-MODERADORA: Toma la palabra el Excelentísimo señor Juan Manuel Santos Calderón, Presidente de la República de Colombia.

-PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Muy buenos días a todos.

Señor Presidente de México; señora Presidenta de Chile; señor Presidente de Perú; señoras y señores cancilleres; señores Ministros; miembros de las diferentes Delegaciones.

Muchas veces, algunas de ellas con razón, nuestros ciudadanos ven las cumbres internacionales con cierta desconfianza. Consideran que no arrojan los resultados que la gente espera. Resultados concretos y palpables.

Y la verdad es que la Alianza del Pacífico, sin importar a qué nivel trabaje, ya sea presidencial, ya a sea a nivel ministerial o grupos de trabajo, se mantiene fiel a su esencia y a su entrega; siempre dando saldos positivos que cambian para bien las vidas de nuestros ciudadanos de nuestros países. Y ésta no es la excepción.

Y por eso, me complace tanto estar aquí, para entregarle la Presidencia Pro Témpore a México, luego de un año de trabajo que hemos considerado fructífero y muy constructivo.

Lo hago en un momento muy especial, en el que Chile, Colombia y México están concentrando la atención del mundo por cuenta de ese fútbol competitivo y de calidad que estamos desplegando en el Mundial de Brasil. Contando, y no me cabe la menor duda, con el respaldo incondicional de nuestros amigos del Perú.

Hablábamos hace unos momentos, cómo hasta el momento los tres países vamos invictos, y esperamos mantener ese estatus hasta que nos encontremos. La Presidenta Bachelet, a quien le damos la más calurosa bienvenida, entró pisando duro, después de que su Selección eliminó ni más ni menos que al campeón del mundo.

Y yo vengo feliz y con ánimo mundialista, porque así como en el fútbol, el trabajo en equipo ha sido fundamental en este proceso tan rápido y tan positivo que estamos viviendo en la Alianza.

Entidades y centros de pensamiento de todo el mundo no sólo están hablando de nuestros logros y del inmenso potencial que tenemos, sino que también están analizando a la Alianza como un ejemplo de buenas prácticas y como un referente para el resto del mundo.

El comercio, la educación, el movimiento de personas, el apoyo al emprendimiento, son algunos de los frentes en los que más cosas tenemos para mostrar y más hemos avanzado en este año sobre el que Colombia entrega hoy su balance.

Uno de los principales logros ha sido la firma del Protocolo Comercial que moderniza los acuerdos vigentes. Un Protocolo que desgrava el 92 por ciento del universo arancelario y establece unos tiempos específicos para hacerlo en el 8 por ciento restante, y que permite, y esto es muy importante, acumular el origen de las mercancías entre nuestros países.

Por otra parte, la eliminación de las antipáticas Visas se ha traducido en el crecimiento del turismo entre nuestros países y en la apertura de oportunidades para conquistar terceros mercados.

El mundo está viendo una Alianza cohesionada, una Alianza seria que hoy hace presencia a través de siete sedes diplomáticas compartidas en países como Ghana, como Marruecos, como Argelia, Azerbaiyán, Vietnam y Singapur, así como en la OCDE.

Es por esto que más y más países siguen tocando nuestra puerta.

Colombia asumió la Presidencia de la Alianza en mayo del año pasado, en mayo del 2013 y desde entonces, han ingresado 23 de los 32 Estados observadores que tenemos hoy y hay otros que vienen haciendo fila.

El potencial que tenemos, sin duda alguna es inmenso, y en el marco de esta Alianza estamos construyendo una identidad conjunta aunque sin perder las singularidades que nos hacen únicos.

Por eso los invito a seguir respaldando aspectos tan importantes, tan relevantes en el mundo de hoy como la innovación y el emprendimiento, así como el desarrollo de las PyMES y la generación de proyectos conjuntos de infraestructura.

El sector empresarial y esto es muy importante, el sector empresarial sigue siendo uno de nuestros ejes principales y, en este sentido, las agencias de promoción se han consolidado como un canal de comunicación muy efectivo entre el sector privado y los respectivos gobiernos.

