Al encabezar hoy la ceremonia de entrega del Premio Nacional de la Juventud 2015, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que las reformas estructurales que ha impulsado el Gobierno de la República “en mucho están dedicadas a lograr que a la juventud de hoy le depare un mejor mañana” y que cuando los jóvenes de hoy tengan madurez y más experiencia “puedan también encontrar mayores espacios de realización personal”.

Resaltó que la reforma de cambio estructural más importante es la Reforma Educativa, porque de ella dependerá “que la niñez y la juventud puedan tener mejores herramientas, puedan estar mejor preparadas para insertarse en una época que sin duda se ha vuelto más exigente”.

“La Reforma Educativa, va. Además de ser un mandato de nuestra Constitución, sin duda es una aspiración de la sociedad, de los padres de familia, el ver que sus hijos, que los jóvenes, tengan una educación de mayor calidad que les asegure un mejor porvenir y no un futuro de frustración y de limitaciones, sino realmente de realización plena”, subrayó.

El Primer Mandatario mencionó que junto a este esfuerzo hay otras políticas públicas que se han instrumentado. Por ejemplo, dijo, “hemos impulsado políticas y reformas como la de Telecomunicaciones, que hoy permite tener espacios públicos con acceso a internet de forma gratuita”.

Apuntó que “hoy, no estar incorporados a la era digital y de las tecnologías de la información y la comunicación significa también un rezago, prácticamente ser un analfabeta en esta época”.

Añadió que también se han impulsado “políticas para que los jóvenes encuentren una primera oportunidad de realizar sus sueños: el Programa Crédito Joven, que está dedicado a inducir y acompañar a jóvenes sin historial crediticio, es decir que nunca antes hayan tenido acceso a algún crédito”.

“Pero no sólo es acercarles el crédito, sino acompañarles en los proyectos que se proponen realizar para que tengan posibilidades de mayor éxito en lo que están planeando llevar a cabo”, resaltó.

Precisó que en este programa “hoy hay ya más de 30 mil proyectos que están siendo evaluados, de jóvenes inducidos, y varios de ellos ya están recibiendo crédito”.

En el evento, realizado en el Patio de Honor del Palacio Nacional, se presentó la iniciativa “Jóvenes por un México Alfabetizado”. Se trata de una política con un profundo sentido social en la que jóvenes asumen el compromiso de trabajar, en conjunto con el Instituto Mexicano de la Juventud y el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, para mejorar la educación de personas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir, o no han terminado la primaria o la secundaria. Actualmente, hay más de 30 millones de mexicanos que están en rezago educativo.

El Presidente Peña Nieto subrayó que en la juventud mexicana y del mundo “está la semilla del cambio y de la transformación”.

El Gobierno de la República, agregó, “tiene por propósito acompañar los esfuerzos y la creatividad de nuestros jóvenes”.

Expresó su felicitación a los galardonados, quienes “representan a millones de jóvenes de nuestro país que están deseosos de cambiar y de transformar su realidad para bien de México, para el bien de ellos mismos y de nuestro país”.

ES LA HORA DE CONSTRUIR PUENTES DE DIÁLOGO CON LOS JÓVENES Y GENERAR SOLUCIONES DESDE SUS PROPIAS PROBLEMÁTICAS, ANHELOS Y EXPECTATIVAS: ROSARIO ROBLES

La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, informó que “México es un país habitado por más de 38 millones de jóvenes que son soporte para construir una ruta de prosperidad y desarrollo, sólo si hacemos efectivos los derechos de la juventud, que resultan vitales para el ejercicio de la ciudadanía”.

Por ello, “los jóvenes mexicanos ocupan hoy un lugar fundamental en la agenda de este Gobierno. Una visión novedosa que ha permeado las políticas de atención a los jóvenes, con la transformación del Instituto Mexicano de la Juventud en un organismo rector de las políticas públicas a favor de esta población”.

