(Primera intervención)

Muchísimas gracias.

Y además, agradeciendo la bienvenida, que me diera esta participación en español.

Lo primero que debo decir es: México es un país que ha evolucionado políticamente, que ha venido consolidando su democracia y que eso nos hace ser un país plural, diverso, con diferencias entre distintos sectores de la población.

Pero también entendiendo muy bien que parte de la evolución política y democrática que México ha experimentado, ha llevado a que las principales fuerzas políticas del país y el Gobierno que encabezo, podamos establecer una agenda de trabajo que nos está permitiendo hacer importantes cambios estructurales.

Y me refiero a aquellos ajustes que México demandaba de hacía ya tiempo, precisamente para demostrar que en democracia puede haber resultados, puede haber atención a las necesidades que tiene y plantea la población; que se puede avanzar y se puede estar en la ruta del crecimiento económico y del desarrollo social.

Y eso nos ha llevado, insisto, a establecer una agenda de trabajo y son varios los cambios estructurales que han tenido ya lugar y faltan algunos otros temas, que ahora ya se están debatiendo en el Congreso.

Todas estas reformas tienen por objetivo que México pueda tener un mayor crecimiento económico en los próximos años, que pueda acelerar su dinámica económica.

México en los últimos 10 años ha venido creciendo, sin embargo, a tasas que son insuficientes para realmente asegurar los niveles de empleo que la población demanda y sobre todo para crecer socialmente, lograr un desarrollo social que abra mayores oportunidades a toda la población.

Me permito anunciar, porque seguramente será tema durante la conversación que tengamos en este panel, cuáles son las principales reformas que hasta ahora se han logrado en México.

Y que precisamente están orientadas a que México tenga mayor crecimiento económico en un entorno internacional marcado por crisis económica, por bajo crecimiento entre los principales países o los de mayor desarrollo, que incluso  varios de ellos han tenido que ajustar como ha ocurrido con México, su pronóstico de crecimiento para este año. Prácticamente todos han ajustado su crecimiento a tasas menores.

Y esto, sin duda, nos impone un mayor reto y desafío.

Pero quiero referirme a cuáles son las principales reformas que ya se han materializado en México.

Primero. Hay una Reforma Laboral para flexibilizar el mercado laboral, para facilitar la incorporación, especialmente de mujeres y de jóvenes, a un primer trabajo.

Una Reforma Educativa que nos permita asegurar calidad en la educación y con ello la formación de capital humano, que es fundamental para la productividad y competitividad del país.

Una Reforma en el Sector de Telecomunicaciones.

Todas éstas son reformas de orden constitucional que, como seguramente pasa en cualquier país, el proceso es mucho más complejo que el de una aprobación legal de carácter secundario, de reforma simplemente a cualquier ley.

Se ha logrado una Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones para abrir la competencia en este sector y para ofrecer a la población mejores servicios en materia de telecomunicaciones, en telefonía, en servicios de banda ancha, en telefonía.

También se ha hecho una Reforma Constitucional en materia de Competencia Económica para combatir de manera más eficaz las prácticas monopólicas y asegurar mayor competencia en el país.

Una Reforma Financiera que está hoy en debate en el Congreso.

Voy a concluir ya.

Una Reforma Financiera para asegurar mayor crédito entre la población.

Una Reforma Energética, de la que seguramente estaremos hablando, que está hoy en discusión en el Congreso.

Y una Reforma Fiscal para fortalecer la capacidad financiera del Estado y darle mayor capacidad para invertir en los temas en los que México tiene hoy mayores rezagos.

(Segunda intervención)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo creo que México hoy lo que viene haciendo en estos ajustes de carácter estructural y a los que he hecho ya referencia, todo este propósito o el objetivo de estas reformas es asegurar que México sea un país más competitivo y más productivo, y que asegure mejores condiciones y oportunidades para nuestra población.

Somos un país abierto al mundo. Somos un gran promotor del libre comercio.

Tenemos Acuerdos de Libre Comercio con 45 países y hoy estamos trabajando, precisamente, para buscar una mayor integración y acercamiento con la región de Asia-Pacífico, la que ha venido teniendo un importante crecimiento y desarrollo en los últimos años.

Como lo apunta el señor Primer Ministro de Malasia, estamos en la ruta de conocernos mejor y de mostrarle al mundo lo que México representa en oportunidad para atender el mercado interno de nuestro país para hacer de México una plataforma de poder llegar a otros mercados a partir de los Acuerdos de Libre Comercio que México tiene celebrados y de ver en México una oportunidad de inversión que también venga a detonar crecimiento en México, empleo en nuestro país.

Y yo estoy seguro que las inversiones que Malasia ha anunciado a otras partes del mundo, en la oportunidad de que tengamos de conocernos mejor y de acercarnos más, como lo estamos buscando, México estará, también, en un escenario de oportunidad para Malasia y los países de la Región Asia-Pacífico.

(Tercera Intervención)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Efectivamente. México ha hecho un relanzamiento de su relación con China.

Hemos celebrado un acuerdo de Alianza Estratégica Integral que nos permita, realmente encontrar oportunidades de mayor intercambio e inversiones recíprocas entre México y China.

