-MODERADORA: Hace su intervención el doctor Salvador Jara Guerrero, Gobernador del estado de Michoacán.

-GOBERNADOR SALVADOR JARA GUERRERO: Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Doy la bienvenida al Presidente de todos los mexicanos, al licenciado Enrique Peña Nieto.

Bienvenido a su casa, señor Presidente, nuevamente en esta tierra donde se le quiere.

Nos complace mucho tenerlo aquí, con nosotros, en Apatzingán, en este acto que conmemoramos el Bicentenario de la Expedición del Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana.

Asimismo, quiero dar la bienvenida al Senador Luis Miguel Jerónimo Barbosa Huerta, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores. Bienvenido.

Al Diputado Federal Silvano Aureoles Conejo, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Bienvenido, también, señor Diputado.

Y al Ministro Juan Silva Meza, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Recibimos, también con gusto, al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; y al Secretario de Marina, Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz.

Saludo a quienes representan los Poderes Legislativo y Judicial de nuestro estado: al Diputado Jesús Martínez Alcázar, Presidente de la Mesa Directiva; y al Magistrado Juan Antonio Magaña de la Mora, Presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial del estado.

Saludo, también con agrado, la presencia de nuestro amigo, el Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo. Gracias, Alfredo. Bienvenido.

Agradezco, además, la hospitalidad de nuestro Presidente Municipal, el doctor Alejandro Villanueva del Río. Muchas gracias, Presidente.

Y saludo, también, la presencia del Rector de Nuestra Máxima Casa de Estudios, del doctor José Gerardo Tinoco Ruiz, Rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; heredera de la insigne institución donde se forjara el pensamiento independentista de Hidalgo y de Morelos.

Servidores públicos federales, estatales y municipales.

Nos reunimos este día en Apatzingán, para recordar el hecho histórico en el cual el Generalísimo Morelos, encabezando al Constituyente de hombres ilustres y patriotas, promulgó el documento fundacional de nuestra Nación; el Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana, conocida también como la Constitución de Apatzingán.

Se ha hecho énfasis en la Independencia y la abolición de la esclavitud. Pero no menos importante es el carácter del Documento Normativo, que es un acuerdo fundamental al que queda sujeta la ciudadanía, en el que se establecen los derechos y obligaciones de cada individuo.

Se trata, también, de la expresión de los anhelos y de los sueños de un pueblo.

Es claro que en la lucha por la Independencia Nacional, más allá del movimiento armado para alcanzar la soberanía, se necesitaba definir una forma de Gobierno, un orden que garantizara la libertad, la justicia y la igualdad de todos los nacidos en esta tierra.

Fue así que, en 1811, se instaló la Suprema Junta Nacional Americana en Zitácuaro, Michoacán, la cual se integraba de los principales dirigentes de aquella época: Morelos, López Rayón, quienes, pese a sus diferencias, seguían unidos por el supremo ideal de lograr aquello por lo que comenzaron a luchar con el Cura Hidalgo: la Independencia Nacional.

Ante el Congreso de Anáhuac, en el vecino estado de Guerrero, el Cura de Carácuaro pronunció un 14 de septiembre de 1813, los Sentimientos de la Nación; en donde se recogían los ideales y anhelos del pueblo mexicano, dejando también en la mesa los fundamentos de la futura Constitución.

En aquel documento se establecían los altos propósitos perseguidos por el movimiento insurgente. Un marco jurídico que dota de legalidad y actuar a los individuos y de la autoridad, el reconocimiento del derecho como raíz primigenia de la actividad humana. Sólo mediante el Estado de Derecho, es posible mantener el respeto mutuo y sentar las bases para el desarrollo y el bienestar colectivo.

Para dar respuesta a las necesidades sociales de nuestra evolución histórica, vemos con claridad en la Constitución de Apatzingán la piedra angular que ha sostenido nuestra libertad y ha dado pie al surgimiento de nuestro régimen político democrático actual.

Pero como siempre se ha dicho: de nuestra historia no solamente hay que presumir y recordar, sino que de ella hay que aprender para mejorar.

Un claro ejemplo es, precisamente Apatzingán, donde se fundara el Estado Mexicano, en 1814, y que al paso del tiempo, paradójicamente se fue transformando en un municipio en el que la violencia impedía que las nuevas generaciones vieran una ruta para su desarrollo.

No obstante, a principios de este año, en un hecho sin precedentes, el Presidente Enrique Peña Nieto tomó la decisión de cambiar el ambiente que privaba en nuestra entidad. Un ambiente, donde el quebrantado Estado de Derecho y la debilidad institucional estacaban el desarrollo e intensificaban una crisis de seguridad por toda la región terracalentana.