De igual forma, las macro ruedas de negocios siguen siendo esenciales para el crecimiento de la Alianza.

Ahora, nos preparamos para dar otro importante paso en torno a nuestro mercado integrado latinoamericano, gracias a la incorporación de la Bolsa Mexicana.

Nos entusiasma ese escenario de un mercado integrado en el que nuestros países mantienen su autonomía regulatoria, pero aprovechan las sinergias, las oportunidades como conjunto.

Son enormes las posibilidades que se abren para el MILA, que hoy por hoy es el primer mercado con número de compañías enlistadas en América Latina, el segundo en tamaño de capitalización bursátil, y el tercero por volumen de negociación.

Los invito a que no perdamos de vista este objetivo de largo plazo, que es lograr un marco regulatorio que facilite la integración total de las bolsas de valores de los países.

Esta vocación de unidad también nos ha permitido consolidar la plataforma de movilidad estudiantil, que ya completa cuatro convocatorias y más de 450 becas otorgadas a ciudadanos de nuestros países.

Y me alegra poder darles un mensaje de tranquilidad, queridos Presidentes, querida Presidenta, respecto de la ley que incorpora el Acuerdo Marco de la Alianza en Colombia.

Tuvimos un tropiezo en nuestra Corte Constitucional.

Nosotros somos muy legalistas. No sé si es virtud o defecto. Yo diría que lo segundo. Nos apegamos muchísimo al procedimiento; y así obra nuestra Corte Constitucional, y por un vicio de procedimiento, la Corte tumbó la ley que aprobó el tratado.

Esta semana, en el Congreso en tiempo récord, el Congreso, después de un mensaje de urgencia, las comisiones respectivas y las plenarias del Senado y la Cámara, nuevamente le dio luz verde a esta Ley; o sea, que ya es otra vez Ley de la República.

Todas las acciones que venimos adelantando para garantizar que nuestra Alianza crezca y se fortalezca dan cuenta de nuestra vocación de largo plazo, y nuestra vocación de integración profunda.

Esta Alianza, y no me cabe la menor duda, cada vez que la analizo me convenzo más, nos convencemos más; es algo muy importante para nuestros ciudadanos, y estamos trabajando para nuestros ciudadanos.

Por eso, los logros que hemos alcanzado, y los que vienen, no son solamente de los gobiernos de Chile, de Colombia, de México, del Perú; son de todos los habitantes de estos cuatro países, y de todos los habitantes que en una u otra forma están teniendo algún tipo de relación con nosotros.

Cada paso que damos aquí es un paso práctico. De ahí la importancia que ha adquirido esa Alianza que hemos logrado con pragmatismo, con una visión clara de hacia dónde queremos, hemos dado resultados rápidos.

Estos procesos de integración donde encuentran problemas es en la demora de tomar decisiones, de avanzar. Nosotros hemos avanzado realmente rápido y eso es parte de nuestro activo que tenemos que mantener.

Y por eso tenemos que seguir en ese proceso de integración que, sin duda alguna, tiene una gran importancia para nuestro desarrollo y la creación de prosperidad.

El motor de desarrollo de América Latina está trabajando a toda marcha y el mundo así lo está reconociendo.

Sigamos por esa ruta, ahora que México, con el liderazgo de nuestro querido Presidente Peña Nieto, a quien agradecemos enormemente esta maravillosa hospitalidad. Realmente nos sentimos muy, muy bien atendidos. Usted ahora pasa a la delantera a meter los goles.

Sin duda, quedamos en las mejores manos y seguiremos avanzando con decisión por el bien del pueblo mexicano, del pueblo chileno, del pueblo peruano y del pueblo colombiano.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)

-MODERADORA: Se le invita a los integrantes de la Alianza del Pacífico a que permanezcan en sus lugares, para dar inicio a la Sesión Plenaria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Perdón, voy a corregir aquí un poco la moderación que ha hecho la maestra de ceremonias.

Pero previo a ello, yo quisiera rogarle a la Presidenta Michelle Bachelet, nos hiciera favor de hacer uso de la palabra.

