-MODERADOR: Hace su intervención el licenciado Rubén Moreira Valdez, Gobernador del Estado de Coahuila.

-GOBERNADOR RUBÉN MOREIRA VALDEZ: Saludo con afecto al señor Presidente de la República.

Gracias por estar en Coahuila.

Al señor Secretario de Comunicaciones y Transportes; al Gobernador del Estado de Durango; a los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial de mi estado; al señor comandante de la 11 Región Militar; al señor Presidente Municipal de Torreón.

Saludo con afecto a todos los integrantes del presídium; a las mujeres y a los hombres que vencieron el desierto: a las y los laguneros; a las y los compañeros de las colonias populares, de los barrios y de los ejidos de Coahuila.

Amigas y amigos:

Hoy, damos la bienvenida con mucho gusto, al Presidente Peña. Lo recibimos en nuestro estado por quinta ocasión, por lo que agradecemos esa deferencia y reconocemos que en ello se hace patente uno de los signos de su Administración: la coordinación.

Señor Presidente:

Usted regresa a una Comarca Lagunera que vivió momentos difíciles, aquellos del 2012, cuando usted hizo campaña en este lugar.

Hoy, tenemos una notoria disminución de la violencia. No echamos campanas al vuelo, pero dejamos atrás días difíciles y duros para todos nosotros.

Gracias, Presidente, por el liderazgo que usted ha ejercido en este tema en nuestro estado.

Gracias por su apoyo, por su cercanía y por su consejo; por la cercanía de sus funcionarios que atienden sus instrucciones; los Secretarios de Gobernación, Marina, Defensa y el Procurador General de la República, que han venido en varias ocasiones y que están cerca de mi Gobierno y de los gobiernos municipales.

Mucha ayuda hemos tenido de su Gobierno; mucha coordinación como nunca en la historia de Coahuila.

Pero déjeme le digo, con orgullo, que en la Alcaldesa y en los Alcaldes de mi estado, en todos ellos, surgidos de diferentes partidos, he encontrado la responsabilidad, el valor y la entrega a la alta distinción que les confirió el voto ciudadano.

Ellos y su servidor, sabemos que la responsabilidad es nuestra, que tenemos que trabajar por la seguridad; y reconocemos su apoyo, señor Presidente.

En mi gobierno no vamos a dar un paso atrás.

Las niñas, en mi gobierno no vamos a dar un paso atrás. Las niñas y los niños de Coahuila de Zaragoza merecen el mejor de los futuros.

Presidente:
Usted ha venido, en estos años de su Gobierno, a conmemorar fechas importantes, a echar andar grandes empresas que nos hacen líderes en el país, y a entregarnos una formidable instalación militar; la que se encuentra en Frontera, Coahuila.

Hoy, usted nos convoca aquí, en su casa, Coahuila, a celebrar el Día del Caminero. Y en el marco de este acontecimiento, inaugurar una estupenda y moderna obra de conectividad, seguro de que para el país este día servirá para reflexionar sobre la infraestructura nacional, sobre el programa que usted propuso a los mexicanos y el impacto que tendrá en la economía nacional.

Yo les propongo a mis paisanas y mis paisanos que hagamos lo mismo, pero que añadamos a esta reflexión lo que significa para Coahuila la nueva política nacional.

Les pido que partamos de un hecho claro; Somos una economía muy fuerte, líder nacional en muchas ramas: exportación de vehículos, producción de plata refinada, carbón, acero, alimentos, energía eléctrica, carros de ferrocarril, autopartes, sulfatos y muchas otras actividades económicas.

Para nosotros es ya una realidad su propuesta de mover a México. El compromiso de empleos que hicimos para todo un sexenio, Presidente, gracias a usted, está a punto de lograrse al llegar a la mitad de mi administración.

En el Norte de Coahuila estamos entusiasmados ante la futura extracción de gas shale y shale Oil; actividad que no sólo significa la posibilidad de miles de empleos directos, sino la expectativa de contar con energía eléctrica a menor precio. Esa que requerimos para competir con todo el mundo.

Un estado industrial, como el nuestro, tiene la conciencia de que la oportunidad está en la competencia, en un mundo en donde detenerse es retroceder.

Definitivamente, a nuestra excelente posición geográfica, a la riqueza de nuestro subsuelo y a nuestra alta escolaridad, le haría muy bien la energía eléctrica más barata para nuestra industria y para nuestro campo.

La inmensidad de Coahuila; 152 mil kilómetros cuadrados, requiere de conectividad como la que hoy usted inaugura, o de proyectos como los que usted respalda, como es el Eje Carretero Laguna-Norte, que se materializa en la construcción de la Carretera San Pedro-Cuatro Ciénegas, que convertirá a Torreón en el Centro del Norte de México, justo a la mitad entre Mazatlán y Matamoros, pero con una salida rápida hacia la frontera de Piedras Negras y Acuña.

