(Interpretación al Español)

Señor Presidente.

Señores Ministros.

Excelencias.

Estimadas damas y caballeros.

Agradezco mucho, señor Presidente, por la invitación. Nos alegramos mucho de estar aquí, en las pláticas, ayer, con los Ministros, y hoy, con usted, en persona.

Siempre hemos constatado que tenemos muchas cosas en común y que debemos buscar soluciones de manera amistosa. Y eso es lo importante. México, para la economía suiza, es un destino muy importante.

Me acompañan 25 empresas suizas. Para Suiza, es un elevado número. Y estas empresas representan a aquellas empresas suizas que ya están en México, y que, en total, ofrecen más de 50 mil puestos de trabajo.

Las inversiones directas de Suiza ascienden a nueve mil millones de francos suizos; es decir, que somos el inversionista número ocho en México, mostrando, así, que Suiza ha descubierto al socio México desde hace tiempo, para generar una situación de ganar-ganar para ambos.

Hemos firmado cinco acuerdos, y hemos dado una declaración conjunta que servirá de base para el trabajo a futuro.

Me alegro, como dijo el señor Presidente; crea una conectividad adicional y, también, la apertura de los mercados, y es justo lo que necesitamos para fomentar nuestras relaciones comerciales, y esto lo hacemos con la intención de crear valor y convertir este valor en lugares de trabajo tanto en México como en Suiza.

Me alegro que, en cuanto a los tratados de libre comercio, estamos haciendo muchos avances. La visión de este tratado fue definido de nuevo a principios de 2015, para establecer un tratado de libre comercio de punta de lanza. Ya ha habido dos negociaciones, y tengo la esperanza que el año entrante podemos renovar este tratado de libre comercio, y firmarlo.

Hemos juntado, la Cámara de Comercio mexicano y suiza, y tal vez digan: por qué hasta ahora, y por qué no se hizo antes. Y esta pregunta, también, nos la formulamos. Mejor tarde que nunca. Y resultó muy bien. Y las empresas pensaron que no había tal necesidad.

Pero ahora, se trata que ambos mercados tengan plataformas adicionales para el intercambio de información. La Cámara de Comercio nos servirá de posibilidad para ello. Y me encanta la idea que, finalmente, hemos establecido dicha institución.

Luego, también, tenemos la Alianza Mexicana-Suiza de Formación Dual. Defiendo con orgullo el sistema de formación dual en Suiza; un sistema de formación que tiene enseñanza teórica y, también, la enseñanza práctica. Y dicha dualidad significa que se aprende la teoría en la escuela y, a la vez, se aplica en la práctica en las empresas.

Juntos, discutimos en distintos gremios sobre la colaboración en esta formación profesional. Suiza está dispuesto a revelar sus secretos. No son tantos. No tengan tantas esperanzas, pero es un sistema que se ha desarrollado a lo largo de 150 años, y no es algo que se crea en un instante.

Pero con las empresas que tenemos en Suiza, pueden ellos ayudar y fomentar para que la formación dual se establezca también en este país, para ofrecer una formación a los jóvenes y permitirles una carrera profesional.

Para mí, es decisivo que hagamos lo posible para que al máximo número de personas se les dé una perspectiva a través del trabajo, y si en este sentido seguimos realizando proyectos en la colaboración, es una idea que nos va a encantar.

Brevemente, también tocamos los intereses comunes y vimos que la multilateralidad es una base de suma importancia para todos nosotros, y que no puedes, que la (inaudible) no puede, que se sigue requiriendo a la (inaudible), y los contratos multilaterales y bilaterales son necesarios.

Me alegra volver a ver al Ministro de Economía en febrero, entre otros colegas, para discutir cuáles son las contribuciones respectivas para que la (inaudible) siga adelante. Y también, en la OCDE también colaboramos. Me acabo de equivocar, hace un momento. Disculpen que me trabara.

Hoy, festejamos 70 años de relaciones diplomáticas.

Fueron 70 años importantes que nos llevaron muy lejos y, con este aniversario y con los acuerdos que hemos logrado, esto se enfatiza y se fortalece para crear las condiciones para los siguientes 70 años.

Y, por último, de la Ciudad de México recibimos el permiso de construir la Casa Suiza hace unas semanas, no hace muchísimo. Éste es un lugar de encuentro en un emplazamiento bellísimo y es una referencia para nosotros y para nuestras relaciones muy amistosas. De lo contrario, no nos hubieran permitido colocarla.

Voy a darle las gracias al Jefe de Gobierno hoy, en la tarde, por supuesto. Y tengo la esperanza que, hasta fines de año, cuando va a estar la Casa Suiza ahí, reciba muchas visitas y haya muchos encuentros en la Casa Suiza. Hasta ahora, ha ido a Río de Janeiro, y ahora se encuentra en la Ciudad de México. Es un éxito muy bello.

Le agradezco cordialmente, señor Presidente.

Me alegraría volverlo a ver. Usted, siempre estará bienvenido en nuestro país.

Cuidamos las amistades, cuidamos los intereses comunes, y el día de hoy, hemos creado una base renovada para ello.

Muchísimas gracias.