-MODERADOR: Hace uso de la palabra el Gobernador del Estado de México, doctor Eruviel Ávila Villegas.

-GOBERNADOR ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS:  Es para las y los mexiquenses un gran honor recibir una vez más a quien es nuestro orgullo, quien es nuestro paisano, quien estudió en esta escuela y hoy gobierna con éxito a este gran país.

Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de todos los mexicanos:

Es un gusto, una vez más, recibirlo, aquí, en su casa.

Muchas gracias.

Y especialmente porque, como ustedes saben, hoy formalmente el señor Presidente estará inaugurando oficialmente el inicio de este Ciclo Escolar 2016-2017.

Quiero saludar también, con profundo afecto, a mi amigo, el maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública del Gobierno Federal.

Y quiero decirle, señor Presidente, que sus instrucciones, el Secretario de Educación las ha acatado a pie juntillas. Ha decidido trasladar la Secretaría de Educación a las diferentes regiones del país. Aquí, en el Estado de México, somos testigos de ello. Vemos cómo visita, supervisa las obras, cómo está escuchando a las maestras, maestros, alumnos, padres de familia y muy cerca de las autoridades locales, para avanzar en los temas relacionados con la educación.

No me cabe la menor duda que la educación, con el liderazgo del Presidente Peña Nieto, y con el seguimiento que le da el Secretario Nuño, está en muy buenas manos en nuestro país.

Quiero también saludar al licenciado Francisco Guzmán Ortiz, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, responsable del Gobierno Federal en esta región, nuestro paisano, que además nos apoya muchísimo.

Muchas gracias, señor licenciado.

Saludo a los funcionarios del Gobierno de la República. Especialmente quiero saludar al maestro Juan Díaz de la Torre, dirigente nacional del SNTE. Muchas gracias, maestro.

Hoy, formalmente iniciamos clases, y quiero expresarle a usted, a través de usted, nuestro cariño y gratitud al magisterio federalizado, que trabaja en todo el país, pero especialmente aquí, en el Estado de México.

Yo siempre lo he dicho: el mejor magisterio del país está aquí, en el Estado de México. Hoy, los maestros y maestras están recibiendo en las aulas a más de 3.4 millones de estudiantes de educación básica.

Y también, mi agradecimiento al maestro Abraham Saroné, dirigente del SMSEM, que también el magisterio estatal hace lo propio y se entrega con pasión al servicio de la educación.

Señoras y señores.

Directora de nuestra escuela primaria.

Alumnas, alumnos.

Maestras, maestros.

Honorable presídium.

Yo reconozco que el Presidente Peña Nieto le apuesta a la educación, porque sabemos que es palanca de desarrollo.

Bien lo decía Nelson Mandela: la educación es el arma más poderosa para transformar el mundo.

Y en el Gobierno de la República se hace uso, precisamente, de esa arma poderosa para transformar a este gran país que es México y se vienen ya viendo resultados muy concretos.

Es muy importante hacerlo, porque de acuerdo a estudios de la UNESCO, si logramos que todos los niños tengan el mismo acceso a la educación, el ingreso económico por persona aumentaría un 23 por ciento en los próximos 40 años.

Si todas las mujeres cursaran la educación primaria, los matrimonios jóvenes, la mortalidad infantil, podría disminuir un 25 por ciento y la mortalidad materna podría disminuir hasta en un 66 por ciento, según la UNESCO.

Por eso celebro que el Presidente Peña Nieto le dé la mayor de las importancias al rubro educativo.

Y me es muy grato, señor Presidente, informarle que, gracias a su apoyo, es el Estado de México, el estado que más becas otorga en diferentes modalidades.

Yo quiero agradecerle a la Secretaria de Educación Pública, a la Secretaria Ana Lilia que se ha incorporado hace algunas semanas, que con mucho entusiasmo está dando ya los mejores resultados.

