-MODERADOR: Para hacer la Declaratoria de Quórum y moderar los trabajos de esta sesión, queda en uso de la palabra el Coordinador Nacional de Protección Civil y Secretario Técnico del Consejo Nacional de Protección Civil, licenciado Luis Felipe Puente Espinosa.

-LIC. LUIS FELIPE PUENTE ESPINOSA: Muy buenos días.

Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y Presidente del Consejo Nacional de Protección Civil.

Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Protección Civil; integrantes del Consejo Nacional de Protección Civil.

A fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en el Artículo 27 de la Ley General de Protección Civil, de acuerdo con el Orden del Día que aparece en sus carpetas, me permito hacer de su conocimiento que existe quórum legal para proceder a la instalación.

Señor Presidente:

En consecuencia, le solicito, respetuosamente, se sirva a tomar protesta a los integrantes de este Consejo Nacional de Protección Civil, así como instalar formalmente este órgano.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Señoras y señores:

Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar la presencia de todos, de manera muy señalada de los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial de la Federación.

A los señores Gobernadores de las distintas entidades que forman parte de este Consejo, al igual que los integrantes del Gabinete Legal del Gobierno de la República, en un propósito verdaderamente trascendental para la prevención, como en su momento habré de referirlo.

Pero, sin mayor comentario, y agradeciendo la presencia de todas y todos ustedes, integrantes de distintas organizaciones de la sociedad civil organizada que participan en estos esfuerzos de apoyo, respaldo en eventos de emergencia, quiero proceder a la Toma de Protesta de este Consejo Nacional de Protección Civil, que por primera vez se instala y donde buscamos generar una sinergia que nos permita, en coordinación establecer las mejores condiciones para la Protección Civil, no sólo en abono a la cultura que en los últimos años se ha venido construyendo, sino para que realmente establezcamos y tengamos mejores condiciones que nos permitan hacer frente a eventos, siniestros, desastres, que lamentablemente quisiéramos nunca ocurrieran, pero que no estamos exentos a que esto pueda eventualmente llegar a ocurrir alguna vez.

Por eso, pregunto a quienes integran este Consejo Nacional de Protección Civil:

Protestan cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como el marco normativo del Sistema Nacional de Protección Civil, y desempeñar la responsabilidad que hoy se les confiere, velando en todo momento por la vida, la integridad y el patrimonio de los mexicanos.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Si así no lo hicieren, que la sociedad se los demande.

Muchas felicidades.

Y hago votos por el éxito de los trabajos coordinados que tenga este Consejo Nacional de Protección Civil.

Y en tal virtud, siendo las 11 horas con 50 minutos del día 28 de mayo del 2013, declaro formalmente instalado el Consejo Nacional de Protección Civil.

Que sea para el servicio y el bien de todo México.

Felicidades, nuevamente.

-MODERADOR: Se da por concluida la Sesión de Instalación, y se inicia la Sesión Ordinaria del Consejo Nacional.

Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y Presidente de este Consejo.

Señoras y señores Secretarios; Gobernadores; integrantes del Consejo Nacional de Protección Civil.

Solicito su aprobación para el orden del día dispuesto para esta sesión y que se encontró en sus respectivas carpetas.

Agradeceré, levanten la mano si están de acuerdo.

Gracias. Se aprueba por unanimidad.

Tiene el uso de la palabra el licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Protección Civil

-SECRETARIO MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG: Con su autorización, señor Presidente.

Saludo al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a los señores representantes de la Cámara de Diputados y de Senadores; a los señores Gobernadores; al señor Jefe de Gobierno; a las Secretarias y Secretarios del Gobierno Federal.

A los representantes de la sociedad civil, a todas y a todos ustedes, bienvenidos, y muchas gracias por su asistencia.

Para construir un futuro con mejor desarrollo, debemos garantizar la paz y la seguridad de toda nuestra población.

Es tarea prioritaria del Estado el reforzar constantemente su capacidad para prevenir y resistir los riesgos ante situaciones de contingencias, a través de políticas públicas.