Amigas y amigos de Torreón; de Francisco I. Madero; de Matamoros; de San Pedro; de Viesca y de todo Coahuila:

Los de Viesca son mis vecinos, por eso. Son todos mis vecinos, por eso está así, que hoy nos acompañan.

En menos de dos años, la realidad de un país que se encontraba detenido, hoy ha cambiado. Las reformas que soñamos y que se discutieron por muchos años, se hicieron realidad. Para quienes estamos listos para competir, ésta es una buena noticia.
Señor Presidente:

Cuando vislumbramos el rumbo de su política transformadora, Coahuila redobló el paso a la espera de estas grandes reformas. Le quiero decir que en estos años la matrícula de educación media se ha incrementado en un 32 por ciento, y la de educación superior en un 18 por ciento.

Con su Gobierno, echamos a andar en un sólo año, 103 preparatorias, además de siete universidades politécnicas y tecnológicas, acción sin precedentes en la educación de nuestro estado.

Pero les quiero decir que hace unos momentos, el Presidente nos autorizó para el siguiente ciclo escolar, otras cien preparatorias para nuestros muchachos.

No quiero terminar sin señalar que una sociedad industrial requiere de más derechos para las personas, y más instituciones fuertes. En ese sentido, me gustaría comentar dos temas, rápidamente, que complementan el desarrollo de una entidad líder en la economía, como es la nuestra.

El éxito de la Cruzada Contra el Hambre que usted instrumentó, señor Presidente, porque nuestro estado, el segundo con menos pobreza en el país, las diferencias en el tema de alimentación se hubieran podido convertir en abismales.

El otro lo traigo a cuenta, porque no sólo conmemoramos hoy el Día del Caminero, sino, además, el del voto a la mujer. Y el próximo Congreso de Coahuila estará integrado mayoritariamente por mujeres, por primera vez en la historia del país. Esto, producto del viento reformador de su propuesta legislativa, de la voluntad de los coahuilenses y de las resoluciones de los tribunales.

Presidente:

Gracias, de nueva cuenta, por venir a Coahuila.

Vamos a escuchar con mucha atención su mensaje.

Cuando usted parta rumbo a la Ciudad de México, me van a preguntar si lo invité a volver. Así que, enfrente de todos, lo invitamos a volver.

Presidente:

Ésta es su casa.

Bienvenido.

-MODERADOR: A continuación, se proyectará el video del Libramiento Norte-La Laguna.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Hace uso de la palabra el licenciado Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes.

-SECRETARIO GERARDO RUIZ ESPARZA: Con su permiso, señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Estimado señor Gobernador del estado de Coahuila; estimado señor Gobernador del estado de Durango; distinguido presídium.

Amigas y amigos:

Hoy, 17 de octubre, se honra en todo México a los trabajadores que han contribuido a planear, diseñar, proyectar o construir los caminos de la Nación.

Muchas gracias, señor Presidente, por honrarnos con su presencia.

Muchísimas gracias.

Las autopistas, carreteras y caminos son, sin duda, vehículo de integración social y desarrollo económico para todos los mexicanos. Por su importancia en la construcción del México moderno, el desarrollo de infraestructura para las comunicaciones y el transporte ha ocupado un lugar relevante en cada momento histórico.

El Gobierno del Presidente Benito Juárez crea la primera dependencia Federal con el encargo de construir caminos, lo cual, en el año de 1891, se convierte en la Secretaria de Comunicaciones y Obras Públicas.

A esta antigua SCOP le correspondió jugar un papel relevante en el desarrollo del México moderno.

Es de destacarse la construcción de la importante carretera México-Nuevo Laredo, que unió a la Ciudad de México con la frontera de los Estados Unidos a lo largo de sus mil 174 kilómetros. A partir de 1925, ingenieros mexicanos elaboraron el trazo de esta importante carretera y, once años después, fue entregada a los mexicanos por el Presidente Lázaro Cárdenas.

También, le correspondió a la SCOP construir las primeras carreteras México-Pachuca, México-Acapulco y México-Guadalajara, las cuales fueron inauguradas entre 1927 y 1929, por los Presidentes Plutarco Elías Calles y Emilio Portes Gil.

En 1950, es el Presidente Miguel Alemán Valdés quien inaugura la Carretera Panamericana, la cual marcó un hito histórico por su longitud de tres mil 446 kilómetros, de Ciudad Juárez, Chihuahua, a Ocotal, Chiapas.

