-MODERADORA: Escuchemos las palabras del licenciado José Reyes Baeza Terrazas, Director General del ISSSTE.

-LIC. JOSÉ REYES BAEZA TERRAZAS: Señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto:

Permítame darle voz a la gran familia ISSSTE, para recibirlo cordial y respetuosamente.   

El instituto fue creado hace 56 años, por un gobernante mexiquense: el Presidente Adolfo López Mateos.

Hoy, otro mexiquense, gobernante de nuestro tiempo, visita el más emblemático de sus centros de atención a la salud, que en cuatro días habrá de conmemorar su 55 Aniversario.

Durante más de cinco décadas, el Hospital 20 de Noviembre ha construido el prestigio suficiente para convertirse en uno de los referentes nacionales en materia de salud.

Como se percibe, es un centro que está vivo y vigente, en constante actualización tanto física como científica, lo que le garantiza una larga y fructífera vida, con aportes importantes al bienestar de la derechohabiencia del ISSSTE.

Doctor José Narro Robles:

Saludo, como reiteradamente lo hago, su sensibilidad y liderazgo en el sector.

Maestro Mikel Arriola:

Sea usted bienvenido.

Saludo al Gobernador del Estado de México; saludo al señor Rector de la UNAM; saludo a los funcionarios públicos que nos acompañan en este importante evento.

Señoras y señores dirigentes de organizaciones sindicales:

Agradezco cumplidamente su presencia.

Saludo, especialmente, a quienes son el motivo de esta convocatoria: las enfermeras y los enfermeros.

Buenas tardes a todas y a todos.

En el Día Internacional de la Enfermería, me sumo al homenaje que la comunidad y el Estado rinde a los profesionales de la disciplina. Reconocemos el acompañamiento solidario que hacen en la situación de vulnerabilidad física y anímica inherente a la enfermedad.

Creo que todas y todos, coincidimos en considerar a la enfermería como una expresión de la ciencia que recupera la condición integral del ser humano.

La enfermería se caracteriza por ver en los signos exteriores del paciente, los sentimientos morales y psicológicos del que sufre; por vivir cada día, cada instante la angustia de los familiares, las miradas requirentes de quienes esperan una noticia, un informe, una buena nueva.

La enfermería, fuente por excelencia de esperanza, prueba irrefutable de amor a la vida, fuerza poderosa que tranquiliza, alivia y restablece la dignidad.

Son ellas y ellos, todas y todos ustedes, quienes dotan de significado al quehacer de las instituciones, al aprovechar el cúmulo de conocimientos adquiridos, sin renunciar nunca a la vocación humanista que permite entender la esencia de la relación medicina-enfermo.

Es justo, entonces, el homenaje que hoy se le rinde, como enlace amable que de manera cotidiana recupera la pertinencia científica y dignidad de la persona, de su familia, y de su entorno social y comunitario.

En la enfermedad, el tiempo se detiene. Médicos y enfermeras sostienen el tiempo en pausa y buscan por todos los medios aliviar el dolor, salvar una vida, alimentar la fe en la humanidad.

Heroísmo cotidiano, el del personal de Enfermería, que extrae energía no se sabe de dónde, para poner en movimiento el reloj de la vida, para dibujar con una palabra de aliento la memoria del porvenir; calidad científica y calidez humana.

Me tomo el atrevimiento de tributarles un aplauso de gratitud, como una expresión elevada del pensamiento y la acción humanistas.

Señor Presidente:

Tenemos claro el peso específico que en su Gobierno se otorga al factor salud en la calidad de vida de los mexicanos. En el talento y sensatez de José Narro, las instituciones del Sector Salud identificamos el liderazgo que nuestra realidad exige para dar respuesta a los planteamientos actuales de prevención de enfermedades y protección a la salud; grandes bienes humanos y sociales.

De acuerdo a sus instrucciones, señor Presidente, la tarea que realizamos procura materializar las políticas públicas y los programas contenidos en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

Es decir, nos ocupamos de consolidar las acciones para responder al compromiso de atender la demanda de salud con sentido social, cumplir con los objetivos del programa sectorial relativos a la protección y promoción de la salud y la prevención de enfermedades.

