Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto estar aquí, en este bello Puerto de Manzanillo.

Saludar a todas las autoridades que están hoy aquí reunidas.

Al señor Gobernador del estado, a quien le agradezco sus expresiones y adhesión, sobre todo al esfuerzo del Gobierno de la República para cambiar y transformar a México, y para impulsar el desarrollo y el progreso de nuestra Nación.

Al saludarle, señor Gobernador, también saludo a los titulares de los otros Poderes, tanto Legislativo como Judicial de la entidad.

Al señor Presidente Municipal de este puerto.

Y a todas las autoridades, especialmente del Gobierno de la República, del sector naviero de nuestro país, de la marina mercante, de las empresas que participan con el sector naviero y portuario de nuestro país.

Saludar de manera especial al Comandante Militar y de la Marina, que están hoy aquí, entre nosotros.

A empresarios que dedican parte de su esfuerzo o todo su esfuerzo, precisamente, a la modernización de nuestro sector portuario.

A distintas autoridades que hoy aquí concurren.

De manera particular quiero saludar a Legisladores Federales que están entre nosotros, a Senadores de la República, a Diputados Federales, y hacer de ésta también una ocasión para expresarles mi felicitación y reconocimiento, porque recién el Congreso aprobó el proyecto de Reforma Hacendaría que fue presentado a su consideración, y que en un debate intenso y amplio permitió que, al final de cuentas, en lo que es nuestro sistema democrático, fuera respaldado de manera mayoritaria.

Quiero expresarles, en ustedes y a todo el Congreso, la felicitación y reconocimiento del Gobierno de la República por este importante paso.

Y debo decir algo. Debo decir, al saludar a los señores Legisladores, que más allá de las diferencias, que fueron, por supuesto, debatidas ampliamente en la aprobación que mereció este proyecto hacendario, al final de cuentas lo que es digno de destacarse y ese es el espíritu de la propuesta presentada a su consideración en esta Reforma Hacendaria, es por qué queríamos hacerla y cuál es el alcance de esta reforma.

Los beneficios son varios para la población. El primero de ellos es que fortalece la capacidad del Estado para invertir más en infraestructura, en infraestructura carretera; en hospitales, en mejorar los servicios de salud; en construir más escuelas, especialmente de tiempo completo para los niños y jóvenes de nuestro país; el crear un modelo, un sistema de seguridad social universal, que posibilite que todos los adultos mayores de nuestro país tengan garantizada una pensión y un seguro de desempleo.

Son varios de los beneficios que anteriormente México no tenía y que con la aprobación de esta Reforma Hacendaria habrá de facilitarse y habrá de darse el sustento de inversión para lograr este objetivo.

Por ello, me congratulo de esta aprobación.

Y nuevamente, felicito al Congreso de la Unión.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Amigas y amigos del Puerto de Manzanillo.

Y especialmente, quiero reconocer la presencia de todos los trabajadores portuarios: de estibadores, de autoridades administrativas, de todos los trabajadores que diariamente están en este Puerto de Manzanillo y permiten hacer de él una de las grandes fortalezas logísticas de nuestro país.

Les saludo con mi mayor respeto y agradezco la presencia de todas y de todos ustedes.

Hoy me da mucho gusto estar este mediodía aquí, en el Puerto de Manzanillo, donde vale la pena decir que en el trayecto a este lugar fuimos recibiendo muy buenas noticias.

La primera de ellas, que está fuera del ámbito que hoy nos convoca, pero también que es una espléndida y gran noticia y a ella habré de referirme en mi mensaje.

La otra tiene que ver con el ámbito deportivo. Nuestra Selección Sub17 le ganó a Brasil en penaltis y eso nos llena de gran alegría, nos estimula y nos alienta. Y desde aquí le tributamos un reconocimiento a la Selección Sub17, para que le vaya muy bien en la siguiente etapa. Ya está en semifinales.

Además, me han informado que uno de los jugadores que anotó uno de los penaltis es originario de Manzanillo: Marco Antonio Granados. A él y a todos sus demás compañeros de equipo, muchísimas felicidades.

La otra buena noticia es precisamente participar en la inauguración de distintas obras que hoy aquí nos están congregando, que nos han convocado y que precisamente vienen a contribuir a la modernización del Puerto de Manzanillo.

