En el marco de la 37ª Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), el Presidente Enrique Peña Nieto expresó su confianza en que los acuerdos alcanzados en esta Sesión, “lo que aquí se ha compartido, lo que aquí se ha expresado, lo que aquí se ha reflexionado, nos marque, nos comprometa y nos lleve realmente a lograr el objetivo de un México libre de violencia, de un México libre de impunidad, libre de corrupción, y de un México en el que la sociedad mexicana pueda alcanzar sus anhelos y sus propios sueños”.

Manifestó también su deseo de que 2015 sea un año que depare a México un horizonte mucho más promisorio, en el que el trabajo compartido y el compromiso expresado “nos lleven a seguir construyendo un México más libre, un México más democrático, un México que permita la realización plena de todos los ciudadanos de este país, de cada mexicana y de cada mexicano”.

“Ese es mi deseo, y ese es el compromiso que asumo como responsable de la titularidad del Ejecutivo Federal”, subrayó.

El Presidente Peña Nieto mencionó que en el CNSP muchas veces “he escuchado reflexiones, buena retórica, buenos discursos, buenas reflexiones, pero no pueden quedar solamente en eso”.

En el evento, realizado en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Primer Mandatario reafirmó, de manera categórica, “el compromiso que tiene el Gobierno de la República para seguir trabajando, en alcance a los acuerdos que deriven de esta Sesión de Consejo, y de otras, más para lograr condiciones de mayor seguridad”.

Indicó que cumplir en materia de seguridad y de procuración de justicia es una corresponsabilidad y una tarea compartida de todos los órdenes de Gobierno, y refirió que escuchar la voz ciudadana y la representación social en este Consejo, “debe implicar, también, el compromiso de las autoridades estatales para que cada uno asuma su propia tarea”.

Indicó que todos quienes representan al Estado mexicano en la corresponsabilidad de servir a toda la sociedad, “estamos claros que las capacidades del crimen organizado son otras, y por eso la necesidad de que profesionalicemos a nuestras policías”.

El Presidente Peña Nieto dijo que el CNSP debe ser un espacio de reflexión para que quienes tienen responsabilidad en el área de seguridad y de procuración de justicia “asumamos nuestra corresponsabilidad”. Que nadie suponga, añadió, “que vendrá otra instancia, que vendrán las Fuerzas Armadas, que vendrá la Policía Federal, para relevarnos de la tarea que es propia, en algunos casos de los estados”.

Refirió que el caso de Iguala “nos ha cimbrado a todos, nos ha cimbrado a las instituciones, ha cimbrado a la propia sociedad”, y será la Procuraduría General de la República quien termine de concluir la investigación que sobre este caso lleva “y que, sin duda, ha implicado un enorme despliegue de la Procuraduría, de nuestras Fuerzas Armadas, de las Policías Federales, en toda la investigación que este caso ha ameritado, quizá, como no se tenga precedente en la historia reciente de nuestro país”.

Puntualizó que a partir de lo que resulte de esa investigación, y de las conclusiones a las que llegue la Procuraduría General de la República, “está muy claro que México debe ser otro a partir de lo ocurrido en Iguala; debe llevarnos a todos a emprender ajustes y hacer de estos hechos tan lamentables una oportunidad para reconducir, reforzar y fortalecer nuestras instituciones de seguridad pública, de procuración de justicia”.

Ese es el sentir “de una sociedad como la nuestra, que está lastimada, que está conmovida, que está enojada, y lo está por hechos tan dolorosos como los ocurridos en Iguala, que han sido actos de barbarie inaceptables y que evidencian la debilidad de nuestras instituciones, particularmente, en el orden municipal”, agregó.

Puntualizó que ello no significa “que no haya debilidades en otros órdenes, el estatal o en el mismo orden Federal, pero sin duda es en el orden municipal donde tenemos una mayor fragilidad”.

El Primer Mandatario resaltó, además, la importancia de combatir la corrupción, y recordó que el Sistema Nacional Anticorrupción que se ha propuesto “tiene el propósito no sólo de darle facultades sancionadoras, sino de impulsar políticas públicas que nos permitan combatir la corrupción en todos los niveles, y sobre todo, en aquellos lugares cercanos a la población que más les lastima”.

El Presidente Peña Nieto se sumó al reconocimiento expresado en la Sesión a las Fuerzas Armadas, pues “ante la debilidad de nuestras instituciones encargadas de seguridad pública, han sido nuestras Fuerzas Armadas quienes han acompañado a las instituciones encargadas de la seguridad para cumplir con su deber, para no dejarlas solas, para darles mayor capacidad en cuanto al control territorial, y sobre todo de fuerza para hacerle frente al crimen organizado”.

