Los Presidentes de México y del Estado de Israel, Enrique Peña Nieto y Shimon Peres, coincidieron en que la Visita de Estado que realiza el mandatario israelí por nuestro país es una oportunidad para refrendar los lazos de hermandad y de amistad entre los dos países, y de que en esa amistad hoy se amplíen las vías para una mayor cooperación entre nuestras naciones, que posibilite mayor desarrollo y mayores beneficios para nuestros pueblos, además de que México e Israel son viejos amigos, pero ahora además nos estamos convirtiendo en jóvenes socios.

En un mensaje a los medios de comunicación, el Presidente Peña Nieto expresó que “Israel y México son dos países que siempre se han conducido mediante un diálogo franco, respetuoso y cordial, que se refleja en una creciente cooperación”.

Mencionó que el diálogo bilateral que ambos mandatarios sostuvieron previamente “fue oportunidad para compartirle que México tiene hoy un clima de mayor democracia, de mayor participación política, pero para fortuna de México, también de mayor acuerdo y mayor consenso”.

Precisó que en materia de cooperación existen muchas áreas que se pueden desarrollar en beneficio de ambas naciones. Agradeció el apoyo ofrecido por el mandatario israelí para poner a disposición de nuestro país trabajos de investigación, de innovación y de desarrollo tecnológico, que permitan que en una mayor cooperación “podamos impulsar desarrollo para México”.

Aseguró que México es un país de paz, un país fraterno y en el que su mayor activo está en su gente: gente cálida, gente amable, gente hospitalaria.

Se congratuló por la gran distinción de recibir al Presidente de un pueblo hermano, pero también a un hombre “de amplia trayectoria en su país y de reconocimiento y prestigio mundial; a un hombre de paz, que además ha sido merecedor del Premio Nobel de la Paz”.

Mencionó además que el Presidente del Estado de Israel le expresó el reconocimiento “hacia la agenda transformadora y de cambios que hemos venido impulsando en los últimos meses, con lo que buscamos que México pueda despuntar y tener mayor crecimiento económico en los próximos años”.

El Presidente Peña Nieto expresó también su reconocimiento a los legisladores federales “que el día de ayer aprobaron reformas que serán trascendentales para el desarrollo de México en materia financiera y de transparencia gubernamental”.

Ambos mandatarios atestiguaron la firma de ocho documentos de cooperación entre instituciones gubernamentales y educativas de los dos países, entre los que destaca el Acuerdo de asistencia mutua entre ProMéxico y el Instituto de Exportación y de Cooperación Internacional de Israel, y el Memorándum de entendimiento para la cooperación en créditos de exportación entre el Banco Nacional de Comercio Exterior de México y ASHRA, Cooperación de Seguros de Comercio Exterior, de Israel.

CUANDO FUE USTED ELEGIDO, SABÍAMOS QUE CON USTED SE ALZABA NO SÓLO UNA NUEVA VOZ, SINO UNA VOZ IMPORTANTE: SHIMON PERES

Por su parte, el Presidente del Estado de Israel, Shimon Peres, consideró que el Presidente Peña Nieto “representa a una nueva generación que ha llegado en un momento muy oportuno. Su visión no consiste únicamente en cambiar las cosas, sino hacer que avance su país; no sólo corregir anteriores errores, sino dar un salto hacia el futuro, hacia una nueva era”.

Expresó al Presidente Peña Nieto que “es bueno que haya empezado tan joven, para que pueda hacer muchas cosas”, y reconoció “ya se nota en México ese nuevo espíritu”.

Dirigiéndose al mandatario mexicano, agregó: “usted suena como una voz fresca, una nueva voz, no sólo para su propio país, sino para todos los países del mundo”, para luego señalar que “cuando fue usted elegido, sabíamos que con usted se alzaba no sólo una nueva voz, sino una voz importante”.

“Tomen ejemplo de este joven, para que este mundo sea más joven y mejor”, exhortó el mandatario israelí.