Este puerto, el de Manzanillo, sin duda está destinado, como ya lo es, pero aún más, a ser destinado uno de los puertos más importantes de nuestro país.

Es, hoy en día, uno de los cuatro puertos más importantes que tenemos en el Pacífico, junto con Lázaro Cárdenas, y que nos permite realmente establecer una gran fortaleza para el país, al venir consolidando lo que nos hemos propuesto desde la gestión de este Gobierno: hacer de México una plataforma logística de gran valor para el mundo entero, que venga a propiciar desarrollo, empleo, crecimiento económico, y con ello, bienestar para todos los mexicanos.

El Puerto de Manzanillo, con las obras que hoy se están inaugurando, que representan una inversión, entre pública y privada, de más de cinco mil millones de pesos, sin duda, viene a darle un horizonte de mayor relevancia e importancia al Puerto de Manzanillo.

El Secretario de Comunicaciones nos dio varias cifras. Muchas cifras que hablan del gran número de contenedores o de toneladas, que son dos medidas distintas que vale la pena apuntar.

Si medimos al país por el número de toneladas que mueve al año, hoy son del orden de 280 millones de toneladas que se mueven en los puertos de nuestro país. Y la aspiración que tenemos para esta Administración es lograr un crecimiento que nos lleve a mover, prácticamente 500 millones de toneladas.

Si esto lo referimos en términos del número de contenedores que se mueven en todo el país, bien diera la cifra el Secretario, son 4.8 millones de contenedores que hoy se mueven en los distintos puertos del país. Este puerto, en el que nos ubicamos, desplaza del orden de 1.9 millones de contenedores.

Qué vamos a lograr con la inversión que hoy estamos inaugurando.

Para este Puerto de Manzanillo, mover 2.4 millones de contenedores.

Y con las obras que están proyectadas, porque hoy estamos inaugurando, con esta inversión superior a cinco mil millones de pesos, la primera fase de la modernización del Puerto de Manzanillo, estimamos que al término de la Administración, con las obras que están proyectadas, con la participación del sector privado y público en esta modernización, vamos a lograr mover desde el Puerto de Manzanillo más de cuatro millones de contenedores que, en pocas palabras, representará lo que hoy prácticamente se mueve en todo México.

Esto viene a significar la relevancia que tiene la modernización de nuestros puertos, pero sobre todo, la visión que tenemos para hacer de México una plataforma logística de orden mundial, global, pero sobre todo, moderna, que permita a México y a los países que decidan mover su mercancía desde México, un gran destino para todos ellos.

Que esto venga, insisto, a propiciar más empleo y mayores inversiones, al ver la ubicación geográfica de nuestro país como una gran ventaja y oportunidad para todos los inversionistas, nacionales y extranjeros, que vengan a invertir y que vengan a desarrollar progreso, a generar riqueza y, sobre todo, a generar empleos para todos los mexicanos.

Esa es la relevancia y trascendencia que tiene la visión que hoy compartimos con el mundo, y por el que estamos promoviendo inversiones importantes para la modernización de nuestros puertos, como ésta que hoy estamos inaugurando.

En este espacio, quiero felicitar a la empresa participante en el desarrollo de esta primera fase o segunda fase, perdón, de la modernización del Puerto de Manzanillo, y a todas las empresas concesionarias que participan de este importante esfuerzo.

Para todas ustedes, mi reconocimiento por su confianza y por seguir invirtiendo en México.

Esto nos lleva también a apuntar que nuestra marina mercante tiene que modernizarse y tiene que crecer, porque estamos encontrando una gran ventana de oportunidad en lo que puede representar el traslado de mercancías a través, precisamente, de la marina mercante, a través de la interacción que tengan nuestros puertos, sobre todo cuando estén debidamente modernizados.

Vamos a acelerar el paso. Éste es uno de los proyectos ambiciosos que tiene esta Administración.

Ya lo he señalado. Prácticamente será duplicar la capacidad de manejo que tengan los puertos de todo nuestro país, y está concentrada en todos los puertos, pero evidentemente el Puerto de Manzanillo será uno de los más importantes, junto con el de Veracruz, el de Lázaro Cárdenas, el de Altamira, que son ya hoy en día los puertos más grandes, más importantes, pero que está proyectándose para ellos el que tengan prácticamente el doble de capacidad en el manejo de mercancías que hagan, y eso, sin duda, va a permitir la generación de más empleos.

