(Interpretación al Español)

-PRESIDENTE BARACK OBAMA: Muy buenas noches.

Señor Presidente Peña Nieto.

Y al pueblo de Toluca, al pueblo de México.

Muchísimas gracias por su extraordinaria hospitalidad.

Gracias otra vez, Enrique, por darnos la bienvenida a tu estado natal, a tu ciudad natal, que al igual que el entorno hermoso que estamos viendo esta noche, refleja la historia orgullosa de México, al igual que el dinamismo económico del México de hoy.

Quiero agradecer al Presidente Peña Nieto y al Primer Ministro Harper por su colaboración en la profundización de los lazos extraordinarios entre nuestros países; en especial, en materia comercial para apoyar buenos empleos para nuestra gente.

Estados Unidos, Canadá y México son socios comerciales. México y Canadá son nuestros socios comerciales más importantes, apoyando con el comercio muchos empleos estadounidenses.

México sigue creciendo en las exportaciones que le enviamos con respecto al resto del mundo, tenemos fortalezas juntas que le dan una gran ventaja competitiva a América del Norte; la destreza de nuestros trabajadores en el sector manufacturero está creciendo y tenemos nuevas fuentes de energía; y tenemos que aprovechar estas ventajas comparativas, y tenemos que hacerlo conjuntamente.

Todo esto nos posiciona para ser una súper potencia en la economía mundial, y por eso estamos aquí para cerciorarnos de hacer todo lo que podemos hacer para ser más competitivos, y generar más empleo en Canadá, México y en los Estados Unidos.

En primer lugar. Nos estamos concentrando en agilizar el comercio.

El día de hoy firmé una orden ejecutiva para facilitar la actividad de las empresas que quieren exportar e importar a los Estados Unidos; en lugar de tratar con docenas de diferentes dependencias, con muchos formularios, vamos a crear una ventanilla única en línea en que todas las compañías pueden entregar toda su información al mismo lugar para ahorrar dinero y tiempo.

Vamos a seguir invirtiendo en infraestructura, como carreteras, puentes, cruces fronterizos para que nuestros productos lleguen al mercado de manera más rápida.

Hemos acordado seguir trabajando para facilitar el comercio y los viajes de turistas y ciudadanos; y vamos a seguir con esfuerzos para agilizar y facilitar en los trámites y los reglamentos para evitar que mermen en los acuerdos e intercambios comerciales.

Vamos a seguir trabajando en el Acuerdo de Asociación Transpacífico para tener disposiciones que protegen a nuestros trabajadores, y a nuestro medio ambiente.

Y ya que esto va a hacer crecer la economía de Estados Unidos, y ya que nosotros tenemos que hacer lo correcto por nuestras familias, y en línea con nuestros valores, he reiterado que la migración y la reforma migratoria será una de mis prioridades más altas.

Acordamos seguir expandiendo nuestros intercambios educativos, como mencionó Enrique, para que nuestros jóvenes desarrollen las destrezas que necesitan para ser exitosos en la economía mundial.

Esto se forja sobre la base de la iniciativa que denominamos: La Fuerza de los 100 mil en las Américas. Queremos a más estudiantes de los Estados Unidos estudiando en todo el hemisferio, y queremos a más estudiantes de lugares como México y Canadá estudiando en los Estados Unidos, para que puedan desarrollar familiaridad, asociaciones, alianzas para que ellos aprendan más, pero además puedan servir a sus países en las décadas que vienen.

En segundo lugar. Seguimos profundizando nuestras colaboraciones en materia de energía limpia para generar más empleo y combatir el cambio climático.

Ayer anuncié que Estados Unidos generará nuevos estándares de economía y eficiencia en combustibles para camiones pesados, para reducir la contaminación. Y los tres países acordamos mejorar los estándares para estos camiones pesados de manera más amplia.

Acordamos unirnos con nuestros colaboradores en el Caribe y Centroamérica para una nueva estrategia energética. Esto desarrolla un compromiso que realicé en Centroamérica, cuando estuve allá el año pasado, para ayudarles a que sus economías fueran más competitivas.

Vamos a trabajar conjuntamente para reducir la producción y consumo de hidrofluorocarbono; también nos damos cuenta que la consecución de nuestro potencial implica enfrentar a los narcotraficantes y delincuentes.

