-ALEXA MORENO: Primero que nada, dar gracias al apoyo que hemos tenido por parte de las instituciones, por parte del país.

Yo, personalmente, he tenido mucho apoyo, muchas palabras de aliento y, sobre todo, primeramente mi familia, de mis compañeros y de mucha gente que ha estado a mi alrededor, que de repente no nos damos cuenta que están ahí, pero hubo un momento en el que lo supe y, la verdad, es que estoy muy agradecida por ello.

Y sobre mi experiencia. Es una competencia increíble. Yo creo que el hecho de que sean unos Juegos Olímpicos, el puro título de la competencia es simplemente impresionante, por más que los competidores sean los que hemos estado viendo en los campeonatos del mundo y demás.

Sí es una sensación diferente, pero yo lo disfruté mucho. Me divertí, me divertí compitiendo. Y estoy muy contenta con haber ido.

-JOSÉ CARLOS HERRERA: Buenos días.

Yo soy José Carlos Herrera, soy de 200 metros en atletismo. Fui semifinalista, ahora en Río; 200 metros planos.

Primero que nada, yo no le voy a hablar de la experiencia de Río, sino que le quiero hablar de la experiencia previa a Juegos. Porque, como le digo a mucha gente, lo divertido es competir, pero la friega uno se la lleva en toda la preparación previa a cualquier competencia grande.

Más que nada, le quiero platicar al respecto de esto, porque para poder llegar, como todos los atletas que llegamos a Juegos Olímpicos, necesitamos ciertas condiciones en el deporte. Y la principal de ellas es que deje de haber incertidumbre en lo que nosotros necesitamos, para poder salir adelante.

 En lo personal, anteriormente que había un intermediario entre el apoyo que necesitábamos de la CONADE, a mí me generaba mucha incertidumbre si salía o no un apoyo. A veces salían, a veces no, por distintas razones.

Pero, más que nada, el que se haya quitado el intermediario y el apoyo fuera directamente con la CONADE, es algo que a mí me benefició mucho, y por eso pude lograr lo que logré.

Que no se llegó a una final por dos, tres razones, también. Pero, en lo que llevaba la historia de México en la velocidad, en esa prueba de 200 metros planos, no se había hecho anteriormente.

Entonces, yo creo que, si nosotros quitamos incertidumbre en muchos aspectos para el deportista, va a poder ayudar para que nosotros lleguemos más adelante, que haya cada vez más medallistas que nos podamos sentar a su lado.

Yo quiero agradecerle mucho al trabajo que está haciendo ahorita la CONADE, porque al momento de llegar y quitar, a mí me ayudó mucho.

Y también, en cuestión de las cuentas, yo le quiero agradecer que se esté trabajando en que en los recursos públicos se den cuentas claras, porque le ponen muchos puntos en otras Secretarías, en otras cosas, pero en el deporte casi nunca se había hecho.

Todos daban por hecho que todo llegaba a manos de los deportistas. Y en lo personal, no fue así.

Más que nada, es agradecerle y no nos enfoquemos tanto en lo que es Juegos Olímpicos, sino en todo el desarrollo para llegar. Porque si no, no podremos estar aquí, con usted, ni con los demás.

Pero, gracias.

-LILIANA IBÁÑEZ: Buenos días, señor Presidente.

Mi nombre es Liliana Ibáñez y soy del deporte de natación.

Yo practico la prueba de los 50 libres, que es velocidad pura y, usualmente, la natación es reconocida por competir en distancia y medio fondo.

Hace muchos años que no se competía en un 50 libres o un 100 mariposa en los Juegos Olímpicos y, personalmente, yo competí en la Liga de la NCAA, en Estados Unidos. Estudié en la Universidad de Texas A&M, donde yo tenía todas mis necesidades cubiertas, pero en el 2014, en cuanto me gradué, muchas de mis necesidades fueron ligadas hacia mí y hacia mi familia.

Entonces, fue un poquito difícil seguir con el mismo nivel que llevaba en Estados Unidos.

Hasta el 2016 fue que, el licenciado Alfredo Castillo, tuve el honor de que mi invitara a su oficina. Yo anteriormente no tenía idea de la localización geográfica de la CONADE en el país, y esto lo hizo mucho más fácil para mí, para competir en estos 50 libres.

Tengo 25 años y la edad promedio del nadador mexicano es 17 y 18 años. La edad promedio del nadador mundial es entre 26 y 27 años. Esto nos indica que la edad promedio de la natación mexicana está muy por debajo del nadador mundial, lo cual yo, en mi experiencia, se lo ofrezco a que la Olimpiada Nacional es la competencia clave para la mayoría de los estados. Entonces, los apoyos realmente se canalizan mucho a la Olimpiada Nacional.

En estos últimos años se han canalizado realmente a la primera fuerza, que son 19 mayores. Hace dos meses participamos cerca de 35 nadadores en un Grand Prix, cosa que en los 10 años que llevo a la cabeza de la natación mexicana nunca se había visto, los apoyos, las competencias de preparación.

Entonces, este cambio, realmente, que yo he visto con el licenciado Castillo, ha sido gigante y creo que es para mí una responsabilidad el que usted lo sepa y el pedirles que se siga canalizando a los atletas realmente de la élite o de la categoría de primera fuerza, porque creo que la natación mexicana se está acabando a los 16, 17 años.

Y podríamos hacer mucho más y el reflejo está en que, bueno, la edad promedio de la natación mundial está en los 27 años.

El 50 libres en Río se ganó con 35 años. Ceo que ahí vemos una reflexión de la discrepancia entre la natación mexicana y la natación mundial.

-ALEJANDRA ZAVALA. Hola. Buenos días.

Yo soy Alejandra Zavala Vázquez, de tiro deportivo, cuarto lugar en estos Juegos Olímpicos.

Yo traigo aquí un pequeñito acordeón. Se me hace más fácil.