-PRESIDENTA MICHELLE BACHELET: Muchas gracias, Presidente.

Estimados y queridos Presidentes: Enrique Peña Nieto, de México; el Presidente Juan Manuel Santos, de Colombia; y Presidente Ollanta Humala, de Perú; señores Cancilleres; Ministros.

Señor Secretario General Ángel Gurría, de la OCDE; señor Vicepresidente del BID, Gobernador del Estado de Nayarit; amigas y amigos:

La verdad, que es para mí una tremenda alegría reencontrarme con este México florido y espinudo, como le llamaba nuestro gran poeta chileno Pablo Neruda.

Y agradeciendo una vez más una relación privilegiada de afecto y cariño que han unido a nuestras naciones desde hace ya muchos años, en los buenos tiempos y en los malos tiempos, como uno dice: Es ahí donde se notan los amigos.

Una relación que es cultural, política, económica y que ha pasado por momentos de honda solidaridad que Chile no olvida ni olvidará jamás.

Y una enorme alegría estar aquí y compartir en este Estado de Nayarit con mis colegas, también Presidentes de las hermanas Repúblicas de Colombia y del Perú, por primera vez como Presidenta de Chile, yo, en esta Reunión de la Alianza del Pacífico.

Permítame también, Presidente Juan Manuel Santos, decirle la alegría que nos da su reelección, así que estamos muy contentos de que hayamos tenido además la oportunidad de saludarlo personalmente.

Pero quisiera, antes de referirme a la Alianza, decirle que para Chile también hoy día es esencial estar acá, en un momento en que iniciamos importantes cambios de nuestro desarrollo.

Nosotros en el gobierno hemos definido una agenda de reformas que se hacen cargo de lo que nos parece el desafío que tenemos en nuestra región y que, sin duda, la Alianza del Pacífico nos puede permitir avanzar en la solución de muchos de estos temas.

Uno es la desigualdad existente en nuestra sociedad, que a la vez nos va a permitir tener, si resolvemos adecuadamente eso, una economía más competitiva para enfrentar los desafíos del Siglo XXI.

Y los chilenos y las chilenas me han mandatado para hacer reformas estructurales en lo político, en lo social y en lo económico.

En lo político, hemos propuesto una nueva Constitución que mejore y profundice nuestro sistema democrático, asegurando protección de derechos y mayores espacios a la representación y a la participación ciudadana. Nuestra aspiración es tener un país con instituciones más sólidas, pero a la vez más legítimas.

En lo social hemos comenzado a trabajar en una gran reforma a la educación que garantice calidad, integración y gratuidad para todos y todas.

Una reforma que además de entregar más equidad nos permita enfrentar con éxito los desafíos de una economía global basada en el conocimiento.

Además, y creo que el Presidente Peña Nieto aquí también conoce muy de cerca, estamos trabajando en cambiar la estructura tributaria de nuestro país para financiar así los cambios en educación, otras políticas sociales, pero a la vez introduciendo elementos de mayor equidad en el sistema impositivo.

Estas tareas no nos hacen olvidar la relevancia que tiene para nosotros la política internacional.

Chile reconoce y valora lo mucho que ha logrado a través de su inserción en el mundo global, y más aún, aspiramos a seguir potenciando esta inserción y a enfrentar en los diversos esquemas multilaterales en que participamos los grandes desafíos de un mundo complejo y cambiante.

Nuestros acuerdos comerciales con regiones y países de diversas latitudes han sido instrumento principal de nuestra apertura comercial y ello ha favorecido a nuestra gente sin lugar a dudas.

Por ello, quiero aquí reiterar no sólo mi presencia, sino que valoramos muy positivamente la conformación de la Alianza del Pacífico.

Aquí quiero salirme de protocolo y comentar que cada vez que hable de esta instancia, diré la Alianza del Pacífico, puesto que en nuestro país la oposición se llama La Alianza y cada vez que hablamos de lo positivo de la Alianza, nos han hecho muchas bromas que muchas gracias por valorar a la oposición en nuestro país. Así que ustedes me habrán de escuchar decir Alianza del Pacífico cada vez que me refiera a esto.

