23 de octubre de 2016

Ezra Shabot (ES), conductor: En el quinto año de gobierno estamos ante una situación en donde el Presidente de la Republica ha invertido una buena parte de su capital, un capital que se ha venido desgastando por supuesto. Logros ahí están, hemos visto el avance de las reformas, una pérdida, dicen, de la popularidad.

Este resumen de lo que podríamos hacer entre lo que usted ha invertido en su propio capital político y personal, frente a lo que ha logrado ¿Cuál sería el saldo que ve usted?

Enrique Peña Nieto (EPN): Mira, Ezra, vamos a entrar al quinto año de gobierno, estamos por concluir el cuarto año de la gestión de este gobierno, y yo me siento francamente con enorme orgullo por lo que México ha logrado hacer en estos primeros cuatro años de esta administración.

Que retoman mucho yo creo que de lo que se ha construido antes, hay que decir yo creo que el México que hoy tenemos sin duda es otro en los últimos 25 años. Un país que está en un camino de lograr mayor desarrollo, en el que está avanzando en términos de infraestructura. Un país francamente que a partir de las reformas estructurales, y perdóname que las subraye nuevamente, porque este tema, esta gran agenda de reformas que se han logrado hacer en esta administración con la participación de las principales fuerzas políticas del país, sin duda le van a dar a México un horizonte y un futuro de más desarrollo, de mayor crecimiento, de más empleos para las nuevas generaciones, de empleos además mejor pagados y además México va a tener mecanismos para lograr mejor desarrollo.

Esto no solo lo dice el Presidente, Ezra, lo dicen quienes conocen a México, quienes están observando a México y quienes están decidiendo y han decidido ya apostarle e invertir en México. Hemos recibido una inversión extranjera, que es la que medible, inédita, 120 mil millones de dólares al mes de junio, veremos cómo cerramos el año que yo creo que será arriba de los 130 mil millones de dólares, inversiones ya muy materializadas y que están generando empleos.

El saldo creo yo a este momento es positivo, sin dejar de reconocer temas todavía que merecen una mayor atención, rezagos que tenemos que combatir todavía con mayor eficacia y yo espero que de aquí a que concluya la administración en dos años, prácticamente logremos una adecuada materialización e instrumentación, especialmente de las reformas que hemos puesto en marcha.

ES: ¿La pérdida de la popularidad del Presidente está en función de la instrumentación de las reformas o esto tiene que ver fundamentalmente con lo que podemos llamar, el manejo a veces de medios de comunicación que no necesariamente responden a la propia visión que tiene el gobierno?

EPN: Yo creo, Ezra, que vivimos un tiempo distinto y este tiempo distinto de hace sólo unos años, mucho tiene que ver yo creo con las varias plataformas que hay hoy de comunicación, con una creciente participación de la sociedad civil, con un involucramiento de más actores en la vida pública, lo cual es muy positivo para la democracia, creo que la enriquece, creo que la fortalece. Pero al mismo tiempo hace más complejo el ejercicio de gobierno, esto no sólo ocurre en México, pasa en todas partes del mundo.

Déjame decirte que, en mis encuentros con los diferentes Jefes de Estado, en las reuniones que llego a asistir representando a México, es la constante de todos. Hoy la verdad es que los índices de aceptación de los gobiernos, de las instituciones, de popularidad sobre sus Jefes de Estado, están quizá en número no vistos antes y yo creo que es atribuible a este cambio que el mundo está experimentando. Pero a final de cuentas yo quiero hacer una afirmación: estoy en esta responsabilidad como Presidente de la República, no trabajando para el Presidente, estoy trabajando para México. Pensando en México.

ES: ¿Usted no toma decisiones en función de su popularidad?

EPN: No las tomo en razón de la popularidad, ni las hago pensando en el Presidente, las tomo pensando realmente en lo que sea positivo para México y asumo que muchas de esas decisiones correctamente tomadas, van a representar eventualmente en algún costo, van a representar el cuestionamiento, pero son las decisiones correctas.

Y a final de cuentas yo llevaría a acreditar este dicho en los resultados que estamos viendo, en el desempeño que está teniendo hoy México frente al mundo. Somos una nación atractiva para la inversión, somos un país que está generando empleos como no se habían generado nunca antes en un periodo igual de cuatro años de una administración, se habían generado tantos empleos.