Yo creo que lo que nuestra sociedad necesita son héroes a quien seguir y a quien replicar, que conozcan nuestros rostros. Para mí es una parte muy importante, que conozcan nuestros rostros y que se difundan nuestros resultados, no solamente en los Olímpicos, también, habemos muchos aquí campeones del mundo, campeones de copas del mundo y muchas veces la sociedad no lo sabe.

Yo creo que el estímulo económico, en lo personal, creo que muchas veces no debe ser sólo para los deportistas, perdón, para los medallistas, porque la verdad es que incentivar los resultados es lo que nos hace crecer.

Trabajamos muchos de nosotros sólo para esto, para el deporte. En específico, yo sólo hago deporte.

Hoy, en día, somos más deportistas que estamos cerca de las medallas, y estoy segura que hemos hecho, también, el esfuerzo y trabajo igual que el que gana una medalla. Estoy segura.

Muchos de nosotros hacemos del deporte nuestro oficio y forma de vida. Por lo tanto, creo que merecemos contar con prestaciones al llegar al alto rendimiento.

Una parte muy importante que también lo mencionó Lily, sobre la Olimpiada Nacional, ha sido un gran escalafón y semillero de talentos deportivas, la parte de mis compañeros que estamos aquí hemos salido de ahí.

Es importante y necesario arropar a nuestros talentos juveniles que, al terminar su etapa de Olimpiada Nacional y pasar a la categoría de Campeonato Juvenil, dejan de ser del interés de los Institutos Estatales del Deporte, y por algo que me pasó a mí. Por eso lo digo.

Y, por tal motivo, esos talentos en lugar de incluirse al alto rendimiento, por la falta de apoyos, en un gran porcentaje de ellos abandonan la práctica deportiva.

Y ahorita, comentando con mi tocaya de nombre y tocaya de lugar en Olímpicos, enhorabuena, comentábamos sobre, también, en la parte psicológica. Yo tuve apoyo en la parte psicológica, pero creo que es algo que nos hace falta en el deporte, tener más psicólogos preparados, realmente, para el deporte, para nosotros. Para mí es algo bastante importante.

Gracias por el espacio. Quiero felicitar a todos y cada uno de ustedes. Me emocioné muchísimo con sus competencias. Viví un Río 2016 excelente. Y los quiero mucho a todos. Y de verdad, felicidades. Y gracias por todo el apoyo, porque yo, en lo personal, he recibido lo necesario para mi deporte.

Gracias a todos.

Felicidades a los medallistas.

-DAVID MIER Y TERÁN: Hola.

Yo soy David Mier y Terán. Practico el deporte Vela. Ésta fue mi quinta participación.

Y la verdad que han estado hablando de los cambios que ha habido en la CONADE y, definitivamente, para mí ha habido muchos cambios positivos. El hecho de que los recursos vayan directamente a los atletas pues, la verdad, en mí me ha ayudado mucho.

Y siento que, definitivamente, éste ha sido el ciclo que mejor me han apoyado en mis últimos 20 años de carrera deportiva.

Muchas gracias, Alfredo.

Ahora, justamente, antes de que ella hablara, yo estaba reflexionando sobre el hecho de por qué, o sea, por qué muchos de los atletas mexicanos no siguen. Por qué habíamos tantos, pero por qué hay tantos mexicanos que sólo llegan a unos Juegos Olímpicos.

Y una de las razones es porque, realmente, en México es muy difícil para los jóvenes ser atletas, y eso se refiere a que muchas veces, el futuro de México en el deporte no sólo está acá, no somos nosotros, son todas las personas que vienen, todas las semillas, todo lo que se crea en las Olimpiadas Nacionales, que hay que seguir nutriendo; pero para que eso pueda darse es importante; o sea, definitivamente, es necesario que sea una opción de vida para los atletas, o por lo menos una mejor opción mejor de vida.

Necesitan haber los apoyos. Hoy por hoy se cuentan con becas, y necesito sean mejores.

Siento, Castillo, que tú puedes hacer la diferencia. Definitivamente, hay muchos mexicanos que pueden llegar más lejos de todo lo que hemos llegado nosotros, o por lo menos algunos de nosotros.

Y el hecho de que se pueda apoyar a los jóvenes que terminan de ser atletas en la Olimpiada Nacional, que hay grandes talentos, en el principio yo no creía mucho en la Olimpiada Nacional, pero después me di cuenta, y es un gran proyecto.

Creo que es importante rescatar a esos atletas y darles esa opción de ser atletas, y yo creo que México se podría sorprender en los próximos Juegos Olímpicos.

-DANIEL VARGAS: Muy buenos días.

Mi nombre es Daniel Vargas, mi deporte es atletismo, y, más que nada, la prueba de maratón.

Antes que nada, muchísimas gracias por el espacio que nos brindó para saber nuestras opiniones, nuestras inquietudes que hemos tenido.

La verdad, México es un gran país, muy bonito, me encanta mi país, me encantan mis colores, mi Escudo. Mi Himno Nacional me encanta.

Al momento de escuchar el Himno Nacional en lo más alto de los Juegos Olímpicos, la verdad, a mí se me enchina hasta el cuero. Yo he estado ahí. Yo lo viví con Soraya Jiménez. Ella fue el ejemplo que yo seguí, porque yo vi la bandera en lo más alto, y esa vez recuerdo que yo derramé una lágrima y dije: Un día voy a estar en Juegos Olímpicos.

Luché y luché año tras año. Tengo 18 años en el deporte, 18 años corriendo y, la verdad, este deporte me ha traído muchas cosas muy bonitas, porque yo, de andar descalzo, con zapatos ya todos rotos, sin embargo, ya estaba viajando a Europa en un santiamén.

Y, bueno, se puede trabajar mucho en el deporte, tenemos muchos grandes deportistas, grandes atletas. Lástima que a veces nos quedamos muchos en el camino, se quedan muchos también, a veces por falta de apoyo, porque de que hay talento, hay.