Por ello, es significativa la instalación de este Consejo Nacional contemplado en la ley del año 2000 que por primera vez sesiona y que será el órgano de consulta y coordinación de la política de Protección Civil que fomente la participación responsable y activa de todos los sectores de la sociedad.

Por su ubicación geográfica, México ha sido afectado de forma recurrente por la acción de la naturaleza y a ello se suman riesgos, peligros y accidentes causados por el ser humano.

Nuestro país se ubica en una región inter tropical que nos coloca en la ruta de los huracanes que se produce en los dos océanos que nos rodean; el Pacífico cuya temporada inició el 15 de mayo, y el Atlántico en donde los fenómenos meteorológicos inician el 1 de junio.

Al territorio nacional lo cruza el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, lo que genera una alta actividad sísmica y volcánica. Estamos pendientes de la actividad del volcán Popocatépetl, que acapara la atención pública, sin embargo, no es el único. Existen otros 13 volcanes que se consideran activos y que son periódicamente, continuamente monitoreados.

El cambio climático ha trastocado los ciclos naturales y, por ello, se presentan eventos atípicos. La región del Sureste de la República, principalmente en los Estados de Tabasco, Chiapas y Veracruz, enfrentan año con año los estragos de tormentas y lluvias torrenciales.

En el otro extremo, Tamaulipas y Nuevo León fueron afectados, en el 2010, por el huracán Alex. En el Norte y la Zona Centro del país, heladas y ondas de calor afectan dramáticamente grandes extensiones de terreno, provocando la pérdida de zonas de cultivo y de ganado, disminuyendo la disponibilidad de agua, y en su manifestación más extrema, frío y calor provocan muertes entre la población más vulnerable.

Asimismo, estamos expuestos a fenómenos que son causados por el ser humano; los llamados antropogénicos. Recordemos los acontecimientos recientes en la Torre B-2 del corporativo de PEMEX, en la Ciudad de México; o los deslaves que afectan viviendas y construcciones edificadas sin respetar normas y estudios de suelo.

Paradójicamente, somos vulnerables a riesgos de nuestro propio desarrollo por falta de planeación y de control.

Nuestro Sistema Nacional de Protección Civil está en transformación y mejoramiento continuo. De los sismos de 1985 a nuestros días, pasamos de ser receptores de ayuda humanitaria, a convertirnos en referente mundial en materia de colaboración y asistencia.

Alertas sísmicas, protocolos de actuación ante emergencias, nuevas normas de construcción, mecanismos de prevención y transferencia de riesgos fueron desarrollados para estar mejor preparados.

Sin embargo, el reto es transitar de acciones enfocadas a la atención de emergencias y desastres, a un sistema que alcance un equilibrio entre la prevención de los riesgos y la capacidad del Estado para la reconstrucción.

Hoy, sabemos por experiencias nacionales e internacionales, que los mejores resultados se dan cuando se tienen políticas integrales de prevención se actúa oportunamente y, además, y fundamentalmente, de manera coordinada.

Dos ejemplos internacionales dan muestra de ello.

En 1985, se detectó un incremento en la actividad del volcán Nevado del Ruiz, en Colombia, pero no se emitió ningún tipo de alerta, y el 13 de noviembre hizo erupción, generando una terrible avalancha en el Municipio de Armero, en la cual perdieron la vida más de 20 mil personas.

Recientemente, el terremoto que sacudió Japón el 11 de marzo del 2011, con una magnitud de nueve grados Richter, impactó fuertemente a ese país sin grandes daños en las ciudades que habían aplicado nuevos reglamentos de construcción. Sin embargo, la mayoría de las muertes ocurrieron por un posterior tsunami en la zona costera.

Los fenómenos naturales se correlacionan en dinámicas que no concluyen en un solo episodio, y que hay, por lo mismo que estar preparados.

Para proteger a la sociedad, tenemos que actuar de manera coordinada todos los órdenes de Gobierno, aprovechando la responsabilidad social de los sectores privado y civil. Por cierto, y agradecemos mucho su presencia hoy aquí con todos nosotros.

Enfrentar contingencias tiene un impacto económico. Actualmente contamos con mecanismos de cobertura como lo son el Fondo de Desastres Naturales, el FONDEN; la compra de seguros y reaseguros que permiten la transferencia de riesgos, y el Fondo de Prevención.

