El Presidente Enrique Peña Nieto realizó hoy un recorrido por la comunidad de La Pintada, municipio de Atoyac, en donde dialogó con las familias que resultaron afectadas por los fenómenos climatológicos. Ante ellas, el Primer Mandatario se comprometió a reubicar, en coordinación con el Gobierno de Guerrero, a quienes habitaban esta localidad en un lugar más seguro.

“Me estoy comprometiendo con ustedes, ahora ante esta desgracia, y regresaremos, a partir de las acciones que estemos llevando a cabo, para que podamos prácticamente inaugurarles un nuevo pueblo. Vamos a apoyarles con recursos, vamos a meter maquinaria y vamos a edificar un nuevo pueblo”, aseguró.

Voy a venir a inaugurar la nueva Pintada; es un compromiso que estoy haciendo con esta comunidad que, lamentablemente, ha pasado por esta desgracia, subrayó.

El Presidente Peña Nieto expresó su solidaridad y su pesar por lo ocurrido, donde lamentablemente el reblandecimiento de la tierra provocó el deslave de un cerro que dejó varias casas bajo la tierra, ocasionando el fallecimiento de varias personas.

El Titular del Ejecutivo Federal aseguró que, ante la contingencia en esta comunidad, lo primero es prestar ayuda inmediata a las familias afectadas. “Darles apoyo para que las familias puedan estar a salvo, que puedan estar en algunos albergues que se han habilitado, que puedan recibir alimentación, que puedan tener vestido y lo más elemental para su sustento en tanto podemos hacerle frente a esta situación”, precisó.

Subrayó que existe poca probabilidad de que bajo la tierra acumulada haya gente con vida. “Vamos a esperarnos a que deje de llover para poder meter maquinaria y poco a poco empezar a hacer una labor de rescate”, para que puedan recuperar los cuerpos de sus familiares.

El Primer Mandatario también hizo un reconocimiento a la labor desplegada por el Ejército Mexicano y la Marina, cuyas tropas están llegando a todas las comunidades para llevar ayuda a quienes resultaron afectados.
Insistió en que “nunca en la historia reciente de México había llovido tanto en forma tan extendida en todo el territorio nacional, y lo más grave ha sido la pérdida de vidas humanas”.

Apuntó que las lluvias traerán beneficios para los cultivos y la producción de alimentos, “pero lamentablemente han causado dolor en muchas familias, han causado destrozos, pérdidas del patrimonio de las familias, daño en la infraestructura y a lo que la gente tiene como un medio de vida y una forma de apoyarse para vivir dignamente”.

Señaló que ahora “estamos en la etapa de reconstrucción, y lo estamos haciendo para todo el país”.

A las familias de La Pintada les aseguró que en la reconstrucción las autoridades de educación van a trabajar para habilitar espacios que permitan a los niños de la localidad continuar con su formación educativa.