Y yo he visto gente que se parte el alma día con día entrenando y hay veces que no tienen la oportunidad, porque hay veces que tenemos que estar viniendo aquí a México, porque aquí está concentrado, está el CNAR, está CONADE, está el Comité Olímpico.

Y la gente de provincia la dejan un poco aparte y tenemos que estar gastando para venir aquí. Hay veces que no tenemos el apoyo para venir.

Y yo siento que, si el apoyo saliera directamente, como dijo mi compañero Carlos, José Carlos, sería mejor, porque así nosotros; porque nosotros tenemos familia, muchos somos casados, porque cuando están solteros todavía aguantan un poquito más, pero cuando está uno casado y tiene uno familia.

La verdad, yo les platicaba, ahora que venía de Río, yo me quería comer mis taquitos, y ya llegué antier. Ayer no pude comerme mis tacos, pero tuve que viajar aquí, para estar aquí con ustedes.

La verdad, un gusto, un honor y, como le vuelvo a repetir, señor Presidente, mi deporte es muy duro, es muy difícil, usted mismo lo sabe, usted mismo ha corrido, pero correr un maratón, la verdad, no por nada es la prueba que se deja al último. 

Dicen que la prueba reina es en los 100 metros. Yo siento que la prueba reina es el maratón, porque es mucho sacrificio. Te pasa todo por la mente. Me ha llegado hasta la mente de sentarme y renunciar y decir: Ya hasta aquí quedé.

Estos cuatro años han sido un proceso muy difícil para nosotros, también para la marcha. Hablo, en sí, de los deportes de fondo, son deportes muy duros, muy sacrificados, que la verdad, por ejemplo, el maratón. Vámonos a Juegos Centroamericanos, yo fui medalla de bronce, y disculpe que lo diga, y la verdad, en mi municipio sólo me dieron tres mil pesos por la medalla de bronce, por dos horas de correr un maratón.

De León, Guanajuato.

Vinieron Juegos Panamericanos, fui cuarto lugar, la medalla de bronce se me escapó en los últimos 300 metros.

Se me escapó la medalla de bronce y no recibí nada después de correr un maratón, de toda la preparación. Qué se llevó: nada.

Juegos Olímpicos, ahora. Me dieron calambres a partir del kilómetro 30 al 39, por la mente me pasó abandonar, pero dije: No, tengo que terminar, tengo que terminar porque mi país me espera en la meta.

A veces llega uno a la meta, y yo siento que hablo por todos los deportistas, llegamos a la meta con ganas de llorar o, si no, hasta llorando por la impotencia, impotencia de no haber llegado más adelante y haber representado a nuestro país con más dignidad.

Y, la verdad, aprovecho la oportunidad también para felicitar a mi compañera y gran amiga, Lupita, que, la verdad, es un gran honor y un gran ejemplo de vida, más que nada.

Es lo que yo quería compartirle y muchísimas gracias por todo lo que se nos ha dado.

Gracias.

-MADAÍ PÉREZ CARRILLO: Hola, qué tal.

Un saludo a todos.

Gracias, Presidente, por brindarnos este espacio.

Y, Secretario, muchísimas gracias por todo. Mi Almirante.

Mi General, muchas gracias.

Mi nombre es Madaí Pérez Carrillo, de la disciplina de atletismo de la prueba de maratón.

Yo estoy, antes que nada, orgullosísima de haber sido parte de esta Delegación de Río. Es una Delegación muy diferente. Soy de las más experimentadas en la prueba de maratón, mi incursión 2013 al 2016, 13 años en la prueba.

Me gustaría externar algo: amo a mi país, como lo he dicho. Agradezco a todos los apoyos que mi gente me ha dado, al Gobierno.

A la Secretaría de Marina, muchas gracias por abrirme las puertas y mostrarme este mundo, que es muy diferente y que podemos hacer cambiar a muchas generaciones. Muchas generaciones que vienen.

Yo quisiera hacer una observación: que durante esta vida deportiva he visto perder muchos talentos, los que mis compañeros decían.

Pero no sólo se basa en brindar apoyos. Tenemos que tener la gente necesaria y preparada, con una visión; entrenadores que nos guíen hacia eso, que guíen a las nuevas generaciones a poder llegar con esa ambición y hambre de triunfo.

Porque es necesario el recurso, sí, pero, necesitamos también tener los elementos necesarios para llevarlos a cabo.

Hay gente preparada.

Mexicanos con las capacidades de llevar a estos nuevos talentos a ser grandes y demostrar en el mundo por qué somos mexicanos, de qué estamos hechos

Yo creo que ahorita sería hermoso, es un sueño que yo creo que se puede realizar, que todas las instituciones trabajemos juntas, que la sociedad trabajemos juntos, y es la única manera en cómo vamos a ser un México mejor.

Por favor, les felicito a todos.

Yo sé que es una generación diferente a la que he vivido en otras pasadas Olimpiadas, donde es gente preparada, gente que queremos ver a las nuevas generaciones crecer, solamente necesitamos desarrollar un sistema, un proyecto que lleve a esas generaciones hacia adelante, teniendo en cuenta tanto entrenadores, fisiatras, y todo lo que hay detrás y que no se ve.

Gracias.

DIEGO DEL REAL: Primero que nada, muchas gracias, señor Presidente, por darnos este espacio.

Escucho a todos y cada uno de sus inquietudes y me gustaría resumir eso en tres pilares:

El primero es que no exista incertidumbre.

Pienso yo que el atleta que se siente con una seguridad de que lo van a apoyar, independientemente de lo que suceda, va a hacer su trabajo.

El segundo. El apoyo, pero con visión. Comentaba mi compañera atleta que no nada más es ir y poner el dinero ahí. No. Es trabajar en un proyecto de dos, tres, cuatro años. Una comisión.