Para este periodo, para este ciclo escolar 2016-2017, habremos de otorgar con el apoyo del Gobierno Federal más de 200 mil becas, sí, 200 mil becas, ya sean para evitar la deserción a nivel secundaria, becando a niños, a jóvenes de tercero de secundaria, reconociendo a las escoltas de las escuelas por su esfuerzo, por su mérito, por su disciplina, becando a niños con discapacidad, algunos que padecen ceguera, becando a los mejores de las universidades para que se vayan a estudiar, inclusive, al extranjero.

Y lo seguiremos haciendo, porque en educación, en la educación no se gasta, en la educación se invierte y el mejor ejemplo lo pone el Presidente Peña Nieto, y aquí queremos en el Estado de México seguirle dando un fuerte impulso a la educación.

Señor Presidente:

Gracias por todo su apoyo, por todo su respaldo y gracias por escoger ésta que fue su escuela para poder inaugurar formalmente el ciclo escolar desde Toluca, Estado de México hacia todo el país.

Felicidades a todos.

-MODERADOR: Toca el turno de la palabra al Secretario de Educación Pública, maestro Aurelio Nuño Mayer.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Señor Presidente de la República, con su permiso.

Muy buenos días niños y niñas.

-VOCES A CORO: Buenos días.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Cómo están.

-VOCES A CORO: Bien.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Contentos.

-VOCES A CORO: Sí.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Disfrutaron sus vacaciones

-VOCES A CORO: Sí.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Mucho o poquito.

-VOCES A CORO: Mucho.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Están contentos de estar en la escuela.

-VOCES A CORO: Sí.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Ya querían que acabaran las vacaciones.

-VOCES A CORO: No.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Sí o no.

-VOCES A CORO: Sí.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Déjenme decirles que hoy no es un día cualquiera, hoy es uno de los días más importantes en nuestro país.

Y por qué.

Porque al igual que ustedes millones de niñas y de niños en todo México hoy iniciaron una vez más las clases. Seguramente el día de ayer fue un día de nervios en donde estuvieron pensando: me voy a reencontrar con mis amigos, pero no sé a quién me va a tocar en el salón, qué maestra o qué maestro es el que me va a tocar este año, voy a volver, voy a jugar, voy a platicar de las vacaciones; pero, también, regresamos a estudiar.

Y ayer fue un día de nervios, pero, también, seguramente de mucho entusiasmo, porque hoy están iniciando una vez más un ciclo escolar, están regresando a la escuela a reencontrarse con sus amigos, a platicar con ellos, van a regresar a jugar, a disfrutar y a disfrutar esta etapa de su vida de ser niños y de estar en la escuela.

Y junto con ello, también, hay una gran emoción porque están regresando a aprender, algo que es fundamental, y ustedes lo saben.

Hoy les toca ser niños, les toca disfrutar, les toca jugar, pero, también, les toca aprender porque lo que hoy aprendan van a ser herramientas fundamentales para que puedan tener éxito en su vida.

Y, por eso, seguramente ayer en sus casas, como en la mayoría de las casas de México, sus papás, sus mamás, sus papás, estuvieron, también, seguramente trabajando hasta tarde acabando de forrar los cuadernos, haciendo las mochilas, sacándole punta a los lápices, poniendo las plumas nuevas.

Y ese esfuerzo que hacen sus papás y sus mamás, y que hicieron millones de mamás y de papás en todo México lo hacen por una razón, porque ellos saben que su futuro, el que ustedes puedan tener un buen futuro depende de una educación de calidad y por eso se esfuerzan como se esfuerzan.

Y por eso desde aquí le queremos hacer un reconocimiento a todas las mamás y a todos los papás de México que se esfuerzan para que sus hijos tengan una educación de calidad. Les pido que desde aquí les demos un aplauso a sus papás y a todos los papás de México.

Y así como ustedes ayer estaban nerviosos, así como sus papás se esforzaron mucho para que tuvieran todos sus útiles el día de hoy, también nuestras maestras y maestros se esfuerzan mucho, ellos ya llevan una semana trabajando, estuvieron aquí en las escuelas, en los consejos técnicos escolares haciendo toda la planeación del año, cómo van a trabajar con ustedes, cuáles van a ser los cursos, haciendo toda la planeación para que hoy todo, desde muy temprano, estuviera funcionando.

