Al encabezar hoy un convivio con Generales y Almirantes en situación de retiro, el Presidente Enrique Peña Nieto hizo un reconocimiento al “aporte y contribución que en todo momento han hecho al desarrollo de nuestro país, cumpliendo a cabalidad su misión desde su participación en las Fuerzas Armadas de México”.

“Como Presidente de la República, hoy reconozco su lealtad, patriotismo y trabajo incansable a favor de nuestra Nación”, expresó a quienes “durante décadas dedicaron, ofrecieron y arriesgaron su vida para que México fuera un país libre, independiente y soberano”.

Afirmó que la contribución de los militares y marinos hoy en retiro, “ha sido determinante para el México que hoy tenemos, para el gran país que hoy somos: una Nación con sólidas instituciones y una democracia vigorosa; una Nación con una economía estable y una Nación que vela por los suyos al procurar justicia social”.

En el acto, celebrado en el Heroico Colegio Militar, el Titular del Ejecutivo Federal destacó el simbolismo de que el encuentro se diera en el marco del Centenario del Ejército Mexicano, “porque si hoy nuestras instituciones militares son sólidas es gracias a que contaron con profesionales como los que están en torno a este desayuno”.

Ante los altos mandos de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos, así como almirantes, generales, capitanes, oficiales, cadetes, tropa y marinería, instruyó a los Secretarios de Defensa y de Marina para explorar, con las autoridades competentes, opciones para mejorar las condiciones de vida de los miembros de los cuerpos castrenses. “Deben tener un justo reconocimiento a la entrega que han hecho a favor de la Patria”, expresó.

El Primer Mandatario destacó la actuación de las Fuerzas Armadas en apoyo a la población damnificada y su permanente labor social combatiendo el hambre, alfabetizando, educando y recuperando áreas forestales; campañas que, dijo, son parte de una gran tradición que habrá de continuar y que “debe permitir ir modelando el país que todos los mexicanos queremos”.

“Cada uno de ustedes son militares y marinos, son soldados de mucha fibra; las Fuerzas Armadas son un orgullo para México y una muestra más del gran patrimonio institucional con el que contamos los mexicanos para enfrentar los desafíos del Siglo XXI”, agregó.

Luego de manifestar a los Generales y Almirantes en situación de retiro que “son dignos herederos de las tradiciones de patriotismo y arrojo que nos legaron los fundadores de nuestras Fuerzas Armadas”, precisó que éstas contribuyen a la seguridad interior, a cerrar espacios a la delincuencia y con ello, “avanzar en una de las rutas y metas que este Gobierno se ha trazado: un México de paz y de tranquilidad para todos los mexicanos”.

El Presidente Peña Nieto hizo extensivo su reconocimiento a las esposas, viudas y familiares presentes, quienes son “soporte anímico, moral e incondicional, así como una fuente de fortaleza e inspiración para el cumplimiento del deber” de soldados y marinos, a quienes recordó que “su labor, ha sido esencial para preservar la integridad de la Nación, así como para garantizar la estabilidad de un México cada vez más democrático y de leyes”.

CON ATREVIMIENTO Y VALENTÍA ENFRENTAREMOS LOS CAMBIOS QUE MÉXICO NECESITA: GENERAL SALVADOR CIENFUEGOS

El General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, destacó que en “el último año en México se han impulsado reformas transformadoras, proyectando un país distinto en materia política, energética, de seguridad, educación, economía, de transparencia y de telecomunicaciones”.

Ante integrantes de los institutos armados resaltó que “por delante vienen nuevos retos y desafíos, tiempos de probarnos a nosotros mismos que somos capaces de enfrentar con el atrevimiento y la valentía de nuestro Mando Supremo, los cambios que México necesita en el Siglo XXI para mover a México hacia nuevos y mejores estadios de desarrollo y seguridad”.

“México, nuestra Patria es un gran país, una gran Nación, no sólo por su número de habitantes, su extensión territorial o marítima, sino por la calidad de sus ciudadanos. Lo es por su historia y cultura singulares, por su presente pujante y su futuro promisorio”, resaltó.

Expuso “que las mujeres y hombres que vestimos el uniforme de la República reconocemos en ustedes y ante nuestro Comandante Supremo su aporte, que ha robustecido a nuestra Institución, que ha engrandecido al país, que ha fortalecido la confianza de los mexicanos y en las fuerzas de tierra, mar y aire; confianza que se nutre de la solidez y hermandad que prevalece entre las tres Fuerzas Armadas”.

El General Secretario enfatizó que “Marina, Ejército y Fuerza Aérea mantienen estrecha coordinación, colaboración y convergencia de esfuerzos en el cumplimiento de sus misiones bajo el liderazgo del Presidente de la República y con la decidida convicción de sus Secretarios de Marina y de Defensa Nacional”.

“Estamos convencidos que esos cambios que se están realizando permitirán la prosperidad y bienestar de todos los mexicanos, percibimos muy cercanamente su gran preocupación por los militares en activo y en situación de retiro”, concluyó.

EL APOYO DEL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO A LAS FUERZAS ARMADAS HA SIDO CONTUNDENTE: ALMIRANTE SOBERÓN SANZ

El Almirante Francisco Vidal Soberón Sanz, Secretario de Marina, destacó que desde el principio de la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto, su apoyo a las Fuerzas Armadas ha sido contundente, hecho que apreciamos y reconocemos, toda vez que esto redundará en beneficio de nuestra Nación.

“Soldados y marinos operamos hombro con hombro para responder a los requerimientos de una sociedad que ha depositado en nosotros su confianza para seguir avanzando y lograr un México cada vez más próspero, un México cada vez más digno de ser heredado a las futuras generaciones de mexicanos”, resaltó.

Finalmente, Soberón Sanz, precisó que los altos mandos de la Armada, del Ejército y de la Fuerza Aérea Mexicanos estamos conscientes de que el camino no es fácil. Sin embargo, contamos con el activo más importante que puede tener una Institución, su personal. Sus carreras militares son una muestra de entrega, lealtad, abnegación y espíritu de servicio, pero sobre todo, de un gran compromiso con la Patria.