Estamos viendo que el turismo está creciendo y esto es porque México ha crecido en su infraestructura turística. Pasamos de ser el quinceavo al noveno país más visitado del mundo. En toda América, en todo el continente americano, solo estamos después de Estados Unidos, que ocupa uno de los primeros lugares y luego esta México, y estamos ya muy por arriba de cualquier otro país del hemisferio.

Esto te habla de las buenas cifras. Tenemos una inflación históricamente baja, lo cual permite al final de cuentas... ¿Esto en qué beneficia? Que le rinda más a la gente su ingreso. El que el incremento de precios de distintos productos que consume la población realmente sea menor, y por esto esta inflación baja y esto permite que le rinda de menor manera a la gente su dinero.

Hoy hemos visto que la telefonía celular, telefonía convencional, el uso del Internet ha bajado en costos y precios, lo cual favorece a las familias, favorece a las pequeñas y medianas empresas que son las grandes generadoras del empleo. Se favorecen con estos costos que han disminuido, las tarifas de luz eléctrica, han disminuido también de manera muy significativa, para el 99 por ciento de los hogares de este país, las tarifas han disminuido en términos reales casi 10 por ciento.

ES: Muchas de estas reformas aprobadas, los resultados, la instrumentación de los mismos, no se van a ver en este sexenio...

EPN: La maduración de los beneficios que se prevé den las reformas, no se verán en esta administración, pero mucho ya se está empezando a ver, ves una reforma educativa que hoy está en curso de instrumentación, estás viendo planes de inversión para mejorar la infraestructura educativa con el programa de Escuelas al CIEN, estamos realmente cambiando el rostro de más de 30 mil escuelas que estaban en condiciones de enorme deterioro y hoy vamos a tener una mejor infraestructura, mejores escuelas para nuestros niños.

Estamos teniendo un proceso de mejora en la preparación que tengan nuestras maestras y maestros, la oportunidad además para que ellos puedan crecer en lo profesional a partir de méritos propios, no en razón de si están bien con el líder sindical o no, o si tienen un favor o si reciben un favor especial. Sino a través de esos méritos propios, los exámenes y las evaluaciones, están pudiendo crecer en el escalafón magisterial, están teniendo la oportunidad de obtener un mejor ingreso justamente a partir de las evaluaciones. Y es una de las tantas reformas que está hoy en instrumentación.

La reforma energética, que a diferencia de cómo le hicimos alguna vez en el pasado que endeudamos al país para invertir en lo que nos permitiera extraer nuestro petróleo, que es otro ingreso importante para el Estado mexicano, para los gobiernos y para poder atender las demandas que tiene la sociedad, construir hospitales, escuelas, carreteras, todo esto que deriva del ingreso petrolero. Hoy vamos a ver en la instrumentación de la reforma energética que, sin endeudar al país, pues qué inversión privada pueda acompañar la explotación y exploración en áreas donde hoy sería muy costoso hacerlo sólo por parte del Estado como son aguas profundas, es decir, ahí donde... el petróleo barato el petróleo fácil de extraer en nuestro país se acabó, los yacimientos prácticamente se han agotado y hoy tenemos que extraer petróleo de zonas y de yacimientos más difíciles y más caro de sacarlo.

Lo que hemos hecho con la reforma energética es no endeudar al país y sí apostar a que la inversión privada acompañe este esfuerzo de la empresa Pemex y el esfuerzo del sector privado para extraer el petróleo.

ES: Presidente, este escenario positivo que usted plantea, a veces se estrella contra una realidad en donde hay un elemento que usted lo ha llamado "cultural" en muchas ocasiones y que termina por ahuyentar por supuesto capitales, pero también que representa para una sociedad uno de los males mayores; es el tema de la corrupción. La corrupción, a niveles de lo cotidiano, a niveles de los más grande y que termina generando una idea de que las cosas no cambian en el país porque finalmente la corrupción es aquello que está para quedarse, que forma parte de una realidad nacional en donde el gobierno sigue siendo parte.

EPN: Mira Ezra, yo he señalado que es un mal que ha acompañado el desarrollo del país, un mal que tampoco es privativo de México, está en muchas partes del mundo y yo creo que sí ha habido cambios importantes en México, la verdad hay que decir que hemos yo creo que puesto cimientos para que podamos realmente desterrar la corrupción en mucho de la vida cotidiana que vive la sociedad mexicana.

¿Cómo lo estamos haciendo? Esto no significa que, por sólo tener este nuevo marco legal, la corrupción desaparezca, esto me parece que sería todo un proceso, pero hoy tienes un Sistema Nacional de Transparencia.

