Compañeras y compañeros servidores públicos.

Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludarles esta mañana en este acto de casa, en este acto donde tengo la oportunidad de reunirme con los contralores internos y oficiales mayores de las distintas dependencias del Gobierno de la República.

Y con los titulares de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Subsecretario de la Función Pública para cumplir con un mandato de ley que es, justamente, el de presentar mi manifestación de bienes, mi Declaración Patrimonial, y situación patrimonial que la ley prevé.

De esta manera, cumplo cabalmente con un mandato de ley en tiempo y forma, de acuerdo a lo que establece la propia ley de otorgar 60 días a partir del inicio en alguna responsabilidad pública, para quienes tenemos responsabilidad de hacer esta declaración.

De esta manera, estoy cumpliendo, también, con uno de los compromisos que hiciera en mi campaña. Hoy, quiero recordar que justamente el 30 de marzo, cuando inicié mi campaña política para competir por la Presidencia de la República, allá, en la Ciudad de Guadalajara, firmé un compromiso que a la letra dice:

Cada año hacer pública la Declaración Patrimonial del Presidente de la República y la de todos los mandos superiores del Gobierno Federal.

Cumplo así, no sólo con un mandato legal, sino, también, con una obligación ética que normará los actos de quienes somos parte de este equipo de trabajo dentro del Gobierno de la República, que tiene que ver con la rendición de cuentas.

Pero, sobre todo, reafirmo mi convicción democrática de conducirme con absoluta transparencia en el ejercicio de la elevada responsabilidad, y la más honrosa que he tenido en mi carrera política, de servir a todos los mexicanos como Presidente de la República.

En alcance, precisamente, además, a esta obligación de establecer un Gobierno transparente y que rinda cuentas claras ante la ciudadanía, es que durante la transición presenté dos importantes iniciativas que en este momento están en el curso de debate en el Senado de la República.

La primera, que tiene que ver con la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción, que es establecer un nuevo mecanismo, un órgano autónomo con capacidad mayor para realmente asegurar el que en todos los órdenes de Gobierno exista una verdadera y auténtica rendición de cuentas.

Pero, además de velar porque los actos de corrupción que en cualquier orden de Gobierno, eventualmente se presente, puedan ser sancionados y puedan ser vigilados desde una instancia que habrá de contar con la participación ciudadana y estará dotada de plena autonomía.

La otra iniciativa presentada, precisamente para ampliar las capacidades, atribuciones de instancias encargadas de asegurar la rendición de cuentas y el combate eficaz a la corrupción al interior del Gobierno, tiene que ver con la ampliación de facultades del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, el IFAI, de toda la información disponible para la ciudadanía desde el Gobierno.

Esta iniciativa prevé, precisamente, que el IFAI sea dotado de autonomía constitucional que, además, tenga mayores atribuciones para poder revisar actos y establecer una clara rendición de cuentas en los distintos órdenes de Gobierno.

También, prevé que en los otros órdenes de Gobierno se creen instancias similares a la que, de aprobarse por el Constituyente Permanente, estará dotada esta Institución de Acceso a la Información y Protección de Datos.

Estas dos iniciativas yo deseo que muy pronto puedan ser aprobadas en el Senado de la República y por el Constituyente Permanente y que, sin duda, acreditan la voluntad política de este Gobierno para trabajar de manera muy eficaz en establecer mecanismos y tener órganos de control que con mayor eficacia aseguren el combate eficaz a la corrupción y aseguren la rendición de cuentas en todos los órdenes de Gobierno.

Con lo que hoy estamos presenciado y, precisamente quise hacerlo ante servidores públicos quienes serán los responsables de velar que todos los servidores públicos, que tienen obligación legal de presentar su Declaración Patrimonial cumplan con este deber legal, pero también, con esta responsabilidad ética que tenemos frente a la ciudadanía.

Yo les quiero conminar a los contralores internos y a los oficiales mayores para que se aseguren de que todos los integrantes de este equipo del Gobierno de la República cumplan con esta responsabilidad, pero también de que los servidores públicos en su permanente actuar, en su diario actuar cumplan también con las obligaciones éticas y legales que aseguren una permanente rendición de cuentas y, sobre todo, que su actuar se apegue estrictamente a la ley.

Queremos ser ejemplo ante la ciudadanía. Queremos asegurarnos de que el combate a la corrupción, un cáncer que lamentablemente no sólo afecta y es privativo de los órdenes públicos, también del ámbito privado, pero toca y corresponde al Gobierno establecer un ejemplo claro para con quienes son parte del Gobierno y, sobre todo, que eso pueda permear el ejemplo, en responsabilidad, en conducta apegada a derecho y a ética para el resto de la sociedad.

Ustedes serán quienes estén velando y cuidando de que este mandato legal y obligación ética se pueda cumplir a cabalidad.

Yo agradezco la oportunidad de poderles saludar, sobre todo en este inicio de año, donde esta Administración tiene ante sí importantes retos.

Todas y todos ustedes son parte de este equipo de trabajo, que tiene por alta encomienda y misión, cumplir con los mexicanos.

Realmente lograr que los mexicanos tengan un escenario de oportunidades para una realización plena en lo individual, pero, también, de hacer una importante contribución a la responsabilidad colectiva que todos los mexicanos tenemos para tener un mejor país.

Ustedes actúan desde una trinchera, la de velar porque se cumpla a cabalidad la clara rendición de cuentas, y porque se cumpla, también, o para que se eviten actos de corrupción al interior de las dependencias gubernamentales.

Yo les conmino para que se cumpla, para que cada uno de ustedes, mujeres y hombres, compañeros en el servicio público, cumplan con esta alta responsabilidad.

Y deseo, a todas y a todos ustedes, éxito en la gestión que  les ha sido encomendada.

Muchas gracias.

Que tengan todos un feliz año.

Muchas gracias.