Y tercero. Que cada quien cumpla con su función.

Qué quiere decir esto.

Que el atleta se dedique únicamente a entrenar y dar resultado. Ese es su trabajo.

Y que usted, en su caso a quien designe, igual, en este caso por la polémica que se armó últimamente, a la persona que usted designe que ponga orden.

Y pienso yo que eso es lo que se vino suscitando en este último año, en los últimos meses: que se ha estado poniendo orden, y por eso toda esa polémica.

Creo que yo que esos tres pilares son los más principales a atacar: que el atleta se sienta seguro y apoyado, que se trabaje con visión y que cada quien cumpla con su función.

Es todo.

-ROMMEL PACHECO: Hola, muy buenos días.

Soy Rommel Pacheco, de Clavados.

Muchas gracias por este espacio, señor Presidente.

A todos los directivos, dirigentes, Secretarios que hoy nos acompañan.

Primero que nada, felicitar a todos, a todos mis compañeros deportistas, tanto los medallistas, principalmente, porque es un gran orgullo y un gran sacrificio el estar ahí con ustedes.

Son muy pocas personas las que logran ser medallistas y lo vemos aquí, con nosotros, todos mis compañeros igual.

Y como dicen ellos, el mismo esfuerzo que hacen ellos, hacemos nosotros.

Creo que no es un año, no son cuatro años de preparación, ésta es una vida.

Yo llevo 23 años en este deporte y es una vida de diario disciplina, constancia y perseverancia, que en mi opinión no es un sacrificio, es un orgullo y es un gran orgullo representar a México, llevar el uniforme, poder ver la bandera y todo se ve replicado cuando llegas aquí y que un niño me dice: Yo quiero ser clavadista, yo quiero taekwondo, y eso va creciendo y eso mejora el deporte.

Creo que todos tenemos muchas experiencias que compartir a lo largo de nuestras carreras, a lo largo de las competencias.

Como decía nuestro compañero de Maratón: a veces llegas en la competencia, no te va como tú quieres, en este caso fue en Juegos Olímpicos.

Ahora, Alfredo Castillo lo puede constatar, ya que cuando terminó mi final, no fue la final que yo hubiera querido. Se acerca a mí y yo estaba llorando. La verdad es que no le hice ni mucho caso. Me metí al baño, seguí llorando y tenía que pasar a prensa.

Así es el deporte, a veces estás arriba, a veces eres el campeón, eres el mejor, a veces estás abajo.

Es parte de la vida, es parte de lo que uno tiene que aprender y creo que eso, la sociedad a veces no lo percibe de esa manera.

Ahorita con las redes y todo eso hay mucha polémica. Cualquier persona tiene el poder de hablar detrás de un celular y decir muchas cosas, pero creo que, como nosotros, como deportistas, sabemos que esas cosas no cuentan. Tú sabes quién eres. Tú sabes por quién trabajas y qué es lo que necesitas.

Y toda esa polémica uno lo deja afuera, compite con el corazón, lo da todo y trata de ganar.

Lo que sí es fundamental, es que todos trabajemos por un mismo camino, que es México y es el éxito de México y yo creo que esa unión es primordial, no sólo en el deporte, sino en el todo el país.

Creo que este último año, este año de administración de la CONADE, ha sido fundamental para el deporte. Claro que ha sido polémico, porque Alfredo llegó con una visión de cambio. Todo cambio genera polémica, genera esa fricción, de que no avancen las cosas, y lo que él quiso hacer es poner en orden tanto a las federaciones, y como muchos compañeros lo acaban de decir, que el recurso llegue directamente a donde debe llegar y como debe llegar.

Es complicado mover eso en un año, ya que el deporte en México ha ido viviendo en ciertas federaciones y en ciertas cosas ese problema, pero creo que como usted lo está viendo en su Gobierno, muchas cosas generan esa fricción. Pero poco a poco, y en un año, y en un futuro, tal vez no en su sexenio, se va a ver reflejado todo el cambio que se está realizando.

Entonces, reitero y agradezco mucho el apoyo de la CONADE que, en lo particular, clavados es un deporte que tiene el privilegio de ser apoyado no sólo ahorita, sino durante mucho tiempo con los resultados que ha venido teniendo. Y en este año, la verdad, es que nos abrieron las puertas, lo que hemos necesitado para la preparación rumbo a Juegos Olímpicos. Ahí han estado mis demás compañeros clavadistas, y ustedes lo pueden constatar, no sólo en el Distrito Federal, sino en el equipo de Guadalajara, en eso.

Y creo que hay que replicarlo en cada estado, que cada estado pueda tener un Centro de Alto Rendimiento para que crezca el deporte, que haya una escuela de entrenadores, porque hay veces, hay instalaciones, no hay entrenadores que puedan enseñar técnicamente y bien preparados, que puedan enseñar a los alumnos.

También tiene mucho que ver la sociedad. El padre de familia es el que tiene llevar al niño. En mi caso, y yo creo que, en muchos de nosotros, mis papás me llevaban a entrenar, te recogen, te llevan, y al principio el recurso es de ellos, los primeros viajes, las primeras cosas. Mucho es el sacrificio de los papás.

Entonces, tienen que, eso es un trabajo conjunto entre Gobierno, sociedad y que todo mundo funcione.

Agradezco, también, al Comité Olímpico. Yo viví muchísimos años en el Comité Olímpico, fue mi segunda casa. Yo a los 11 años me vine aquí, a la Ciudad de México, soy de Mérida, a estar como interno en el Comité Olímpico.

Entonces, creo que trabajando todos juntos se puede mejorar. Hay que dar el voto de confianza porque siempre, siempre es difícil. Es como nosotros. A lo mejor ahorita nosotros no somos medallistas, pero eso no quiere decir que no lo podamos ser en un futuro, o que el próximo no ganemos el campeonato mundial.