La SCOP cierra su trayectoria institucional con la construcción de autopistas de cuota con características modernas México-Querétaro y México-Cuernavaca, las cuales fueron inauguradas por el Presidente Adolfo Ruiz Cortines.

A partir de 1959, siendo Presidente el licenciado Adolfo López Mateos, se instituye la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, con lo que inicia una era de mayor modernidad en la construcción de los caminos de México.

Le corresponde, en esta nueva etapa de la Secretaría, la construcción de importantes autopistas, entre las que destacan la México-Puebla, la Querétaro-Irapuato, inauguradas ambas por el Presidente Adolfo López Mateos.

Le siguieron otras relevantes autopistas, como la Monterrey-Nuevo Laredo, la Guadalajara-Colima, la México-La Marquesa, la Mérida-Cancún, la autopista de El Sol, el Arco Norte, la Mazatlán-Durango y la México-Tuxpan, estas dos últimas inauguradas por el Presidente Enrique Peña Nieto.

A la SCT de hoy en día, le corresponde desarrollar uno de los programas carreteros más completos y ambiciosos de la historia, diseñado y puesto en marcha con visión de Estado y sentido logístico por el Presidente de la República.

Contempla, esta Administración, la construcción de tres mil kilómetros de nuevas autopistas; la construcción y modernización de más de cuatro mil kilómetros de carreteras; y la construcción de casi 24 mil kilómetros de caminos rurales y alimentadores.

En lo que va de su gestión, señor Presidente, se han concluido nueve autopistas nuevas y están en construcción 29 más, de las cuales cinco se terminan antes de que finalice el presente año. Llevamos terminadas 12 carreteras, y están en construcción 65 más. Este año se concluyen 16.

En caminos rurales y alimentadores se han concluido mil 467, y están en construcción 1448 más con una longitud total de 16 mil 835 kilómetros.

Todas estas obras de infraestructura concluidas e iniciadas, suman una extensión de 19 mil 269 kilómetros y una inversión cercana a los 106 mil millones de pesos, que se traducen en más de 200 mil empleos directos y casi medio millón de empleos indirectos.

Amigos camineros:

En todos estos logros, ha sido determinante la aportación, el esfuerzo y el trabajo de ustedes. Los felicito, y les expreso mi más grande reconocimiento, así como a los servidores públicos de todo el país que tienen a su cargo programas carreteros

Los exhorto a que sigamos poniendo el mejor de nuestros esfuerzos para que, juntos, alcancemos el gran objetivo de convertir a México en una plataforma logística de alcance global y alto valor agregado, como lo ha planteado el señor Presidente de la República.

El Libramiento Norte de La Laguna que hoy entrega usted, señor Presidente, forma parte del Corredor Económico del Norte Mazatlán-Matamoros, también, con destino a Piedras Negras en la frontera; de ahí su gran relevancia. Conecta hacia el Oeste con la Autopista Durango-Mazatlán, y hacia el Este con la Saltillo-Monterrey, que a su vez enlaza con la Autopista a Matamoros.

Permitirá tiempos de recorrido mucho más cortos, al pasar de una hora 35 a tan sólo 35 minutos en sus 40.7 kilómetros de extensión. Además, disminuirá el tráfico vehicular en las zonas urbanas de los municipios de esta región.
En su construcción se invirtieron dos mil 400 millones de pesos, generándose cinco mil empleos directos y más de 10 mil indirectos, fundamentalmente de coahuilenses. El tiempo de ejecución fue de poco menos de dos años.

Felicito al concesionario COCONAL, aquí, presente, y a su Director General, ingeniero Héctor Ovalle, por la rápida y adecuada ejecución de esta importante obra.

Felicito, también, al ingeniero Bulmaro Cabrera, aquí, presente, quien diseñó el trazo de esta carretera, y es, además, autor del diseño de más de 40 carreteras que operan en todo el país.

Además, al ingeniero Jesús Sánchez Argüelles, también, aquí, presente, quien proyectó las estructuras de este libramiento, y varios de los puentes más importantes del país, como El Mezcala-Solidaridad, en la México-Acapulco; El Carrizo, El Baluarte, en la Mazatlán-Durango; y el Gilberto Borja en esta carretera recién inaugurada por el señor Presidente; la México-Tuxpan.

La próxima semana les vamos a entregar un reconocimiento a los dos, porque han entregado su vida a hacer grandes obras por este querido país.

Señor Presidente:

Obras como las que he mencionado, así como el Programa Nacional de Infraestructura a desarrollar durante su Administración, no serían factibles sin las Reformas Estructurales que usted impulsó. Ellas nos permiten contar con la confianza y con los recursos financieros necesarios para hacer realidad este gran Programa de Infraestructura.