Eso significa trabajar para garantizar el acceso a servicios de calidad, reducir los riesgos que afectan la salud de la población en cualquier actividad de su vida, cerrar las brechas existentes en la materia entre diferentes grupos sociales y regiones del país, y por supuesto, asegurar la generación y el uso efectivo de los recursos con los que se cuenta. Tal es el propósito que subyace en el acuerdo hacia la Universalización de los Servicios de Salud.

Con sentido de trascendencia, de manera responsable, se privilegian programas preventivos para reducir y evitar el sobrepeso, la obesidad, para detener, atender y dar seguimiento institucional a enfermos y enfermedades crónico-degenerativas no transmisibles como la diabetes y la hipertensión, para atacar con oportunidad el cáncer de mama, cervicouterino y de próstata, y todos aquellos de incidencia preocupante.

En el sector, tenemos claro que el respeto a los derechos humanos no es un adjetivo de cuño reciente, sino el sustantivo que legitima la seguridad social del pueblo de México. La salud y la seguridad social en general, son derechos humanos cuyo respeto irrestricto tendrá que escalarse para evitar su dilución cotidiana.

En la ética de la responsabilidad que nos corresponde, asumimos la instrucción de disciplina presupuestal sin demérito de la atención.

La sustentabilidad de las instituciones, es la continuidad y evolución de las prestaciones; es el cumplimiento de un deber histórico para mantener derechos adquiridos y proyectar su satisfacción y disfrute para las nuevas generaciones.

En el 2018, señor Presidente, usted entregará un sector coordinado, con respuestas eficientes en lo sistémico y en lo coyuntural, que abonarán a la calidad de la salud de los mexicanos.

Seguimos ampliando las áreas de participación conjunta en mecanismos como el de compra consolidada de medicamentos, que lidera el Instituto Mexicano del Seguro Social.

En lo que particularmente nos compete, usted entregará un ISSSTE con reducción significativa de los tiempos de espera para consultas, cirugías, terapias y gestión de camas, con programas preventivos accesibles y útiles, atención diligente a la población vulnerable, como pensionados y niños, y fundamentalmente, una institución moderna y en pleno proceso de recuperación del humanismo, traducido en la emoción de servir.

El derechohabiente, entonces, percibirá la calidez y la oportunidad del buen trato.

En el Día Internacional de la Enfermería, y con el reconocimiento que usted encabeza, señor Presidente, seguramente millones de mexicanas y mexicanos traerán a la memoria un buen recuerdo y un sentimiento de gratitud.

El ejercicio comprometido de la vocación, hace que se recobre la fe en la humanidad, se restaure la voluntad de ser y existir.

Con la asistencia de la enfermería, aprendemos a elevar el espíritu y a humanizar el servicio.

Muchas felicidades, y muchas gracias.

-MODERADOR: El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará entrega de reconocimientos del Consejo de Salubridad General, que consiste en reconocimiento y estímulo económico.

(ENTREGA DE RECONOCIMIENTOS)

-MODERADORA: Enseguida, se proyectará el video: Día Internacional de la Enfermería 2016.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Corresponde el uso de la palabra a la licenciada en Enfermería galardonada, María Isabel Romero Ochoa.

-LIC. MARÍA ISABEL ROMERO OCHOA: Con el permiso de usted, señor Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de México.

Con el permiso de usted, señor Secretario de Salud, doctor José Narro Robles. Con el permiso de usted, doctora Juana Jiménez Sánchez, Directora de Enfermería. Y con el permiso de las honorables personalidades del presídium.

Apreciables compañeras, enfermeras y enfermeros de México:

Muy buenos días tengan todos ustedes.

Es un honor recibir el premio que hoy se me otorga, el cual representa una responsabilidad y compromiso mayor con la profesión, por lo que seguiré trabajando con mucho empeño, dedicación y con la motivación que siempre he tenido de ser mejor cada día, como persona, como profesional y como mujer.

Señor Presidente:

Como yo, existen miles de enfermeras y enfermeros que merecen todo el reconocimiento profesional. Y es por ello, que el que hoy recibimos la maestra Sernas Romero y yo, se constituyen en un hecho que valoraremos todos los días de nuestra existencia.

Es por ello. Permítame añadir un mensaje, una dedicatoria especial a mi familia, porque lo que soy, es gracias a ellos. Especialmente, a mis adorador hijos: Karen, Frank, Miguel y José; a mi madre y a mi esposo.