¿En qué consiste? En que varios sujetos de los tres Poderes del Estado que anteriormente no era así; el poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, antes sólo lo era el Ejecutivo, hoy todos los Poderes, los partidos políticos, los sindicatos, toda entidad que reciba recursos públicos está obligada a ser transparente y es todo un sistema que opera en todo el país, esto va en favor de combatir la corrupción.

Por otro lado, estamos instrumentando también como una gran reforma estructural el Sistema Nacional Anticorrupción ¿Cuáles son los elementos centrales del Sistema Nacional Anticorrupción? Prevenir la corrupción, un sistema que realmente inhiba cómo cerramos espacios donde pueden darse hechos de corrupción dentro del sector público, y, además, incluso aplicando sanciones para aquellos privados que sean quienes fomenten la corrupción.

Y, por otro lado, también las sanciones correspondientes y el castigo pertinente que deba de ocurrir cuando alguien realmente viole, incurra y se pruebe que incurre en actos de corrupción.

Esto se está instrumentando, Ezra, yo creo que es parte de un proceso gradual que, como todas las otras reformas, los beneficios no son de un día para otro, igual en este combate real y efectivo que queremos hacer contra la corrupción y de desterrarla como si fuera parte de nuestra vida cotidiana como si ya lo viéramos como algo normal. Hoy creo que la sociedad, y sobre todo las nuevas generaciones sí demandan, sienten y resienten cuando hay actos de corrupción.

Y estamos creando este modelo para combatirla y creo que México está entrando en un proceso gradual de transformación para desterrar la corrupción en el ámbito público y yo también espero en el ámbito privado, esto los podrá ocurrir cuando haya una gran sinergia, cuando concurra la participación social y la participación del gobierno.

ES: Creo que, en el ámbito federal, a nivel de Gobierno Federal, los controles sobre corrupción han avanzado como se han planteado, sin embargo, está ahí latente el tema de la autonomía, dicen, de los gobernadores; gobernadores que en la transición democrática mexicana fueron dejados prácticamente libres. Usted fue gobernador.

EPN: Yo fui gobernador.

ES: Y cada uno de ellos tuvo la oportunidad de apostar por su estado y convertirlo en un modelo de crecimiento de desarrollo, o incluso en otras ocasiones saquearlo, o simplemente por omisión o por convicción hacer destrozos y hoy vemos realidades que ahí están patentes en muchos estados, independientemente del signo partidario, los casos están ahí muy claros, estados como Veracruz, el caso Sonora, el caso Quintana Roo, el caso Nuevo León; gobernadores que terminan haciendo lo que quieren con un presupuesto dado por la Federación, esa es una parte fundamental en donde la pregunta aquí es: ¿El Gobierno Federal está para tolerar esto?

EPN: El Gobierno Federal está para aplicar la ley y ser respetuoso de la ley. He señalado que cada actor político, cada funcionario es responsable de sus propios actos y tendrá que enfrentar los señalamientos y cuestionamientos que se den al ejercicio de su responsabilidad y en términos de ley.

Yo sí he marcado distingos porque me parece que estos señalamientos sobre corrupción tampoco pueden ser por una razón de revanchismo político ni sólo por una bandera de ataque o una forma de combatir a un gobierno en turno. Me parece que tiene que tener mayor sustento, mayor solidez.

 

Hoy hay prácticamente hay dos casos de exgobernadores, muy señalados, además con elementos donde la Procuraduría ha iniciado ya investigaciones y está obviamente actuando en términos de la ley, me parece que cualquier funcionario que será señalado de actos de corrupción, tendrá también la oportunidad de responder a los señalamientos, de enfrentar a la justicia y creo que las investigaciones son las que arrojaran quienes si realmente tienen responsabilidad, quienes ha incurrido en corrupción, y quienes eventualmente no lo han sido.

ES: Esto tiene consecuencias de orden político, señor Presidente, bajo el principio de que ahí aparecen en este caso gobernadores como Duarte en Veracruz, y en Quintana Roo, en su momento lo fue en Nuevo León, y también el caso en Chihuahua, en donde así está difícil que el PRI gane en el 18.

EPN: Mira, yo creo que el tema no es señalamiento en razón del partido, Ezra, aquí hay que desasociar auténticamente la conducta de algún funcionario con respecto a su militancia partidista. El PRI es creo con toda claridad, y casi todos los partidos políticos, siempre terminan por deslindarse de aquellos que están señalados y sobre los que hay pruebas fehacientes de haber incurrido en faltas a la ley.