En esta Sesión del CNSP se aprobaron distintos acuerdos, entre ellos:

· Que se elabore “un Convenio de Marco de Mando Único, en tanto se logra la aprobación a la propuesta que habrá de debatirse, y seguro estoy enriquecerse, en el Congreso de la Unión”.

· La Estrategia Nacional de Desarrollo Policial.

· Que se cuente con una nueva metodología para medir la incidencia delictiva y elevar la calidad de la información. Nadie quiere que se oculten datos ni información que no sólo deba de ser pública, sino que norme el actuar de las instituciones encargadas de seguridad. Nos importa conocer la verdad; información veraz, clara, por dura que pueda ser.

· Que se adopten las medidas necesarias para contar con un número único de emergencias en todo el país, como lo propuse en el decálogo de medidas, hace apenas algunas semanas.

SÓLO ALINEANDO ESFUERZOS PODEMOS GENERAR SOLUCIONES DE FONDO Y DE LARGO PLAZO ANTE EL MOMENTO QUE VIVIMOS: OSORIO CHONG

Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, aseveró que para asegurar condiciones de tranquilidad y dar plena vigencia al Estado de Derecho en todo el territorio nacional, “debemos asumir, en conjunto, la tarea impostergable de consolidar nuestras instituciones”, y reiteró que “sólo alineando esfuerzos podemos generar soluciones de fondo y de largo plazo ante el momento que vivimos”.

“Esa es la ruta para que toda autoridad, sin importar en qué región del país se encuentre, pueda cumplir con su primera y más importante obligación: garantizar la seguridad de los mexicanos”, subrayó, al destacar que ello exige fortalecer las estructuras institucionales del Estado mexicano.

Por eso, continuó, “seguiremos trabajando en coordinación con los gobiernos locales para fortalecer sus capacidades institucionales; cuenten con mejores herramientas de prevención y persecución del delito, y desarrollen mecanismos más eficaces de procuración de justicia, para que desde la corresponsabilidad entreguemos los resultados que la sociedad nos demanda y nos exige”.

Al dar cuenta de los acuerdos alcanzados en la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, puntualizó que “se trata de que cada municipio del país, sin importar qué tan alejado esté, los ciudadanos cuenten con instituciones sólidas que garanticen el ejercicio pleno de sus derechos”.

Destacó que para lograr corporaciones de seguridad confiables que nunca actúen al margen de la ley, y para que jamás la colusión entre crimen y autoridad vuelva a lastimar a las familias, se requiere trabajo conjunto, de unidad, de Poderes y de la sociedad, ya que, si bien hay avances, “es necesario que redoblemos el paso para que sus efectos se sientan en cada comunidad y en cada municipio del país”.

Osorio Chong detalló tres acuerdos propuestos al pleno: la adopción de un número único de emergencias que opere en forma homologada, oportuna y eficaz en todo el territorio nacional; diseñar y proponer un convenio marco de Policía Única que permita a aquellas entidades que así lo decidan, homologar su instrumentación; y la propuesta para que el Secretariado Ejecutivo elabore un diagnóstico sobre la remuneración, prestaciones y nivel académico que deben tener todos los policías del país.

GENEREMOS, DE LA CRISIS, EL INICIO FIRME DE LA RECOMPOSICIÓN ESTRUCTURAL, CONDUCTUAL Y MORAL DE NUESTRO AMADO MÉXICO: ALEJANDRO MARTÍ

Alejandro Martí, invitado permanente a las sesiones del Consejo Nacional de Seguridad Pública, expresó que “en la desgracia del caso Iguala, el Gobierno Federal tuvo que actuar supliendo las carencias y omisiones de algunas autoridades del estado de Guerrero, asumiendo también los costos políticos que esto representa. Se lo reconozco, señor Presidente”, aseveró.

Al observar que existen grupos que ante una muy digna manifestación aprovechan para generar caos, anarquía y desorden, resaltó que “por grande que sea el dolor, el crimen no se combate con más crimen, la arbitrariedad, la violencia, la destrucción de instituciones y propiedades de particulares, y el acoso a los trabajadores y a la ley, al grado de poner en peligro su propia integridad, es inaceptable”.

Subrayó que el reclamo ciudadano es la vigencia y la aplicación irrestricta de la ley para lograr el Estado de Derecho que toda democracia exige: “orden y más orden pedimos los ciudadanos, el orden genera entendimiento entre gobernantes y gobernados, las reglas claras, las responsabilidades definidas y las consecuencias precisas”.

Dijo al Presidente Peña Nieto que hoy puede ser un parteaguas: “estamos seguros que el estadista se crecerá ante la adversidad”, y generará de la crisis, el inicio firme de la recomposición estructural, conductual y moral de nuestro amado México. “Sabemos que usted es hombre de compromisos y que, bajo su liderazgo, estamos con usted”, enfatizó.

