-MODERADORA: Queda en uso de la palabra el Secretario de Relaciones Exteriores, licenciado José Antonio Meade Kuribreña.

-SECRETARIO JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA: Señor Presidente; señoras y señores Cónsules Honorarios de México; amigas y amigos.

Agradezco al señor Presidente que nos reciba. Se trata de una gran deferencia para agradecer la generosidad de quienes de manera honoraria nos representan en distintas naciones.

Además de agradecer su valioso trabajo a favor de nuestro país, la Reunión de Cónsules Honorarios tiene el propósito de darles a conocer de primera mano el México que estamos forjando.

En este encuentro de Cónsules Honorarios de México, recibimos a poco más de un centenar de ustedes, acreditados en todos los continentes.

Para el desarrollo del programa de esta reunión, hemos contado con el apoyo de altos funcionarios del Gobierno Federal, que nos han dado a conocer la realidad del México democrático, transparente y en transformación que usted, señor Presidente, impulsa con visión y pragmatismo.

Ayer nos acompañaron las señoras y señores Secretarios de Hacienda y Crédito Público, de Economía y de Turismo, así como los titulares de ProMéxico y de CONACULTA. Los Cónsules Honorarios tuvieron la oportunidad de asistir a dos series de ruedas de negocios, promovidas por ProMéxico, una organizada temáticamente en sectores económicos del interés de los Cónsules Honorarios; la otra, estructurada para encontrarse con empresarios mexicanos, buscando hacer negocios en sus regiones de origen.

Esta tarde escucharemos a destacados especialistas que nos hablarán del México antiguo, de México contemporáneo y del México por venir.

Tendremos, a partir de mañana, la oportunidad de presenciar el dinamismo del Estado de México, importante entidad en el ámbito industrial y turístico, y también al Estado de Campeche, rico en historia, cultura y oportunidades para el desarrollo turístico y económico.

Nuestra diplomacia conoce bien, señor Presidente, la importancia de conseguir el mayor número de apoyos posibles para forjar el México que queremos los mexicanos. Nuestros Cónsules Honorarios en el extranjero, todos personas de reconocida probidad en sus comunidades, son sin duda un apoyo invaluable para el logro de estas metas.

Esto es, sobre todo, cierto en países extensos o en regiones en que resulta difícil tener una presencia consular y una actividad promotora efectiva y con conocimiento de la cultura local.

Su ayuda no es menor. Ustedes han auxiliado a nuestros turistas a reponer pasaportes perdidos y también a nuestros aventureros perdidos en los Himalayas. Han organizado evacuaciones ocasionadas por desastres naturales, por epidemias o por inestabilidad política.

Los Cónsules Honorarios promueven la imagen y la cultura de México, se ocupan de fomentar los contactos empresariales y facilitar los negocios. Se ocupan de impulsar los intereses de un país que eligieron adoptar.

Cuando un joven se suma al Servicio Exterior Mexicano, la condición es ser mexicano y la vocación es de servicio. Cuando un Cónsul Honorario lo hace, la condición es de servicio y la vocación es por México.

Eso es especialmente relevante el día de hoy que todos tenemos puesta la verde, señor Presidente.

Con ese mismo espíritu de compromiso, agradecemos mucho que hoy usted nos reciba y estemos atentos a escuchar sus reflexiones sobre este importante tema.

Muchas gracias, señor Presidente.

Muchas gracias, señores Cónsules.

-MODERADORA: Interviene enseguida el Cónsul Honorario en Kyoto, Japón, señor Yoshikazu Morita.

-YOSHIKAZU MORITA (Interpretación al Español): Su Excelencia, señor Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Su Excelencia, doctor José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Relaciones Exteriores.

Honorables Cónsules Honorarios de los Estados Unidos Mexicanos, que representan a todas y cada una de las naciones del mundo.

Damas y caballeros.

Aprovecho esta oportunidad para expresar un agradecimiento, de todo corazón, por la invitación extendida a los Cónsules Honorarios de los Estados Unidos Mexicanos, quienes representan cada una de las grandes naciones del mundo.

Quiero agradecer la invitación a asistir a este desayuno, en donde nuestro anfitrión es Su Excelencia, el señor Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Es, de hecho, un gran honor para mí tener esta oportunidad de dirigirme a usted en representación de todos y cada uno de los Cónsules Honorarios de los Estados Unidos Mexicanos, quienes están convocados en este recinto el día de hoy.

El Consulado Honorario de los Estados Unidos Mexicanos en Kyoto, Japón, se fundó en 1971, 43 años atrás.

Mi padre fue quien asumió la función de primer Cónsul Honorario.

En 1977 yo lo sucedí en sus funciones y se me otorgó la misión de servir como Cónsul Honorario. Desde ese momento, he tenido este cargo.

Afortunadamente, tuve la bendición de tener la oportunidad de reunirme con distintos Presidentes de los Estados Unidos Mexicanos, ya fuese en territorio mexicano o en Japón.