Estamos, dos gobiernos, prácticamente iniciando a un mismo tiempo, en un horizonte de gestión de Gobierno muy parecido, lo cual nos permite encontrar grandes puntos de coincidencia en lo que queremos lograr para nuestras naciones.

México, sin duda, quiere estar por encima de la perspectiva de generar competitividad, a partir de tener bajos salarios, o bajos niveles de sueldo entre los trabajadores de nuestro país.

México quiere ser más competitivo, por ser más productivo, por tener una energía mucho más barata, por tener insumos accesibles a la planta productiva de nuestro país.

Y creo que en esto, con China y con otros países de la Región de Asia-Pacífico podemos encontrar, más que competencia, complementariedad a nuestros objetivos y a nuestras necesidades. Y esto es, justamente, lo que estamos trabajando y haciendo con China.

Y creo que una buena señal de este relanzamiento que hemos dado a la relación que queremos proyectar a la relación entre México y China, entre China y México es, precisamente, el acuerdo que hemos alcanzado.

Estamos explorando la creación de un fondo, precisamente, para poder crear y construir infraestructura que permita mayor integración y mayor intercambio en nuestras economías.

Queremos dejar atrás este modelo de vernos como competidores y, más bien, cómo nos complementamos en nuestros objetivos que permitan crecimiento económico.

Debo, también, apuntar que, precisamente, otra señal de este relanzamiento a la relación entre México y China, se ha abierto el mercado de China a la exportación de productos de México, como la carne de cerdo, el tequila, que anteriormente estaban cerrados.

PREGUNTA: ¿Tequila?

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Tequila.

Veremos mucho tequila ahora en China, también. Y espero que lo veamos en otras partes de la región de Asia.

-PREGUNTA: Maotai en México.

PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: También, lo estaremos viendo allá.

(Cuarta intervención)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Sin duda, la relación que tiene México con Estados Unidos se inscribe en una relación geográficamente cercana y también en términos de los acuerdos que hemos tomado, donde también hemos hecho un relanzamiento a la relación para ir más allá de lo que pareciera hubiera enmarcado de manera monotemática la relación en materia de seguridad, en cooperación para la seguridad en la frontera y de ambas naciones.

Ahora hemos establecido un diálogo de alto nivel, que encabeza precisamente el Vicepresidente de Estados Unidos con funcionarios del más alto nivel del gobierno norteamericano, para explorar distintas áreas donde podamos tener una mayor cooperación y mayor interacción.

En materia comercial y económica, sin duda, la relación que hay entre México y Estados Unidos es muy intensa.

Somos socios en el Acuerdo de Libre Comercio, que data de hace más o casi 20 años, y eso ha favorecido a un mayor intercambio comercial entre ambos países, sin olvidar al otro socio que tenemos en este acuerdo, que es Canadá, y donde, sin duda, el acuerdo logrado en ese momento fue un acuerdo que se convirtió en referente a nivel mundial y que hizo posible que se llevaran a cabo otros Acuerdos de Libre Comercio.

Y eso ha llevado a que México esté en la convicción, y mi Gobierno la respalda absolutamente, de ser un gran promotor del libre comercio y de encontrar en el libre comercio una forma importante de generar mayor crecimiento económico.

Creo que no sólo a México le preocupa lo que está ocurriendo en Estados Unidos en el desacuerdo que se tiene en el Congreso, sino creo que es preocupación del mundo entero.

Y creo que hoy la expectativa que hay del mundo y de México, también, es esperar que este tema se resuelva en términos favorables porque va a impactar al mundo entero, no sólo a los países que geográficamente y económicamente tenemos una importante interacción con los Estados Unidos, sino creo que la señal al mundo financiero será de alto impacto de no darse este acuerdo.

Estaremos expectantes, esperando que realmente concluya esto en términos satisfactorios.

(PREGUNTA)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Aquí, insisto, con los Estados Unidos compartimos la visión del libre comercio y de la apertura.

Y creo que hay en curso un instrumento de acercamiento entre América y la Región de Asia-Pacífico, que justamente también compartimos con Malasia como socio del TPP.

Es un acuerdo que está en la ruta de negociación. Somos parte de este acuerdo 12 países: cinco de América, siete en la Región de Asia-Pacífico, y creo que es una muestra muy clara del beneficio que traería a nuestras economías y a nuestros países la integración de nuestras economías, el Acuerdo de Libre Comercio.

Yo estoy optimista de que logremos realmente superar las diferencias que hay en esta negociación y que en un periodo de tiempo breve y próximo logremos salvar, insisto, esas diferencias y tener materializado un acuerdo para la integración comercial entre estas dos importantes regiones del mundo.

(PREGUNTA)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Creo que no hay  una fecha límite.

Hay un propósito de crecer, de cerrar el acuerdo este año, pero dependerá de flexibilizar la negociación de lograr el acuerdo, es el propósito inicial.

Y dependerá de la voluntad que tengan los países que participamos en este acuerdo para saldar diferencias y materializarlo lo más pronto posible.