Así es que, desde aquí, en primer lugar, hago un reconocimiento a las maestras y a los maestros que hoy nos acompañan en esta inauguración de cursos, pero también desde aquí, y le pido al maestro Juan Díaz de la Torre, al presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores que sea el conducto por el cual podamos felicitar y reconocer a todas las maestras y maestros de México que nos han enseñado que ser maestro no es nada más tener un empleo, ser maestro es una absoluta vocación de vida.

Todo mi reconocimiento a las maestras y maestros de México. Por favor, maestro.

Y así como ustedes hoy están muy emocionados, sus papás y sus mamás han trabajado muy fuerte para tener este inicio de clases y, sobre todo, las maestras y los maestros de México lo han hecho, también a nosotros, a quienes somos autoridades educativas nos toca hacer nuestra parte.

Su parte es venir, disfrutar, divertirse, estudiar y aprender, nuestra parte es trabajar para que funcione este sistema educativo, esa es la responsabilidad que tenemos las autoridades locales, en donde aquí saludo al señor Gobernador del Estado de México, a su Secretaria de Educación, que hoy nos acompañan, y que así, con el trabajo que ha hecho el Gobernador Eruviel Ávila, un hombre que sabe que el poder de la educación tiene un poder de transformación que nada más tiene y por ello ha hecho de la educación una prioridad.

A él lo he escuchado muchas veces diciendo y citando a Nelson Mandela, que el arma más poderosa para cambiar y transformar al mundo es la educación, y él lo predica con el ejemplo. Mi felicitación.

Y así como a él, a los gobernadores y a las autoridades locales de todo el país que hoy están haciendo su trabajo para que estén los niños y las niñas en las escuelas.

Y a nosotros nos toca algo que nos ha instruido y nos ha encargado el señor Presidente de la República, quien también sabe que el mayor poder de transformación para México es la educación.

Y por eso, hoy estamos viviendo uno de los momentos más importantes para nuestro país. Estamos teniendo la posibilidad que muy pocas generaciones la tienen a lo largo de la historia de una Nación.

Cuál es.

Tener la capacidad de hacer una de las transformaciones más profundas de lo que más queremos como Nación: nuestro sistema educativo, donde están nuestras niñas y nuestros niños.

Y por eso, con ese empeño, señor Presidente, vamos a seguir trabajando para lograr la transformación que nos demanda el México del Siglo XXI.

Para que estas niñas y estos niños tengan las herramientas para poder competir de tú a tú con quien sea, donde sea y como sea, que tengan las herramientas para poder tener una vida próspera, para que sean más libres y para que juntos podamos construir la Nación exitosa que debe y merece ser México en el Siglo XXI a través de una educación de calidad.

De eso se trata la Reforma Educativa que usted encabeza, señor Presidente, y que estamos trabajando incansablemente para que llegue a buen puerto, teniendo mejores escuelas, mejores maestros, mejor pedagogía, mejores planes y programas.

Así pues, con este ánimo, y hoy, un día fundamental, porque inicia un ciclo más en la transformación de México nombre de la Secretaría de Educación Pública, le doy la bienvenida a todos los niños, a todas las niñas, a todos los maestros, a todas las mamás y a todos los papás al Ciclo Escolar 2016-2017.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Invitamos respetuosamente al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos a realizar la entrega de libros de texto gratuitos a los alumnos de la Escuela Primaria profesora Eudoxia Calderón Gómez.

(ENTREGA DE LIBROS DE TEXTO GRATUITOS)

-MODERADOR: A continuación, toma la palabra el Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, maestro Juan Díaz de la Torre.

-MTRO. JUAN DÍAZ DE LA TORRE: Gracias, señor Presidente.

Buenos días, a todos los saludo con aprecio, con respeto a nombre de cientos de miles de maestros que hoy día al igual que todos los que estamos aquí mandamos un mensaje muy poderoso a la sociedad mexicana: el Sistema Educativo retoma y enfrenta un nuevo ciclo escolar para bien de México, para bien de los ciudadanos y para bien de todos nosotros.

