-MODERADORA: Queda en uso de la palabra el doctor José Narro Robles, Secretario de Salud y Presidente del Comité Organizador del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016.

-SECRETARIO JOSÉ NARRO ROBLES: Buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto.

señor licenciado Benjamín Mijangos Borja; señor licenciado Fernando Suinaga Cárdenas; señora doña Alicia Leal Puerta.

Biólogo Rodrigo Jesús Ojeda; apreciados compañeros, colaboradores del señor Presidente; distinguidos integrantes del Jurado del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016.

Señoras y señores representantes de las organizaciones de la sociedad civil; estimados servidores públicos.

Señoras, señores de los medios de comunicación:

En nombre del Presidente de México me corresponde dar a todos ustedes la más cordial bienvenida a este Salón de la Residencia Oficial de Los Pinos.

Es un gusto contar con su presencia en esta Ceremonia de Entrega del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016, que se concede en tres categorías: grupal, individual y juvenil, en la que, además, se otorgan tres menciones honoríficas en cada una de ellas.

Los candidatos seleccionados como ganadores recibirán una presea de plata, el diploma correspondiente firmado por el señor Presidente, y un premio económico.

De esta forma, celebramos el Día Mundial del Voluntariado, instituido para reconocer el trabajo de quienes, de manera altruista, realizan actividades en favor del desarrollo de nuestra sociedad.

Ésta es la Novena Edición del Premio y la convocatoria favoreció la presentación de 525 candidaturas; 228 en la categoría grupal, 221 en la individual y 76 en la juvenil.

Esta cifra representa seis veces la registrada en la Primera Edición y el doble de la que se obtuvo en 2012. Conviene señalar que las 32 entidades federativas de nuestro país presentaron postulaciones

En la Categoría Grupal, el jurado acordó otorgar el premio nacional a la Organización Operation Smile México, con sede en Jalisco y las menciones honoríficas al grupo de voluntarias religiosas de Asilo Primavera de la Ciudad de México, al Patronato de la Casa de Descanso para Ancianos Matilde Roubroy de Villanueva, de Aguascalientes, y al Patronato del Hospital Materno Infantil de Guanajuato.

Por lo que toca a la Categoría Individual, el premio nacional correspondió a doña Alicia Leal Puerta, de Nuevo León.

En tanto que, las menciones honoríficas se otorgaron a Diana Ramos López de Oaxaca, a Dora María Ruiz Galindo Terrazas, de la Ciudad de México, y a Julio César Salas Alanís de Nuevo León.

Finalmente, en la Categoría Juvenil, el premio fue otorgado al Voluntariado de los Ecologistas Subacuáticos, de Yucatán, y las menciones a Juan Carlos Atzin Calderón, de Veracruz, a Cinthia Lucio García, del Estado de México y a María José Serrano Carbajal, de la Ciudad de México.

A todos ellos, a todas y a todos ustedes: muchas felicidades. Son ustedes un ejemplo a imitar.

A los cientos de personas y organizaciones postuladas, nuestro agradecimiento por su participación y de forma especial por el trabajo que realizan en favor de diversas causas.

De igual manera, el agradecimiento para todos los integrantes del jurado, coordinado por el señor Presidente Nacional de la Cruz Roja Mexicana, el licenciado Fernando Suinaga Cárdenas.

En un país democrático como el nuestro se requiere de la participación cada vez más activa de la sociedad civil. Atrás quedaron los tiempos en que el Estado era el único responsable del desarrollo colectivo y de la solución de los problemas de la población.

Hoy, sabemos que es indispensable la participación organizada de la comunidad.

Hoy, se reconoce que la acción de gobierno se complementa con la intervención activa de individuos y de organizaciones de la sociedad.

El Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto tiene por historia y tradición, pero sobre todo por vocación, un claro compromiso con los más necesitados. Cumple con su función social y también, promueve las iniciativas de la sociedad civil, de aquellas organizaciones que voluntariamente asumen responsabilidades de ayuda y cooperación, de solidaridad con las causas de la colectividad.

La labor que desarrollan es fundamental para la cohesión social y el desarrollo nacional.

Señoras y señores:

El nuestro es un gran país. Uno lleno de historia, de cultura, de recursos, de instituciones y de posibilidades. Uno en el que pesan mucho más nuestros activos que los problemas que nos afectan. Uno en el que prevalecen valores cívicos fundamentales compartidos por la mayoría de la sociedad.

La nuestra es una Nación llena de vigor social y preparada para hacer frente a los desafíos de la nueva sociedad.

Hoy, México es más apto para competir en el concierto internacional y está mejor preparado para atender los rezagos que han acompañado, en ocasiones por siglos, el desarrollo del país.