Los partidos políticos... creo no está en el interés de ningún partido político, el cobijar, el dar espacio, alentar, menos eso, a que sus actores o militantes incurran en actos contra la ley, y más en estos tiempos democráticos. Creo que un valor de la democracia, por ejemplo, déjame decirte, creo algo que va precisamente en contra de la corrupción es que, en la democracia, los partidos políticos tienen que acreditar, evidentemente, de forma muy genuina su combate y su lucha contra aquello que la sociedad más demanda y más reciente.

Y aquí, bueno, pues vemos a los partidos políticos haciendo su tarea, su trabajo, yo aquí de lo que soy responsable es del actuar del gobierno y lo único que puedo afirmar es que nunca antes, como no se había hecho en años anteriores, hoy tenemos dos pilares muy sólidos y muy fuertes que, estoy convencido, van a impulsar un cambio gradual porque no va ocurrir de la noche a la mañana, no por tener buenas leyes significa que el día de mañana desaparezca la corrupción, pero sí, sin duda, van orientar, va apretar, van ir encausando a que se den menos casos de corrupción y menos espacios de opacidad, mayor transparencia , menos discrecionalidad, y entre en el ejercicio público.

Hoy además agrego el uso de las nuevas tecnologías, pues ya evita que la gente tenga que ir a un mostrador, entenderse con un funcionario, hoy es posible, hoy ya de hecho está ocurriendo, el evitar todo esto y hacerlo simplemente a través del Internet.

ES: Pero el costo político de la corrupción está presente, en el resultado de la elección...

EPN: Creo que el costo político está en todos los partidos políticos. Quien diga... o partido político, no hay ninguno que pueda afirmar que no ha tenido, lamentablemente para todos, personajes o actores, militantes de sus partidos que estén señalados y que estén enfrentando a la justicia.

Este tema es un tema muy distinto, me parece, de lo que también como sociedad debemos valorar y poner en justa dimensión, en su momento será, cuál es la preferencia en favor del candidato y en favor de la propuesta de país y de lo que proponga para la sociedad mexicana, esto lo veremos, lo veremos en el 2017 en donde habrá elección en tres entidades federativas; en el 2018, en el que habrá de ocurrir la nueva elección del nuevo Presidente de México y pues veremos que postulan los partidos, que proponen los partidos.

Yo apelo a que realmente aquí la sociedad al final de cuentas, ponga en justa ponderación, en análisis a la hora de ejercer su voto, cuál es la persona y el proyecto de nación que más acompañan, con el que más simpatizan, pero eso habrá de ocurrir en los siguientes dos años.

ES: Ahorita regresamos al tema del 2018, pero otro de los elementos que está presente en esta discusión sobre el futuro del país, está en el tema de la seguridad.

En el 2012, cuando usted asume la Presidencia de la República, se dice "Hay que cambiar la estrategia de seguridad porque la asumida por la administración del presidente Calderón enfrentaba o generaba un choque con el crimen organizado que no funcionaba".

Paulatinamente, el Gobierno Federal, el gobierno que usted representa tuvo que asumir posiciones también de confrontación en una situación donde, otra vez volvemos al tema de gobernadores, el Gobierno Federal tiene que intervenir en Michoacán, tiene que intervenir en Tamaulipas, tiene que intervenir en muchísimos estados en donde este tema de policías estatales o policías propias, por alguna razón otra vez gobernadores, no hacen la tarea, y tienen que entrar a salvaguardar o tratar de rescatar los estados.

Y tenemos datos, y ahí están, de estos crecimientos de los niveles de inseguridad y de la presencia del crimen organizado en algo que sigue siendo alarmante para el país y por supuesto para la comunidad internacional.

EPN: Vamos a los resultados y vamos a la realidad. Y a los datos que son duros, Ezra.

Creo que en este gobierno hemos hecho una tarea en materia de seguridad precisamente para revertir la tendencia que teníamos o que observamos en la pasada administración donde tuvimos cifras alarmantes realmente de criminalidad en distintas partes del país.

Creo que la estrategia puesta en marcha por este gobierno empezó a dar frutos, frutos en donde observamos cómo cayó realmente los índices de criminalidad.