Saludo con aprecio al señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

A nuestro estimado amigo el señor Gobernador del estado, Eruviel Ávila Villegas.

Al señor Secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer.

Y fundamentalmente a todos y a todas ustedes y principalmente a las queridas niñas y niños.

Hoy, que millones de niños y jóvenes inician un nuevo ciclo escolar, en este acto somos parte de un profundo significado que tiene, pareciera, somos pocos los que estamos aquí, pero como reitero, el lenguaje, el mensaje es poderoso.

Es un acto que está arraigado desde hace muchísimos años en el funcionamiento de nuestro Sistema de Educación Pública, el refrendo de la confianza de las familias mexicanas, en las escuelas, en sus maestros, en el Sistema Educativo Nacional para brindar a estos niños y a más de 30 millones que están en el país hoy mismo, una educación de calidad con equidad, es decir, el derecho como ha expresado el señor Secretario de Educación, a aspirar a una vida mejor en libertad y con responsabilidad.

Un nuevo modelo educativo está en marcha y construyéndose, a todas luces es perfectible en su aplicación práctica, es la ruta de la transformación que nosotros en el SNTE, en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación nos hemos propuesto apoyar decididamente, lo estamos llevando a cabo de una forma crítica, pero constructiva.

El modelo educativo que se está conformando mediante un ejercicio de reflexión colectiva en todo el país que deberá contribuir a que muy pronto tengamos en todo el país para todas y todos los mexicanos, magníficas escuelas, sólidos planes de estudio, profesores aún más calificados y comprometidos, líderes académicos eficaces, alumnos motivados e interesados por el buen aprendizaje y padres de familia participativos con la buena educación de sus hijos.

Es un proyecto reformador que nos obliga a todos los actores del Sistema Educativo a cambiar, a transformarnos.

En este sentido, el SNTE, el Sindicato de los Maestros de México se ha sumado a la nueva política educativa con propuestas concretas, con aliento renovado y con la convicción, más firme que nunca, de poner al servicio del pueblo los conocimientos, los talentos y los esfuerzos de aquellos a quienes me honro en representar y presidir, las y los maestros de México.

Las intensas discusiones y el intercambio de ideas, experiencias y posicionamientos con las autoridades educativas dan cuenta de que es una gran prioridad en nuestra agenda.

En el reciente foro sobre el modelo educativo al que fue convocado por parte de la SEP, participamos y dejamos ahí varias evidencias, señor Presidente, el dominio que tenemos de nuestra materia de trabajo, de la experiencia y del compromiso con la niñez y con los jóvenes mexicanos que día a día asisten a nuestras escuelas.

En los espacios de diálogo que se han generado, dejamos ya de manifiesto nuestra decisión de seguir luchando por la defensa, la dignificación y el fortalecimiento de la escuela pública mexicana, por la calidad y equidad educativa; porque estamos seguros que es plenamente compatible con nuestro compromiso irrenunciable de defender y promover los derechos constitucionales de las y los trabajadores de la educación.

Reiteramos, una vez más, que la lucha de nuestro sindicato por defender la educación y la escuela pública, que es nuestra materia de trabajo y los derechos laborales de los trabajadores de la educación, no se agota en las negociaciones laborales o en la coadyuvancia con los gobiernos Federal y estatal para dar un mejor servicio a millones de mexicanos.

Un brevísimo paréntesis para corresponder con lo que dice el señor Gobernador. El mapa prestacional, es decir, las prestaciones adicionales al salario base que reciben y que negociamos con los gobernadores de los estados y con el Gobierno Federal, ha habido en los últimos años una gran sensibilidad de quienes han gobernado el Estado de México y los liderazgos de la Sección 17 y 36, porque los maestros del Estado de México tienen las mejores y las mayores prestaciones de todos los maestros de México.

Eso nos convoca, entonces, a seguir en la misma ruta: diálogo, acuerdo, propuesta, negociación de la que no tengo ninguna duda, saldrán beneficios para los maestros y para sus familias.