Hoy, su Gobierno mueve a México con obras en todo lo largo y ancho del país. Estamos en este momento ejecutando obras en todas las entidades federativas, así como en más de 70 municipios del país, siempre con un gran propósito, como lo ha indicado el señor Presidente: generar desarrollo económico, más empleos y mejor calidad de vida.

Camineros de México:

Estamos orgullosos de su talento y de su trabajo en beneficio del país. Siéntanse ustedes orgullosos de participar en este gran programa de construcción carretera que ha instrumentado el Gobierno de la República.

México va a salir adelante. Tiene que salir adelante con un gran sí se puede en los labios, acelerando el paso para lograr resultados; para lograr resultados, avances y cumplimientos de metas que tanto requerimos los mexicanos.

La participación de los camineros en el gran Programa de Infraestructura del Gobierno de la República será, sin duda, un poderoso motor para mover a México.

Muchísimas gracias.

-MODERADOR: Hace uso de la palabra la licenciada Lorena Medina Bocanegra, vecina de Torreón, Coahuila.

-LIC. LORENA MEDINA BOCANEGRA: Hola, muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Señor Presidente:

Qué gran honor. Qué distinción.

Estoy muy emocionada por tener la oportunidad de dirigirme a usted y agradecerle, señor Presidente, el apoyo invaluable que nos ha dado a esta bonita Comarca Lagunera.

Saludo con mucho respeto y afecto a nuestro Gobernador de Coahuila; al señor Gobernador de Durango.

Y decirle, señor Presidente, que le estamos muy, muy agradecidos por esta obra magnífica que tiene usted a bien construir en ésta su casa, en ésta bendita tierra lagunera.

Esta obra, Libramiento Norte de La Laguna, traerá para nosotros una mayor competitividad y tiempos de bonanza.

Muchísimas gracias, porque lleva consigo la oportunidad de la generación de nuevas empresas. Asimismo, como la inclusión de empresas que se encuentran no en esta región, pero van a llegar grandes inversiones gracias, también, a este punto de conectividad que usted nos está proporcionando.

Con esta oportunidad, tenemos la posibilidad de que se nos ubique en este gran punto de conexión, como lo tenemos geográficamente como corazón del Norte del país.

Muchísimas gracias.
Nuestros jóvenes se están preparando, y se están preparando fuertemente para hacer suyas las oportunidades que tienen a bien, por medio de usted, proporcionarnos, con obras tan magnificas como ésta.

Sé que nuestros hijos tienen un mejor futuro. Gracias por su liderazgo. Gracias por todo, todo lo que aporta a nuestra Comarca Lagunera.

Quiero decirle, también, que nosotros, los laguneros, reconocemos en usted su gran capacidad, además de su gran sentido humano, porque obras como ésta, de comunicación, nos permite el desarrollo social, nos permite desarrollo económico y, por ello, elevar la calidad de vida de nuestra bonita gente.

Y aquí, la gran oportunidad, definitivamente de que, al estar mejor, viene permeando a otros círculos, y hoy por hoy vivimos más tranquilos. Tenemos la posibilidad de salir ya por las noches para disfrutar, para convivir, para relajarnos y disfrutar de esta bonita tierra.

Muchísimas gracias, porque un buen líder es quien se ocupa de quienes depende de él. Y usted, señor Presidente, se ocupa de forma maravillosa de nosotros. Muchísimas gracias por estas oportunidades que nos trae.

Y asimismo, quiero ahora solamente externar tres cosas:

Una. Que usted conoce a esta bonita gente. Estamos integrados, esta Comarca Lagunera, por hombres valientes y mujeres bravías. Vencimos al desierto, imagínese usted. De allí que cuente con nosotros. Nuestro gran compromiso, es la primera parte que quiero decirle; cuente con nuestro gran compromiso, porque con usted, con nuestro Gobernador, juntos vamos a mover a México.

Otra parte, la Segunda, y no menos importante de ninguna manera, es que yo nada más lo conocía por la tele. De tal modo de que, imagínese, mi estado de emoción al tener la oportunidad de dirigirme a usted. Y de allí que nos permita disfrutar, tener el placer nuevamente de tenerlo con nosotros en esta bendita tierra lagunera, su casa. Esa es la segunda.

Y la Tercera. Que si bien, como le he externado el sentir de nuestra comunidad, que tiene nuestro respaldo, que cada uno de nosotros, desde nuestra trinchera, estamos haciendo lo mejor posible para mover a México.

Tengo una encomienda.

Claro que los hombres de Coahuila, con todo el respeto, afecto, lealtad, a su proyecto, y de las mujeres laguneras, y además me sumo, porque quiero hacerlo; darle un fuerte abrazo y un gran beso.

Gracias.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)