Debemos propiciar un equilibrio entre la inversión preventiva y el gasto de reconstrucción.

Por instrucciones del Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Gobernación ha propiciado coordinación oportuna de todas las dependencias Federales con los gobiernos estatales, para brindar el respaldo en la materia.

Consultamos a investigadores y expertos de la sociedad civil, e incluimos sus recomendaciones en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, recién presentado, con líneas de acción y metas en términos de prevención y atención de desastres, que serán la base para el trabajo de este Consejo.

Siguiendo esas recomendaciones realizaremos simulacros en todo el país, no sólo de sismos, también de huracán y erupción volcánica, para estar listos ante cualquier contingencia.

Trabajaremos en la Agenda Nacional de Riesgos de Cambio Climático; revisaremos normas y protocolos de manejo de sustancias peligrosas, verificaremos protocolos de seguridad de inmuebles públicos y fortaleceremos las leyes en materia de construcción.

Planear para estar preparados, actuar coordinados para salvar vidas, reconstruir mejorando la seguridad, evaluar para atender y prevenir son condiciones para garantizar una política pública moderna en la materia de Protección Civil.

Es un trabajo que requiere aprovechar los avances de la ciencia y la tecnología, fortalecer la cultura social de la Protección Civil y una administración eficiente que brinde respuestas oportunas a la población.

Para lograrlo se ha concretado un cambio importante de la estructura y la organización del Gobierno de la República.

Por instrucciones del Presidente fortalecemos el Centro Nacional de Prevención de Desastres, CENAPRED, mejoraremos el trabajo de coordinación de Protección Civil, de sus áreas de planeación, innovación y normatividad, de atención de emergencias, de gestión de riesgos, agilizando las reglas de operación, de los fondos de prevención y atención a los desastres, así como los instrumentos financieros de transferencia de riesgos.

Con los estados, con los municipios, ya estamos trabajando en coordinación y apoyo para fortalecernos, todos, en esta materia.

Con la sociedad civil y los empresarios, trabajaremos para hacer un uso más eficiente de la solidaridad y la ayuda que prestan.

Hoy es cuando nos convoca el Presidente de la República, para hablar de Protección Civil. Lo hace antes de que ocurra un evento.

Este es el momento para prevenir, para planear, para actuar. Hablar de Protección Civil es hablar también, de un México en paz.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, el doctor Roberto Delgado Gallart, Presidente del Consejo Directivo del Centro Nacional de Apoyo para Contingencias Epidemiológicas y Desastres, Asociación Civil, dará un mensaje a nombre de la sociedad civil y empresarios.

-DR. ROBERTO DELGADO GALLART: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; señores Secretarios; señores Gobernadores; señores Ministros; honorables miembros del presídium; distinguidos integrantes de Consejo Consultivo.

Señoras y señores:

Muy buenos días.

Agradezco, en nombre de las organizaciones de la sociedad civil, de la academia y de las empresas socialmente responsables que sumamos esfuerzos para auxiliar a la población en casos de desastre, la posibilidad de participar en esta ceremonia y manifestarle nuestra voluntad de conjuntar acciones para brindar asistencia social a los más desprotegidos.

Para nosotros, como para todos los que están aquí presentes, es claro, que existe un universo de personas, hombres y mujeres de todas las edades y en todos los rincones del país, que de una u otra manera, y debido a complejas y dolorosas razones, han requerido, requieren y requerirán del auxilio y el apoyo de las instituciones diseñadas para apoyarles, asistirles con mucha frecuencia en situaciones límite para su bienestar y su dignidad personal.

Es por ello, que debemos hablar de asistencia social como un concepto que tiene su propia historia y que, con el tiempo, ha ido cambiando de significado pero que actualmente nos acerca a lo que en el contexto globalizado se llama ayuda humanitaria, que no es otra cosa, sino la puesta en acción del instinto colectivo de ayuda desinteresada a los que más lo necesitan aquí y ahora, sin distingos de clases, de nacionalidad, de religión, ya que también, es un asunto de ciudadanía comprometida.