Y hay un dato duro: en el 2012, la incidencia delictiva, la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes, y doy este indicador porque parece que es siempre el gran termómetro que mide las condiciones de seguridad de cualquier parte del mundo: cuántos homicidios se cometen por cada cien mil habitantes y era casi de 23 homicidios por cien mil habitantes, hoy estamos en 16 homicidios por cien mil habitantes.

Hemos disminuido, creo que la estrategia ha dado frutos, es un tema central, es un tema de la mayor prioridad, hemos observado a lo largo de estos cuatro años una tendencia decreciente en los índices de criminalidad; debo reconocer que en este primer semestre del 2016 sí tuvimos un repunte en algunas partes de la República, en los índices de inseguridad, esto nos llevó a replantear la estrategia y focalizar una muy particular, sobre todo a los 50 municipios que concentraban el 42 por ciento de la criminalidad que estaba ocurriendo en el país, y estamos queriendo nuevamente revertir esa tendencia que, te repito, en este semestre, el primer semestre del 2016, sí volvió a repuntar.

Estamos enfrentando... me perece también, un fenómeno que dada nuestra ubicación geográfica, nuestra condición muy particular, pues grupos del crimen organizado que también se han fortalecido, que trafican con armas, que trafican con dinero ilegal, es uno de los temas que hemos planteado en la agenda compartida con los Estados Unidos y que eso también nos ha llevado a fortalecer las capacidades que tienen nuestras corporaciones policiacas, que tiene nuestras fuerzas armadas, que acompañan a este de esfuerzo del Gobierno Federal para hacerle frente al crimen organizado.

Y en otra gran tarea es en los estados. Hay estados que han acometido de mejor manera el reto de combatir la inseguridad, hay estados que han sido bastante más pasivos. Y yo aquí, lo que he hecho un llamado y lo que he demando de los gobiernos locales es que asuman su responsabilidad, no pueden esperar que el Gobierno Federal sustituya lo que está en su responsabilidad. Estamos para complementar el esfuerzo, para apoyar los esfuerzos de los estados, pero tenemos que hacer todos nuestra tarea y la parte nos corresponde.

ES: Hay muchos eventos precisamente que están ligados a esto y que sellaron, o por lo menos le dieron un impacto, generaron un impacto importante en lo que sería la propia imagen del gobierno. Temas como Nochixtlán, como Ayotzinapa, en donde la participación de fuerzas federales en este intento de rescatar o de establecer orden o de saber qué pasó, termina por convertir estos eventos en responsabilidad suya, cuando se trata insisto de una responsabilidad estatal.

No porque no haya una responsabilidad federal, temas tan importantes como crimen organizado, pero insistiría, parecería que ahí hubo un error de operación del gobierno al manejar estas acciones que trataron de coadyuvar con los gobernadores, parece que los gobernadores decidieron que mejor decidieron que mejor el Gobierno Federal cargara con todo el costo.

EPN: Que hiciera su tarea. Déjame señalar algo bien importante, la verdad es que la exigencia sobre el gobierno todavía es mayor cuando ocurren hechos como estos que tú refieres, ¿por qué? Porque el gobierno tiene que actuar apegado a estrictamente a derecho a protocolos de absoluto respeto a los derechos humanos y cuando enfrentas criminales, pues a ellos sí obviamente no les ocupa ningún deber. Ni actúan al marco de la ley, ni actúan con respeto a ninguna causa, ni a ningún interés que no sea el cometer un crimen o estar fuera de la ley.

Hay episodios, hay hechos que han ocurrido, en donde a final de cuentas, las áreas de investigación, particularmente, la Procuraduría, será la responsable de hacer las averiguaciones correspondientes, las debidas investigaciones, deslindar responsabilidades y si eventualmente hay excesos cometidos por algunos miembros de alguna de las corporaciones que forman parte de las fuerzas del orden en el ámbito federal, pues obviamente serán sometidos al peso de la justicia. Pero por igual habrá de ocurrir con aquellas otras personas, o cualquier de los otros involucrados, en hechos que lamentablemente han deparado en estos, en enfrentamientos, en muerte y que es la justicia la que debe ocuparse de las debidas averiguaciones.

ES: El tema de política exterior por supuesto estaría ligado fundamentalmente a lo que sucede los Estados Unidos, son nuestros socios comerciales, nuestro principal centro digamos tanto estratégico en términos de político y a partir de esto, pues se ha dado una relación por supuesto, muy, muy estrecha, pero también con diferencias importantes.