Indicó que el Programa Nacional de la Juventud 2014-2018 promueve un enfoque de atención integral para fortalecer el capital humano de los jóvenes, su patrimonio, y sus oportunidades de inclusión a la vida laboral y productiva. Mencionó que de acuerdo con la Encuesta Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia 2014, dada a conocer por el INEGI y la Secretaría de Gobernación, el 11 por ciento de los jóvenes no realizan actividades laborales ni profesionales. La razón fundamental es la falta de oportunidades: cuatro de cada 10 jóvenes que han dejado de estudiar lo han hecho por falta de recursos, explicó.

Luego de enumerar algunas iniciativas que impulsa el Instituto Mexicano de la Juventud, enfatizó que “es la hora de construir puentes de diálogo con los jóvenes, y generar soluciones desde sus propias problemáticas, anhelos y expectativas”. Es la hora de escucharlos, dijo, “desdeñar sus voces sólo llevaría a profundizar su desconfianza hacia las instituciones, es no sólo una necesidad sino una prioridad generarles espacios de inclusión y alentar su formación cívica en el marco de una cultura de la legalidad. Sólo así México será más próspero, cohesionado y afianzará su vida democrática”.

VAMOS CON LA JUVENTUD POR UN MÉXICO DE GRANDEZA EDUCATIVA: JOSÉ MANUEL ROMERO

El Director General del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), José Manuel Romero Coello, expuso que en esta fecha conmemorativa del Día Internacional de la Juventud, es propicio señalar que el Gobierno del Presidente Peña Nieto ha puesto a México en una nueva etapa de relación con los jóvenes: por primera vez, se construye el Programa Nacional de la Juventud con base en una amplia consulta a este sector en todo el país.

“La consulta nos orientó a construir nuevos programas que hoy son una realidad”, dijo. Mencionó que este Instituto participa en el programa Jóvenes por un México Alfabetizado que impulsa el Gobierno de la República. Es la causa perfecta para que “como jóvenes nos comprometamos de manera incluyente, desde la riqueza de nuestra diversidad, a participar”, apuntó.
“Vamos con la juventud por un México de grandeza educativa”, subrayó. “Alfabetizar significa igualar las posiciones para igualar las oportunidades; reconocer la dignidad de las personas, y por qué no, apoyar la conciencia de identidad”. Si hablamos de mexicanidad, continuó, “la alfabetización es su mejor vehículo. Alfabetizar es, en síntesis, construir una mejor y más eficaz narrativa nacional para darnos cohesión y proyección”.

Romero Coello destacó que el Premio Nacional de la Juventud es, sin duda, un eje transformador que cambia la vida de quienes son distinguidos con él y agrega valor a los esfuerzos de cada uno de los galardonados: “jóvenes, sus historias de éxito animan y motivan a las instituciones, a los gobiernos, a las comunidades, a las empresas, a las academias, en síntesis, engrandecen la patria”, concluyó.

JUVENTUD GALARDONADA ASUME COMPROMISO PARA MEJORAR A MÉXICO CON IDEAS, PROPUESTAS INNOVADORAS Y UNA ENORME VOLUNTAD: TITO QUIROZ ANGULO

Con ideas, propuestas innovadoras y una enorme voluntad para mejorar a México, es como los ganadores del Premio Nacional de la Juventud 2015 asumen su compromiso con el país, y de esta manera buscan motivar a los gobiernos a sumarse a sus proyectos; “sólo necesitamos un respaldo para lograrlo”, aseguró Tito Quiroz Angulo, galardonado en la categoría Compromiso Social.

El joven, originario de Ensenada, Baja California, músico y abogado, pidió al Presidente Peña Nieto no soltar a los jóvenes. “Nunca deje de creer en nosotros”, expresó.

“Hoy, nuestros esfuerzos se encuentran en el reconocimiento y respaldo de nuestro país, porque ya no estamos solos. Nuestros sueños son de todos”, enfatizó.

Tito Quiroz narró el difícil camino que tuvo que andar para cumplir sus metas. Ahora, con 28 años de edad, participa en diversos proyectos sociales, como “Juventud en Ritmo” para la enseñanza de la música en centros tutelares para menores, con el objetivo de ayudar a la reducción de la reincidencia de los jóvenes.