El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, firmó hoy los decretos de Facilidades Administrativas en Materia de Títulos de Concesión de Agua, y de Reglamento de la Cuenca Lerma-Chapala, y destacó que “es claro que en este siglo XXI enfrentamos distintos desafíos, y por ello la necesidad de cambiar y de regular de forma distinta, de cambiar el marco institucional, para que la actuación de los gobiernos sea más eficaz y esté a la altura de atender la demanda social”.

Indicó que con el primero de los decretos se busca dar facilidades administrativas y regularizar aquellos derechos de agua de más de 73 mil usuarios, desde sistemas de riego, gobiernos municipales o estatales, que han vencido o no están regularizados. “He decretado que se den facilidades administrativas para regularizar estos otorgamientos de derechos de agua, y esto va en beneficio de más de 23 millones de usuarios de agua en el país”, puntualizó.

Al inaugurar la presa “Alberto Andrés Alvarado Arámburo”, el Presidente Peña Nieto resaltó que para quienes padecen continuamente la escasez de agua, verla almacenada tiene un valor difícil de estimar y es “quizá muy superior a la inversión que en sí misma haya tenido la construcción de esta presa”.

Destacó la importancia de la obra inaugurada hoy, en esta entidad que junto con Baja California son las dos del país en donde menos llueve al año. “El promedio de lluvia que se tiene en estas dos entidades, para dar dimensión de lo poco que llueve, es de 166 milímetros al año en promedio, mientras que en el resto del país llueve del orden de 766 milímetros promedio al año; es decir, aquí llueve una quinta parte de lo que en promedio llueve en todo el país”, precisó.

Apuntó que celebrar en estas entidades el Día Mundial del Agua es llamar a la conciencia social de todos los mexicanos sobre los retos que hoy tenemos para asegurar el abasto de agua a la población, y de los otros usos que este vital líquido tiene en el desarrollo económico de cualquier región del país.

Añadió que cada vez es más difícil y más complejo administrar, gestionar y optimizar “lo que cada vez escasea más, que es el agua”.

El Primer Mandatario agregó que con esta obra, junto con la presa La Palma, que está en construcción en esta entidad, “estaremos duplicando la capacidad de almacenamiento de agua que tendrá Baja California Sur”.

Mencionó que el Gobierno de la República quiere estar a la altura de responder a los retos, pero sobre todo, a las demandas que tiene toda la sociedad mexicana. “Queremos que el país avance, que siga el sendero de desarrollo y progreso”, añadió.

El Titular del Ejecutivo Federal dijo que la construcción de esta presa tiene tres fines:

Primero: Almacenar agua, de la poca que llueve, y que de no almacenarse llega al mar y no tiene ninguna otra utilidad.

Segundo: Permite recargar los acuíferos para el sistema de riego 066, que es un lugar en donde es más el agua que se inyecta que la que eventualmente se extrae para uso agrícola.

Tercero: Para asegurar el abasto de agua para el consumo de 50 mil habitantes de Comondú, que requieren de abasto oportuno.

UTILIZAR TODOS LOS MECANISMOS DE ABASTECIMIENTO DE AGUA QUE GARANTICEN MOVER A MÉXICO: DAVID KORENFELD FEDERMAN

El Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld Federman, afirmó que debido a la escasez del vital líquido y a que el Gobierno tiene que hacer acciones cada vez más difíciles para cuidar cada gota, hay que buscar maneras nuevas de abastecer al país, por lo que “estaremos ayudándonos del medio ambiente como factor, como socio en esta relación para que México se mueva en materia del agua”.

Indicó que la instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto es “utilizar todos los mecanismos de abastecimiento que garanticen mover a México”.

Por eso, continuó, “esta presa es una presa diferente para México. Quizá no se haya construido otra con estas condiciones, y quizá el estar celebrando el Día Mundial del Agua en esta región del país tiene una respuesta”, dijo.

Explicó que la nueva presa almacena lo que fueron las lluvias torrenciales del ciclón tropical Ivo, que el año pasado azotó a la región y brindó oportunidad de probar la eficiencia de la obra.

INDISPENSABLE QUE SE TENGAN POLÍTICAS PÚBLICAS EN EL CUIDADO DEL AGUA: GUERRA ABUD

El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, subrayó que en materia hídrica “se están tomando decisiones de fondo para ayudar a ésta y a las futuras generaciones de nuestro país”, y como ejemplo, destacó la firma hoy del Reglamento de Operación de la Cuenca Lerma-Chapala.

Indicó que durante 20 años se pretendió acordar el Reglamento mencionado y hoy finalmente, gracias a la gestión de la Conagua y bajo la línea del Presidente de la República, cinco estados dispondrán, bajo un criterio técnico, el uso más adecuado y más importante del agua.

Al destacar que en México hay ciertas zonas del país que sufren de severa escasez de agua, indicó que para cuidarla no solamente hacen falta obras de infraestructura, también es indispensable que se tengan políticas públicas en la materia.

CON ESTA OBRA SE VERÁN BENEFICIADAS 60 MIL PERSONAS: ROBERTO LÓPEZ MENDOZA.

Joel Roberto López Mendoza, Presidente de la Asociación de Usuarios del Distrito de Riego 066 de Comondú, agradeció al Presidente de la República la construcción de la Presa “Alberto Andrés Alvarado Arámburo”, ya que beneficiará a mil 308 usuarios directos, y cerca de 60 mil personas en toda la zona.

López Mendoza destacó la importancia de esta obra hidráulica en las actividades agrícolas, ya que la Presa representa la única forma de reabastecer el acuífero del Valle de Santo Domingo, mismo que concentra el 82.5 por ciento del agua concesionada en todo el Estado.

INCALCULABLE EL VALOR DEL AGUA, EN RELACIÓN CON LA INVERSIÓN EN LA PRESA: ALBERTO COVARRUBIAS VILLASEÑOR

El Gobernador de Baja California Sur, Marcos Covarrubias Villaseñor, afirmó que la mejor manera de sacar adelante a México es con unidad y con una estrecha coordinación, y aseveró que el agua con la que se podrá contar gracias a la nueva presa tiene un valor superior o tal vez su valor sea incalculable, en relación con la inversión que se realizó para la construcción de la obra.

Aseguró al Presidente Peña Nieto que en “Baja California Sur vamos de la mano del Gobierno Federal que usted preside y expuso que la presa lleva el nombre del exgobernador Alberto Andrés Alvarado Arámburo, porque fue un visionario que en su tiempo pensó en tener un plan hidráulico estatal que permitiera darle viabilidad al estado, el cual, indicó, es el que registra el menor número de precipitaciones pluviales al año.

Mencionó que había un compromiso no resuelto por parte de la Federación, que era el tener obras de recarga como la nueva presa. “Y es en su Administración, señor Presidente, donde se viene a cumplir un compromiso de muchos años con los agricultores del Valle”, expresó.