MODERADORA: En uso de la palabra el Presidente del Consejo Nacional Agropecuario, señor Benjamín Grayeb Ruiz.

-SR. BENJAMÍN GRAYEB RUIZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Diputado doctor Ricardo Anaya Cortés, Presidente de la Mesa Directiva de la Honorable Cámara de Diputados; licenciado Enrique Martínez y Martínez, Secretario de la SAGARPA; doctor Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público; contador público Mario López Valdez, Gobernador del Estado de Sinaloa y Coordinador de la Comisión del Campo de la CONAGO.

Licenciado Fernando Eutimio Ortega Bernés, Gobernador del Estado de Campeche y Coordinador de la Comisión de Pesca y Acuacultura de la Conferencia Nacional de Gobernadores; licenciado Jorge Carlos Ramírez Marín, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; Diputado Silvano Aureoles, paisano y Coordinador  del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados.

Licenciado Gerardo Gutiérrez Candiani, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial; señores Presidentes de las organizaciones hermanas del sector agropecuario nacional; señores Presidentes de los organismos empresariales; compañeros en el CCE; señores Presidentes de las Comisiones  de Agricultura, Ganadería, Pesca, Acuacultura y Autosuficiencia Alimentaria del Senado de la República y de la Cámara de Diputados.

Señoras y señores Diputados y Senadores de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión; señores Embajadores y Cuerpo Diplomático de nuestro país en las más de 20 naciones que hoy nos acompañan; señores funcionarios públicos; amigos de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Aquí, se encuentra representado más del 75 por ciento del Producto Interno Bruto agroalimentario de  este país: Productores del sector agrícola, ganadero, pesquero, agroindustrial y de servicios; productores pequeños, medianos y grandes de toda la cadena productiva y de todo este gran país.

Productores que generamos alimentos para todos nosotros, para México y para  el mundo.

Hoy, en el Consejo Nacional Agropecuario, celebramos nuestra Trigésima Asamblea General Ordinaria.

Han pasado ya tres décadas, cinco Administraciones Federales y 13 presidentes de nuestra organización desde entonces. Han pasado muchos años desde nuestra fundación y el mundo ha cambiado considerablemente.

Recordemos esos años. Un mundo caracterizado por los bloques de la Guerra Fría, donde las concepciones ideológicas y económicas eran profundamente antagónicas, con países que lideraban de manera casi absoluta las condiciones económicas y militares.

Y el denominado Tercer Mundo, que se mantenía muy atrás en su desarrollo económico respecto a los países desarrollados.

Un mundo agroalimentario donde había condiciones de exceso de producción generadas por la Revolución Verde iniciada por cierto, aquí, en México, en nuestro país, con producción suficiente y con precios a la baja, y eran tiempos de alimentos baratos.

Tiempos donde se preferenciaba el crecimiento industrial, relegando las zonas rurales en su bienestar económico, y señalando como signo de modernidad y bienestar el desarrollo urbano. Pero el tiempo pasó y el mundo cambió en estos 30 años.

Hoy, en pleno Siglo XXI, los bloques de la Guerra Fría han desaparecido. Las concepciones ideológicas y económicas se han acercado, y los países de Europa, antes del Este y del Oeste, se agrupan casi todos ellos en la Unión Europea.

Un mundo, donde los países en desarrollo representan la mayor promesa del futuro, como ejemplos: está China, India, Indonesia, Brasil, Corea del Sur y, por supuesto, México.

Éste es nuestro mundo hoy, en el cual, México está destinado a convertirse en un actor principalísimo.

Éste es el mundo y el México de esta generación. El mundo de los que hoy estamos aquí, su generación, señor Presidente.

Y en esta nueva realidad, la importancia relativa de nuestro sector agroalimentario cambió profundamente.

Nuestro sector, se convirtió en uno de los instrumentos más importantes de bienestar y seguridad social.

Producir alimento hoy, es una prioridad global.

Pero, además, somos una herramienta muy poderosa de desarrollo económico y de combate a la pobreza.

Así, en este escenario, el día de hoy existen dos variables fundamentales: uno es el diagnóstico, y el otro es el actuar rápidamente.

Primero. No podemos equivocarnos en el diagnóstico, el tema es de mediano y largo plazo y de amplias consecuencias. Es cierto, que en este momento estamos enfrentando una disminución de los precios de los commodities, derivado de incrementos en la producción de granos, pero no deja de ser una situación circunstancial y de corto plazo.

Cuál es el diagnóstico de los organismos internacionales como la OCDE, el Banco Mundial, la FAO, el  IPGRI, el Foro Económico Mundial entre otros; por el lado de la demanda el reto es enorme.

