Excelentísimo señor Presidente Enrique Peña Nieto.

A todos sus colaboradores.

A todo su equipo.

Al pueblo mexicano:

Nuestro cariño de hondureños, de hermanos latinoamericanos.

Patentizando aquí nuestro agradecimiento al Presidente Peña Nieto, porque en su Presidencia hemos sentido los centroamericanos, particularmente Honduras, que México ha volteado la vista a sus vecinos de Centroamérica.

Y después de que nos visitó en Comayagua, Presidente, lo que ahora tenemos en términos de una relación comercial entre emprendedores hondureños y mexicanos es una relación muy vibrante, muy robusta, que estoy seguro que una vez revisada la agenda que estructuramos en esa época, hemos avanzado de manera importante.

Pero con esta declaración también de hoy, con las conversaciones de hoy, con la oportunidad que he tenido de presentar el plan de inversiones que Honduras ha definido para los próximos seis años, la reacción del sector privado ha sido, también, muy dinámica, muy interesados, y eso indica que hoy más que nunca las relaciones entre México y Honduras están en su mejor momento.

Gracias, Presidente.

Debo de reconocer también, que el primer Grupo de Alto Nivel que Honduras ha constituido en materia de seguridad ha sido con México. Y eso ha dado pie a que también lo hagamos con Estados Unidos, con otros países vecinos.

Y el éxito que hoy Honduras está teniendo en ir recuperando poco a poco la paz y la tranquilidad tiene que ver, también, con el apoyo de nuestros vecinos.

De igual manera, Honduras hará su parte como Nación pero, también, como parte del Sistema de Integración Centroamericana en estas peticiones que, justamente, y que de un sentido muy humano, hace México para el tratamiento de nuestros migrantes que retornan.

Así es de que, ahí va nuestro compromiso, Presidente, y pueblo mexicano.

De igual manera, agradecemos el respaldo en término de capacitaciones a nuestro cuerpo consular para poder atender debidamente a nuestros compatriotas en la ruta de los migrantes.

También, realizaremos gestiones conjuntas para identificar la ruta más expedita y quiero ser puntual en esto, en el caso de Guatemala, para que sea un regreso decoroso y no de sufrimiento.

También, valoramos el acompañamiento del Gobierno Mexicano respecto al intercambio de cooperación en materia forestal.

Es doloroso para Honduras estar sufriendo este embate que probablemente no lo habíamos tenido de esa forma durante el último siglo, del gorgojo descortezador del pino, que ya nos ha afectado alrededor de 600 mil hectáreas, pero México ha estado presente y sigue estando presente para enfrentar esta plaga y otras que trae el cambio climático.

De manera conjunta identificaremos acciones para hacer frente también a la grave situación de la sequía en el Corredor Seco Centroamericano y, el próximo mes de marzo que nos vamos a reunir con los presidentes de Centroamérica, también seremos portadores de este apoyo técnico de México.

De igual manera seguimos con nuestro proyecto de llevar gas a Centroamérica para volver nuestras economías mucho más competitivas.

Mientras logramos la construcción del gasoducto también estamos dispuestos a explorar las opciones de poder llevar gas vía marítima, que nos permita realmente hacer un punto de quiebre en cuanto a mejorar el precio de la generación de energía en nuestra región.

De igual manera, facilitar el flujo eléctrico entre México y Honduras a través del Sistema de Interconexión Eléctrica con los Países de América Central, SIEPAC.

También, nos congratulamos de este grupo de trabajo que se ha constituido para trabajar en la igualdad de género con nuestras respectivas instituciones.

De igual manera, agradecemos el apoyo de México en esta gestión de la Presidencia Pro-Témpore del Sistema de Integración Centroamericano, al igual que el apoyo de México a la candidatura de Honduras para la CELAC.

También, hemos conversado sobre la Alianza del Pacífico y hemos encontrado una recepción tremenda en México.

Y finalmente, Presidente, quiero agradecer de manera especial su voluntad, su deseo, de apoyar a Guatemala, a Honduras, desde luego, a nuestros hermanos salvadoreños en este esfuerzo por construir una zona de paz, de prosperidad en la región a través del Plan de la Alianza para la Prosperidad, diciéndonos usted que buscarán las avenidas como Estado para lograr esos objetivos.

Eso es ir, atacar la raíz del problema de migración irregular en nuestra región.

Así es de que Presidente:

Muy agradecido de nuestra parte y estoy seguro que el pueblo hondureño guardará en su corazón siempre el hecho de que en su Gobierno usted volteó la vista a Centroamérica y, particularmente, a Honduras.

Y muchas gracias a todo el equipo que ha trabajado en toda esta agenda tan intensa y tan productiva para ambos países.

Muchas gracias.