El tema Trump que de una o de otra forma terminó por generar un diferendo, una situación complicada el tema de la elección en los Estados Unidos, hasta dónde este tipo de relación con la Unión Americana, en las actuales circunstancias es para el gobierno mexicano hoy algo que tendría que, de aquí al fin de esta administración, recomponerse en función de lo sucedido.

EPN: Eso es muy importante, a ver la relación con los Estados Unidos no sólo está en el ámbito económico que es especialmente relevante, además es nuestro principal socio económico, los somos también para los Estados Unidos, somos socios estratégicos en la parte económica, somos socios estratégicos en la parte de seguridad de esta región de Norteamérica. Somos socios en las políticas que seguimos ante flujos migratorios, es decir, la agenda que tenemos con el gobierno norteamericano es amplia y es extensa y creo que ocupará al Gobierno de la Republica trabajar con quien resulte electa o electo Presidente de los Estados Unidos.

Yo claramente señale que el gobierno no habría de involucrarse, lamentablemente parecimos de repente en algún momento estar muy involucrados al haber aceptado el encuentro aquí en México con uno de los candidatos, pero hay que recordar el contexto en el que se dio, no quiero abundar porque en su momento, creo haber dado la explicación, donde porqué resolví si sostener este encuentro con quien sin duda tenía un posicionamiento de afrenta genuina contra México y de señalamientos que no tenían ningún soporte y estaban fuera de todo contexto de que realmente es la realidad entre México y Estados Unidos, y eso me apuraba en razón de defender los intereses los intereses de México, el sostener un encuentro con ambos candidatos.

Fue polémico porque al final de cuentas a una respuesta muy inmediata de ser sí y además de venir a México, me enfrente al dilema sí o no cuando yo había hecho la propuesta, y dije, "sí" porque al final de cuentas se trata de velar por el interés de México, aunque pudiera resultar muy polémica, o como resultó de hecho a la postre tal encuentro.

Si pudimos haber hecho de mejor manera las cosas, tal vez sí, también hay que reconocerlo. Yo creo que este interés genuino por propiciar un encuentro para cuidar los intereses de México, creo que se pudo haber hecho de una mejor manera, pero resultó en lo que ya todos sabemos, hoy me ocupará, te repito, seguir siendo absolutamente respetuoso de este proceso y trabajar con quien resulte electa o electo Presidente para cuidar los intereses de los mexicanos, para velar por los intereses de México y construir una agenda de respeto mutuo con el gobierno norteamericano.

ES: Terminó con lo que sería pues por lo pronto la carrera política de una de las personas más cercanas a usted, señor Presidente, de Luis Videgaray, ¿cómo le afecto esto?

EPN: Bueno, a ver, yo creo esto, como es en el ejercicio de la tarea pública, hay decisiones, hay ejercicios que a final de cuentas implican desgaste, fue el caso con quien era mi secretario de Hacienda, pero no por ello significa que sea el término de una carrera política, yo no sé qué quiera él...

ES: Por ahora.

EPN: ... hacer en lo personal, pero sí evidente esto devino en un gran desgaste para él en el ejercicio de la responsabilidad que tenía confiada como secretario de Hacienda y de ahí la decisión de haber aceptado lo que él me presentó asumiendo y entendiendo muy bien este contexto, la renuncia al cargo.

ES: Cuando se habla precisamente del 2017, 2018 elecciones importantes, elecciones fundamentalmente el año entrante el Estado de México, el tema de la elección, en esta entidad y el 18, ¿qué es lo que el Presidente de la República tiene que hacer frente a estas elecciones?

EPN: Mira, yo veo, primero, de cara a la elección, las elecciones que vienen, pues veo una gran vitalidad de nuestra democracia, veo una democracia fuerte, una democracia muy consolidada, que ha alentado la participación de las distintas fuerzas políticas y también ha alentado participación de aquellos que no tienen militancia en algún partido político y que pueden optar por la vía de ser candidatos independientes, lo que anteriormente no se podía hacer. Creo que ese un gran valor de nuestra democracia y que sea en la competencia democrática, donde al final de cuentas pues la sociedad defina y decida por quién o cuál es el proyecto y la propuesta que más les gusta, con la que más simpatizan y quién representa a la persona que consideran puede realmente lograr lo que promete y ofrece porque luego se puede parecer mucho a las propuestas y las promesas y lo que dicen que van a hacer, el tema es en quién se ve la capacidad para hacerlo también y eso creo queda en la definición de la sociedad.