Recientemente, tuve el honor de asistir a la conferencia dictada por Su Excelencia, señor Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

La conferencia que él dictó en la Universidad de las Naciones Unidas en Tokio, en el marco de su Visita Oficial al Japón, en abril del 2013, el año pasado.

Me da mucho gusto comunicarle que desde que asumí la función de Cónsul Honorario para México en Kyoto, en 1977, ya fuese su servidor, o un representante del consulado honorario.

Hemos participado en todas las reuniones organizadas para los cónsules honorarios que se han celebrado aquí, en México.

Quisiera aprovechar esta oportunidad para hacer una breve referencia a la relación que tienen los Estados Unidos Mexicanos y el Japón.

Las relaciones diplomáticas entre nuestras dos naciones se fundaron en 1888.

Desde entonces la relación entre nuestras dos naciones se ha estrechado y se ha fortalecido; en particular, el acuerdo de Asociación Económica México-Japón, el JMEPA, por sus siglas en inglés. Acuerdo que entró en vigor en el 2005.

Este acuerdo fomentó un incremento acelerado en la cantidad total de relaciones bilaterales. Además, este acuerdo, también, hizo que despuntara el crecimiento económico en ambas naciones en un mediano y largo plazo.

Además, en lo que respecta al TPP, el Acuerdo de Asociación Transpacífico, las negociaciones para llegar a la conclusión del acuerdo, de hecho ya están llegando a buen puerto en su etapa final. Y el futuro de este acuerdo está llamando la atención del público en general.

Además, debo decir que México está tomando una posición de liderazgo en la Alianza del Pacífico, en la cual Japón también participa como observador. Se espera que la Alianza del Pacífico contribuya en gran medida a un mayor desarrollo de la Región Asia-Pacífico.

Quisiera dar una breve explicación, hacia su persona, señor Presidente, sobre las áreas más notables en cuanto al intercambio que han tenido México y Japón.

En 1974 se realizó un acuerdo de intercambio académico entre la Universidad Autónoma de Guadalajara, en el Estado de Jalisco, y la Universidad de Kyoto, para estudios internacionales en Kyoto, Japón, de la cual yo soy el Director de dicha facultad.

En 1980 la Ciudad de Guadalajara y la Ciudad de Kyoto concluyeron un acuerdo para definirse como ciudades hermanas.

Durante este proceso se logró un acuerdo por parte del Consulado Honorario de México en Kyoto, lo cual resultó en un gran apoyo y actividades de cooperación para los gobiernos locales, tanto en Guadalajara como en Kyoto.

En 1994 se construyó un jardín japonés en el Parque de Los Colomos, en Guadalajara, todavía me acuerdo claramente cuando fui Director del Comité de Construcción desde Kyoto para las actividades de construcción de dicho jardín.

Tengo recuerdos que nunca olvidaré sobre los intercambios tan activos que tuvimos con figuras culturales eminentes, figuras que invitamos de México a visitar Kyoto, la milenaria capital de Japón, que ha sido capital por más de mil 200 años.

Recibimos a figuras culturales eminentes en Japón, entre ellas el gran maestro, el pintor Rufino Tamayo, la gran compositora Consuelo Velázquez, el gran cantautor Armando Manzanero, el gran arquitecto Teodoro González de León, y nuestro querido colega, el doctor Víctor Urquidi, el Rector de El Colegio de México.

Los encuentros con estos íconos culturales mundiales fueron maravillosos y representaron momentos muy preciados que enriquecieron mi vida.

Estos encuentros, para mí, son un privilegio que atesoro en mis funciones como Cónsul Honorario de los Estados Unidos Mexicanos.

Además, muchos felices años han transcurrido desde iniciamos los intercambios entre estudiantes de México y Japón. Hemos tenido actividades muy intensas, en las que estudiantes de universidades hermanas visitan nuestro país para hacer sus estudios.

Por último, pero no quiere decir que sea menos importante, el 2014 marca el aniversario 400 de la histórica visita de la misión Hasekura Samurai, y muchos eventos conmemorativos se celebrarán en ambas naciones.

Si la memoria no me falla, me parece que es la primera vez en 14 años que la reunión de Cónsules Honorarios se celebra en México.

Considero que esta reunión será una de las actividades más importantes que su Excelencia, Presidente Peña Nieto, haya organizado para personificar su política, titulada México en el Mundo. México un actor con responsabilidad global.

Esto es exactamente lo que el Presidente ha defendido constantemente.

Tenemos frente a nosotros una oportunidad de fortalecer nuestra amistad.

Les puedo decir que los Cónsules Honorarios de los Estados Unidos Mexicanos, que representamos a las naciones del mundo, haremos votos para el desarrollo económico de todas nuestras naciones, y nos comprometemos a fortalecer los intercambios culturales y estrechar los lazos amistosos que tenemos con México.

Quisiera concluir con lo siguiente:

Quisiera expresar que tenemos un objetivo común y es el que nos hará avanzar juntos para lograr el objetivo que tenemos en común.

Muchísimas gracias por su amable atención.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)