HAY QUE RECONOCER LA NECESIDAD, DESDE LA SOCIEDAD CIVIL, DE TENER ESPERANZA Y APOYAR AL GOBIERNO: MARÍA ELENA MORERA

Como representante de la sociedad civil, María Elena Morera, Presidente de Causa en Común, A.C., señaló los hechos violentos ocurridos recientemente en el país a lo que dijo: “hay que reconocer que algunas autoridades han actuado y hay que reconocer la necesidad desde la sociedad civil de tener esperanza y apoyar al Gobierno, no para administrar la crisis, no para esconder los temas debajo de la mesa, sino para transformar las instituciones nacionales y forjar un país distinto, reconstruyendo también el tejido social”.

Indicó que el referirse a la legítima indignación de la sociedad por estas causas, no significa asumir una actitud derrotista ni violenta, sino que es una oportunidad de construir un México más seguro, teniendo memoria de los acontecimientos ocurridos para que nunca más se presenten, generando instituciones transparentes y cercanas a los ciudadanos, no sólo en papel sino en lo cotidiano.

Afirmó que entre las medidas para reforzar el Estado de Derecho en México, presentadas por el Ejecutivo Federal, destaca la propuesta de crear 32 corporaciones estatales, en lugar de mil 800 cuerpos de seguridad, estableciendo estándares mínimos, que sean comunes a todas las policías del país. “Esto se va a traducir en que cualquier policía en la calle respetará y protegerá nuestros derechos, pero también significará que él o ella tengan la certeza de que las instituciones a las que pertenecen también respetan los suyos”.

En la Sesión participaron, además, los Gobernadores de Coahuila, Nuevo León, Durango, Morelos y Estado de México, así como la Presidenta Municipal de Toluca.

El Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, dijo que la suma de esfuerzos y voluntades entre los tres órdenes de Gobierno del país, permitió en 2014 avanzar en una nueva etapa de las corporaciones de seguridad pública y procuración de justicia, al hacerlas más modernas, confiables, y que ofrezcan resultados. Añadió que continuarán en un esquema de corresponsabilidad de manera permanente como parte de la construcción de una nueva cultura de fortalecimiento de las instituciones al servicio de la ciudadanía y del país.

Por su parte, el Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, sostuvo que nuestro país requiere de corporaciones y policías que estén a la altura de las circunstancias que estamos viviendo; con elementos debidamente capacitados y fortalecidos para el ejercicio de sus funciones, con vocación de servicio, honestos, y con sentido de lealtad al ciudadano. Destacó que es inaplazable la definición de un modelo de desarrollo policial en todo el país, que busque reducir las asimetrías entre las corporaciones policiales en cada uno de los estados, pero sobre todo, basado en resultados que la gente pueda apreciar.

El Gobernador del estado de Durango, Jorge Herrera Caldera, destacó que los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) respaldan al decálogo presentado por el Presidente Enrique Peña Nieto en favor de la seguridad, la justicia, la paz y el desarrollo. En particular, reafirmó su decidido compromiso para respaldar y concretar el modelo de Mando Policial Único en las 32 entidades federativas del país, porque “éste es el camino correcto”.

Graco Ramírez Garrido Abreu, Gobernador del estado de Morelos, señaló que los Gobernadores y el Jefe de Gobierno, hoy “somos responsables, con usted, señor Presidente, de la gobernabilidad”, y subrayó que ha llegado la hora de tener 32 policías estatales y responderle al país y a la sociedad.

Martha Hilda González Calderón, alcaldesa de Toluca y Presidenta de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal, señaló que las 10 acciones para mejorar la seguridad presentadas por el Presidente Enrique Peña Nieto, fueron recibidas con mucho “interés y beneplácito” entre los presidentes municipales y enfatizó la disposición de todos ellos para “ser parte de la solución y no de problema”, ya que “se trata de potenciar esfuerzos y de asumir responsabilidades compartidas”, así como de “estar a la altura de las circunstancias que hoy tenemos en México”.

Finalmente, el Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas expresó que gracias a las Fuerzas Armadas se han podido atender y superar las deficiencias en algunos municipios dada su debilidad institucional, y subrayó que en varias entidades federativas se ha reducido en forma considerable, con su apoyo, la incidencia delictiva. “Con su trabajo, sacrificio y lealtad a toda prueba, dan la lucha por mantener nuestra independencia, nuestra soberanía y nuestra seguridad. Protegen nuestras instituciones, aseguran la vigencia del Estado de Derecho y resguardan las libertades de los mexicanos”, aseguró.