Al encabezar la ceremonia de inicio del Programa para la Formalización del Empleo 2013, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que es necesario “dejar atrás el círculo vicioso de la informalidad, insuficiente productividad y bajo crecimiento económico, y en cambio comenzar un círculo virtuoso de formalidad, productividad y crecimiento económico elevado”.

Señaló que “el insuficiente crecimiento económico y el incremento demográfico de las últimas tres décadas han hecho que hoy, 59 por ciento de la población ocupada labore en condición de informalidad”. En otras palabras, añadió, “actualmente más de 28 millones de trabajadores no cuentan con el amparo del marco legal o con seguridad social; además, la mayoría labora en empresas que, en promedio, son 50 por ciento menos productivas que las formales, lo que se traduce en menores salarios”.

Por ello, subrayó que “la informalidad es, en sí misma, enemiga de los trabajadores; los deja sin acceso a derechos y satisfactores básicos, como servicios médicos, crédito para la vivienda o ahorro para el retiro”.

Tras mencionar que todos los mexicanos merecen la oportunidad de tener un trabajo formal, con los derechos que éste conlleva, explicó que “la informalidad nos afecta a todos como sociedad: vulnera los derechos de las personas y limita el verdadero potencial económico de nuestro país. La informalidad frena las actividades de mayor valor agregado, y el no invertir en capacitación impide a las empresas informales adoptar nuevas tecnologías y realizar procesos complejos que les significarían también un mayor ingreso”.

Ante gobernadores de los estados, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, líderes de organismos empresariales y de centrales obreras, así como de autoridades laborales de las entidades del país, el Titular del Ejecutivo Federal precisó que “para la sociedad, la informalidad es una salida falsa”. Es cierto, continuó, “libera presiones de empleo en el muy corto plazo, pero genera enormes pasivos sociales con el tiempo”.

Indicó que para revertir esta situación y construir el México próspero e incluyente que queremos “es indispensable que el Estado en su conjunto rediseñe sus políticas públicas a partir de una premisa fundamental: crear más empleos formales y más productivos”.

Mencionó que México tiene nuevas condiciones estratégicas para lograrlo:

Primera: Hoy somos conscientes de la verdadera magnitud de la informalidad en nuestro país. De acuerdo a una nueva metodología de INEGI, se ha revelado que la informalidad está presente en seis de cada 10 empleos y no en tres de 10, como anteriormente se consideraba.

Segunda: En virtud de la Reforma Laboral, contamos con una nueva legislación que hace más eficiente y competitivo el mercado laboral, lo que facilitará la incorporación, especialmente de mujeres y jóvenes al empleo.

Tercera: También derivado de la Reforma Laboral, hoy México cuenta con un recién instalado Comité Nacional de Productividad que involucra a gobiernos, trabajadores, empresarios y académicos. Este Comité tiene como uno de sus temas prioritarios, proponer políticas y estrategias para incrementar la formalidad.

Cuarta: Como parte de los acuerdos del Pacto por México, el Congreso ya analiza la Reforma Financiera que, de ser aprobada, permitirá que haya más crédito y más barato para las pequeñas y medianas empresas formales. Ello constituirá un beneficio adicional para optar por la formalidad.

Y quinta condición: Hoy nuestro país se ha reposicionado como uno de los 10 destinos más atractivos para la inversión extranjera directa, lo que significará que en los siguientes años llegarán más capitales productivos que generarán más empleos formales.

El Presidente Peña Nieto dijo que para aprovechar esas condiciones estratégicas, el Estado ha decidido fomentar la formalidad con todos los instrumentos y políticas públicas a su alcance, y éste es el caso de este Programa para la Formalización del Empleo 2013, que hoy suscriben los gobiernos estatales y el Distrito Federal con el Gobierno de la República.

Este Programa, insistió, “es un instrumento para fomentar la formalidad en todo el territorio nacional, y su objetivo es facilitar la transición de los trabajadores mexicanos, de circunstancias laborales precarias, a empleos dignos y socialmente útiles como lo mandata nuestra Constitución”.

Apuntó que en ese marco el Instituto Mexicano del Seguro Social asume el compromiso de cumplir las obligaciones adquiridas en este Programa y seguir avanzando en la simplificación y desregulación de los servicios que ofrece, a fin de que sean más accesibles, más ágiles y más transparentes.

“De igual forma, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social establecerá una amplia coordinación con los gobiernos de las entidades federativas con pleno respeto a su soberanía y brindará el apoyo técnico necesario para asegurar la eficaz instrumentación de este Programa. Además, deberá de tomar las medidas necesarias para que a este esfuerzo se sumen todos los proveedores y contratistas de la Administración Pública Federal”, añadió.

El Primer Mandatario resaltó que “facilitar la transición hacia la formalidad laboral es un compromiso que nos convoca a todos, no sólo a quienes formamos parte del sector público”.

“Tengamos presente que los beneficios de la formalidad superan por mucho las ventajas ilusorias de la informalidad. Si las empresas realmente desean crecer y prosperar, la formalidad es la única ruta para lograrlo”, aseveró.

PROMOVER LA GENERACIÓN DE EMPLEOS FORMALES ES UNO
DE LOS OBJETIVOS PRIORITARIOS DEL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA

Señaló además que promover la generación de empleos formales y más productivos, es uno de los objetivos prioritarios del Gobierno de la República, y consideró que el Programa para la Formalización del Empleo 2013 suscrito hoy, “es un esfuerzo inicial significativo, pero dada la magnitud de la informalidad en el país debemos reconocer que es apenas un primer paso”.

