Muchísimas gracias.

Excelentísimo señor Presidente de Colombia.

Señora Secretaria General de Iberoamérica.

Distinguidos invitados aquí, presentes.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Solamente quiero, nuevamente, decirle a la sociedad mexicana, a la sociedad Iberoamericana, que para México ha sido un gran honor ser sede de esta 24ª Cumbre Iberoamericana.

Una Cumbre que, sin duda, focaliza ahora sus esfuerzos en tres temas fundamentales: Educación, Cultura e Innovación.

Quienes me escuchan, siguieron de manera puntual los amplios debates, las amplias participaciones que tuvieron Jefa y Jefes de Estado y de Gobierno, que acompañaron esta Cumbre Iberoamericana y que, sin duda, se ha convertido en un espacio idóneo y, yo creo, muy productivo, a partir de que en ella se recogen distintos diagnósticos, quizá, un diagnóstico compartido.

Distintas visiones, distintas propuestas, distintas experiencias de éxito que se dan en otros países hermanos de esta región Iberoamericana.

Y que, precisamente, parte de la tarea que asume la Secretaría General, es la de organizar y articular todas estas visiones y estas propuestas, a efecto de que sean compartidas con todos los países integrantes de la Cumbre Iberoamericana.

Pero fue muy enriquecedor hacer este ejercicio, de revisar estos tres temas centrales, repito: Educación, Cultura e Innovación; y coincidir todos en que estos elementos son pilares fundamentales para asegurar desarrollo y prosperidad para las sociedades de Iberoamérica y del mundo entero.

Junto con este ejercicio, debo compartirles que hoy, de manera privada, tuvimos, también, un ejercicio de gran enriquecimiento por las experiencias que aportaron los participantes, los mismos Jefa y Jefes de Estado y de Gobierno que están presentes, para revisar el tema de la juventud; cuáles son los grandes retos, cuáles son las tareas y cuáles son mecanismos que podríamos incorporar dentro de la política pública para asegurar que la juventud de nuestras sociedades, tenga mayores espacios de participación y de plena realización.

Junto con esta Cumbre Iberoamericana, también hubo participación de los medios de comunicación, como ustedes atestiguaron y, de igual manera, un encuentro empresarial, con empresarios de los países que participan en esta Cumbre Iberoamericana.

Yo me permito afirmar que, sin duda, el haber focalizado, el haber centrado nuestra atención en temas que son torales para el desarrollo de nuestras naciones, fue clave para lograr un debate mucho más asertivo, mucho más focalizado y, sobre todo, enfocado particularmente a estos tres temas, que ya les he compartido.

Yo quiero, desde aquí, expresar amplio reconocimiento a la Jefa y Jefes de Estado que participaron en esta Cumbre; a los Jefes de Gobierno; a Vicepresidentes; Ministros.

No puedo dejar de destacar que fue la primera ocasión que tuvimos la presencia en Latinoamérica, en México, del Rey de España, Felipe VI, que forma parte de esta Cumbre Iberoamericana.

De tal suerte, que estoy seguro que los trabajos aquí realizados, que las aportaciones que hicieron quienes participaron en esta Cumbre, serán muy valiosos para realmente redefinir el camino, el curso que deba seguir el desarrollo y el progreso de toda la región Iberoamericana.

Compartimos un mismo propósito todos, más allá de orígenes ideológicos que pueda tener cada gobierno de esta región Iberoamericana.

Más allá de ello, compartimos una misma visión, que es, precisamente, asegurar para esta región, prosperidad, inclusión, menos pobreza, menor desigualdad y mayor crecimiento económico.

Y estos objetivos, estoy seguro, se alcanzarán de manera más fácil, a partir de poner en práctica muchas de las visiones y experiencias compartidas en esta Cumbre Iberoamericana.

Nuevamente, mi más amplio reconocimiento a quienes participaron en ella; a la Secretaria Ejecutiva, que asume ahora esta estafeta y esta gran tarea.

Y al tiempo que me permito felicitar, como lo hice públicamente hace un momento, ante la presencia de la Jefa y Jefes de Estado y de Gobierno aquí presentes, a don Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, quien a partir de ahora asume la Secretaría Pro Témpore de esta Cumbre Iberoamericana, deseándole, desde México, el mayor de los éxitos a la realización que tendrá dentro de dos años.

Muchísimas felicidades, y muchas gracias a todos.