ES: Si el PRI pierde en el Estado de México, pierde la Presidencia de la República.

EPN: Yo veo un PRI, déjame decirte como veo yo al PRI porque hoy hay especulaciones diversas sobre el partido. Soy orgullosamente un militante de mi partido, el PRI, hoy cumplo con mi tarea de ser Presidente de la República y gobernar para todos los mexicanos sin distingo auténtico de su militancia partidista, de su credo religioso o de sus simpatías, gobierno para todos.

Pero, por otro lado, también soy orgullosamente un militante del PRI, ¿que veo yo en el PRI? Un PRI vivo, un PRI con vitalidad, un PRI que se está reagrupando y reorganizando precisamente para encarar los grandes retos de las siguientes competencias democráticas, hay que reconocer que el PRI es un partido que ha sabido reconocer sus derrotas y es un partido que también ha sabido celebrar sus victorias, creo que lo que ha pasado en las competencias que se han tenido ya en el pasado, pues son del pasado, vienen las del futuro y veo un PRI que, repito, está más vigente que nunca, con una gran vitalidad, con una gran energía y por supuesto pues yo creo que mejor que nunca, porque habrá de crecerse al castigo, habrá de crecerse a esos escenarios adversos porque creo que el partido lo sabe hacer y confío en que los resultados, como militante del partido, le sean favorables; como Presidente de la República lo único que deseo es que los mexicanos tengan una fiesta democrática, tengan una condición para que los partidos puedan competir en un ambiente de armonía y de paz social.

ES: ¿Ya tiene candidato para el 2018?

EPN: El partido habrá que preguntarle si lo tiene o no, a lo mejor coincidimos, mi querido Ezra.

ES: Me imagino que sí. Antes de que se no termine el tiempo.

 

La economía mexicana es algo que le preocupa a mucha gente por supuesto, el tema del endeudamiento en nuestro país, el tema de una economía que tenía que haber crecido más y no creció, el tema de estos Méxicos, uno que avanza con estas reformas, estados que crecen al 7, al 8 por ciento y otros hundidos en un atraso, estos dos Méxicos, esta economía que a veces pues da sustos, este endeudamiento que alguien dice pues duplicaron la deuda de que entraron al gobierno, otra vez el PRI endeudándose, ¿qué pasa?

EPN: A ver, yo creo que primero hay que y se ha explicado y luego se descontextualizan realmente las explicaciones dadas, si ha habido una prioridad para mi gobierno es precisamente cuidar el manejo de las finanzas públicas para que mantengamos lo que dicen los expertos de nuestros fundamentales macroeconómicos, es decir, niveles razonables de endeudamiento que tengamos niveles razonables de crecimiento, niveles razonables de déficit, esto que los expertos y economistas ponderan como importante para una nación, lo es, sin duda.

Porque mira, la condición de una nación es muy parecida a la de cualquier hogar o de cualquier familia mexicana o de cualquier familia de cualquier parte del mundo, creo que hoy México es un país que sí está creciendo, es un país que está generando empleo, es un país con una baja tasa de inflación, es un país que está enfrentando escenarios mundiales adversos, uno de ellos que le impacta directamente a nuestro país que son los bajos precios del petróleo, teníamos una economía... tenemos los ingresos del gobierno, y me refiero de todos los órdenes, tienen una enorme dependencia del ingreso por el petróleo, precios bajos en el petróleo pues no lleva a tener que hacer recortes, hay quien cuestiona muchos ajustes que hemos hecho al presupuesto y por qué le seguimos recortando, porque si tienes menos ingresos lo responsable no es seguir endeudándote, lo responsable es recortar tu gasto, eso ocurriría en una familia.

Cuando a lo mejor alguien deja de tener un empleo o le bajan los ingresos por la razón que sea, pues tiene dos opciones: o le sigues cargando a la tarjeta de crédito, la sigues girando sobre la tarjeta de crédito para mantener un nivel de vida; o de plano el responsable y padre de familia dice "A ver señores, ajustemos el cinturón y en lugar de salir una vez o ir a comer cada fin de semana, pues hoy saldremos nada más dos" y hay que ajustarse porque no podemos girar sobre el crédito.

Como nación, el mundo nos observa; y como nación, el mundo ve qué tan confiables somos a partir del desempeño de nuestra economía por eso hoy hemos hecho un ajuste en el gasto, estamos recortando, queremos ser responsables y de cuidar que nuestra economía se mantenga estable.