Los compromisos comerciales que hemos avanzado, la verdad es que son muy meritorios. Y Chile los ve como un avance de integración regional. Y los acuerdos logrados, y aquí ustedes, los Presidentes que me han precedido lo han mencionado, como los avances de las negociaciones respecto de liberalización arancelaria, acumulación de origen, ventanilla única, facilitación de comercio y cooperación aduanera, certificación electrónica y cooperación regulatoria, entre otros, nos parecen muy, muy satisfactorios.

Nos parece que favorece la dinamización del comercio y las inversiones entre nuestros países y sabemos claramente que a mayor inversión e intercambio trae beneficios a nuestros pueblos.

Y creemos que debemos de seguir consolidando esta Alianza del Pacífico en las áreas definidas y en otras áreas que pueden seguir surgiendo en el futuro en pos de mayor integración, crecimiento, desarrollo sustentable, que a la vez otorgue mayores niveles de bienestar e igualdad a nuestros compatriotas y a los pueblos de nuestras cuatro naciones.

Pero también, esta Alianza, tal como lo decía, creo que el Presidente Peña Nieto, buscaba también mirar cómo consolidamos una estructura potente para poder ir más allá, hacia el Pacífico. Y creemos que debemos ir un poco más allá y no olvidar esa tarea mayor que nos hemos propuesto, que es unir las dos riberas del pacífico.

Debemos seguir construyendo el camino de profundización de nuestras relaciones comerciales con el Asia.

No quiero eludir un tema esencial de la actual política exterior de Chile, que hemos propuesto en la reciente reunión de Cancilleres de la Alianza del Pacífico, nuestro deseo de buscar espacios de convergencia pragmático y flexible con otros países de la región.

Y el panorama regional es diverso y eso no es una novedad para nadie. Conviven en América Latina distintos modelos económicos y de apertura al mundo con variadas iniciativas de integración. Es una realidad que debemos reconocer y aceptar.

Por eso, valoramos que en el Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico se haya señalado explícitamente que este proceso está decidido, y voy a mencionar específicamente, abro comillas, a fortalecer los diferentes esquemas de integración de América Latina como espacios de concertación y convergencia orientados a fomentar el regionalismo abierto, que inserte a las partes eficientemente del mundo globalizado y las vincule a otras iniciativas de regionalización.

Y cómo entiende Chile estas palabras.

Nos parece que más allá de las legítimas diferencias, es perfectamente posible en un futuro alcanzar niveles de acuerdo entre países de la Alianza del Pacífico y el MERCOSUR, entre el Atlántico y el Pacífico, con APEC. En fin, con múltiples otras iniciativas.

Es más, no sólo nos parece posible. Creemos que es necesario. Un paso valioso en este sentido, es la próxima reunión de Cancilleres de la Alianza del Pacífico del Mercosur.

Y de ella, espero que surjan acuerdos de trabajo para alcanzar puntos de entendimiento en aquellos temas que nos unen.

Para construir este propósito Chile se ha propuesto organizar un seminario de académicos, empresarios, emprendedores y altos funcionarios de la Alianza del Pacífico y el Mercosur, en el mes de septiembre de este año.

Estimados Presidentes:

Tenemos una gran oportunidad.

América Latina ha sido capaz de progresar en medio de la diversidad, pero la mayoría de las veces hemos avanzado desunidos, separados. Converger en la diferencia, abrirá un horizonte de esperanza para nuestros pueblos.

Nuestra presencia en el Pacífico nos transforma en el puerto y el puente para que toda la América Latina se pueda proyectar con toda su riqueza y diversidad en los ricos mercados del Asia.

Si logramos que ello sea un empeño compartido por todas las naciones de la región, estamos ciertos que estaremos abriendo, también, rutas más expeditas hacia nuestro futuro.

Y como corresponde en este momento decir, reiterar nuestro completo compromiso con la Alianza del Pacífico; y esperar que sigamos metiendo muchos goles.

Muchas gracias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, Presidenta.