Señor Presidente:

Durante su Gobierno se han sentado las bases para conseguir el cambio de fondo que México había pospuesto por muchos años. Ahora podemos enfrentar los males de siempre, resolver problemas como la pobreza y la desigualdad, como la ignorancia y el desapego al Estado de Derecho.

Requerimos, eso sí, de confianza en nosotros mismos, de trabajo articulado, de la participación de todos y de unidad, tal y como usted ha convocado.

Esta ceremonia debe alentarnos.

Las señales que se reciben del trabajo desinteresado de muchos mexicanos nos hacen ver que es posible progresar colectivamente cuando existe liderazgo, claridad de fines, al igual que personas y organizaciones comprometidas con mejorar la vida de quienes más lo necesitan.

El trabajo voluntario ayuda a quien lo requiere y dignifica a quien lo realiza, humaniza y reafirma los valores esenciales del ser humano.

Pocas cosas tan cercanas al espíritu de nuestro linaje que auxiliar a quien tiene una necesidad.

Por esto, en el marco de la conmemoración del Día Internacional del Voluntariado, estamos de fiesta y celebramos a quienes se han distinguido en este campo, al tiempo que recordamos a todos aquellos que destinan a una causa su tiempo, su experiencia, sus recursos y su vocación, que lo hacen sin esperar nada a cambio.

Felicidades por su pasión por servir.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Escucharemos a continuación la intervención del licenciado Fernando Suinaga Cárdenas, Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana y Presidente del Jurado Calificador del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016.

-LIC. FERNANDO SUINAGA CÁRDENAS: Buenas tardes.

Saludo al licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Al doctor José Narro Robles, Secretario de Salud y Presidente del Secretariado Técnico del Comité Organizador.

Saludo al licenciado Luis Enrique Miranda Nava, Secretario de Desarrollo Social; a la licenciada Laura Vargas Carrillo, titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia.

Al licenciado Benjamín Mijangos Borja, Director Ejecutivo del Voluntariado de Operación Smile México; Alicia Leal Puerta, Fundadora del Centro Nacional de Refugios.

Al licenciado Francisco Guzmán Ortiz, Jefe de la Oficina de la Presidencia; al maestro Mikel Arriola, Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social; al licenciado José Reyes Baeza, Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

A la licenciada Lorena Cruz Sánchez, Presidenta de INMUJERES; así como a la señora Diana Ramos, Fundadora de la Casa Hogar Iván Varo Ramos; al biólogo Rodrigo Jesús Ojeda, Voluntario y Ecologista Subacuático de Yucatán.

Estimados miembros del presídium; integrantes del Secretariado Técnico del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria; así como miembros del Jurado Calificador e invitados especiales.

Es un honor estar aquí en la Ceremonia de Entrega del Noveno Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria.

En mi carácter del Presidente del Jurado Calificador, quiero agradecer al Presidente de la República, al licenciado Enrique Peña Nieto, y al Secretario de Salud, doctor José Narro Robles, por la confianza en un servidor y en Cruz Roja Mexicana para tan importante responsabilidad en este proceso de decisión.

Con mucha satisfacción y seguramente, así lo consideran mis compañeros del jurado, este año ha sido de mucho trabajo porque tuvimos una gran convocatoria. Recibimos más candidaturas en todas las categorías y grandes propuestas de mexicanas y mexicanos.

Todos ellos con una característica en común, salen todos los días a la calle a mejorar en mayor o menor medida la calidad de vida de sus semejantes. Son ellos los que engrandecen a este país y los que por su naturaleza contribuyen para que el tejido social se fortalezca.

Quisiera resaltar la transparencia del proceso, lo invaluable que es contar con tantas opiniones de expertos en todas las áreas y el sistema de revisión mismo que permite eliminar de manera confiable toda duda.

Dicho proceso podemos garantizar que las y los ganadores del premio siempre serán los más que lo merecen y los que más han trabajado para beneficiar a su país.

Sólo generando un impacto mediato, sino logrando, además, cimentar las bases de un futuro prometedor para sus comunidades.

El voluntariado es un modelo de intervención, un modelo que debe ser valorado, incentivado y replicado.

Aplaudo la iniciativa del Gobierno Federal que usted dignamente representa, señor Presidente, para poder regresar un poco de lo mucho que estas personas han dado y de esta manera generar un cambio de mentalidad, un cambio cultural entre los mexicanos que sabemos ayudar a nuestros semejantes en las situaciones más complicadas.