Para el 2050, seremos más de nueve mil millones de personas en el mundo. La clase media aumentará considerablemente más de un 120 por ciento principalmente en los países en vías de desarrollo. Sólo en los próximos siete años, para el 2021, el consumo de alimentos en los países en desarrollo se incrementará en un 27 por ciento y para el 2050, la producción deberá aumentar en más de un 60 por ciento.

Y por el lado de la oferta, enfrentamos grandes desafíos, una reducción en el ritmo de crecimiento en la producción agrícola en todas las regiones del mundo; una pérdida global de productividad primaria neta por degradación de la tierra cultivable que afecta hoy el 23 por ciento de la superficie.

Un incremento de la problemática del agua, que se estima afectará en el 2050 el 49 por ciento de la producción de granos y el 45 por ciento del Producto Interno Bruto global.

El cambio climático, del cual México es uno de los principales afectados y que puede representar afectaciones a la oferta mundial de entre el ocho y hasta un 14 por ciento.

En México conocemos bien esta historia. En los últimos años de manera permanente hemos sufrido sequías, heladas e inundaciones.

En 2011 por eventos climáticos, de acuerdo a la FAO, fuimos el tercer país del mundo que más redujo su producción de alimentos, sólo superados por Etiopía y Sudáfrica.

Éste es el formidable reto que enfrentará la humanidad.

Y la segunda variable fundamental después del diagnóstico, es que tenemos que actuar rápidamente.

Los cambios ya empezaron, los países están tomando decisiones profundas de política pública en sus sectores agroalimentarios.

En los Estados Unidos estructuran un nuevo Farm Bill, con incrementos en los recursos y cambios en su orientación.

En la Unión Europea, fomentaron los apoyos a productores en el pacto comunitario y los recursos para el desarrollo rural.

En China, cambian el modelo quinquenal con énfasis en los apoyos para la agricultura y se prioriza la atención a la población rural.

Y Brasil, reconoce el sector agropecuario como motor de crecimiento de su economía implementando políticas centradas en créditos, apoyos a la comercialización y garantías de precio.

Señoras y señores:

El mundo está poniendo el tema alimentario como una prioridad en la agenda de sus gobiernos y están estructurando políticas públicas de mediano y de largo plazo.

Y en este escenario, cuál es el destino de América Latina y, por lo tanto, el de nuestro país.

De acuerdo al Banco Mundial, América Latina, junto con África están llamadas a ser las grandes regiones proveedoras de alimentos en el futuro.

La FAO estima que para el 2050, América Latina estará produciendo el 50 por ciento del incremento de alimentos que demandará la humanidad.

Así la gran interrogante, es: Puede ser México parte de ese destino.

La respuesta es: Por supuesto que sí.

Está en nuestras manos y en nuestras decisiones.

Y entonces, qué tenemos que hacer los mexicanos.

Tenemos que estructurar nuestro propio modelo de política pública, que reconociendo nuestra realidad, nos inserte en el nuevo contexto internacional agroalimentario.

Hace dos años, el Consejo Nacional Agropecuario se dio a la tarea de estructurar un estudio que nos permitiera, por un lado, identificar los principales elementos de los sectores agroalimentarios exitosos en el mundo y, por otro, reconocer las principales características de nuestra realidad y construir una propuesta de política pública de largo plazo.

Señor Presidente:

Hoy es nuestro tiempo y nuestra oportunidad.

Tenemos un entorno nacional global que nos establece como un sector prioritario, por primera vez, en décadas.

Estamos en una región del mundo, que jugará un papel fundamental en el tema.

Somos un sector y una generación, decididos a tomar nuestro destino en nuestras propias manos y, por primera vez, señor Presidente, en varios años, hoy tenemos un Gobierno que reconoce  nuestra importancia y que nos considera en su toma de decisiones, señor Presidente.

Contamos con un Jefe de Estado mexicano que sentimos muy cercano a nosotros, cuya propia historia personal está ligada a nuestro sector y que nos visualiza como parte elemental del futuro de México.

Y con un  Poder Legislativo sensible a nuestros planteamientos y atento a nuestras necesidades.

Y tenemos acciones concretas entre muchas con el apoyo de nuestro sector y tan solo los ejemplos son estos: La propuesta del Presupuesto de Egresos 2014 para el sector agropecuario, con un incremento del ocho por ciento, señor Presidente, que representa una cifra récord.

Y la definición de un esquema fiscal adecuado para el sector en la recién aprobada Reforma Hacendaria.

A ésta quiero hacer referencia en lo particular.

