecutivo Federal es notable por la inteligencia y diligencia puestas en juego y, precisamente, “es para movernos a todos, de manera inmediata y no dilatar ni postergar bajo ningún pretexto ni obstáculo, respuestas pertinentes y acciones específicas en esos campos de nuestra vida nacional que continúan urgidos de soluciones en materia de justicia”.

“Se ganarán, sí es cierto, con esfuerzos enormes, pero se ganarán todas las batallas contra la antisocialidad y el abuso, precisamente en horas de nuestra historia que han puesto a prueba el mejor temple de nuestras instituciones democráticas. No tengo otra que decirle: gracias, Presidente, por su impulso, por su trazo certero y su voluntad por proseguir nuestros empeños aún en tiempos que parecen adversos”, sostuvo Elías Azar.

De igual manera, subrayó que fortalecer y mantener un Estado de Derecho implica serios compromisos y graves responsabilidades. “El Estado de Derecho no admite excepciones; es una regla permanente de vida en comunidad, y de ahí el compromiso de la judicatura mexicana de fortalecer a las instituciones de justicia. Estamos todos con usted, señor Presidente”.

LA PROCURACIÓN DE JUSTICIA REQUIERE DE VALORES Y PRINCIPIOS QUE NO PUEDEN SER PRESCINDIBLES: MURILLO KARAM

El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, subrayó que el trabajo de procuración de justicia requiere no sólo de nuevas estructuras, no sólo de una nueva forma de replantear la manera de hacer justicia, sino, fundamentalmente, de valores y principios que no pueden ser prescindibles.

Enfatizó que los mexicanos hemos hecho “una gran reforma para la que nos dimos ocho años en la tarea de implementar un nuevo sistema de justicia penal”, lo cual hace absolutamente necesaria la comunicación entre las tres instancias del Gobierno Federal y los tres órdenes de Gobierno del país. Informó que se requirió de un centro de formación profesional para la capacitación y formación permanente de funcionarios de justicia.

Además, se constituyeron foros de trabajo en los estados y en la Procuraduría General de la República. Implementar el nuevo sistema de justicia requiere de construir, plantear nuevos espacios, pero, fundamentalmente “requiere de funcionarios que estén perfectamente bien capacitados y cuya vocación esté total y absolutamente destinada a esta tarea”, apuntó.

Indicó que los egresados de este centro de formación, hoy son policías y Ministerios Públicos con capacidad, con vocación, y con entrega. El Procurador de la República celebró que se realice el presente foro “en el que debemos debatir, discutir, replantear hacia dónde van esas reformas, de qué manera van a aplicarse, y cómo van a servirnos para construir un país en el que el Estado de Derecho se convierta en una realidad plena, vigente y total. El Estado de Derecho es la protección sustancial del ciudadano, y ésa es nuestra tarea”, concluyó.

LA PAZ ES UN ASUNTO DE LA NACIÓN Y TODOS DEBEMOS CONTRIBUIR PARA LOGRARLA: MIGUEL ÁNGEL MANCERA

El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, señaló que se está ante un reto mayor de procuración y administración de justicia; hoy el país está haciendo un llamado a tener un esfuerzo uniforme, con voluntad, hacia el acceso a la justicia de todas y todos, dijo.

Al reiterar el apoyo del Gobierno del Distrito Federal para seguir trabajando de manera cercana con el Gobierno de la República, aseveró que “la convicción profunda de la coordinación y el trabajo conjunto entre todos los órdenes de Gobierno, son la clave para fortalecer nuestro sistema de procuración y nuestro sistema judicial”.

Dijo que estos vínculos de cooperación y coordinación son indispensables para mantener un sistema judicial y de procuración de justicia actualizado, innovador y sobre todo, que permita la protección clara de las garantías sociales e individuales de todos y cada uno de los derechos fundamentales.

“No dejemos un solo municipio sin que pueda encontrar el acceso a la justicia”, fundamental ahora que se habla de paz, dijo, la cual “no es un asunto local o federal, es un asunto del país, de la nación, y todos debemos contribuir para ello”, destacó.