Agradezco de una manera muy especial a todos los miembros del jurado calificador por su apoyo y su compromiso. Son grandes personas. Expertas en su ramo y fieles representantes de sus organizaciones.

La ardua labor de evaluar actividades tan intangibles, como es el voluntariado, y su impacto social no es fácil y ustedes han realizado, con extrema objetividad y profesionalismo, y una actitud desinteresada.

En los esfuerzos que se han presentado por mejorar el proceso de revisión, este año se tuvo la particularidad de visitar a los finalistas en su ámbito de acción.

Las visitas de campo nos permiten confirmar que, efectivamente, las postulaciones cuentan con la validez y veracidad que se presentan de manera documental y de esa forma garantizar que el premio va efectivamente a los que tienen mérito suficiente para recibirlo.

Aprovecho la ocasión para felicitar a los ganadores y a todos los participantes, así como a las y los voluntarios de todo el país en el marco del Día Mundial del Voluntariado, porque son sus acciones las que hacen la diferencia en el trabajo solidario para quienes más lo necesitan.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Como Presidente del Jurado Calificador del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria reconozco su trabajo y el esfuerzo que realiza día a día por los mexicanos y, en especial en favor de los más vulnerables, como ejemplo, el día de hoy el reconocimiento a la extraordinaria labor del voluntariado en nuestro país.

Muchas felicidades, señor Presidente.

El voluntariado, como la fuerza de la humanidad impulsa a millones de personas que dan ejemplo de la ayuda sin esperar nada a cambio, a las personas y comunidades que son beneficiarias de su propia labor.

El mundo vive cambios muy significativos en todos los sectores. El sector social no es la excepción. Y es imperativo generar una dinámica en la que todos los voluntarios puedan trabajar con seguridad y que puedan profesionalizar sus acciones.

El mundo los necesita y está ávido del apoyo desinteresado.

Hagamos juntos este cambio.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Sean tan ambles de ocupar sus lugares para disfrutar a continuación de la proyección del video de ganadores y menciones honorificas.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: En el marco de la Entrega del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, el Secretario de Salud y el Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana y Presidente del Jurado Calificador del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016 harán entrega de nueve menciones honoríficas.

(ENTREGA DE MENCIONES HONORÍFICAS)

-MODERADORA: Interviene a continuación, el licenciado Benjamín Mijangos Borja, Director Ejecutivo de Voluntarios de Operation Smile México, en representación de los galardonados del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016.

-LIC. BENJAMÍN MIJANGOS BORJA: Qué responsabilidad.

Lo poco; lo bueno poco se cuenta, pero Operation Smile cuenta mucho.

Señor Presidente de la República: aquí estamos al lado suyo.

Licenciado Enrique Peña Nieto; doctor José Narro Robles, Secretario de Salud; licenciado Luis Miranda Nava, Secretario de SEDESOL; licenciada Laura Vargas Carrillo, Directora del DIF Nacional.

Licenciado Mikel Arriola, Director del Seguro Social, gran institución mexicana; distinguidos miembros del presídium; señor Presidente de la Cruz Roja y Presidente del Patronato del Jurado Calificador:

Qué le digo. Muchas gracias. En verdad, muchas gracias por la distinción.

Es para mí un gran honor y un orgullo sin par estar frente a todos ustedes. Y, además, delante de todas las organizaciones de la sociedad civil para recibir el galardón que nos reconoce. Perdón, necesito los ojos, yo decía se me movía. Que nos reconoce como una de las entidades que marca el camino en esa amplia senda de la solidaridad que todos recorremos día a día, incansablemente y con el único objetivo de servir a nuestros hermanos más necesitados.

Hoy, soy el portavoz de Operation Smile México, organización líder a nivel mundial en el tratamiento y corrección de labio y/o paladar hendido, fundada hace casi 35 años por el doctor Bill Magee aquí con nosotros, nos honra con su presencia, y conjuntamente con su esposa se dieron a la labor de formar esta gran fundación.

De acuerdo a su dedicación y perseverancia han logrado lo que parecía imposible, realizar más de 300 mil operaciones en 60 países.

Lo saludo con mucho respeto, doctor Magee, con todo mi cariño.

Bravo, doctor, ya que gracias a su empeño e inspiración hoy constituimos un sólido equipo de voluntarios médicos y no médicos, empeñados en alcanzar la misión que ellos se fijaron hace más de tres décadas.

Este año nuestra organización está de fiesta. No es para menos, celebramos 10 años de ardua lucha en y por el país.

Los logros que hemos alcanzado no son menores, más de tres mil cirugías y seis mil valoraciones de igual número de pacientes.

No es una tarea fácil, pero lo hacemos con amor, con la vista puesta en el futuro de miles de mexicanos que ahora tienen un motivo para sonreír.