Apuntó que “la única manera de resolver problemas estructurales es, también, con reformas estructurales”. Por ello, puntualizó, “en el mes de septiembre se presentará la iniciativa de reforma hacendaria que tendrá, como un objetivo central, la formalización de la economía”.

Dio a conocer que de manera complementaria, se establecerán las bases para crear el Sistema de Seguridad Social Universal, “que permitirá que todos los mexicanos cuenten con servicios de salud, seguro de desempleo temporal y una pensión básica para el retiro”. Asimismo, “estamos rediseñando los programas sociales para fomentar que más mexicanos se incorporen al sector formal de la economía”.

“Estas tres medidas serán soluciones de fondo para dejar atrás la informalidad y generar un círculo virtuoso de formalidad, productividad y crecimiento mayor y sostenido”, reiteró.

El Presidente Peña Nieto aseguró que “con políticas públicas innovadoras y reformas transformadoras, México ya está trabajando en esa dirección”, y con el compromiso y participación de las autoridades y sectores productivos “vamos a mover a México hacia mayores condiciones de bienestar para todos los trabajadores y todas sus familias”.

EL TRABAJO FORMAL ES UN DERECHO QUE DEBE ESTAR AL ALCANCE DE TODOS LOS
MEXICANOS Y ERIGIRSE COMO EJE DEL DESARROLLO NACIONAL: NAVARRETE PRIDA

El Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, resaltó que el Programa para la Formalización del Empleo tiene como uno de sus objetivos primordiales incorporar a la formalidad a 200 mil trabajadores que hoy lo hacen en la informalidad, para el segundo semestre de este año, “por tratarse de un derecho que debe estar al alcance de todos los mexicanos y erigirse como el eje del desarrollo nacional”.

“Estamos conscientes de que superar las causas de la informalidad es el gran objetivo común de una agenda integral del desarrollo, con incentivos reales estructurales, para alcanzar la verdadera democratización de la productividad”, sostuvo.

Navarrete Prida comentó que el Programa establece metas muy ambiciosas, perfectamente cuantificables y medibles, mismas que permitirán evaluar con oportunidad los avances y los resultados alcanzados.

EL PROGRAMA ES UN ESFUERZO COJUNTO PARA FOMENTAR
LA FORMALIDAD EN EL PAÍS: JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA

El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Antonio González Anaya, afirmó que el Programa es un esfuerzo de suma de voluntades entre el Gobierno Federal, los gobiernos de los estados y los empresarios, que define acciones conjuntas para fomentar la formalidad laboral en el país en beneficio de un número cada vez más amplio de mexicanos.

Tras destacar que la seguridad social abona en la construcción de un México incluyente, precisó que el tener un empleo formal implica contar con acceso a la misma, y ésta contribuye a lograr dos de los cinco ejes planteados por el Presidente de la República: Un México incluyente y un México próspero.

“La seguridad social ofrece servicios de salud a todos sus derechohabientes cuando éstos lo necesitan; protege a los trabajadores ante un riesgo por invalidez o accidente laboral; otorga financiamiento para hacerse de una vivienda propia y le da al trabajador la tranquilidad de contar con un ahorro para su retiro”, reiteró.

BUSCAR SOLUCIONES INTEGRALES Y DEFINITIVAS PARA FOMENTAR
LA FORMALIDAD, Y NO SÓLO DENUNCIAR SUS EFECTOS: COPARMEX

Por su parte, el Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón Castañón, recalcó que se debe dejar atrás el esquema tradicional de únicamente denunciar los efectos de la informalidad, y pasar a un nuevo orden de diálogo social para buscar soluciones integrales y definitivas para cualquier expresión de la informalidad.

Detalló que el problema de la informalidad está estrechamente vinculado con el de la pobreza: casi 70 por ciento de los trabajadores informales ganan entre uno y tres salarios mínimos al día. Por ello, puntualizó, el sector empresarial propone enfrentar la informalidad desde una perspectiva integral.

ALINEAR LOS INCENTIVOS EN DIRECCIÓN DE LA PRODUCTIVIDAD, LA LEGALIDAD Y LA FORMALIDAD: CROC

El senador Isaías González Cuevas, Secretario General de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), aseguró que las propuestas contenidas en el Pacto por México, en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, así como el establecimiento del Comité Nacional de Productividad, permitirán alinear los incentivos en dirección de la productividad, la legalidad y la formalidad.

Consideró que el principal problema de los trabajadores de México es la desigualdad social, “por eso, apoyamos su propuesta de universalizar la seguridad social”.

POR PRIMERA VEZ LA INFORMALIDAD SE PONE EN EL CENTRO DE LA AGENDA: PRESIDENTE DE LA CONAGO

El Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores y Gobernador del Estado de Sinaloa, Mario López Valdez, afirmó “México vive un gran momento ante el mundo”, ya que la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto ha puesto a nuestro país en el centro de las miradas internacionales para la inversión productiva y la colaboración global entre naciones.

Aseguró que ésta es la primera ocasión que el tema de la informalidad se pone en el centro de la agenda “y nos unimos para definir estrategias de trabajo, que brinden mejores condiciones laborales e impacten en el crecimiento de la economía”.