¿Esto en beneficio de quién va? De las familias mexicanas. Cuando hemos enfrentado escenarios críticos y de crisis, pues los más lastimados y los más golpeados no son los gobiernos, es la economía de las familias mexicanas.

ES: El México atrasado, el México que se queda ahí, Chiapas, Guerrero, Oaxaca...

EPN: Creo que algo importante que va a alentar y motivar entre las varias políticas públicas que estamos viviendo, además de estar desarrollando infraestructura, hoy estamos llevando por primera vez gas natural que es un insumo, queremos que haya industria en Chiapas, en Oaxaca, y no hay gas natural, ¿pues cómo vamos a establecer una industria si no tiene este insumo básico? Es como tener energía eléctrica, el gas natural, vamos a duplicar... estamos duplicando... casi estaremos llegando a duplicar la red de gasoducto, es decir, el llevar gas natural que es un insumo básico tanto como lo es la energía eléctrica a casi todos los estados de la República Mexicana, prácticamente a todos los estados que hoy no tenían particularmente los del sureste.

Segundo elemento: las zonas económicas especiales, que es auténticamente generar incentivos fiscales, prácticamente no cobrar impuestos a quienes decidan invertir, bueno, es un mecanismo... que no necesariamente pero sí dejarán de pagar ciertos impuestos para que inviertan, generen empleos en esa zona y me parece que son mecanismos que nos van a permitir abatir este rezago de atraso económico, de atraso en el desarrollo industrial que viven estados del sureste mexicano.

Tenemos dos Méxicos, tú bien lo apuntas, Ezra, un México tanto en el centro, en el occidente y en el norte del país que viene creciendo económicamente, que está teniendo un notable desarrollo en el desempeño de sus economías, no así está ocurriendo en estados del sureste como en Chiapas, como Oaxaca, como Guerrero, y obviamente estamos dedicando ahí políticas muy específicas para que gradualmente también podamos ir revertiendo estas situaciones.

ES: Finalmente Presidente, dos años de gobierno más, dicen es cuando el Presidente "nada de muertito" y dice "Ya se acabó esto" ¿Así es?

EPN: ¡Todo lo contrario! Yo creo que hoy es el momento en el que tenemos que dar con el sprint final, estaremos en los dos últimos años cuando ya han recorrido dos terceras partes de una carrera donde tienes que meter el acelerador, porque hoy se trata de dejar concretados y materializados los varios proyectos de infraestructura, sea hospitales, sean carreteras, sean autopistas, sean trenes rápidos que estamos construyendo en el país, la infraestructura de gasoductos, de dejarla concretada, en los proyectos que definimos hacer, que están en las metas trazadas, hay que asegurarnos que realmente se materialicen.

Por otro lado, tenemos que seguir dando un... acelerar el paso en la instrumentación de la reforma educativa que, para mí es una reforma sin duda relevante y enorme trascendencia, no para el Presidente, sino para el futuro de este país, para las nuevas generaciones, para los niños, para los jóvenes el asegurarles una educación de calidad que realmente les dé oportunidad el día de mañana de insertarse o tener oportunidad de tener un buen empleo, de lo contrario, estaremos sólo formando para la frustración, por eso para mí lo importante que es que se materialice la reforma educativa.

Seguir trabajando fuertemente en el combate a la pobreza, la instrumentación de esto que te he señalado, el plan de zonas económicas especiales, las políticas específicas para el sureste mexicano para abatir los niveles de pobreza.

Nuestra lucha contra la corrupción está en dos pilares, dos reformas trascendentales que estamos en etapa de instrumentación, hay que decirlo, con una gran participación de la sociedad y lo cual me parece relevante, esto no es una tarea solo del gobierno, la sociedad civil, sus representantes participan de manera muy activa en el modelo que se ha diseñado del Sistema Nacional Anticorrupción, hay que terminar de concretarlo, tiene un año precisamente para su instrumentación, que ya está corriendo y hay que apurarnos.

Yo te diría más que "nadar de muertito", hay que acelerar el paso, hay que acelerar el ritmo para cerrar fuerte, a tambor batiente y sobre todo teniendo mejores resultados a favor de México.

ES: Señor Presidente, muchísimas gracias por esta entrevista.

EPN: Ezra, muchas gracias, es un gusto recibirte aquí en los Pinos y gracias por la oportunidad de comunicarme con tu audiencia a través de este importante medio.

ES: Muchas gracias, buenas noches.

EPN: Gracias.