Desde Jalisco nos expandimos hacia el resto de nuestro querido país. Hemos implementado campañas y jornadas de nuestra especialidad en Nuevo León, Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala, Chiapas y Puebla, y nos ampliaremos mucho más.

Pero es en Guadalajara donde comenzó esta bella historia. Por ello, no quiero dejar de agradecer desde el fondo de mi corazón la invaluable colaboración del doctor José Guerrero Santos, que dio forma a la semilla que hoy y con tanta perseverancia sembró en ese instituto maravilloso de cirugía reconstructiva.

Muchas gracias, doctor.

Maestro de muchas generaciones de médicos.

Institución única en el país y usted la fundó y se ha encargado de darle prestigio internacional.

Maestro querido: usted es nuestro gran aliado. Es la parte sin la cual esta sinfonía de la solidaridad y el amor no se podría ejecutar.

Mención y agradecimientos especiales merecen todos nuestros donantes y patrocinadores, muchos de los cuales postergan proyectos propios para que podamos devolver cantidades históricas de sonrisas a miles de hermanos.

En este día de felicidad tampoco queremos, ni podemos olvidar a las miles de organizaciones de la sociedad civil que con su esfuerzo anónimo se dedican a servir a las causas más nobles en beneficio de los más necesitados.

Todas ellas merecen el debido reconocimiento.

Sin embargo, este año lo recibimos nosotros y fuimos la elegida, pero sabemos que todas ellas participan de nuestra alegría, porque tenemos el mismo objetivo: tender la mano con pasión y sin pedir nada a cambio a quienes más lo necesitan.

Sin embargo, señor Presidente, a nombre de todas las fundaciones filantrópicas que existen en el país, quiero solicitarle respetuosamente, que se mantenga tal cual el régimen de deducibilidad que nos permite operar eficientemente en beneficio de quienes solicitan nuestra ayuda, debido a que, prácticamente, nuestra supervivencia depende de las donaciones que den nuestros patrocinadores, cualquier modificación a dicho ordenamiento podría significar una drástica reducción de nuestras posibilidades de operar con eficiencia y eficacia y, transparencia en beneficio del país.

Con humildad y agradecimiento, pero con una inquebrantable vocación de servicio, recibo este premio que no es otra cosa que un reconocimiento que debo y quiero compartir con nuestros voluntarios, parte medular de Operation Smile México, con los cuales hemos conformado un grupo homogéneo, fundamentado en principios comunes.

Los voluntarios son sinónimo de entrega, de sacrificio, de amor por el prójimo, de compresión, de entusiasmo, acción, que entregan todo para el bienestar de los demás.

Este premio nos compromete con todos los mexicanos que padezcan labio o paladar hendido, a luchar incansablemente por todos ustedes.

Y como dijo nuestra fundadora, la señora Katy Magee: Todo niño que nace con labio o paladar hendido, es nuestra responsabilidad, ya que no tenemos la garantía de que, si no lo atendemos, alguien más lo atenderá.

Tengan la certeza de que Operation Smile no descansará y continuará su trabajo de manera ética y profesional, sin bajar nunca los brazos en la búsqueda de ese país que queremos.

Señoras y señores:

Gracias es una palabra que todos los miembros de las asociaciones de la sociedad civil continuamente repetimos y cada vez que pronunciamos viene del fondo de nuestro corazón, porque nos debemos a todos.       

Yo quiero darle gracias a Dios, a la vida, que me ha permitido encontrar mi vocación al servicio de los demás.

Gracias a mi esposa, Lupita, y a mis hijos, Karen, Benjamín, Homero, Alejandra, Sofía, Carolina y Alfonso. Gracias por todo su apoyo y comprensión. Son ustedes la razón de mi existir.

Gracias a todo mi equipo: Mauricio, Rodrigo, Lily, Rosa, María, Aurora, Ignacio. Sin ustedes nunca hubiéramos podido lograr todo esto. Son, en verdad, unos guerreros de Operation Smile.

Mención especial merece la señora Beth Marshall, que sin ella no hubiéramos tenido todos estos sueños, y ha sido la gran impulsora de nuestro equipo aquí, en México.

Gracias, Beth por todo tu esfuerzo.

Y a mi amigo Juan Carlos Martínez. Gracias por todo el apoyo desde el Consejo de Administración, nuestro Presidente.

Y no me queda dar más gracias que a usted, señor Presidente, por estar aquí presente. En verdad, su presencia nos conmina a ser mejores, a dar todo por México y, además, caminamos a su lado, señor Presidente.

Muchas gracias.