-PREGUNTA: Señor Presidente, buenas tardes.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Joaquín, cómo te va. Me da mucho saludarte.

 Muy buenas tardes.

-PREGUNTA: Oiga, pues lo oigo muy bien.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: La verdad me siento muy bien, Joaquín.

Y déjame aprovechar esta oportunidad, a través de este importante medio de comunicación y de tu programa, primero, agradecer, la verdad, las muestras de apoyo, de solidaridad que he tenido de mucha gente conocida y no conocida, pero que, realmente, se han expresado en apoyo a la recuperación pronta, que espero yo tener.

La verdad es que me siento bien física y anímicamente. La verdad es que ésta es una operación que entiendo, por lo que me dicen los médicos, medio frecuente. Yo pensé que era más frecuente la del apéndice, pero creo que es casi muy parecida.

Y la verdad es que me siento muy bien. La verdad es que ayer por la madrugada tuve molestias muy agudas.

No quise dejar espacio sin revisarme, y eso me llevó, lamentablemente, a cancelar la visita que yo iba a hacer el día de hoy, de ida y vuelta, a Guatemala, en un encuentro allá, con varios Presidentes.

Me he disculpado por no haber estado allá. Pero creo que fue oportuna y conveniente una vez haber dado paso a esta cirugía. Y que va a permitir, yo creo, tener una pronta recuperación, estar listo para el próximo lunes, que nos visita el Rey de España y su esposa. Y poder estar nuevamente en actividad normal y ordinaria.

-PREGUNTA: ¿No había sentido molestias

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Hace tiempo, y la verdad es que antier, tuve ayer una molestia que nunca la relacioné con este tema. Perdón, sí antier, antier, y ayer por la madrugada, de hecho ayer tuve el día normal, actividad regular. Todavía, incluso, hasta por la noche estuve dando, tuve varias audiencias y fue ya, prácticamente, ya muy noche, y en la madrugada que, verdaderamente, tuve un dolor muy agudo, lo cual no quise esperar y me vine rápido al hospital militar, para que me revisaran, y la recomendación médica fue que en algún momento había que hacer la cirugía, que era un buen momento. Y dije: de una vez

Porque si nos esperamos y programamos. Dije: de una vez. Vámonos.

Y así fue la decisión tomada, y la verdad es que fue una operación muy rápida. Entiendo que se practica en menos de una hora.

Y ahora estoy en esta etapa de convalecencia, que espero que sea muy pronto, y que este fin de semana me permita recuperarme y estar normalmente en mis actividades a partir del próximo lunes, Joaquín.

-PREGUNTA: Porque se comentó. Oiga, como el Presidente,  me dijeron, como el Presidente no fue ayer a lo de Bellas Artes, a la inauguración, es que ya se sentía mal desde ayer

-PRESIDENTE ENRIQUE PAÑA NIETO: No. Realmente el hecho de haber cancelado lo de ayer, fue, obedeció, más bien, a que nos extendimos en la reunión de Gabinete, que tu diste cuenta de que la llevamos a cabo.

Tenía programadas después otras actividades, otras audiencias, y evidentemente sentí ya más, ahí también conveniente y oportuno que se diera paso ya a la inauguración, sobre todo, que creo había gente que inmediatamente después de la inauguración estaba ya en espera de poder visitar esta gran exposición.

Y quise ya prácticamente, no importunar el que se abriera lo más pronto posible.Esa fue la razón de haber cancelado mi participación el día de ayer, pero coincide que por la madrugada tengo estos malestares, este problema y estamos ya en la etapa de convalecencia, Joaquín.

La verdad muy bien. Te repito, me siento físicamente muy bien y anímicamente mejor todavía.

Y más que puesto para regresar a mi actividad ordinaria, sin dejar de darle seguimiento puntual a todo lo que está ocurriendo.

Tengo aquí la conectividad, a través de la red gubernamental, lo que me está permitiendo tener comunicación con varios de los colaboradores y funcionarios para atender distintos temas.

-PREGUNTA: Sí, porque esta mañana una de las preguntas en la conferencia de prensa con el Vocero

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Que la seguí, además, aquí la estaba yo viendo.

-PREGUNTA: Sí, digo, y quién está en el timón en este momento que el Presidente está operado.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: No, pues el Presidente, Joaquín.

Yo no estoy ni inválido, ni discapacitado. No tengo ninguna discapacidad. Estoy al frente de esta actividad.

Estoy en un proceso de convalecencia normal, regular, de una operación que entiendo, te repito, es algo frecuente. Pero estoy muy al tanto, siguiendo lo que está ocurriendo en México y en otras partes.
Hoy nos hemos enterado de hechos muy lamentables en otras partes del mundo, en Túnez, en Kuwait, en Francia, que son de lamentar.

Y siguiendo toda la actividad que está ocurriendo aquí, en el país, Joaquín.

-PREGUNTA: Ya de la carrera del domingo ni hablamos, verdad.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: No. Además había, ahí tuvimos un problema logístico, que el Estado Mayor había decidido posponerla. Espero ahora, para cuando la reprogramen, sí tenga oportunidad, no lo sé todavía.

No sé si la etapa de convalecencia me permita muy pronto estar ya en actividad de ejercicio más intenso, no lo sé, Joaquín. Si es así, obviamente, participaré, espero que eso ocurra.

-PREGUNTA: Mire, lo de la vesícula, la verdad, es que se convierte luego como el apéndice, algo que sólo sirve para quitarlo

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Tal cual

De hecho, me compartían aquí los médicos del Hospital Central Militar, que aquí practican más operaciones de vesícula que de apéndice.

A mí la apéndice me la quitaron hace como 30 años y pensé que era algo más frecuente, pero no. Me entero que la vesícula es casi algo tan frecuente como el apéndice.

-PREGUNTA: A mí me lo quitaron en un paquete, las dos de un jalón y, sabe qué, no extraño nada.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Está muy bien, Joaquín.

 Oye, Joaquín, muchas gracias.

La verdad, me da mucho gusto saludarte y, te repito, a través de tu programa, el poder agradecer las muestras de apoyo, de solidaridad y, sobre todo, de deseo de una pronta recuperación, que creo estoy teniendo.

Muchas gracias, Joaquín.

-PREGUNTA: Qué bueno, señor Presidente, le mando un saludo y me da gusto oírlo como lo oigo, animado.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Así estoy, Joaquín.

Otro abrazo muy fuerte para ti y para toda tu audiencia.

Muchas gracias, Joaquín.

-PREGUNTA: Gracias, Presidente. Buenas tardes. Que esté muy bien.

Es el Presidente Peña Nieto desde el hospital.

Yo, la verdad, lo oí muy animado, digo, como si no hubiera pasado nada.