• Se reunió con los padres y familiares de los 43 estudiantes normalistas que fueron víctimas de los lamentables hechos ocurridos en septiembre de 2014.
  • Busquemos juntos la verdad, les dijo.
  • Giró instrucciones precisas a sus colaboradores, para el esclarecimiento definitivo de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se reunió hoy, en punto de las 13:30 horas, con padres de familia y familiares de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, que fueron víctimas de los lamentables hechos ocurridos en septiembre de 2014.

El Primer Mandatario reiteró a los padres de familia y familiares: “estamos del mismo lado y trabajamos con el mismo objetivo: el de saber qué sucedió con sus hijos y castigar a todos y cada uno de los responsables. Busquemos juntos la verdad”.

Al encuentro, realizado en el Auditorio del Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad, asistió el Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez.

También estuvieron presentes los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, invitados por el Gobierno de la República, y los abogados de los familiares de las víctimas.

En un informe a medios posterior a la reunión, el Coordinador de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, señaló que en esta segunda reunión con los padres y familiares de los normalistas, el Presidente Peña Nieto manifestó “su solidaridad con el dolor de la comunidad de Ayotzinapa, reiteró su compromiso de escucharlos, de dialogar, y reafirmó la voluntad y buena fe del Gobierno de la República para esclarecer los hechos de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero”.

“Les expresó que las instituciones del Gobierno de la República estarán a su lado, y que el Secretario de Gobernación y la Procuradora General de la República tienen la instrucción de escucharlos y apoyarlos en todo momento”, añadió.

Relató que el Presidente de la República les dijo “que compartía su dolor y comprendía su indignación; que seguramente éste había sido el año más difícil de sus días, y que ninguna madre, padre, hijo o hermano debiera sufrir lo que ellos han sufrido”.

Refirió que la atención del Gobierno de la República a este tema ha sido permanente: “al día de hoy se han celebrado más de 50 reuniones entre los familiares, representantes y miembros de la comunidad estudiantil de la Normal Rural Isidro Burgos con autoridades de diversas dependencias del Gobierno de la República”.

EL PRESIDENTE EPN GIRÓ INSTRUCCIONES PRECISAS A SUS COLABORADORES

Eduardo Sánchez dio a conocer que en el curso de la reunión, el Presidente Peña Nieto giró instrucciones precisas a sus colaboradores:

1. Investigar todos los hallazgos y posibles responsables que arroje la averiguación, reiterando que la investigación no se ha cerrado y llegará a donde tenga que llegar.

2. Incorporar las recomendaciones y líneas de investigación que ha propuesto el GIEI.

3. Se deberán continuar los trabajos para saber qué fue lo que pasó, de manera individual, con cada uno de los desaparecidos.

4. La Subsecretaría de Derechos Humanos, en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, deberá asegurarse que todos los afectados tengan acceso a los mecanismos de atención a víctimas, y se garantice la atención médica de todos aquellos que resultaron lesionados en los sucesos de 2014.

5. Atendiendo a la recomendación del GIEI, la PGR deberá integrar un equipo de peritos, del más alto nivel, para analizar los hechos ocurridos en el basurero de Cocula. En este equipo de peritos, desde luego podrá participar, si así lo aceptara, el doctor José Torero.

6. Ordenó la creación, dentro de la PGR, de una Fiscalía Especializada para la Búsqueda de Personas Desaparecidas.

El Vocero del Gobierno de la República comentó que en la reunión hicieron uso de la palabra dos miembros del GIEI, quienes también entregaron al Presidente de la República un tomo completo del informe solicitado por el Estado Mexicano a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El Presidente Peña Nieto les agradeció su trabajo, y recordó que la PGR analizará e incorporará sus recomendaciones a la investigación, señaló.

Informó que el GIEI ha sido invitado por el Gobierno de la República para continuar en el país durante los próximos seis meses, y así concluir con las tareas de asistencia técnica que les han sido encomendadas.

Resaltó que en la reunión, los padres de familia de los estudiantes normalistas entregaron al Presidente Peña Nieto un documento con ocho puntos de solicitud. El Primer Mandatario instruyó a las Secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, así como a la Procuraduría General de la República, que analicen la viabilidad de cada uno de esos ocho puntos.

LA INVESTIGACIÓN SIGUE ABIERTA; ESTE CASO NUNCA SE HA CERRADO Y NO HABRÁ CARPETAZO

Eduardo Sánchez apuntó que el Presidente Peña Nieto dejó en claro que “la investigación sigue abierta; que este caso nunca se ha cerrado, y que no habrá carpetazo”.

También precisó que la reunión se llevó a cabo en un clima que permitió dialogar en torno al curso de las investigaciones, y sobre la atención a las víctimas, entre los principales temas.

En cuanto a la investigación, dijo, la Procuraduría General de la República “hizo un recuento de avances: informó, entre otras cosas, que al día de hoy han sido detenidas 111 personas involucradas en estos hechos. De ellas, 52 eran policías municipales de Iguala, otras 19 pertenecían a la policía municipal de Cocula, Guerrero, y 40 más vinculadas a una organización delictiva que opera en el estado de Guerrero”.

Detalló que entre los detenidos se encuentran “el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, quienes han sido señalados como los autores intelectuales de este abominable crimen”.

En la reunión también se recordó que el pasado 16 de septiembre se detuvo a Gildardo López Astudillo, líder del grupo delictivo que opera en esa zona de Guerrero, y quien ha sido señalado como la persona que ordenó el homicidio de los estudiantes.

El Coordinador de Comunicación Social de la Presidencia añadió que en la reunión se informó que “se han realizado 674 dictámenes periciales, recolectado 135 muestras de ADN, y recabado un total de 577 declaraciones ministeriales”.

Eduardo Sánchez recordó también que se han dado 667 inspecciones con brigadas policiales al detalle a nivel de coordenadas, muchas de ellas proporcionadas por los propios interesados; seis mil 770 patrullajes de búsqueda, 255 sobrevuelos de búsqueda del paradero de los desaparecidos, y 94 sobrevuelos con aviones no tripulados, con este mismo propósito.

“Las dependencias federales están trabajando para llevar ante la justicia a todos los responsables de este hecho que tanto ha lastimado a México”, subrayó.

Agregó que respecto a la atención a las víctimas, “la Comisión Ejecutiva en la materia ha trabajado muy de cerca con los familiares de los desaparecidos, brindándoles asistencia jurídica, psicológica y médica, que incluyó la instalación de una unidad médica en las instalaciones de la Normal Rural Isidro Burgos”.

Eduardo Sánchez puntualizó que en la reunión, que concluyó a las 16:18 horas, “el Presidente de la República escuchó las diversas intervenciones de los padres de familia y de quienes hicieron uso de la palabra, manifestando libremente lo que cada uno de ellos consideró más conveniente”.

En la reunión, el Primer Mandatario estuvo acompañado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; la Procuradora General de la República, Arely Gómez González; el Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal, Humberto Castillejos Cervantes; el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán Ortiz; el Presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Sergio Jaime Rochín del Rincón; los Subsecretarios de Gobierno y de Derechos Humanos de la SEGOB, Luis Enrique Miranda Nava y Roberto Campa Cifrián, respectivamente; el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia; los Subprocuradores Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada, y de Derechos Humanos de la PGR, Gustavo Salas y Eber Omar Betanzos Torres; el Comisionado General de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos; y el Comisario de la División de la Gendarmería de la Policía Federal, Manelich Castilla.