Con las obras que hoy estamos inaugurando son más de mil 500 empleos directos, tres mil 500 indirectos, más de cinco mil empleos que se están generando con estas obras.

Pero varios empleos más a partir del desarrollo y de lo que motivará esta inversión para la creación de más empleos en otras empresas que estén decididas a invertir, no precisamente en el sector portuario, pero sí decididas a mover su mercancía a través del Puerto de Manzanillo.

Junto a estas obras, junto al impacto que tendrá lo que hoy estamos inaugurando, están también otras obras que van a beneficiar particularmente a los habitantes del Puerto de Manzanillo.

Aquí, ya se ha señalado, hemos iniciado una obra que comprometí para con los habitantes de Manzanillo, para evitarles la parálisis que se generaba y que se sigue todavía generando hasta que inauguremos la obra, pero por el cruce del ferrocarril, que cruza por cuatro puntos y que en muchas ocasiones, prácticamente paralizaba la circulación vial en distintos puntos de la Ciudad de Manzanillo.

Por eso es que hemos iniciado ya una importante obra que permitirá cambiar la ruta ferroviaria del tren que pasa por Manzanillo y evitar molestias a los habitantes de Manzanillo.

Amigas y amigos de Colima, y particularmente de Manzanillo y de quienes vienen de otras partes de la República Mexicana:

Quiero agradecer la presencia de ustedes en este evento inaugural de distintas obras. De dejar hoy aquí claramente afirmado que ésta es una etapa más en la construcción del México moderno, del México que detone mayor inversión y sobre todo que depare mayor bienestar para todos los mexicanos.

Estamos en un punto en el que estamos decididos realmente a hacer los cambios y los ajustes de carácter estructural, que permitan un mejor andamiaje legal a lo que debemos alcanzar como país.

Esto es justamente lo que hemos venido haciendo y lo hemos logrado en el marco de madurez y de civilidad política que priva hoy en nuestro país.

Y déjenme decirles que esto lo he dicho en repetidas ocasiones, pero lo he dicho así porque es digno de reconocerse y de felicitarnos, precisamente por el clima que hemos logrado entre todos.

En un clima que parte de la pluralidad y de la diversidad de pensamiento y de ideología, pero que al final de cuentas está alineada a un objetivo fundamental: Asegurar que México tenga mejores condiciones para la presente generación y, sobre todo, para las futuras generaciones; para esta sociedad que debe tener un mejor ambiente, un mejor entorno, para poder desarrollar proyectos aspiracionales, y todo lo que tenga trazado para su futuro.

El Gobierno, el Estado Mexicano y quienes somos parte de él, estamos en obligación y en el deber de garantizar ese mejor entorno y esas mejores condiciones.

Y lo estamos logrando. Y lo estamos haciendo, con un debate intenso, marcando diferencias, pero al final de cuentas, logrando que el país se mueva y que cambie, y que también advertimos resistencias en algunos sectores, pero, también, todos ellos están convocados.

Primero, a revisar y a analizar a fondo el alcance y el espíritu de las reformas que estamos impulsando.

No vienen o no derivan de una actitud unilateral, o meramente caprichosa; sino, más bien, están orientadas, insisto, bajo una óptica de cambio y de transformación, orientadas a que México realmente se mueva y pueda tener mejores condiciones.

Eso toma tiempo, eso lleva tiempo el ir haciendo todos estos ajustes, pero hemos dado ya los primeros pasos, muy importantes, para asegurar que México, en un mediano y largo plazo tenga un mayor desarrollo.

Por ello, hoy me congratulo de estar entre ustedes, de acompañarles en la inauguración de estas obras, que abonan y contribuyen a la modernización del Puerto de Manzanillo y, sobre todo, desear que obras como éstas, de modernización de la infraestructura que tiene nuestro país, y que sin duda son de beneficio y provecho para todos los mexicanos, y para todos aquellos que vengan a invertir en México y a generar empleo, sean las que vayamos viendo en todo el territorio nacional, porque queremos que el desarrollo y el progreso no sólo se sitúe en algunas partes de la República Mexicana, sino que se extienda a toda la geografía nacional.

Felicidades por esta obra. Felicidades a quienes han participado en la realización de la misma.

Y deseo a Manzanillo y a todo Colima y a México entero, el mayor de los éxitos, y mayor desarrollo y progreso.

Muchísimas gracias.