La lucha se da, también, en cada diplomado, cada especialidad, cada posgrado que adicional a nuestra carga laboral cursamos para mejorar como profesionales de la educación.

La semana pasada inició el ciclo con los Consejos Técnicos, pero las últimas seis semanas cientos de miles de maestros, después de que el 15 de julio se canceló el ciclo escolar se fueron a la UPN, se fueron a las normales superiores a seguirse preparando.

Para qué:

Para servir con mayor profesionalismo a sus alumnos.

La lucha se manifiesta cuando una niña, un niño, un jovencito, agradece a su maestro al finalizar un ciclo escolar por haberle mostrado con el ejemplo que el mejor camino a seguir es el de su educación.

Con la experiencia compartida por los miles de nuestros evaluados, desde carrera magisterial supimos que la mejor manera de impulsar la educación en México era a partir de un diagnóstico general y particular del magisterio.

Por ello hicimos nuestra la evaluación, pero siempre dejando en claro que debía de ser formativa y acompañada de un sistema de formación que coadyuve en el desarrollo profesional de calidad con equidad.

Por lo anterior, para los maestros y para los especialistas en los temas educativos, no es de extrañar los buenos resultados obtenidos por los docentes que cumplieron la ley, ocho mil de ellos ya recibieron el estímulo correspondiente por haber resultado destacados en ese proceso de evaluación, en los próximos meses y años, cientos de miles estarán en esa categoría, no tengo ninguna duda porque conocemos a mis compañeros.

No obstante, también hemos señalado con firmeza y con toda claridad que, aunque el proceso de evaluación actual es inédito, es necesariamente perfectible, y así lo hemos manifestado ante las autoridades responsables de realizar esta acción.

Lo anterior, supone que el desarrollo profesional permanente es una obligación y un esfuerzo individual, es y será un derecho exigible al Estado mexicano proporcionar a los maestros mexicanos los apoyos y las herramientas indispensables que faciliten la evolución de sus conocimientos y la mejora de sus competencias disciplinares.

Al iniciar este nuevo ciclo escolar la inmensa mayoría de los maestros desde hoy muy temprano han dado muestra de su compromiso con la niñez y juventud mexicanas al estar trabajando ya desde hace una semana, como decía y refería el señor Secretario, en los consejos técnicos escolares, planeando las actividades de todo el ciclo para los siguientes 200 días de clase.

Porque ésta es, justamente, la mejor forma de ganarse el aprecio y respeto, el apoyo de la sociedad, y no afectando a miles de niños defendiendo intereses personales o grupales.

Es en las aulas, trabajando e innovando como los maestros mostramos el compromiso ético con México y con la construcción de un futuro mejor para las próximas generaciones.

Es ésta nuestra nueva época de grandes transformaciones tecnológicas y de la era del conocimiento que la educación es una herramienta clave para la formación de los mexicanos del Siglo XXI.

Al inicio de este ciclo escolar, nuevamente el maestro expresa su profesionalismo y su responsabilidad para el abordaje de nuevos retos. Lo hace con la certeza de poder responder a las exigencias de esta sociedad del conocimiento.

Por ello, quiero en este momento expresar, al igual como lo ha hecho el señor Gobernador, el señor Secretario de Educación y, con seguridad, escucharemos como siempre el mensaje esperado por parte del Presidente de la República para los maestros responsables.

Expreso a todos los maestros del país que tengan la certeza de que su sindicato seguirá defendiendo sus derechos y las conquistas laborales alcanzadas, dando así certeza laboral.

De igual forma, ratificamos nuestro compromiso con la defensa del carácter público, gratuito, laico y obligatorio de la educación.

Finalmente, le reitero la bienvenida a todos al nuevo Ciclo Escolar 2016-2017 a las nuevas generaciones de estudiantes de prescolar, de primaria, de secundaria y media superior.

A los padres de familia, que miran con orgullo el desarrollo de sus hijos, a las maestras y a los maestros que continúan con la noble labor de educar al futuro de México con su vocación, con su compromiso y con su entrega demostrada.