Deseo destacar la enorme sensibilidad hacia nuestro sector, tanto de la Secretaría de Hacienda como de los señores Diputados y Senadores de todos los partidos, que se reflejó en la estructuración de un régimen fiscal especial para las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras.

Señor Presidente

Señor Secretario Videgaray.

Señores legisladores:

El campo mexicano se los agradece y se los reconoce, señores.

De esta forma, tenemos un entorno que favorece el desarrollo de nuestro sector y debemos aprovechar esta oportunidad.

Nuestro Secretario, el licenciado Enrique Martínez y Martínez,  ya nos ha invitado a estructurar la gran reforma para el campo mexicano.

Como Consejo Nacional Agropecuario, estamos preparados para trabajar de la mano con el señor Secretario y la SAGARPA, en este gran proyecto.

Hemos hecho los estudios, construimos las propuestas y validamos los planteamientos.

Un nuevo marco de política pública de largo plazo, adecuado al nuevo contexto mundial y nacional, que maximice el potencial del campo mexicano.

Éste es el gran reto y la asignatura pendiente.

Su correcta estructuración permitirá a nuestro sector pasar de un modesto 1.6 por ciento de crecimiento promedio anual en la última década, a un crecimiento cercano o superior al seis por ciento anual, con los consecuentes efectos positivos en el empleo y la seguridad alimentaria, las exportaciones, y principalmente en la reducción significativa de la pobreza, y esto sólo puede lograrse si participamos todos juntos.

Señoras y señores:

Quiero saludar y reconocer a los presidentes de las organizaciones hermanas del sector agropecuario nacional, nuestros aliados, nuestros amigos. A Gerardo Sánchez de la CNC; a Oswaldo Cházaro, de la Confederación Nacional Ganadera; a Teté Terán, de los Propietarios Rurales; a Manuel Valdés, de los Secretarios de Desarrollo Agropecuario; y a Luis Jaime Osorio, de los veterinarios.

Asimismo, es obligado por todos nosotros reconocer el gran trabajo que ha realizado Gerardo Gutiérrez Candiani, nuestro Presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

Gerardo, aquí quiero agradecerte todo el apoyo que le has dado a nuestro sector y reconocer tu liderazgo. Muchas gracias, querido amigo.

A mis amigos y colegas, representantes de los organismos empresariales; a Jorge Dávila, de CONCANACO; a don Claudio X. González, del Grupo Mexicano de Hombres de Negocios; a Paco Funtanet, de CONCAMIN; a Pepe Méndez, de los Intermediarios Bursátiles; y a Fernando Solís, de la AMIS.

A los señores Gobernadores; a Mario López Valdez, nuestro querido Malova, Gobernador de un estado agropecuario muy cercano a nuestro sector y anfitrión de nuestro próximo foro global en el 2014. Lo saludo, señor Gobernador.

Gracias al Gobernador de Campeche, Fernando Ortega Bernés, amigo solidario del Sureste mexicano, también, muchas gracias, señor, por esta aquí.

Al doctor Luis Videgaray, Secretario de Hacienda, y a su equipo de trabajo por la apertura que ha mostrado hacia nuestro sector.

Al licenciado Jorge Carlos Ramírez Marín, Secretario de la SEDATU, por su atención a nuestra agenda común y a su permanente apoyo.

A todos los Diputados y Senadores de todas las fracciones parlamentarias.

Y, por supuesto, a nuestro Secretario, el licenciado Enrique Martínez y Martínez, hombre de gran experiencia, profundo conocedor de nuestro sector, y con quien hemos construido una relación muy estrecha trabajando por el desarrollo de nuestro sector. Muchas gracias, señor Secretario Enrique Martínez y Martínez.

Y a quienes me han conferido de responsabilidad de coordinar los trabajos de nuestro organismo, mis amigos y compañeros del Consejo Nacional Agropecuario.

A mi familia; a mis seres queridos aquí presentes; mis hijos; a mis hermanos; a todos ellos.

Señor Presidente:

Tenemos un destino, estamos trabajando por él.

Por primera vez en mucho tiempo, tenemos un Presidente de la República que es nuestro aliado.

Usted sabe que cuenta con nosotros, señor, y nosotros sabemos y nos queda claro que contamos con usted.

Y todo esto será por el bien de México.

Muchas gracias, señor Presidente.

Muchas gracias señores.

-MODERADORA: Enseguida veremos un video del Premio Nacional Agroalimentario 2013.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: A continuación el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, y el Presidente del Consejo Nacional Agropecuario, señor Benjamín Grayeb Ruiz, harán entrega de cuatro preseas a los ganadores del Premio Nacional Agroalimentario 2013.

(ENTREGA DE PRESEAS)

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)