Entonces, hay que estar unidos, hay que tener ese voto de confianza. Y nuevamente, reitero, y agradezco el apoyo que usted nos ha brindado a través de la SEP y de la CONADE. Y espero que todo esto sea para el bien del deporte y de México.

Muchas gracias.

-NURIA DIOSDADO: Muy buenos días, señor Presidente.

Mi nombre es Nuria Diosdado. Soy del dueto mexicano de nado sincronizado. Mi compañera Karem Achach.

De nuestra experiencia lo que le puedo decir es que yo asistí a mis segundos Juegos Olímpicos.

Vivimos una experiencia increíble, pudimos colocarnos en la posición onceava a nivel olímpica, pudimos clasificar a la final olímpica, que era nuestra meta desde Sídney 2000, que México no se metía en los primeros 12.

Por supuesto, siempre la meta es ir más arriba de los lugares; poder colocarnos en lo más alto, y a mí me causa mucho desconcierto que no sea hora que la gente llega y te felicita.

Muchas de esas personas no te felicitan, sino que te dan una clase como de pésame, porque no conseguiste la medalla, y en lugar de que te digan: Oye, felicidades. Los ves con cara de oye, híjole, qué mala onda.

Y no, es algo que nosotros nos sentimos muy orgullosas. Quiero decirle que hicimos historia, ningún país en la historia de los Juegos Olímpicos en nado sincronizado se ha movido de unos Juegos Olímpicos a otros, los lugares que Karem y yo nos movimos.

Yo en Juegos Olímpicos pasados me coloqué en la posición 17, y ahora estuvimos en la onceava y ningún país se ha movido tanto.

Yo creo que es muy aplaudible todo lo que hemos hecho esta generación de deportistas, que probablemente no se mejoraron el número de medallas que tuvimos en Londres, pero si se analiza deporte por deporte, hubo muchos lugares que se mejoraron, deportes que nunca habían figurado y ahora están muy cerca de conseguir una medalla o de ser finalistas. Creo que eso es mucho más aplaudible que las propias medallas.

Por supuesto, compañeros medallistas, muchas felicidades. Todos queremos llegar ahí.

Pero creo que es un proceso, y creo que se están haciendo muy bien las cosas.

En mi caso, yo sí quiero aplaudir el trabajo de la CONADE, el trabajo de Alfredo. Nosotros hemos estado en un constante contacto con él. Creo que se ha atacado mucho y a mí no se me hace justo, porque en nuestro caso, nuestra comunicación con la federación es un poco complicada.

Creo que no hay una cabeza que dirija o, por lo menos, creo que no hay tampoco en clavados alguien que esté ya como dirigiendo el deporte y en nado sincronizado tampoco. Se nos quitó nuestra vicepresidenta de nado sincronizado y un presidente para cuatro deportes. Creo que no lo puede hacer igual.

Entonces, yo agradezco muchísimo el contacto que hemos tenido por parte de la CONADE. Creo que, en un año, como dicen, los resultados prácticamente no son de estas personas que están ahorita al mando, pero sí creo que se va por un muy buen camino.

Agradezco muchísimo el apoyo, agradezco muchísimo el recibimiento que tuvimos este día y la apertura para que usted nos pudiera escuchar.

Y, de verdad, muchísimas gracias y felicidades a todos.

 -PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO:  Sé que hay inquietud por participar en varios de ustedes.

Déjenme darle el uso de la palabra a dos medallistas, para recoger la experiencia de ellos.

Yo quisiera pedirle a Carlos Padilla nos diera también sus impresiones.  A Alfredo Castillo, también, las suyas.

Quisiera poner un video que se ha preparado y luego, si me permiten, quisiera hacer algunos comentarios finales, después de haber escuchado sólo algo de ustedes, pero que me es importante el que escuchen de su servidor algunas reflexiones muy puntuales que sobre el tema del deporte quisiera plantear.

Quién de nuestros medallistas.

Germán.

-GERMÁN SÁNCHEZ: Primero que nada, muchas gracias por todo, señor Presidente:

Quiero que se sienta muy orgulloso de cada uno de los que estamos aquí. Ya que sé, sí se ha hablado de que a algunos no nos llegó apoyo. Sin duda, creo que los mexicanos somos unos guerreros, que tengamos o no tengamos, luchamos por nuestros sueños, por nuestras metas y creo que todos así lo hicimos para llegar a estos Juegos Olímpicos.

Otra cosa que le quiero decir.

Que, como ya lo mencionaron, en estos Juegos Olímpicos hubo deportes que teníamos años que ni se participaba. Creo que en general, lo que lleva del sexenio en el deporte ha habido muchas cosas buenas y yo creo que van a seguir mejorando.

Y de antemano, que esta medalla es 100 por ciento mexicana. Mi equipo está conformado 100 por ciento de mexicanos, tapatíos. Mi entrenador, Iván Bautista, de Hidalgo. Y es otra cosa de lo que nos tenemos que sentir orgullosos.

Hay veces, sí hay unos que tienen oportunidad de estudiar en Estados Unidos o cosas así, pero yo estoy orgulloso de que esto es 100 por ciento mexicano y tiene valor.

Es eso, creer en México, que se pueden hacer las cosas.

Y nada, gracias por todo lo que hacen por nosotros.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO:  Gracias, Germán.

Dos más.

-MARÍA DEL ROSARIO ESPINOZA: Primero que nada, muchas gracias, como bien lo dijeron la mayoría, por el espacio.

La verdad, que yo en mis tres ciclos olímpicos siempre me he sentido muy orgullosa de representar a mi país.

La primera vez lo hice, cuando yo era juvenil, para mí fue un impacto muy grande. El hecho de sentir a México lejos de mi casa y fue una experiencia que yo dije: esto no solamente lo quiero hacer una vez, sino lo quiero hacer muchas veces. Y encontré la manera de cómo representar a mi país en, para mí, la justa más importante, que son unos Juegos Olímpicos.