Este reconocimiento es también de ustedes, también les corresponde. Parte de esos esfuerzos son suyos. Juntos, hemos sacrificado espacios, y a dos personas importantes en mi vida, que ya no están conmigo, pero que hicieron para que hoy pudiera estar aquí.

La Enfermería ha crecido a pasos agigantados. Es una disciplina que tiene claramente delimitadas sus competencias. Su razón de ser, es el compromiso de mejorar la calidad y seguridad de los usuarios de los servicios de salud.

Es la ciencia que se caracteriza por la búsqueda de la excelencia. El nivel de competencia es cada vez mayor, y se ha comprometido a dar respuesta a las necesidades y exigencias de la sociedad.

Asimismo, mantiene día a día un firme compromiso para mejorar las condiciones de salud de la población. Es, sin duda, por lo que Enfermería es una de las profesiones que merece reconocimientos de todo tipo.

La Enfermería, por definición del Consejo Internacional de Enfermeras, es la profesión que otorga cuidados, autónomos y en colaboración, a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades; enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y los cuidados de enfermería. Sobre todo, con enfermos con capacidades diferentes y personas en la etapa final de la vida.

Considera como funciones esenciales la defensa de los derechos de los pacientes, el fomento de un entorno seguro, la investigación, la participación en la política y la gestión de los sistemas de salud y la formación del capital humano.

Bajo este contexto, el Consejo Internacional de Enfermería ha propuesto como tema central para la Conmemoración 2016: Las Enfermeras, una fuerza para el cambio.

Mejorando la capacidad de recuperación de los sistemas de salud; reconoce la necesidad de contar con sistemas de salud fuertes y resilientes; entendiendo esto, como la capacidad de responder al adaptarse y fortalecerse a exponerse a situaciones cambiantes, capaces de responder eficazmente a los desafíos para lograr la cobertura universal en salud y los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, especialmente, el de garantizar una vida sana y promover el bienestar para todas en todas las edades.

Señor Presidente, Enrique Peña Nieto.

Doctor José Narro:

Es importante mencionar que, gracias a las directrices generadas por la Dirección de Enfermería y Comisión Permanente de Enfermería, es que se han hecho posibles muchos de los cambios y transformaciones de la enfermería en México, que la posicionan a la vanguardia en aspectos relevantes del cuidado de enfermería.

Muestra de ello, es que se cuenta con un programa rector dela Comisión Permanente de Enfermería 2013-2018, en el que se incluyen los programas que hoy por hoy han dado visibilidad a la contribución de Enfermería a mejorar la calidad de los servicios de salud, los cuales son diversos y de muy alto impacto económico y social, y con respeto a la dignidad de las personas.

Sólo a manera de ejemplo, está el Proyecto de Estandarización del Cuidado de Enfermería a través de varias estrategias y líneas de acción, entre las que se

encuentran las 47 Guías de Práctica Clínica de Enfermería para tomar las mejores decisiones en nuestra práctica; el manejo estandarizado de la terapia intravascular, que ha contribuido a la disminución de las infecciones asociadas a la atención en salud; el cuidado integral y especializado de los pacientes con heridas crónicas.

Ante el cambio demográfico y epidemiológico, la Comisión Permanente ha definido proyectos para enfrentar los retos del incremento de las enfermedades crónicas no transmisibles, y de los adultos mayores, con programas para la consultoría de enfermería para la atención del adulto mayor, con el fin de favorecer su independencia funcional.

Sin duda, el comienzo para hacer posible el desarrollo de una cultura de autocuidado de la salud de la población a su cargo mucho más efectiva en términos de su impacto.

Señor Presidente.

Señor Secretario:

El personal de Enfermería es su mejor aliado en la búsqueda del bienestar de la población. Que no les quede la menor duda.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Enseguida, se entonará el Himno de las Enfermeras y Enfermeros de México.

(HIMNO)

-MODERADOR: El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, conjuntamente con el Secretario de Salud; los Directores Generales del IMSS e ISSSTE; la representante en México de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud, y la Directora de Enfermería y Coordinadora General de la Comisión Permanente de Enfermería, encenderán la lámpara; símbolo del conocimiento de Enfermeras y Enfermeros de México.

(ENCENDIDO DE LÁMPARA DEL CONOCIMIENTO)