• “No estamos enfrentándolos. Estamos dialogando”, precisó en un mensaje a medios conjunto con el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau.
  • Lamentó que la lucha de los maestros disidentes “vaya más allá de la protesta o de manifestarse en favor de su causa, sino que está generando problemas a la comunidad de la que son parte”.

Al señalar que el Gobierno de la República ha puesto todos los elementos para el diálogo y el acercamiento, para distender la relación y poder construir no obstante las diferencias que se tienen, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, hizo un llamado desde aquí al magisterio disidente del sur del país a retomar la vía institucional y a no afectar a las comunidades de las que son parte.

“La ruta para esto es, precisamente, en el marco del Estado de Derecho que tenemos, y hay rutas y hay vías para darle cauce precisamente a sus demandas”, agregó.

Precisó que “no estamos enfrentándolos. Estamos dialogando. Queremos llamarlos a atender lo que hoy está representando un cambio estructural en nuestro país, que es un nuevo marco legal en el ámbito educativo, que tiene un objetivo que creo que todos buscamos, que es el asegurar a las nuevas generaciones una educación de mayor calidad. Es un cambio paradigmático. Los cambios, como ocurre a veces, enfrentan resistencias”.

En un mensaje a medios ofrecido conjuntamente con el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, el Mandatario mexicano pidió a los maestros atender su vocación social.

En respuesta a un reportero que le cuestionó sobre cuál sería su llamado al magisterio disidente, el Presidente Enrique Peña Nieto expresó:

“Es lamentable, y ha de seguir siendo muy lamentable, que esta protesta, extendida en algunas partes de la geografía de nuestro país, del sur de México y particularmente en el Estado de Oaxaca, vaya más allá de la protesta o de manifestarse en favor de su causa, sino que está generando problemas a la comunidad de la que son parte, precisamente, las maestras y maestros”.

“Yo apelaría a que nuevamente recuperaran la vocación social que tienen las maestras y los maestros, que vean por el desarrollo de sus comunidades, que no afecten la vida interna de sus comunidades y que sea a través de la vía institucional, de los cauces que nuestro marco legal da, por la que puedan eventualmente estar enarbolando su lucha, sus causas y las propuestas que ellos eventualmente tienen”, agregó.

Consideró que “tenemos que asimilar y entender que estamos viviendo nuevos tiempos, tiempos de cambio, tiempos de transformación, tiempos de nuevas exigencias, y que eso demanda que como país estemos preparados para el futuro y para que las nuevas generaciones tengan mayores oportunidades el día de mañana”.

Por lo anterior, afirmó que “el Gobierno de la República, en este afán y en este propósito, siempre tendrá estas mesas de diálogo y de acercamiento a fin de distender y de poder superar cualquier diferencia que se tenga con las maestras y los maestros”.

Dejó claro que su Gobierno “no caerá en ninguna provocación”. El Gobierno, dijo, “se mantiene en la actitud de tender puentes de diálogo, de entendimiento y de búsqueda de soluciones ante cualquier conflicto, pero tampoco vamos a caer en las provocaciones”.

Por eso, ratificó que “estamos en ruta de seguir dialogando, de seguir trabajando, de buscar soluciones y ésta será la tarea incansable que el Gobierno de la República lleve a cabo para distender el ánimo y cualquier situación que se viva de violencia, de provocación, que esté en alguna parte de la geografía nacional”.