Yo dije: en estos Juegos Olímpicos no solamente quiero que digan: fue una representante de México, sino que quería que dijeran: Ganó México.

Para mí siempre ha sido muy importante el hecho que de México se hablen cosas buenas y yo lo puedo hacer en mi deporte. El hecho de que se hable bien de México en mi deporte, que es el Taekwondo. La verdad que siempre me he sentido muy orgullosa de representar a mi país, de darle esas medallas a mi país y, sobre todo, esa alegría.

Yo, la verdad que me siento muy agradecida, tanto con la CONADE, con el Comité Olímpico Mexicano, y al igual que el Ejército Mexicano, sobre todo, ahora que no solamente me motivó para representar a México, sino al Ejército Mexicano.

Y la verdad que fue una gran ayuda en estos Juegos Olímpicos, tanto de mi General Secretario, como de mi Teniente Coronel, que siempre estuvo al pendiente de mi competencia, de mi familia, y para mí eso fue de gran ayuda.

Si en algo yo puedo decir o comentar de lo que yo veo en el deporte de México, para mí siempre es importante, cuando hay unos Juegos Olímpicos que todos nos motivemos, en el sentido de que caen medallas, caen medallas.

Esta vez fue un poco complicado también, a mí siempre me ha tocado competir el último día donde no caían las medallas, pero no me desesperaba. Yo decía: Va a haber la esperanza, va a haber esa motivación por parte de mis compañeros, también, y me motivaba el hecho, por ejemplo, de ver a Alejandra, a las dos Alejandras, verlas a punto de ganar medalla, pero es que sí se puede.

Sí se puede. Solamente falta un poco, un empujoncito, como decimos, y al ver a Misael ganar la primera medalla, eso fue para mí como que un respiro, el decir: Sí se pudo y yo creo que poco a poco, conforme vamos avanzando, van a caer las medallas.

La verdad que cuando yo competí, fue como de gran motivación el estar en la final, cuando ya había dos medallas más, la de Germán y la de Ismael, y fue como decir: Ya ven, sí se puede.

Ver a Lupita también en la marcha, compitiendo con las chinas de codo a codo, para mí fue de gran motivación también.

Creo que solamente nos falta un poco. La materia la tenemos. Creo que cada uno de nosotros sabemos de la capacidad que tenemos de estar compitiendo con los mejores y ganarle también en ocasiones a los mejores.

Solamente yo creo que falta planificar bien, planificar para medallas olímpicas, planificar para campeonatos mundiales y el apoyo está, la materia está, como bien lo dijimos.

Yo creo que también es importante que muchos juveniles, también que ellos también se motivan al vernos a nosotros competir, y que ellos también son el futuro de México.

Yo creo que para ellos también es importante, como le digo, planificar para que ellos sean los campeones olímpicos y que ellos sean los que dan esa cara buena por México.

-ISMAEL HERNÁNDEZ: Hola a todos.

Muchísimas gracias por este espacio que nos brinda, señor Presidente.

Yo quiero felicitar a cada uno de los integrantes de la Delegación Mexicana. La verdad es que fue una Delegación Mexicana con mucha alegría, con mucha chispa.

Tengo el gusto de conocer a varios, tengo el gusto de ser amigo de varios y que el hecho de haber compartido esta fiesta con cada uno de ustedes, la verdad es que me hizo muy, muy feliz. Me hizo muy, muy feliz el hecho de que también reconocieran el logro que tuve. Y muchísimas gracias por todo eso, de todo corazón.

Pasando ya a lo que me gustaría decir, la verdad es que yo estoy muy agradecido con todas las instituciones que me han apoyado, la parte del Comité Olímpico Mexicano, la parte de CONADE, y la parte de la Secretaría de la Defensa Nacional. La verdad es que mi General Secretario nos ha ayudado y nos ha abiertos las puertas de una manera increíble.

Yo empecé, yo empecé en el pentatlón en un grupo de la Secretaría de la Defensa Nacional, a los nueve años.

Y la verdad es que eso es algo que me gustaría darle de vuelta a mi deporte.

Espero que ahora que el mundo ya sabe qué es el pentatlón, porque no tenía ni idea, este tipo de prácticas en general, este semillero, y con apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, se pueda dar.

Y no sólo dentro de la Secretaría de la Defensa Nacional, sino, también, como comentaba Rommel, a través de Centros de Alto Rendimiento Estatales.

La verdad es que, también, estoy muy, muy contento por estar aquí, por haberme colgado esa medalla, y por haberle dado esa satisfacción a México.

Le verdad es que yo creo, y estoy seguro de que todos los mexicanos somos capaces de lograr lo que nos proponemos. Simplemente, hay que planearlo y, después, no sólo planearlo, sino ejecutar. Ejecutar día a día todas esas pequeñas acciones que sabemos que nos van a llevar poco a poco hacia cumplir ese sueño.

Muchos se han referido a mí como la medalla sorpresa, como el secreto mejor guardado de México, pero yo no lo veo así. La verdad es que todo esto fue producto de una planificación milimétrica, que yo, junto con mis entrenadores, con la federación y mi papá, sobre todo, mi papá, más que nadie, nos metimos de lleno para, realmente, poder colgarnos esta medalla.

La verdad es que creo que los recursos los tenemos. Como decía María, la materia prima está porque somos 124 millones de mexicanos, si no me equivoco, y creo, realmente, que con la planificación adecuada y la dirección, apuntando hacia lo más alto, realmente, podemos lograr que en los siguientes Juegos Olímpicos se oiga el Himno Mexicano, se oiga el Himno Mexicano en Tokio, y no sólo una vez, sino muchas veces.

Gracias.

-CARLOS PADILLA BECERRA: Señor Presidente.

Muchas gracias por recibirnos en Los Pinos, en la casa del pueblo de México. Darnos este espacio al deporte nacional.

