Buenos días a todos.

Gracias por acompañarnos, para darle la bienvenida y manifestarle nuestro agradecimiento, nuestra alegría, por esta visita que nos hace, querido Presidente, querido Enrique.

Porque eso reconoce la importancia, el entusiasmo, que hay en el pueblo mexicano por estrechar relaciones con el pueblo argentino. Y es claramente recíproco.

Especialmente en este momento, querido Enrique, donde la Argentina, como hablábamos, emprendió una etapa de cambio, una etapa de diálogo con el mundo, en el cual México aspiramos a que tenga un lugar preponderante.

Y con objetivos muy claros: queremos trabajar en una Argentina que camine hacia pobreza cero; en una Argentina que combata y derrote al narcotráfico, y en una Argentina unida, cada vez fortaleciendo más su sistema institucional, para lograr el respeto entre todos los argentinos y el respeto con el mundo.

Por eso esta visita, sabiendo que compartimos esos objetivos, es el momento más apropiado posible.

Y estos convenios que hemos firmado hoy, rumbo a 17, que en total están en curso, esperamos y compartimos que esto sea solamente el punto de partida.

Igualmente, quiero realmente destacar que le hayamos dado un lugar preponderante al intercambio en ciencia y tecnología, a través del CONAE nuestro con el Instituto Espacial Mexicano. Creo que eso marca también un entendimiento de que tenemos ser parte de la innovación y el cambio tecnológico que plantea el mundo.

También, quiero destacar este convenio entre el Consejo Nacional de las Mujeres y el Instituto Nacional de las Mujeres de México, porque justo esta semana, querido Enrique, acá nos propusimos frente a la comunidad, todos juntos, comprometernos en un plan integral de lucha contra la violencia de género.

Algo que nos conmueve, que nos convoca y que nos lleva a ocuparnos para realmente terminar con este flagelo.

Creo que el intercambio entre ambas sociedades, ambos Consejos, va a ser seguramente muy fructífero.

Y, también, quiero destacar que, en este mundo, en el cual la solución a la pobreza es generar empleo, hay una industria muy potente, que es esa industria sin chimeneas, que es la industria del turismo.

Y creo que motivar a que más mexicanos visiten nuestro bellísimo país y más argentinos visiten ese increíble país, que yo tantas veces he ido como turista, que es México, va a ser de mutuo beneficio, así que creo que en ese incentivo es el camino correcto.

Y, por supuesto, queremos avanzar y vamos a avanzar, hay un profundo compromiso de ambos de cambiar este acuerdo estratégico que llevaba 10 años casi dormido, en algo que se transforma en una herramienta concreta para generar crecimiento, desarrollo en ambas comunidades.

Así que, festejo también que vayamos a profundizar el ACE6, que son los Acuerdos de Comercio que tenemos vigentes, en camino a cada vez una mayor integración, integración que también nos vincula en América Latina, que hemos asumido, que todos tenemos desafíos comunes, que pasan o arrancan de la defensa de los derechos humanos, el combate del crimen organizado y el narcotráfico, el cuidado del medio ambiente.

Son todas batallas que nos vinculan, el desarrollo y la innovación tecnológica, el conectar a nuestros pueblos, creo que son todos desafíos que, trabajando juntos, los vamos a poder encarar mejor, como también el desarrollo de las energías renovables.

Pero, bueno, esta nueva etapa que hemos emprendido en nuestro país, como ya México lo viene haciendo hace mucho tiempo, queremos trabajar articuladamente con el mundo, queremos realmente ser parte de los desafíos del Siglo XXI.

Agradecemos mucho el apoyo que nos has dado para que seamos organizadores del G20 en el 2018, creo que eso es también una herramienta, a partir de la cual podemos nutrirnos, intercambiar y desarrollar nuestra comunidad y, también, el apoyo que nos han dado para poder empezar a recorrer el camino a ser miembros de la OCDE, cuando ustedes ya hace años trabajan, y que creo que les ha servido de mucho como instrumento para la mejora de su vida institucional.

Creo que son todos desafíos muy importantes y poderlos realizar en conjunto, con los hermanos mexicanos, va a ser realmente que la tarea, no sólo sea más grata, porque son un pueblo muy alegre, sino que va a ser más fructífera para todos.

Así que, gracias de vuelta, realmente valoramos mucho tu visita, junto a tu mujer, junto a parte de tu valiosísimo equipo.

Y esperamos que de verdad logremos impulsar, acelerar todo lo que tenga que surgir de este profundo intercambio entre ambos pueblos.

Bienvenido.

Ésta es tu casa y como siempre estarás invitado cada vez que quieras volver.

Gracias.