Estamos aquí, en esta planta, en este complejo en el que una empresa privada y cuyos representantes están aquí, igualmente PEMEX, ante lo que ha sido este muy lamentable incidente, que ha dejado un saldo lamentablemente de personas que fallecieron, de personas que resultaron lesionadas, de personas que están hoy gravemente heridas.

Un número importante de ellas ya ha sido dado de alta y sé que están ustedes, obviamente, ante la expectativa de saber qué ha pasado con sus familiares que estaban trabajando en este lugar.

Estoy aquí, precisamente, para asegurarme que PEMEX y la empresa con quien está asociada, asuman la responsabilidad, sobre todo, en términos de hacer la investigación correspondiente. Pero, lo más importante, que las personas que resultaron lesionadas tengan la atención médica debida, especializada y correspondiente.

Se me ha informado ya que hay 24 personas hospitalizadas; 13 de ellas con lesiones graves, que han sido canalizadas a distintos institutos de alta especialidad, precisamente para ser atendidos, no están aquí ya, se han trasladado a diferentes hospitales.

Y también, teniendo muy claro, que están aquí las autoridades para hacer las investigaciones correspondientes.

Acabo de estar justo en el lugar donde fue la explosión y sé que no han podido, incluso, todavía entrar o tener acceso total a las instalaciones en razón de que todavía la estructura está frágil y, además, no termina de enfriarse el reactor que está allá adentro.

Quiero acompañarles, ser solidario con todos ustedes. Ofrecer, y he instruido a la Procuradora General de la República, que aquí me acompaña, para que coadyuve en la investigación que la autoridad del estado está realizando, para que se conozcan y se hagan los peritajes correspondientes, se deslinden las debidas responsabilidades, en el trabajo y tiempo que eventualmente esto deba de tomar.

Pero, reitero, lo más importante es que las personas que están lesionadas puedan recibir la debida atención médica.

Sé que el señor Director General de PEMEX, que está aquí, a mi derecha, ha estado en un diálogo constante con todos ustedes, les está manteniendo al tanto de lo que está ocurriendo.

Aquí, al final de cuentas y de lo que quiero asegurarme, es que ustedes como familiares y la población en general, esté debidamente informada, puntualmente informada, de lo que se viene haciendo.

Por otro lado, se corrieron todos los protocolos de Protección Civil para asegurar que no hubiese afectación a la población en general.

Tengo el reporte del Director y Coordinador de Protección Civil del Gobierno Federal, quien ya me ha informado que el Protocolo de Protección Civil se ha levantado, porque después de esta explosión y después de lo que se generó, ya no existe en este momento riesgo alguno para la población.

Se han levantado los Protocolos de Protección Civil para tal propósito, no hay riesgo ya para la población. Así me lo han reportado.

Y lo que yo quiero comprometerles es el que la autoridad, la empresa, estén muy cerca de ustedes, estén dándoles la atención correspondiente y la información debida.

Entiendo de la inquietud, la preocupación, la angustia que ustedes están pasando, porque o no encuentran a algún ser querido, algunos de sus familiares, eventualmente estuvieran trabajando aquí.

Estamos tratando de identificar o está el proceso de identificación de las personas que lamentablemente perdieron la vida en este trágico incidente y lo importante es que estén ustedes debidamente informados.

Si alguno de ustedes ha reconocido ya o sabe ya de algún familiar que ha perdido la vida, quiero expresarles mi más sentido pésame; acompañarles en la pena, en el dolor que les embarga ante este incidente.

Y que sepan que estamos pendientes y atentos a apoyarles, respaldarles.

Lo tiene que hacer así asumir esta empresa asociada de PEMEX, o Mexichem, para responder y dar las indemnizaciones correspondientes.

Pero lo más importante y a lo que yo apelo es a que haya la fortaleza de ustedes para superar esta pena.