Saludar al señor Presidente, a los señores Secretarios que nos hacen favor de acompañar en esta reunión, y quienes han sido parte importante de la formación de la delegación que representó a nuestro país.

Como usted bien lo ha dicho, y lo han dicho los deportistas, tenemos suficiente razón todos los mexicanos para sentirnos muy orgullosos de todos ustedes, de toda la delegación, de todos y cada uno.

Señor Presidente:

Usted, qué bueno que abrió la oportunidad de que pudieran hablar, porque éste es el sentir de ellos, y hay que escucharlos, respetarlos y apoyarlos. Pero, también, reconocer que para la formación de esta delegación fue muy importante que todos y cada uno dieran los parámetros internacionales de las federaciones de cada deporte para poder clasificar.

No hubo un solo deportista que fuera por invitación o, como se dice: de dedazo. Todos se ganaron su lugar y lo hicieron a pulso con una gran preparación durante muchos años.

En cada uno hay una historia de vida, en cada uno son un ejemplo que la juventud debe y puede seguir. Pero, lo más importante de todo es que se trabajó. Creo que yo, junto con su Gobierno, señor, en un gran equipo con el señor Secretario de la Defensa, con el señor Secretario de Marina, desde luego, con quien encabeza el deporte, que es el Secretario de Educación, y como quien ejecuta en la planeación del deporte, con Alfredo Castillo.

Pero, también, hubo otros Secretarios que quedaron un poco en el olvido porque no entraron tan directo al deporte, pero que, comprometidos con su Gobierno y con México, nos apoyaron, señor Presidente, como es el Secretario de Salud, la Secretaria de Relaciones Exteriores y algunos otros funcionarios, como de la propia Secretaría de Turismo, que nos estuvieron apoyando. Por eso digo que se trabajó en equipo, señor Presidente.

Y cuando acudimos a los Juegos Olímpicos llevamos una gran responsabilidad, que es cuidar que todos estos jóvenes tuvieran las mejores conexiones para viajar, para competir y, sobre todo, para regresar en buenas condiciones a México, todos con la satisfacción de haber defendido los colores de México.

Y, sinceramente, no hubo uno solo que se indisciplinara, no hubo uno solo que no estuviera dentro de las reglas del juego limpio, por lo cual nos han felicitado. No tenemos, y creo que no vamos a tener, porque lo hemos cuidado mucho, un solo caso de dopaje, que esto es para México importantísimo y, sobre todo, que se haya logrado establecer esa coordinación y ese equipo, ha sido muy importante.

Yo quiero, si me permite, mencionar también y reconocer a nuestro jefe de delegación, que es el jefe de la delegación, el doctor Mario García, quien llevó todo el peso de la carga, para la logística, y agradecer también al señor Secretario de la Defensa Nacional que nos comisionara a dos tenientes coroneles mujeres que estuvieron muy cerca de nuestros atletas: la doctora Lety, la Teniente Coronel Leticia, que sintieron el apoyo, paso a paso, las psicólogas, los psicólogos que estuvieron a cargo de nuestros deportistas.

Y algo que no se ha tocado, pero que es importantísimo, señor Presidente. Todos los jóvenes que tiene usted aquí, como ejemplo de México, o están estudiando o están haciendo una licenciatura; o están ya por iniciar una maestría en las universidades públicas o privadas de nuestro país.

Por ello, creo que hay motivos suficientes para sentirnos muy orgullosos y que usted, señor Presidente, como nuestro líder máximo y Jefe de las Instituciones, sepan que estamos trabajando unidos.

Alfredo y yo hemos platicado, no una, la última vez fue ayer, pero no una, sino muchas veces, de cómo podemos caminar.

Los compañeros de los medios de comunicación quisieran ver otras cosas, y las dicen. Pero, en realidad, con Alfredo, y conmigo siempre ha habido esa unidad, porque sabemos que usted, señor Presidente, está preocupado porque el equipo deportivo de México sea uno y que sea fuerte.

Y nos comprometemos y nos sumamos a esa campaña, para que las federaciones, concretamente, sean totalmente federaciones democráticas, donde participen todos los que tienen derecho a dirigir su deporte, pero también la transparencia y la rendición de cuentas sea puntual en todos los momentos en que reciben recursos públicos.

Muchas gracias, señor Presidente.

Sabemos que tiene usted la intención, porque así nos lo ha demostrado, de apoyar al deporte. Tenemos enfrente ya, dentro de dos años, que tocará en su mandato también, los Juegos Centroamericanos y del Caribe, y esperamos que nos reciba nuevamente aquí y le rindan cuentas, como la que hoy le están rindiendo nuestros deportistas y nuestros medallistas.

Muchas gracias.

-ALFREDO CASTILLO CERVANTES: Señor Presidente, señor Secretario de Educación, Secretario de Marina, de Defensa; Carlos, del Comité Olímpico, deportistas.

Hace mes y medio, usted me regañó por tomarme 14 minutos 30 segundos. Hoy seré muchísimo más breve.

Decirles a todos ustedes que, más allá de todo lo que se ha dicho en redes y medios, me tocó ver prácticamente a todos competir.

Ale Zavala, a diferencia de un milímetro para poder ser medallista olímpica; Ale Valencia, que vence a la número 1 del mundo, una coreana indiscutible, y pierde con la número 2 del mundo, que saca tres 10.

Ale, ellas dos, 19 del mundo hace cuatro años, 17 del mundo, y ahora se meten en las cuatro del mundo, 21 años. Tienen dos, tres ciclos olímpicos para seguir compitiendo. Son cuerpos longevos.

Que ya Liliana Ibáñez es, efectivamente, en los 50 metros, cuando estuvimos ahí, una nadadora excepcional, atletas que van a sus primeros Juegos.

Avances muy, muy significativos, que en el deporte, en lo que hemos visto, si es cada cuatro años, hay atletas que a los 20 años tienen su primera participación, 24 se meten a las finales y 28, por poner un parámetro, están ganando las medallas.