Yo quisiera rogar la intervención del señor Presidente de Perú, Ollanta Humala.

-PRESIDENTE OLLANTA HUMALA: Muchas gracias.

Buenos días a todos ustedes.

Mi saludo fraterno a nuestros Estados socios.

A la Presidenta Michelle Bachelet, que se incorpora ahora a este espacio de integración.

Al Presidente Juan Manuel Santos, de Colombia.

Saludando la fiesta democrática y su triunfo legítimo, y que es el esfuerzo, y sabemos que usted, con su liderazgo, va a continuar esta línea de avanzar en lo que es la Alianza del Pacífico.

Y, también, agradecer la Presidencia Pro Témpore que la ha tenido Colombia, con todo los avances que se han venido dando en este corto tiempo.

Saludar la Presidencia Pro Témpore de nuestro anfitrión, Enrique Peña Nieto.

Y además, también, saludar la presencia del Secretario General de la OCDE.

A nuestro Gobernador que se encuentra aquí, presente.

A las autoridades.

Y recordar que la Alianza del Pacífico es un espacio en el cual ya, antes de que se institucionalice dentro de los países, ya habían fuerzas productivas en el sector privado que venían avanzando en lo que era la integración.

Por qué.

Porque teníamos modelos de economías abiertas complementarias, similares; y lo que hemos hecho los Estados es hacer un reconocimiento a estas fuerzas productivas de cada país e integrarlas dentro de lo que es la Alianza del Pacífico.

Hoy día, la Alianza del Pacífico funciona y despierta el interés en el mundo, dada la gran cantidad de países observadores, es por el éxito que se viene avanzando.

En un corto tiempo hemos avanzado en muchos temas, tal vez, a mayor velocidad que otros grupos que venimos trabajando, donde muchos de nosotros somos miembros como el Acuerdo Transpacífico.

Y la Alianza del Pacífico, también, manteniendo los conceptos básicos de lo que es el libre tránsito de personas, capitales, bienes y servicios, y la cooperación, se caracteriza por esta consolidación y avance que nos permite poder relacionarnos mejor, por ejemplo, en lo que es el Foro APEC, y todos los países rivereños del Pacífico, que creo que es un gran polo de oportunidades en materia comercial, en materia económica.

Hemos avanzado, también, en lo que es el desgravamiento, o la eliminación de barreras arancelarias en gran medida, en más del 90 por ciento, me parece que es 92.1 por ciento, de nuestros productos; y hemos dejado casi un ocho por ciento para hacerlo gradualmente por tema de sensibilidad propia de cada uno de nuestros Estados, los cuales respetamos.

La Alianza del Pacífico resuelve problemas.

Los problemas que tenemos todos los países, que son comunes, los va resolviendo.

Somos conscientes de que América Latina, nuestra región, es una de las regiones más desiguales del mundo; y somos conscientes, también, de que eso no nos permite llegar a la lucha contra la pobreza de manera más eficaz y eficiente que la que quisiéramos.

Invertimos ingentes cantidades de dinero en la lucha contra la pobreza, pero subyace la desigualdad.

Necesitamos, entonces, lo que hemos venido haciendo los Jefes de Estado en cada uno de nuestra gestión, reformas profundas en nuestros gobiernos.

Hemos visto cómo se han venido haciendo en México, en Colombia, Chile, también, ahora nos lo ha señalado la Presidenta Bachelet.

En el Perú, también, hemos hecho reformas en el Estado en materia de lo que es educación, salud, el servicio civil, en la administración pública, la reforma tributaria, la reforma en lo que es el sector defensa, sector interior, entre otras reformas que hemos ido avanzando.

La Alianza del Pacífico lo que nos hace ver, también, es el tema de que tenemos que avanzar en áreas nuevas como la innovación, que saludo que se haya formado el grupo de trabajo de innovación, porque hoy día el tema de ser países primarios exportadores, ser países productores o exportadores de materias primas no nos garantiza un futuro, nos garantiza que en épocas de buenos precios de los minerales nos vaya bien.

Pero qué pasa cuando los precios bajan.