Aquí, en México, las fuerzas de seguridad y los ciudadanos siguen realizando sacrificios enormes en esta lucha y nosotros los apoyamos en contra de esta amenaza.

En Estados Unidos seguimos estando comprometidos en la reducción de la demanda por las drogas ilegales y seguiremos con esfuerzos sin precedentes para combatir el flujo hacia el Sur de armas y dinero ilegales.

Por último, en cuanto a nuestro compromiso compartido de valores democráticos y derechos humanos, quiero hablar sobre la situación en Venezuela y en Ucrania, y la violencia inaceptable que se está dando en esos dos países, que Estados Unidos condena firmemente.

En Venezuela, en lugar de tratar de desviar la atención de sus propias carencias, expulsando con falsas acusaciones a diplomáticos estadounidenses, el gobierno debería de concentrarse en sus esfuerzos en atender los reclamos legítimos del pueblo venezolano.

Así que, conjuntamente con la Organización de Estados Americanos hacemos un llamado al gobierno venezolano para que libere a los manifestantes que han sido detenidos y que entablen un diálogo verdadero, y que todos las partes tienen que trabajar conjuntamente, abstenerse a la violencia y restaurar la tranquilidad.

Con respecto a Ucrania, junto con nuestros socios europeos, vamos a seguir dialogando con todas las partes y seguiremos haciendo hincapié con el Presidente Yanukovich y con el gobierno ucraniano, que ellos tienen la responsabilidad principal de prevenir el tipo de violencia terrible que hemos presenciado, que retiren policía antimotines, trabajar con la oposición para restaurar la seguridad y la dignidad humana, y hacer que el país avance hacia el futuro.

Y esto incluye avances hacia un gobierno técnico multipartito que pueda trabajar con la comunidad internacional sobre un paquete de apoyo y que adopten las reformas que son necesarias para elecciones libres y abiertas el año entrante.

Los ucranianos son un pueblo valiente y resiliente que han superado desafíos en su historia. Tienen gran fuerza y orgullo. Y espero que lo sigan demostrando. Espero que las Fuerzas Armadas actúen con mesura y que se dé como resultado un diálogo constructivo.

Estaremos entablando un diálogo con el Gobierno en la oposición, y si se logra una tregua esto generará el espacio para que se resuelvan las controversias de manera pacífica, y haremos todo los posible para apoyar a los ucranianos, a medida que buscan una solución pacífica que responda a las aspiraciones del pueblo ucraniano en una democracia fuerte y democrática que está integrada plenamente a la comunidad internacional.

Así que quiero agradecer de nueva cuenta a Enrique, al pueblo de México, al pueblo de Toluca, por su gran hospitalidad. Si seguimos concentrados en nuestra visión conjunta, el progreso en cada uno de nuestros países se traducirá en prosperidad y oportunidades para todos.

Muchísimas gracias.

-LIC. DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Para concluir, el Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, nos dirigirá su mensaje.

-PRIMER MINISTRO STEPHEN HARPER: (Interpretación al Español) Quisiera, en primer lugar, dar las gracias al Presidente Peña Nieto por su hospitalidad.

Hemos pasado una estancia maravillosa en este magnífico México, y esperamos poder volver muy pronto.

Respecto a la reunión que hemos tenido, ha sido una reunión muy fructífera. Para Canadá, ambos socios son fundamentales, y con ellos compartimos valores básicos para nosotros y para el comercio.

Este año se cumplen 20 años de la firma del Tratado de Libre Comercio entre nuestros tres países, que ha sido una fuente de prosperidad enorme para nuestros países. El comercio trilateral se ha cuadruplicado en los últimos 20 años, y de hecho, ahora sobrepasa el billón de dólares.

De hecho, ha sido un crecimiento exponencial que seguiremos viendo durante los próximos decenios. Todos podemos decir, que sin embargo nos queda mucho por hacer.

Es necesario que volvamos a tener en cuenta lo que está sucediendo en el resto del mundo para ver cómo podemos aportar al TLCAN.

Por ejemplo, hay que tener en cuenta lo que está sucediendo con el TPP, es decir, la Asociación Alianza Transpacífica, por ello es necesario que sigamos negociando. El desarrollo comercial es clave, no solamente para el desarrollo canadiense, sino para el desarrollo de todos nuestros pueblos.