Y en este caso, el 86 por ciento de la Delegación era una Delegación joven; una Delegación, en sus primeros Juegos Olímpicos, con un promedio de edad que viene de este cambio, que si lo sabemos llevar muy bien para los Centroamericanos de Barranquilla, para Lima 2019, Tokio 2020, y tenemos materia suficiente para el 2024.

Aquí está, por poner un ejemplo, Tania Arrayales, es número uno del mundo a nivel juvenil, que ha vencido inclusive al equipo de esgrima, séptimo del mundo, han vencido a los mejores del mundo.

Goretti Zumaya, que no tuvo tanta suerte, que no está aquí, número uno del mundo juvenil, 19 años, 19 años que, si la sabemos llevar a cuatro años, a 23, a 27, a 31 años, tiene un futuro excepcional.

Lo que hizo Nuria y Karem, por ejemplo, realmente es cierto, avanzar un solo lugar, un solo lugar es muy difícil en la calificación de los jueces, se meten siete u ocho lugares.

Ya desde Panamericanos habían sido medallistas.

Taekwondo. Vemos a María, preferente, la mejor atleta de toda la historia. Aquí está Itzel, que se metió a las semifinales en sus primeros Juegos Olímpicos, Carlos Navarro, que venció a un monstruo, con todo respeto, a un chino que realmente fue medallista olímpico.

Carlos, medalla de oro. Él en los Panamericanos; Itzel, que fue medalla de plata también en los Panamericanos; Ismael, medallista hoy, lo vimos en aquel entonces, no ha tirado una valla en Toronto, y esos siete segundos de diferencia, hubiera sido oro. Empató en aquel entonces al que ganó el oro; ahora lo venció.

Germán no pudo competir en Toronto el año pasado. Germán ahora es medalla de plata. Se tuvo que cuidar de una lesión, él con el Pollo, que fueron subcampeones mundiales en Kazán.

Misael, Joselito. Joselito, que pierde con el campeón olímpico. Misael, dos boxeadores extraordinarios que también, si los sabemos llevar, aquí hasta la edad también de Daniel, de 22 años, él está peleando con gente de 35 o 40 años, 32 años. Si Misael, de 22 años, imagine, tiene juegos para los 26, para los 30, para los 34.

Si vemos lo que ha hecho Iván, con una nueva generación de clavadistas, ahí está Rodrigo, en sus primeros Juegos Olímpicos que va a poder competir.

Micky Reyes Varela, en el tema del tenis, que lo vamos a ver después, perdieron con los subcampeones medallistas de plata, y así podría ponerle ejemplos absolutamente de todos.

Tuve la oportunidad no sólo en Río, sino en Toronto, de estar con ellos, de platicar con ellos a título personal, de darles el equipamiento y más allá de todo, señor Presidente, decirle que usted siempre nos ha enseñado algo que es que exista rumbo, que exista dirección y que tenemos que asumir, por supuesto, muchas veces los costos.

A veces los costos son muy altos, y poner orden, el haber pasado de 500 millones en Londres, después con una delegación con cifras exorbitantes, haber bajado, realmente, al mínimo histórico, le podría decir que genera resistencias.

Pero, hoy por hoy, creo que hicimos, en los últimos siete meses, un gran equipo con las federaciones. No está la Federación de Triatlón, no está la de esgrima, hay varias que son, con las que hemos hecho grandes, y hay tres, cuatro tal vez que todos pareciera que hacen todo.

Con el Comité Olímpico tenemos, ayer, como lo dice Carlos, tuvimos una reunión para planear el futuro, para planear Barranquilla. El agradecimiento al Secretario de la Defensa, al Secretario de la Marina, al Secretario de Educación, porque han estado muy al pendiente.

El IMSS, Salud, otras instancias que también están ahí. Y más allá de todo eso, equipos que vienen. Hay 40 atletas que tienen entre 14 y 17 años entre los primeros 16 del mundo, y si le sumamos a los 43 que están entre los primeros 16, ahí hay 85 atletas, más los que se sumen en las Olimpiadas Nacionales, que, estoy seguro, que Tokio va a cambiar el referente, y Tokio, no vamos a hablar de estas cinco medallas, que son grandes. Vamos a estar hablando de 10, de 12; y en el 2024 vamos a estar hablando de 18, de 20.

Por qué.

Porque hay rumbo, hay elección, como usted lo ha dicho. Muchos ven por la siguiente elección, y no la siguiente generación. Nosotros hemos visto por temas que se van a ver reflejados años después, pero los atletas están recibiendo, están recibiendo los apoyos directos, el apoyo del Secretario de Educación ha sido fundamental, la libertad, el margen de maniobra que nos ha dado.

Y agradecerles a todos los atletas, cinco minutos ya para terminar, decirles y agradecerles a todos los atletas, en verdad, sus palabras de aliento, de apoyo, los que están en el CNAR, a todos los que están compitiendo, que están en otras competencias, Panamericanas, Regionales, Nacionales y Olimpiadas, me honran, en verdad, sus palabras. Independientemente de lo que pase, decirles, que haberlos conocido ha sido honroso, porque son guerreros, son campeones, y son el referente y lo que todos, todos, todos, podemos saber qué va a pasar en el futuro.

Carlos Herrera tuvo un accidente en un microbús. Quedó lesionado. Se recupera en cuatro meses y da una marca que está en semifinales, por primera vez en la historia, que también tiene futuro, jóvenes que se prepararán.

Voleibol nunca había calificado a unos Juegos Olímpicos. Califica voleibol.

Estamos rescatando el básquetbol.

Entonces, creo que también hay muchas cosas que no se dicen, que se pueden comentar.

Gracias a todos ustedes.

Señor Presidente:

Gracias por la distinción de este año que me ha dado por trabajar en esta área.