• Cada vez son más los sujetos obligados a ser más abiertos y transparentes en la ejecución de los recursos públicos en México, afirmó.
  • Entre sus atribuciones, ahora la Auditoría Superior de la Federación puede fiscalizar en tiempo real y presente, sin esperar a que haya rendición de cuentas, dijo.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que actualmente en México son más los sujetos obligados a ser más abiertos y transparentes en la ejecución de los recursos públicos, y en ello “la Auditoría Superior de la Federación en nuestro país juega un papel de especial relevancia”.

Apuntó que “si bien tenía ya dentro de sus funciones auditar y fiscalizar los recursos federales, ahora se amplían sus capacidades para intervenir en las entidades federativas en cuanto a los recursos que van del orden federal y que se transfieren a los estados para el ejercicio de distintos fines y objetivos”.

Al inaugurar la 25ª Asamblea General Ordinaria de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS), el Primer Mandatario refirió que, aún más, la Auditoría Superior de la Federación no tiene que esperar “a que haya rendición de cuentas y se revise lo que se ha ejercido en el pasado, sino que en tiempo real y en el momento de la ejecución de cualquier acción que demande fiscalización en tiempo presente lo pueda hacer”.

Indicó que México es un país que ha dado cauce y voz a las distintas expresiones de la sociedad civil que participa activamente en distintos frentes para lograr que nuestro país tenga condiciones de mayor calidad de vida y de bienestar.

Refirió que dentro de las reformas que fortalecen a las instituciones democráticas en México se encuentran el Sistema de Transparencia y el Sistema Nacional Anticorrupción. La primera, añadió, inscrita en la Constitución, “obliga a una más clara rendición de cuentas, no sólo del Ejecutivo Federal o de las dependencias del Poder Ejecutivo Federal, sino de todos los Poderes y de todos los órdenes de Gobierno, federal, estatal y municipal”.

Este sistema, agregó, “está hecho para asegurarse que haya rendición de cuentas, sobre todo transparencia en los tres Poderes y órdenes de Gobierno, sobre cómo ejercen el gasto público. Es todo un sistema que interactúa y que amplía facultades a instancias encargadas de la rendición de cuentas”.

El Presidente Peña Nieto explicó que el Sistema Nacional Anticorrupción también se inscribe en la Constitución, y es “un nuevo paradigma que está diseñado para asegurar que realmente en los Poderes de la Unión y en los órdenes de Gobierno, además de la transparencia haya claridad en la rendición de cuentas”.

Señaló que, con seguridad, “en el paso del tiempo habrá de acreditarse la eficiencia, la mayor transparencia y la rendición clara de cuentas que tengan que hacer todas las entidades públicas, incluso aquellas de orden privado que eventualmente ejerzan recursos que tengan origen público”.

Es decir, continuó, “estos nuevos paradigmas cubren el amplio espectro de todos los Poderes, órdenes de Gobierno y entidades que ejerzan recursos que emanan del pueblo”.

Mencionó que estos nuevos modelos, “sin duda van a abonar y contribuir de forma importante a establecer este cambio paradigmático en nuestra sociedad”.

Como ejemplo, citó que en el pasado hubo incredulidad sobre otros cambios que transformaron la vida pública de nuestra sociedad. “Quizá hace 25 años no se apreciaban los cambios que había en el orden político, que crearon una instancia de orden ciudadano para arbitrar los procesos electorales en el orden federal y en las entidades federativas, para asegurar el estricto respeto al ejercicio del voto de la ciudadanía”, dijo.

“Hoy, difícilmente alguien pone en duda los resultados de una elección”, puntualizó. “Ese referente es el mismo que pongo para significar la relevancia e importancia que ha tenido para México el haber abordado y adoptado estos dos modelos que habrán de ser paradigmáticos, y que permitirán una clara rendición de cuentas y una mayor transparencia en el ejercicio de los recursos públicos”, destacó.

En el evento, el Presidente Peña Nieto expresó su respaldo para el Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, quien está en la consideración para eventualmente dirigir la OLACEFS.

AYUDAR A MEJORAR LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y PROCURAR EL MEJOR USO DE LOS RECURSOS, NUESTRO OBJETIVO: JUAN MANUEL PORTAL

El Auditor Superior de la Federación afirmó que el objetivo y la responsabilidad de las entidades fiscalizadoras superiores “es ayudar a mejorar la Administración Pública y procurar el mejor uso de los recursos del Estado”.

Juan Manuel Portal Martínez explicó que la labor fiscalizadora enfrenta en ocasiones un entorno complicado, debido a que existe una concepción generalizada de que la revisión de la gestión gubernamental implica por naturaleza un clima de confrontación entre el auditor y el ente auditado. “Desde nuestra perspectiva, esta situación no tiene por qué existir”, dijo.

Destacó que en México, en fecha reciente, el Gobierno tuvo la iniciativa de integrar un Sistema Nacional Anticorrupción que reconoce explícitamente la aportación de la Auditoría gubernamental al abatimiento de este problema.

Paralelamente, agregó, se ha reconocido, en conjunto con la Secretaría de la Función Pública, la necesidad de impulsar la integridad en el ejercicio presupuestal, a través de distintos elementos que consoliden la existencia de lineamientos éticos.

Expuso que en todos los países existe la convicción de que es un imperativo contar con una institución independiente que tenga por misión revisar si el uso que se hace de los recursos públicos cumple con los criterios mínimos del buen gobierno: eficiencia, eficacia, economía.

Consideró que “esta actividad representa un contrapeso indispensable para el equilibrio de los poderes y pretende constituirse en garante del interés público”.