Hemos venido trabajando coordinados, hombro con hombro con el Gobierno de la República y con los municipios para recuperar la seguridad y el desarrollo integral a través del Plan Michoacán, y hoy día, a 200 años de jurada la Constitución, esta región ha recuperado la posibilidad de vivir y trabajar en paz.

Sin embargo, es necesario intensificar nuestro actuar y acelerar el paso en el fortalecimiento de las instituciones y la recuperación de la confianza de los y las michoacanas.

Para consolidar una reconciliación que deje claro que la homogeneidad de ideas y pensamientos no es lo que se busca, sino aquella democracia que se construye desde la diferencia, la legalidad, el respeto institucional a nuestro marco jurídico y a la Constitución actual.

Pero también ocuparnos del esfuerzo ciudadano.

Por eso hoy, convoco también a los michoacanos a que este día no quede en discursos o en actos protocolarios en nuestro homenaje en este Bicentenario para los héroes que nos legaron la soberanía y la libertad; sea el cumplimiento de la ley y el respeto mutuo.

Sepan que cuentan con instituciones que se fortalecen con su confianza, y que todos, en los gobiernos, estamos para servir a la gente y para cumplir con los principios que perseguía don José María Morelos y Pavón.

Estamos forjando un nuevo rumbo para Michoacán en coordinación con el Presidente Enrique Peña Nieto y con los gobiernos municipales.

Queremos un Michoacán incluyente, seguro y próspero.

Un Michoacán con instituciones fuertes, en el que los michoacanos tengamos una vida digna y seamos partícipes de su evolución.

Hagamos juntos en esta tierra, un lugar de trabajo y desarrollo.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Hace uso de la palabra la doctora Rebeca Buenrostro Delgado, Representante de la Sociedad Civil de Apatzingán.

-DRA. REBECA BUENROSTRO DELGADO: No hay nobleza que la de la virtud, el saber, el patriotismo y la caridad.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Personalidades del presídium.

Personas, todas, que nos acompañan esta tarde.

Señor Presidente:

Es un gusto tenerlo en nuestra tierra y es un privilegio para mí dirigir estas palabras en esta ocasión en que nos une la celebración de un hecho histórico, grandioso: el Bicentenario de la Firma del Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana.

Señor Presidente:

Agradecemos profundamente su presencia. Nos alienta, nos fortalece.

Hace unos meses llegamos al fondo de la desesperanza y la violencia en nuestra región, y ha sido altamente reconfortante que su Gobierno haya vuelto los ojos a Michoacán y, particularmente, a Apatzingán.

Su Gobierno, en el que su mayor valor ha sido la eficacia.

El Apatzingán de hace nueve meses es diferente al que vivimos y sentimos hoy. Tenemos la convicción de que contamos con usted.

Es indudable que hemos avanzado, pero es indudable también que no todo está resuelto. Hay aún mucho camino por andar, se requiere más lucha, más apoyo.

Muy calurosamente, a nombre de las mujeres, madres de familia y nuestros hijos, esperamos que la violencia sea erradicada, que la economía sea reactivada, que los programas de apoyo social, de protección a nuestros derechos, la ayuda al campo, a la ganadería, a la industria, a la cultura, aumenten; que no sean descuidados.

Queremos que nuestro Apatzingán vuelva a ser el diamante de Tierra Caliente que fue hace años, donde florezca el orden social, la paz, la salud, la prosperidad. Que sea un lugar en donde vivan, crezcan y trabajen nuestros hijos.

Sin olvidar que la educación y la cultura son las mejores armas para combatir la inseguridad y continuar transformando nuestra región hacia un panorama de paz y tranquilidad para todos sus habitantes.

Señor Presidente:

Cuente con nosotros; su gente de este valle fértil y noble. Juntos, habremos de lograr este objetivo; reconstruir el Apatzingán de nuestros sueños.

Estamos en este sitio histórico, donde Morelos firmara el Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana, principios que nos rigen y obligan a ser respetuosos y colaboradores de nuestras autoridades.

Y es de esos Sentimientos de la Nación, de esos decretos constitucionales, que debemos partir para hacer el Apatzingán y el México que todos queremos, y en donde queremos vivir.

Señor Presidente:

Llévese el aprecio, el cariño, la gratitud y el respeto de nuestra gente de Apatzingán y de Tierra Caliente.

-MODERADORA: A continuación, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, llevará a cabo la Cancelación del Timbre Postal Conmemorativo a este evento, en compañía del Gobernador del Estado de Michoacán y la Directora General del Servicio Postal Mexicano.

(CANCELACIÓN DE TIMBRE POSTAL)

-MODERADORA: De igual manera, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, llevará a cabo la Develación de la Placa Conmemorativa a este evento, acompañado por el Gobernador del Estado de Michoacán; Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores; Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; Secretario de Gobernación; y Presidente Municipal de Apatzingán de la Constitución, Michoacán.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)