Pero no solamente debemos de actuar en el momento del desastre, sino que debemos de pensar como ya se indicó el antes y en el después, es decir, en la prevención como en la reconstrucción tanto del espacio físico, cuanto del tejido social incluyendo la economía local que muchas veces es donde poco se trabaja de manera organizada y, muy probablemente, donde más se requiere después de los desastres.

Siempre hemos considerado que más vale prevenir que lamentar, así es que hace 15 años empezamos con seis universidades la creación de una Red Nacional de Universidades para la Prevención y Atención de Desastres, UNIRED, con el objetivo de que pudiésemos tener una presencia organizada y permanente en el momento en que la sociedad lo requiera.

Ahora son 68 centros universitarios de este país que trabajan con los mismos protocolos y manuales de organización de esta red, lo cual implica, también, la formación de una cultura hacia la prevención, la atención y el apoyo en casos de emergencia.

En cuanto a la reconstrucción del espacio físico del tejido social y de la economía local, también, hemos trabajado en la reconstrucción de viviendas, escuelas, clínicas de salud y hemos ayudado a la reactivación de las economías locales como lo hicimos al formar parte de la Alianza por Haití.

Hablar del futuro, señor Presidente, señoras y señores, sólo el útil si nos hace actuar ahora.

Hoy, estamos ampliando nuestra capacidad de acción y, también, hacia la parte de salud, que sin duda, es una prioridad en el país, porque los desastres normalmente vienen acompañados de problemas epidemiológicos.

Por tal motivo, hemos visto la conveniencia de contar con un banco de medicamentos e insumos para la salud de manera permanente, así como un banco de acopio de alimentos y materiales contingentes para que no tengamos que reaccionar cuando el desastre o la contingencia ya estén presentes, sino tener un modelo proactivo y en una forma coordinada con el sector público en todos los niveles de Gobierno.

De ahí, la importancia de la alianza entre la sociedad civil, el Gobierno, el sector empresarial y la academia.

Es por ello, señor Presidente, que le ofrecemos ser un aliado trascendente de este Consejo que usted preside, para que la convergencia de nuestras acciones conjuntas haga la diferencia entre la desesperación y la esperanza de aquella población que año con año se ve afectada por alguna catástrofe.

Muchísimas gracias.

Enhorabuena.

-MODERADOR: Conforme al orden del día, hará uso de la palabra el Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz y Presidente de la Comisión de Protección Civil de la Conferencia Nacional de Gobernadores, doctor Javier Duarte de Ochoa.

-GOBERNADOR JAVIER DUARTE DE OCHOA: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; diputado Francisco Arroyo Vieyra, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; Ministro Juan Silva Meza, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Senador José Rosas Aispuro Torres, Vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores; licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Protección Civil.

Muy estimados compañeros gobernadores; señores integrantes del Gabinete del Gobierno de la República; representantes de las organizaciones civiles; representantes de los diferentes medios de comunicación.

Señoras y señores:

Una de las tareas esenciales de todo Gobierno es la de proteger y salvaguardar la vida de sus ciudadanos. Es asegurar su patrimonio, su forma de vida y su bienestar. Es conservar el medio ambiente y nuestro entorno. Es generar las condiciones de progreso de las personas, la sociedad y la Nación.

Por ello, contar con los medios y medidas necesarias para estar preparados en la prevención y protección en caso de accidentes, catástrofes, emergencias y calamidades públicas, resulta hoy una necesidad inaplazable.

Como Gobernador de Veracruz y en mi calidad de Coordinador de Protección Civil de la Conferencia Nacional de Gobernadores, es motivo de especial satisfacción celebrar esta Instalación y Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Protección Civil.

La Conferencia Nacional de Gobernadores se suma y aporta de manera corresponsable al llamado del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para sensibilizar sobre la importancia de este tema que obliga a la acción sistemática de prevención y respuesta eficaz.

En estos 27 años, desde la creación del Sistema Nacional de Protección Civil, sin duda, hemos aprendido a enfrentar las emergencias y a proteger a la población en situaciones de desastre.

