Canciller Ángela Merkel:

Muchas gracias por su hospitalidad y por el espacio de diálogo que hemos podido sostener en esta Visita de Estado a Alemania, como ella misma lo ha referido y, sobre todo, en el diálogo que he tenido oportunidad de sostener con ella, creo que se inscribe en dos momentos.

El primero, en un diálogo político que nos ha permitido intercambiar comentarios sobre los escenarios que ambas naciones estamos viviendo, nuestros grandes retos.

Los temas que son prioridad, particularmente para México, en lo que es la implementación de las reformas estructurales que, sin duda, nos da una gran fortaleza, amplía el potencial que como nación podemos proyectar al mundo para ser mucho más competitivos y para atraer inversiones, lo cual, además, esto se vio refrendado en el diálogo que tuvimos con un grupo de empresarios.

Hablamos de los grandes retos en materia de seguridad, en donde dimos contexto al escenario y a la condición particular que México tiene, de ser un sistema federal, muy similar al que tiene Alemania, y en el cual ella amablemente nos ha ofrecido cooperación y sobre todo el poder compartirnos las experiencias que aquí han tenido para mejorar sus condiciones de seguridad, en este esquema federal, en donde hay distintos niveles, como ocurre justamente en México.

Y le compartía que en México hoy el Congreso está debatiendo, el mejor modelo institucional en materia de seguridad pública, que nos permita fortalecer nuestra capacidad institucional, la capacidad que tengan las policías, federal y estatales, para hacer mejor frente al crimen organizado.

En este ámbito amablemente nos ha ofrecido compartirnos su experiencia, similar a la que tiene nuestro país por nuestra composición federal, y que pueda apoyar este propósito.

De igual manera, hablamos de la incorporación de México a las tareas y a las operaciones para el mantenimiento de la paz, en donde también ella amablemente nos ha compartido o nos ha ofrecido cooperación para la capacitación y formación del personal de nuestras Fuerzas Armadas, que eventualmente participe en estas tareas.

En el marco de esta Visita de Estado, le compartí que, tanto en el ámbito público, como en el ámbito privado, se firmaron distintos instrumentos de cooperación y de mayor relación para fortalecer la relación entre Alemania y México, entre México y Alemania.

Vale la pena destacar que la relación entre ambos países es de amistad y de fraternidad, que hace 64 años que restablecimos nuestra relación diplomática entre ambas naciones, y que desde entonces hemos buscado tener acercamientos para impulsar el desarrollo y el bienestar de nuestras sociedades.

Y que en los últimos años ha crecido de forma notable la inversión de empresas alemanas hacia nuestro país.

Que hoy Alemania se ha convertido en el país de la Unión Europea con mayor inversión en México; que hoy las empresas alemanas generan 120 mil empleos en nuestro país.

Y que también, al mismo tiempo, empresas mexicanas están invirtiendo en Alemania, o se consolidan como parte de la cadena productiva que se genera en el mundo entre empresas alemanas y empresas mexicanas.

Nos congratulamos, además, de la voluntad política que hay de parte del Gobierno de Alemania, precisamente, para elevar el nivel de diálogo, de coordinación y de cooperación entre los dos Gobiernos y que eso se inscribe en la Comisión Binacional que se creó desde el año pasado.

La primera que Alemania establece con un país latinoamericano, y que eso favorecerá a que los gobiernos demos impulso a este nivel de cooperación en distintos ámbitos: en materia comercial, en materia económica, en materia energética, en materia cultural, en materia educativa, que en este último tema destacamos, sin duda, el referente de éxito y que México está tomando para el modelo educativo de nuestro país, que es el Modelo de Educación Dual.

El que permite que estudiantes de nivel superior y técnico puedan estar estudiando y, al mismo tiempo, tener formación en algunas de las empresas en donde se les abre un espacio laboral.

Este modelo, que con éxito funciona en Alemania, es un referente, pero además ya está en prueba piloto en nuestro país, en el impulso al modelo educativo que en México estamos llevando, para elevar la calidad de la educación.

Dentro de ese diálogo, y con ello concluiría, hubo oportunidad de que empresarios de ambos países estuvieran sentados en una misma mesa, en donde agradezco el ofrecimiento de una deliciosa comida, pero sobre todo, haber escuchado testimonios muy importantes, tanto de empresarios alemanes, como de empresarios mexicanos, sobre las grandes oportunidades que se tienen hacia adelante.

Empresas que ya están establecidas en México, que dejaron constancia en la mesa de lo positivo que está el escenario en nuestro país, de las oportunidades y del éxito que están teniendo en México.

Y, al mismo tiempo, que empresarios alemanes pudieran recoger el testimonio de empresarios mexicanos. De ver las potencialidades, las oportunidades que México hoy ofrece para nuestros emprendedores.

Coincidimos que los gobiernos somos facilitadores, creamos condiciones para que nuestros emprendedores puedan establecer una mayor relación, puedan intensificar el nivel de relación económica y comercial, pueda ello repercutir en la generación de empleos en nuestros países y, sobre todo, puedan dar espacio a impulsar el desarrollo y bienestar de nuestras sociedades.

Concluyo diciendo que advertimos que Alemania, y en ello reconocemos el liderazgo de la Canciller Merkel, Alemania es, y ella lo es, en lo personal, actora relevante de la política, particularmente de Europa, y con impacto en el mundo.

Y que Alemania es un país que está teniendo desarrollo y que está teniendo crecimiento económico.

México, por igual, en la región de Latinoamérica y en su integración con Norteamérica, es un país que en un escenario económicamente volátil y difícil, también está creciendo económicamente.

Está habiendo mayor empleo, tasas de inflación bajas, y eso nos deja ver que somos dos países que compartimos valores: el de la democracia, el del libre comercio, y que este acercamiento nos da oportunidad de intensificar la relación, y que vaya todo ello en favor del desarrollo y bienestar de nuestras sociedades.

Gracias, Canciller, por su hospitalidad.

Gracias por tender esta mano de amistad hacia nuestro país.

Y que lo estamos haciendo permita que nuestros países sigan creciendo, teniendo desarrollo para nuestras sociedades.

Muchas gracias por su anfitrionía.