-MODERADORA: Hace uso de la palabra, el General de División Piloto Aviador Diplomado de Estado Mayor Aéreo, Carlos Antonio Rodríguez Munguía, Comandante de la Fuerza Aérea.

-GENERAL CARLOS ANTONIO RODRÍGUEZ MUNGUÍA: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; Almirante Vidal Francisco Soberón Sánz, Secretario de Marina.

Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; licenciada Claudia Pavlovich Arellano, Gobernadora del estado anfitrión.

Apreciables Gobernadores de los estados de Baja California, Chihuahua, Durango y Sinaloa; distinguidos integrantes del Gabinete Legal del Gobierno de la República.

Funcionarios de la plana mayor de las Secretarías de Marina y de la Defensa Nacional; Diputados y Senadores del Poder Legislativo de la Federación; Ex Comandantes de la Fuerza Aérea.

Respetables agregados militares, navales y aéreos de naciones amigas e invitados especiales; integrantes de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana.

Autoridades Federales, estatales y municipales; compañeras y compañeros de armas; representantes de los medios de comunicación.

Jóvenes estudiantes con los promedios más altos en aprovechamiento académico de nivel primaria y secundaria que hoy nos acompañan.

Señoras y señores:

Muy buenas tardes.

La población mexicana cuenta actualmente con militares comprometidos y preparados para encarar los retos que el futuro depara a nuestra Nación; los principios éticos que rigen a los soldados y marinos son el asidero más firme del Instituto Armado para trabajar en favor del país.

Desde esta bella capital sonorense, les reitero la más cordial bienvenida a todos los asistentes. Muy especialmente, a los jóvenes alumnos que el día de hoy acompañan al señor Presidente de la República a las instalaciones de la Base Aérea Militar número 18, para conmemorar el 101 Aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana.

En nuestro país, la aviación militar surgió bajo el liderazgo y la visión del Varón de Cuatro Ciénegas, don Venustiano Carranza; hombre ilustre que con firmeza y decisión dispuso la creación del arma de aviación militar para estar a la par del resto de las naciones, en el entonces incipiente desarrollo aeronáutico.

Este hecho trascendental fue el primer antecedente de carácter institucional de nuestra actual Fuerza Aérea; institución armada que, desde su origen, ha acompañado a México en el su camino hacia el desarrollo y en la búsqueda de nuevos y mejores horizontes.

En su biografía, abundan testimonios de ejemplares mexicanos que dieron todo de sí para hacer de esta Fuerza Armada un crisol de hombres y mujeres de honor, de valor y de lealtad.

Numerosos pilotos militares contribuyeron en la consolidación de la aviación civil, en la apertura de nuevas rutas comerciales, en el establecimiento de nuevas marcas de velocidad y distancia e, inclusive, en la creación del correo aéreo.

En defensa de la soberanía nacional, la historia confirma las enaltecidas virtudes demostradas por aquellos compañeros de armas que durante la Segunda Guerra Mundial sirvieron con honor a México, desde el Archipiélago Filipino, perteneciendo al legendario Escuadrón 2001.

En el devenir del tiempo, y con el esfuerzo, trabajo y constancia de su gente, esta Fuerza Aérea se ha consolidado como una institución sólida y firme, que coadyuva, junto con la Armada y el Ejército, en las elevadas misiones de garantizar la seguridad interior y la defensa exterior del país.

Sin duda, el cumplimiento de estas tareas ha sido facilitado, gracias al liderazgo de nuestro Comandante Supremo, el ciudadano Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, quien con su respaldo y decidido apoyo, manifestado durante los tres primeros años de su Administración, ha permitido ampliar cabalmente nuestras capacidades operativas mediante la modernización de la flota aérea, el entrenamiento de más de mil 650 pilotos y especialistas, entre generales, jefes, oficiales y tropa en cursos nacionales y en el extranjero, y la realización de 55 obras de infraestructura, entre las que destacan; la remodelación del Cuartel General de la Fuerza Aérea en la capital del país, y del Colegio del Aire en Zapopan, Jalisco, alma mater de los pilotos aviadores y especialistas de la Fuerza Aérea.

Esta última, permite a los cadetes contar con mejores aulas, laboratorios, dormitorios, comedor y áreas deportivas para acrecentar la calidad de su formación académica, y convertirse en los oficiales de excelencia que la nación demanda.

La construcción del Cuartel General de esta Región Aérea del Noroeste, de las instalaciones de su Escuadrón Aéreo 204 y de la Base Aérea Militar número tres en la Ciudad de Ensenada, hace unos momentos inaugurados.

La construcción, remodelación y mantenimiento de pistas, plataformas, calles de rodaje, vialidades, hangares e instalaciones de las bases y estaciones aéreas ubicadas en diferentes puntos de la geografía nacional.

Además, se tienen considerados diversos proyectos de significativo alcance, sobresaliendo la fabricación de un avión biplaza y dos aviones experimentales para adiestramiento en la formación de pilotos, desarrollados en la Subdirección General de Industria Aeronáutica Militar, de reciente creación.

La materialización de iniciativas, de investigación y desarrollo tecnológico en colaboración con centros de estudios superiores, como el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Aeronáutica de Querétaro, el Instituto Tecnológico Superior de Zapopan y la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, que permitirán incrementar las capacidades técnicas de nuestro personal.

Un sistema de enlace de datos tácticos, con el que se podrá enlazar el Centro de Mando y Control del Sistema Integral de Vigilancia Aérea Nacional con aeronaves y vehículos en tierra en todo el territorio, para el intercambio de información en tiempo real.

Acciones, éstas, que son indicativo concreto del esfuerzo que el Gobierno de la República dirige y encauza para mantener una Fuerza Aérea moderna, acorde a las necesidades actuales.

Señor Presidente de la República:

En nombre de los mexicanos, el uniforme que integramos la Fuerza Aérea Mexicana, agradezco su apoyo por permitirnos ingresar a una nueva centuria de vida institucional, con más y mejor material de vuelo, con más y mejores instalaciones aéreas.

Sin duda, gracias a su visión y respaldo, hoy, contamos con adecuados recursos humanos, materiales y logísticos para cuidar y proteger el espacio aéreo nacional, pero sobre todo, para servir a nuestra sociedad.

También, agradezco al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, ya que su guía y don de mando han sido claves para el éxito del proceso de modernización institucional.

Respetable auditorio:

Servir a México y contribuir al desarrollo y bienestar de nuestros compatriotas a través de la carrera de las armas, es un privilegio y un honor de ejercemos con orgullo y voluntad. Lo hacemos, sin escatimar esfuerzo alguno y con la firme convicción de acudir a donde se requiera en cualquier situación, siempre en apoyo de nuestros connacionales.

Lo hacemos, en estrecha coordinación con las fuerzas de mar y tierra, empleando los recursos disponibles y con genuino espíritu de servicio.

Continuaremos desplegando nuestras las con honor, con valor y con lealtad, para que sigamos siendo por muchas centurias más, garantes del espacio aéreo nacional; premisa que heredamos de nuestros próceres de la aviación militar y que, con absoluta responsabilidad, continuaremos heredando a las futuras generaciones.

Muchas gracias.