Contamos con modernos sistemas de monitoreo, con sistemas de alerta temprana y fuerzas de tarea capacitadas para socorrer en casos de emergencia.

El Plan DN-III o el Plan Marina, por ejemplo, son reconocidos en el mundo por la vocación humanitaria de nuestras Fuerzas Armadas en la atención de las personas afectadas por siniestros.

Transitamos ahora de una visión primordialmente reactiva a una cultura de la prevención, cuya prioridad es la reducción del riesgo.

Por ello, desde la Coordinación de la Comisión de Protección Civil de la CONAGO, los Gobernadores de las 31 entidades federativas y el Distrito Federal, saludamos este encuentro de acuerdos y propósitos comunes.

Reducir el riesgo de desastres como establece la Nueva Ley General no es tarea de un solo sector, sino que involucra a los tres órdenes de Gobierno y, de manera fundamental, a toda la sociedad; es decir, requiere de todos.

Así, la Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Protección Civil, es la oportunidad para establecer una nueva ruta de trabajo en el marco de un federalismo participativo.

Debemos hacer de la Protección Civil, un tema de planeación de desarrollo para reducir la vulnerabilidad de la población.

A ello respondió la agenda temática aprobada por los gobiernos de los estados en noviembre pasado en el seno de la Comisión de Protección Civil de la CONAGO.

Se propusieron planteamientos estratégicos. Entre otros, consolidar un nuevo marco jurídico e institucional de la Protección Civil del ámbito Federal, las entidades federativas y en los municipios, bajo una visión conjunta.

Fortalecer la atención de las emergencias y la recuperación temprana desde los primeros niveles de respuesta, constituir fondos estatales de Protección Civil que formen parte del Presupuesto de Egresos de la Federación y de los presupuestos estatales.

Generar una política integral para consolidar y asegurar la operación de los Consejos Municipales de Protección Civil.

Crear el Fondo Nacional de Reconstrucción, FONAREC, como instrumento adicional al FONDEN, modificar las reglas de operación del programa Componente de Atención a Desastres Naturales CADENA, con implicaciones en el sector agropecuario.

Modificar los lineamientos del Fondo para la Atención de Emergencias para establecer la responsabilidad de los municipios.

Fortalecer en las entidades federativas los sistemas de monitoreo y de alerta temprana, especialmente de fenómenos sísmicos e hidrometeorológicos.

Fortalecer la cultura de la prevención y gestión integral de riesgo para generar un esfuerzo coordinado a nivel nacional.

La presencia del Presidente de la República en esta reunión, atestigua la importancia de la Protección Civil en la agenda nacional, la necesidad imperante de lograr una estrecha coordinación entre los tres niveles de Gobierno.

Señoras y señores:

En Veracruz, como en otros estados de la República, hemos tomado conciencia plena de la Protección Civil como un asunto estratégico para la prosperidad de la Nación. De la seriedad con la que asumimos esta responsabilidad, habla incluso el haber sido nominados por la ONU para el Premio Sasakawa 2013, por las acciones realizadas en favor de la reducción de riesgos de desastres.

Por ello, queremos exhortar a todos, sin excepción: Tomemos consciencia de la necesidad de establecer una agenda transversal y multisectorial de la Protección Civil, de ahí la importancia crucial de esta reunión, para reorientar las políticas programas del sector público con un enfoque preventivo, y para encausar la propia actuación de las organizaciones de la sociedad civil, con un claro sentido de autoprotección y corresponsabilidad.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores estamos comprometidos a salvaguardar la integridad de todos, como base indispensable para mover a México.

Nuestra prioridad sigue siendo proteger a la población, especialmente a la más vulnerable y expuesta al impacto de los desastres naturales.

Consolidemos juntos un modelo preventivo con mejores prácticas desde la Administración Pública que involucre a la sociedad en su conjunto.

Sea este Consejo Nacional de Protección Civil el canal para dar cabal cumplimiento a lo planteado en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-1218.

Con esta reunión, damos una muestra clara de la importancia que es para nosotros, para los tres órdenes de Gobierno, salvaguardar, resguardar y proteger la vida e integridad de toda la sociedad mexicana.

Que sea por el bien de México.

Muchas felicidades.