Muy buenas tardes.

Señoras y señores:

Señores representantes de los medios de comunicación.

Excelentísima señora Presidenta de la República Federativa de Brasil:

Es un honor extenderle la más cordial bienvenida a ésta, que es su casa, México, que le recibe con los brazos abiertos a usted, a la Delegación Oficial y empresarial que le acompañan y, sobre todo, en amplio reconocimiento a la labor que usted lleva a cabo en su país para impulsar la transformación y el desarrollo social y económico de Brasil.

Desde México, apreciamos sus esfuerzos, su valentía, el vigor y el talento con el que conduce al Ejecutivo de su país.

Y, hoy, particularmente, nos resulta muy grato no solo recibir a la Presidenta de Brasil, sino recibir a una amiga de México, a una amiga que nos distingue con su Visita de Estado a nuestro país y que producto, y resultado de esta visita, son los varios Acuerdos que hemos presenciado su firma y que, sin duda, vienen a modernizar y a actualizar el marco regulatorio de la relación entre Brasil y México.

Quisiera referirme a algunos de los temas más relevantes de los Acuerdos que hemos signado y a los que hemos llegado, Presidenta.

No sin antes compartir, con el auditorio que aquí hoy nos acompaña, con las y los Embajadores que están entre nosotros, en primer lugar, mi más amplio reconocimiento y gratitud a la Presidenta Rousseff por la imposición de la Orden Nacional de la Cruz del Sur que generosamente me ha otorgado, al tiempo que quiero aquí públicamente compartirles que hemos entregado a la Presidenta Rousseff la Orden Mexicana del Águila Azteca, el máximo galardón y condecoración que el Gobierno de la República otorga a un extranjero.

Y lo hemos hecho en reconocimiento a la buena voluntad y amplia disposición de la Presidenta Rousseff para ampliar y estrechar aún más la relación entre Brasil y México.

Muchas gracias, Presidenta.

Y estoy seguro que estos acuerdos van a permitirnos impulsar desarrollo y prosperidad para nuestras naciones.

Quisiera referirme a los temas centrales de los acuerdos que hemos signado, no sin antes referir que la relación con Brasil data de hace ya muchos; que tenemos un marco de cooperación ya también de hace muchos años.

Sin embargo, hoy estábamos ante la exigencia de actualizar y modernizar este marco de cooperación.

Y lo que estamos haciendo el día de hoy, es dar un salto cualitativo en la relación entre Brasil y México; abrir, como ella, la Presidenta, lo ha señalado en el encuentro bilateral que sostuvimos, un nuevo capítulo en la relación entre Brasil y México; una relación que sin duda se amplía y abre sus horizontes a partir de los acuerdos que hemos signado.

Entre ellos destaca: un acuerdo para profundizar el Acuerdo de Complementación Económica: ACE 53, a través de él vamos a ampliar el universo arancelario con preferencias para incluir nuevas mercancías agrícolas e industriales, buscaremos aumentar los niveles de preferencia para las mercancías que este acuerdo ya cubría y se incluirán nuevos capítulos en materia de servicios, comercio electrónico y propiedad intelectual entre otros.

Esto, sin duda, este instrumento que hemos resuelto explorar y ampliar, este marco normativo nos permitirá profundizar la relación comercial entre ambos países, y con ello esperamos poder ampliar y duplicar el nivel de comercio, ya importante que hacen nuestras naciones a niveles superiores; pasar de los nueve mil 200 millones de dólares que tenemos hoy en comercio, a eventualmente, en menos de diez años, poder duplicar este nivel de comercio.

Un segundo alcance da los acuerdos signados, es haber establecido un Acuerdo de Cooperación y Facilitación de las Inversiones, con ello se genera mayor certidumbre a las inversiones recíprocas que haya de Brasil a México y de México a Brasil.

Y aquí, México reconoce también la voluntad y disposición del Gobierno de la Presidenta Rousseff para signar este acuerdo, que es el primero que celebra Brasil con un país de toda América.

Un tercer elemento es el Acuerdo de Cooperación Aduanera, que nos permitirá agilizar los intercambios comerciales, a través de la precertificación de empresas.

Hemos también firmado un acuerdo sobre las bases para el reconocimiento del tequila y la cachaza, como productos distintivos de México y Brasil, y hacer reconocimiento a su denominación de origen.

Estoy seguro, Presidenta, que durante la comida y en el brindis, habremos de celebrar y de brindar con estas bebidas de nuestras naciones.

Se han firmado acuerdos en materia turística para ampliar el flujo turístico entre ambas naciones; en materia cultural compartiremos, a través de diversos proyectos, la riqueza del acervo artístico y literario que tienen ambas naciones; y en materia ambiental, colaboraremos en temas como biodiversidad, ciudades sustentables, tecnologías limpias y mejor aprovechamiento de los recursos pesqueros.

Con esto, que en síntesis trata de compartirles el alcance de los acuerdos que hemos signado, sin duda nos ponemos al día, modernizamos el marco de cooperación y de relación que hay entre Brasil y México, y con ello ampliamos el horizonte a la amistad y relación fraterna que hay entre nuestras naciones.

Estamos dando un paso más. Estamos llevando esta relación a un escalón más y estoy seguro, Presidenta, que con la buena voluntad, con la amistad que usted dispensa a México, vamos a llevar este esfuerzo a generar desarrollo, prosperidad y bienestar para nuestras sociedades, porque ese es el alcance más importante que buscamos a través de estos acuerdos.

Está usted en su casa, Presidenta; está usted entre amigos.

México le recibe con los brazos abiertos. Sea usted bienvenida a nuestro país.

Muchas gracias.