Hemos vivido una etapa importante en América Latina, la etapa de la bonanza en los precios de los minerales.

Hoy día el mundo está más complicado, los crecimientos de Estados Unidos, Europa, China, no son los de antes, las previsiones no son tan optimistas y todos los países de la región estamos reestructurando, revisando nuestros índices de crecimiento económico, revisando también, nuestras políticas internas en base a esta coyuntura, y que tal vez podamos ver que hemos pasado a una época óptima, de buenos precios, de nuestros productos, de commodities y que tal vez eso no retorne. Esa es una gran posibilidad, una probabilidad y tenemos que estar preparados para esto.

Por eso creo que la Alianza del Pacífico también tiene que discutir el entorno internacional, cómo nos pega, como dicen, a nuestras economías, y ver cómo podemos tener políticas más audaces, más interesantes, de negociar con bloques, que también se forman en el mercado internacional en el mundo para buscar oportunidades de poder colocar nuestros productos.

Es importante señalar que la Alianza del Pacífico va de la mano con el sector empresarial, Estado, gobierno, sector empresarial y que hoy día también le estamos dando importancia a las pequeñas y microempresas. Eso es fundamental y me parece que ese grupo de trabajo lo tiene México.

Así que yo creo que ese es un tema que debiéramos darle la importancia debida, ya que, por lo menos en el Perú, las pequeñas y microempresas mueven más del 70 por ciento del empleo, así que para nosotros es un tema muy importante.

Creemos también, que la Alianza del Pacífico es un espacio abierto. Es un espacio en el cual buscamos la integración, pero también no es un espacio ideológico, tal vez por eso hemos avanzado, porque somos pragmáticos, resolvemos problemas.

Esa es la diferencia que de alguna manera nos permite avanzar a una velocidad importante y sostenida.

Dentro de ese marco, yo creo que la Alianza del Pacífico debe también definir las tareas, los trabajos, las actividades que deben hacer los países observadores. Es un tema que tenemos que conversar y llegar a acuerdos, porque ya tenemos un buen número de observadores.

Por otro lado, quiero aprovechar también, ya que está don Ángel Gurría aquí, para que también la OCDE nos acompañe en las diversas tareas que nosotros queramos para, como Alianza del Pacífico, para tener el acompañamiento de la OCDE, ya que tanto México como Chile ya son miembros de la OCDE, Colombia está en camino, el Perú también está haciendo su colita para entrar a la OCDE, así que va a ser importante esto.

Y el otro tema es que, tal vez saliéndome un poquito del contexto, para fines de año en Perú se va a celebrar la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático, la COP20, y desde acá les hago una invitación formal a Colombia, a México y a Chile, a que puedan participar activamente en este tema que nos concierne a todos.

Vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo, también comprometo la participación de la OCDE.

Y para terminar, simplemente agradecer el trabajo que ha venido haciendo el Presidente Santos. Creo que en su gestión se ha avanzado bastante, hay logros que mostrar en el tema, por ejemplo, de intercambio estudiantil, es algo que esa idea su discutió y nació, me parece, en Chile.

Y ahora ya lo tenemos. Tenemos más de 400 jóvenes de diferentes países de la Alianza del Pacífico que están en diversos países estudiando.

Yo, más bien, señalaría que de repente hay que ampliar esta cuota que nos hemos puesto, para darles más oportunidad a los jóvenes.

Y desearle todo el éxito y nuestra colaboración, nuestra cooperación con Enrique para que también su Presidencia sea la óptima y el próximo año nosotros asumiremos la Presidencia Pro Témpore.

Desearles también éxitos en el Mundial. Están discutiendo en el Mundial, les digo que mientras tanto el Perú ya campeonó en el voley playa del Campeonato de la Alianza del Pacífico.

Ustedes están concentrados en el futbol, nosotros estamos ganándoles en el voley.

Muchas gracias

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Vamos a hacer un pequeño receso de cinco minutos. Solamente permaneceríamos para dar espacio a que los compañeros de la prensa pudieran dejar este espacio, para iniciar ya los trabajos.