RENDIR CUENTAS ES HONRAR EL ESTADO DE DERECHO Y ES HONRAR, TAMBIÉN, LA HISTORIA DE CASI 100 AÑOS DE NUESTRO PAÍS EN MATERIA CONSTITUCIONAL: VIRGILIO ANDRADE

El Secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade Martínez, enfatizó que “hoy en día honrar el Estado de Derecho en el mundo contemporáneo implica poner en alto un valor fundamental dentro del Estado: el valor de la rendición de cuentas”. Expuso que “rendir cuentas es honrar el Estado de Derecho y es honrar, también, la historia de casi 100 años de nuestro país en materia constitucional”.

Precisó que combinar tecnología con participación ciudadana conlleva a honrar los principios constitucionales y los principios universales de la rendición de cuentas: honradez, eficiencia e imparcialidad.

Hoy en día, dijo, “México ratifica en este marco su responsabilidad global de compartir, a favor de los ciudadanos de México y de la región, la reforma específica que nos va a llevar a seguir mejorando paulatinamente el tema de la rendición de cuentas, condición necesaria para poder honrar los gobiernos abiertos del Siglo XXI”.

Añadió que la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública tienen la responsabilidad de seguir paso a paso el destino del gasto de las instituciones de la República, y ambas, consideradas en el Sistema Nacional Anticorrupción, tendrán la responsabilidad de aprender de las mejores prácticas, y de desarrollo tecnológico “para poder tener la rendición de cuentas permanente, día a día incluso, para poder vigilar y explorar la secuencia de la toma de decisiones”.

NECESARIO INNOVAR, PARA ESTAR SIEMPRE A LA ALTURA DE LAS EXIGENCIAS DE LOS CIUDADANOS: AROLDO CEDRAZ

Aroldo Cedraz de Oliveira, Presidente del Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil y Presidente de la OLACEFS, afirmó que si se desea estar a la altura de las exigencias de los ciudadanos, en el sector público “necesitamos siempre innovar”.

Señaló que el fortalecimiento de las iniciativas existentes y el desarrollo de nuevos proyectos, tuvieron el sentido de modernizar las prácticas de gestión y ejecución de auditoría, reforzar las capacidades de los recursos humanos, establecer enlaces duraderos y demostrar el valor y beneficios de las instituciones de control.

Por ello, aseveró, “en esta dirección hemos trabajado en la comunidad regional de entidades fiscalizadoras superiores en los últimos años”.

Confió en que la Asamblea General de la OLACEFS alentará las discusiones sobre el presente y el futuro del control gubernamental.

“Es la ocasión ideal para evaluar competiciones y hacerse el planteamiento de las perspectivas para el futuro de la Organización”, dijo.

LA FISCALIZACIÓN GARANTIZA LA TRANSPARENCIA CON OBJETIVIDAD Y FORTALECE LA CREDIBILIDAD DE LAS INSTITUCIONES: FRANCISCO DOMÍNGUEZ

El Gobernador del Estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, resaltó que “la fiscalización y el control gubernamental por parte de organismos autónomos favorecen el buen uso de los recursos y la rendición de cuentas, garantizan la transparencia con objetividad y credibilidad, y consolidan a las instituciones públicas fortaleciendo su credibilidad ante los ciudadanos”.

“Nuestra sociedad exige gobiernos abiertos y modernos ceñidos al marco estricto de la ley, los principios de rendición de cuentas y el escrutinio público”, destacó.

El Gobernador Domínguez Servién refrendó al Titular del Ejecutivo Federal que Querétaro seguirá siendo un referente de la causa federalista que él encabeza, “y seguirá tendiendo puentes constructivos para nuestra vida democrática”. Asimismo, invitó a los participantes en la Asamblea a mandar un mensaje contundente a Latinoamérica y al Caribe para trabajar “juntos por la renovación profunda de la ética pública de nuestros países; podemos hacerlo, vamos a lograrlo”, concluyó.

LA RUTA DE TRANSPARENCIA Y DE RENDICIÓN DE CUENTAS DE LOS GOBIERNOS ABIERTOS ABONARÁ A UNA CULTURA DE CORRESPONSABILIDAD Y DE PROGRESO COMPARTIDO: LUIS MALDONADO

El Diputado Luis Maldonado Venegas, Presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados, aseguró que en un mundo determinado por la competitividad y la interdependencia ante fenómenos de globalización económica y tecnológica, y frente a sociedades ávidas de respuesta, de soluciones y de resultados, la ruta de la transparencia y de la rendición de cuentas de los Gobiernos Abiertos habrá de abonar a una cultura de corresponsabilidad y de progreso compartido.

Señaló que durante la pasada Legislatura se concretó una intensa e inusitada labor parlamentaria, que permitió reformas de carácter estructural, denominadas de gran calado, muchas de ellas postergadas por décadas. Mencionó que a la par de esas reformas, “se sentaron también las bases de un nuevo marco constitucional que permitirá precisar en la Legislación Secundaria, las disposiciones que pongan coto definitivo a los fenómenos de corrupción que minan nuestra convivencia”.

“Permitirán, también, que la fiscalización se cumpla en tiempo real y pueda vigilar de manera amplia y eficiente, no solamente desde un punto de vista cuantitativo, sino cualitativamente, el ejercicio de los fondos públicos”, abundó, al asegurar que existe el ánimo de todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión para poder, en los próximos meses, dar puntual consecución a esta aspiración.

Puntualizó que “no se trata de que en el sistema de fiscalización nos acerquemos a los ciudadanos, se trata de ciudadanizar el propio sistema de fiscalización; que la sociedad se empodere y haga suya, verdaderamente, la capacidad de vigilar el origen y el destino de los recursos públicos”.