Muchas gracias por su atención.

-MODERADOR:  A continuación, participa la ciudadana Araceli Reyna Ortega, profesora de la Escuela Primaria Profesora Eudoxia Calderón Gómez. 

-MTRA. ARACELI REYNA ORTEGA: Muy buenos días a todos.

La educación tiene el poder de transformar vidas. Y ese poder de transformar vidas tiene el poder de transformar familias. Y ese poder de transformar familias, tiene el poder de transformar comunidades. Y la educación también tiene el poder de transformar a México: doctor Eruviel Ávila Villegas.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de México.

Maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública; doctor Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México.

Distinguidas autoridades locales y educativas, invitados especiales que hoy nos visitan, compañeros docentes, alumnos y alumnas que hoy nos acompañan.

La Escuela Primaria Profesora Eudoxia Calderón Gómez, anexa a la Normal de Profesores, el día de hoy, 22 de agosto de 2016, se siente halagada al recibirlos entre sus aulas.

Siéntanse bienvenidos. Nuestra escuela les abre las puertas.

Institución fundada hace más de 184 años, pionera en las primeras escuelas construidas en Toluca y tengo que decirlo, institución muy solicitada para recibir a muchos niños y niñas, para instruirlos y capacitarlos como buenos estudiantes y futuros ciudadanos.

Si las paredes hablaran, qué anécdotas no contarían, cuántas generaciones de niños y niñas con sueños y proyectos fueron educados en estos espacios y hoy por hoy, son hombres de bien, grandes seres humanos y para muestra un botón:

Nuestro máximo mandatario fue uno de estos tantos niños que tenían ya en mente grandes ideales, uno de ellos era ser Presidente de nuestro país y finalmente con esfuerzo, dedicación y trabajo, se cumplió.

Aprender es educarse y conocer más, es conseguir entender mejor la vida y las personas, su entorno y su relación con sus semejantes, la información y formación en valores consigue que la humanidad avance y las personas seamos más completas.

Las generaciones jóvenes, nuestro futuro, deben ser conocedores de grandes avances que pueden conseguirse haciendo las cosas de otra manera a las que estábamos acostumbrados a hacer.

No se trata solo de enseñar conocimientos, se trata de enseñar valores.

Por qué, para qué y cómo.

En la medida que el docente tome conciencia de la importancia de contar con una buena formación, cualquiera que sea la disciplina o el campo en que se actúe, el camino que se recorra por parte del estudiante y el profesor, será más fructífero y sencillo.

En el pasado ciclo escolar 2015-2016, tuve la gran oportunidad de ser evaluada, lo vi sinceramente, no como una carga, sino como un área de oportunidad para mejorar mi profesión y el reconocer mis debilidades, pero también mis fortalezas.

Muy atinado el esfuerzo del Gobierno Federal dirigido por el licenciado Enrique Peña Nieto, el querer tener profesores con un excelente dominio en lo que se respecta al ámbito profesional, un gran ideal que realmente nos beneficia y realza nuestra noble labor.

Un gran ejemplo de su intención de apoyar a la educación y de todo lo que a ella converge, es la restauración de nuestra escuela con la finalidad de ofrecer mejores servicios.

Un buen docente, es determinante para mejorar los resultados educativos. El ser evaluados es un gran reto osado y ambicioso que beneficiará a los estudiantes ávidos de querer aprender y superarse, es un trampolín para mejorar la educación de México, el formar y preparar para la vida a futuros ciudadanos que sabrán responder en todas las áreas de su vida y no sólo de sus familias, sino, también, beneficiará, indudablemente, a nuestra querida Patria, pues los mexicanos nos distinguimos por ser gente valiente, inteligente, entregada y trabajadora.

Queremos luchar y ver con usted laborando con entusiasmo un mejor país, velando por los intereses y protección de nuestra Patria, y nosotros como maestros preparándonos, actualizándonos y educando a más generaciones de mexicanos.

Enseñaremos y formaremos como resulte más provechoso y eficaz, haciendo, seguro que así aprendemos todos.

Gracias.