Muchas gracias por la deferencia, señor Presidente Enrique Peña Nieto.

Muy buenas tardes compañeras y compañeros de los medios.

Muy importante su presencia porque ustedes están en contacto directo con nuestro pueblo, con la sociedad, y son también nuestros críticos.

El día de ayer, tomé posesión como Gobernador del estado de Guerrero, en una crisis política inusitada.

Guerrero con grandes problemas sociales históricos, y sé que éste es un gran desafío; el desafío que asumí y que estoy dispuesto a trabajar, de día y de noche, para entregar buenas cuentas en un tramo corto.

Con una ruta, con una estrategia que nos permita poner en la agenda del nuevo gobierno del Estado de Guerrero el tema de la solución, a partir de todo el apoyo de este nuevo gobierno a los desaparecidos, a los 43 muchachos desaparecidos de la Escuela Norma Rural de Ayotzinapa, para poder trazar la ruta de la gobernabilidad democrática, la concordia, la paz y la armonía en Guerrero.

El día de ayer, en mi discurso, dije que Guerrero necesita en este momento de todos los apoyos de la Federación.

Le pedí en mi discurso al licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, que atendiera nuestro llamado, y que de manera generosa asista con nosotros a la reconstrucción del tejido social en Guerrero, la paz y armonía.

Quiero agradecer al Presidente Enrique Peña Nieto esa deferencia para que de manera inmediata, el día de hoy, estuviéramos ya aquí, reunidos, para atender de inmediato el caso de Guerrero.

Los inmediatos, que es atender, también, la demanda social de todos los movimientos sociales.

Construir una ruta para este primer tramo, de manera que hacia diciembre tengamos ya establecido, en lo posible, la paz democrática, la armonía y la gobernabilidad.

Para entrar a un segundo tramo que me tocará dirigir, espero con éxito, que es el del inicio de un proceso electoral de cambio de poderes en Guerrero; todos, los 81 municipios, el Congreso local, nuestros representantes a la Cámara de Diputados, del Congreso Nacional y el Gobernador.

Para que podamos construir esa armonía, es necesario contar con todo el apoyo del licenciado Enrique Peña Nieto. Agradezco, señor Presidente, la deferencia que ha tenido para conmigo.

Sé que este gesto es para que el nuevo Gobierno tenga el respaldo del Presidente de todas y todos los mexicanos. Que tengamos todo el peso de las instituciones del Estado para buscar a los 43 muchachos desaparecidos, y recuperarlos con vida. Ese es un primer gran compromiso.

Y yo quiero anunciarles a ustedes, a las madrecitas, a los padres de familia de los muchachos desaparecidos, que vamos a estar en ese empeño; el Presidente y el nuevo Gobernador de Guerrero.

Vamos a hacer una carpeta informativa para que las madres y los padres familia tengan clara cuenta de cómo se trabajó al respecto desde el Gobierno de Guerrero.

Le he pedido, también, al Presidente que nos apoyen para entregar esa información, que pueda ser contrastada con la información que ellos tienen y, a la vez, con un equipo de personalidades denotables, de alta autoridad moral, para que contrasten la información que da Guerrero, la información que da el Gobierno Federal, para que nos digan en qué líneas hay que profundizar, para que crucemos información y para que nos digan en qué debemos también abocarnos.

Hacerlos partícipes, junto con nosotros, para este primer gran escenario; de encontrar con vida a los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa.

Guerrero, con sus grandes rezagos, necesita de su apoyo, señor presidente.

Yo agradezco esta primera visita, que ha sido cordial, que ha sido muy significativa, porque vamos juntos en una estrategia, porque vamos juntos en una ruta.

Y si usted me apoya, señor Presidente, yo le entregaré buenas cuentas.

Quiero terminar, diciendo que quiero construir una relación de trabajo estrecho con el Gabinete y, de manera personal, con el Presidente Enrique Peña Nieto.

Yo he afirmado, en mi discurso de ayer, sin menoscabo, de ninguna especie, que si le va bien al Presidente Enrique Peña Nieto, le va bien a México. Que si le va a bien a México, le va a bien a Guerrero.

Haremos cambios en Guerrero en el Gabinete, porque hay un clamor de la sociedad que, afortunadamente, los líderes políticos atendieron. Un Gobernador que no tenga militancia partidista, más identificado con la sociedad civil.

Y eso tiene que reflejarse, también, en cambios en el Gabinete, con personalidades de recta trayectoria, de gran autoridad moral y de convicción de servicio a Guerrero.

Ese es mi compromiso, señor Presidente, para construir un Gobierno de la sociedad, para las y los ciudadanos, de las y los ciudadanos.

Y que nos ayude a establecer la gobernabilidad democrática, la paz, la concordia y la armonía para que podamos entrar en la ruta de un despegue para un nuevo Guerrero.

Muchas gracias, señor Presidente.

Muchas gracias, señoras y señores de los medios.