Por ello, mi Gobierno continuará trabajando en promover el comercio con nuestros socios norteamericanos, así como con la Alianza del Pacífico o la Alianza Transpacífica, así como el resto del mundo, ya que queremos seguir comerciando con otros países, como son los países del otro lado del Atlántico, ya saben ustedes que acabamos de concluir un Tratado de Libre Comercio con Europa.

El Presidente Obama, el Presidente Peña Nieto y yo hemos tratado distintos temas a lo largo del día de hoy, entre ellos: la economía mundial, la seguridad internacional y regional, y la competitividad de América del Norte.

Somos verdaderamente entusiastas de este marco y de la idea de colaborar más de cerca.

Los Presidentes y yo vamos a continuar trabajando para sobrepasar los retos del Siglo XXI y tomar las ocasiones prometedoras que tenemos ante nosotros y que nos ofrece el futuro en pro del interés de nuestras poblaciones.

Asimismo, será para mí un placer recibirlos el año que viene.

Quisiera, también, añadir algo respecto a la situación en Ucrania.

Obviamente, nos preocupa sobremanera la situación que se está desarrollando en Ucrania y las acciones que estamos viendo, especialmente el gobierno ucraniano ha de responsabilizarse de la mejora y del arreglo de las disputas que estamos viendo en la actualidad.

Se trata de una situación que no solamente no es popular, es necesario que se tomen acciones. Se han llevado a cabo acciones que ponen peligro la integridad de Ucrania como Nación.

Quisiera ahora repetir lo que he dicho.

Quisiera, en primer lugar, darles las gracias al Presidente Peña Nieto y al pueblo mexicano por la generosa hospitalidad que nos han dado en estos días.

Hemos tenido dos días magníficos, en este México fantástico y hemos tenido reuniones muy productivas con grandes amigos y grandes socios con los que compartimos valores y una visión democrática de un mundo pacífico.

Este año celebramos el 20 Aniversario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte que, en virtud de las cifras, ha sido increíblemente exitoso.

Es responsable de la creación de prosperidad de pies a cabeza, el crecimiento del comercio trilateral en los últimos años se ha cuadruplicado en los últimos 20 años y ahora supera el billón de dólares.

Y, de hecho, el intercambio seguirá creciendo de manera exponencial en los próximos decenios.

Todos estamos de acuerdo de que el TLCAN tiene un potencial enorme, pero es necesario que sigamos trabajando en otras áreas, como es el área de la Alianza del Transpacífico, y que sigamos negociando en otros foros para que sigan siendo válidos.

Es necesario que sigamos trayendo desarrollo a nuestros países. Y por ello, mi gobierno seguirá trabajando con nuestros socios en América del Norte y en la región Asia-Pacífico, así como el resto del mundo.

Como ustedes, saben el año pasado firmamos un tratado con Europa para aumentar el comercio con el otro lado del Atlántico.

Durante las reuniones del día de hoy, el Presidente Peña Nieto, Obama y yo hemos tratado distintos temas, como son los temas que han mencionado mis colegas.

Hemos tratado el tema de la economía mundial, la seguridad regional e internacional y la competitividad norteamericana. Compartimos un entusiasmo genuino en pro de una colaboración más estrecha.

El Presidente y yo, o los Presidentes y yo, mejor dicho, seguiremos trabajando juntos para superar los retos del Siglo XXI.

Y será para mí un placer ser el anfitrión de la próxima Cumbre de América del Norte, en Canadá, el año que viene.

Y quisiera acabar refiriéndome a la situación en Ucrania. Obviamente será para nosotros un placer escuchar que haya una tregua, esto serían grandes noticias. Pero la palabra tregua solamente tiene significado si realmente se lleva a la acción.

El gobierno ha de responsabilizarse por haber creado la situación que existe. Es un régimen el que creó la situación. Y no por tomar decisiones, decisiones que no eran populares, sino por haber tomado decisiones que iban en contra de la naturaleza y las aspiraciones de Ucrania como Nación.

Y, por ello, es que el gobierno es el que responsable, y el que ha de responsabilizarse de tomar las acciones necesarias para corregir la situación y mejorar la situación.

Gracias.