Shimon Peres, quien recibió el Premio Nobel de la Paz en 1994, afirmó que el intercambio de puntos de vista con el Presidente Peña Nieto le ha inspirado, y dijo que “México e Israel son viejos amigos, pero ahora, además, nos estamos convirtiendo en jóvenes socios para una nueva visión y así podremos servir a nuestros pueblos como debe ser, como hemos prometido”.

Manifestó que en el encuentro previo entre los dos mandatarios, “hemos descubierto que tenemos una gran oportunidad para trabajar conjuntamente en beneficio de nuestros pueblos”.

Señaló que para ello, “no olvidaremos los valores del pasado, pero deseamos ascender a las alturas del mañana. Usted hablaba de mover a México. Es algo que se puede aplicar también a Oriente Medio: mover y volar, para escapar a los límites y llegar a nuevos horizontes”.

Explicó que en su Visita de Estado a México le acompaña una delegación de 80 empresarios israelíes, que “consideran que México es muy prometedor y están deseando trabajar conjuntamente. Son, desde nuestro punto de vista, la vanguardia, las tecnologías más avanzadas, las más modernas de Israel”.

En nombre del Estado y del pueblo de Israel, invitó oficialmente al Presidente Enrique Peña Nieto a que realice una Visita de Estado a ese país el año próximo. “Estaremos encantados de recibirle como invitado de honor, como verdadero amigo, porque tanto el Estado mexicano como Israel son verdaderos amigos”, expresó.

Afirmó que México es “un pueblo extraordinario de historias, de poemas, que ha conquistado los corazones de millones en todo el mundo”, y agregó: “son ustedes un verdadero imperio a nivel literario, reconocido en el mundo entero”.

Por otra parte, se manifestó “encantado de que las negociaciones de paz se hayan restaurado y reiniciado entre nosotros y los palestinos. Estamos determinados a llegar a un acuerdo completo”.

Agradeció el apoyo de México a los esfuerzos de paz en el Medio Oriente. “Nos han ayudado a resolver los conflictos de nuestra región en beneficio de la humanidad”, expresó.

Aseguró que la paz es urgente, pero también es posible. “Para Israel, la paz no es sólo una elección estratégica, como he dicho, sino un imperativo moral que procede de lo más profundo de nuestro legado”, dijo.

Previamente, el Presidente Peña Nieto dio la bienvenida oficial al mandatario israelí, en una ceremonia que tuvo lugar en la explanada Francisco I. Madero de la Residencia Oficial de Los Pinos, en la que se escucharon los himnos de los dos países y ambos Presidentes pasaron revista a la Guardia de Honor.

SHIMON PERES, POLÍTICO RESPETADO POR LA SOCIEDAD ISRAELÍ Y RECONOCIDO EN LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Shimon Peres, Presidente del Estado de Israel, recibió el Premio Nobel de la Paz en 1994, junto a Yitzhak Rabin y Yasser Arafat, por su papel en el proceso de firma de los Acuerdos de Oslo, en 1993. En 1997 fundó el Centro Peres para la Paz, cuyo objetivo es promover la paz en Medio Oriente y particularmente impulsar las relaciones árabe-israelíes.

Es un político respetado por la sociedad israelí y reconocido en la comunidad internacional. Su perseverancia en la lucha por la paz en los últimos veinte años, su empeño en lograr un acuerdo con los palestinos mediante el diálogo y el entendimiento, su experiencia en la política interna e internacional, su discurso moderado en el contexto de la política israelí de los años recientes y su longevidad, combinados con una significativa actividad en las áreas de educación, tecnología y medicina de avanzada, lo han llevado a que, a sus 90 años, sea una de las figuras más populares en la historia política de su país.

En su semblanza profesional destacan los siguientes cargos: Presidente de Israel, desde julio de 2007; Vice Primer Ministro (2006-2007); Ministro de Relaciones Exteriores (1986-1988, 1992-1995, 2001-2002); Primer Ministro (1984-1986 y 1995-1996); Ministro de Defensa (1974-1977); Ministro de Transportes y Comunicaciones (1970-1974); Ministro de Información (1974); y Vice Ministro de Defensa (1959-1965).